Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-02-2013

Turismo en Espaa

Luis Seplveda
Le Monde Diplomatique (Chile)


Como medio mundo sabe Espaa es uno de los destinos tursticos preferidos, y aunque estemos en invierno el paisaje de terrazas con sangra, chorizo, procesiones, chorizo, sol, chorizo, una cloaca mediterrnea, chorizo, gente simptica, chorizo, y alegra contagiosa al ritmo de palmitas se mantiene inalterable.

Y aunque las temperaturas son, segn los termmetros, bajas en esta poca del ao, el ambiente est bastante caldeado, tal vez para que los chorizos se conserven de manera ideal. El turista notar de inmediato que Espaa es el primer productor mundial de chorizos, y que en este rubro productivo se omite la participacin del cerdo, nobles animales que no merecen ninguna comparacin con la materia prima de la que estn hechas los chorizos espaoles.

Notoria es la variedad Chorizo Royal con denominacin de origen en la Casa Real y cuyo gran exponente es el yerno del rey, Iaqui Undargarn, un sujeto sin profesin conocida, salvo la de chorizo, que al amparo de la monarqua cre junto a su abnegada esposa e Infanta de Espaa, una organizacin filantrpica sin fines de lucro, recibi varios millones de euros del erario pblico y, por esas cosas de la vida totalmente ajenas a su voluntad, aparecieron desviados a cuentas en bancos suizos y empresas inexistentes que, de pura casualidad, aparecan a nombre suyo y de la Infanta.

Estas casualidades ofuscaron bastante a los habitantes del simptico y acogedor pas que ostenta los ttulos de campeones mundiales de ftbol, campeones de Europa del mismo deporte, y campeones olmpicos en recortes sociales, en recortes de educacin, de salud, de investigacin cientfica y paraso del despido libre y gratuito. Casi seis millones de espaoles en paro pueden hoy dedicar su tiempo a la contemplacin de las bellezas naturales, y 52 de cada cien jvenes menores de 30 aos disponen de todo el tiempo libres imaginable gracias a la poltica laboral de un gobierno que, dotado de una mayora absoluta, aumenta cada da la monstruosa cifra de personas que descienden monte abajo, desde la clase media a la pobreza y de ah a la miseria.

Hace unos pocos das, un peridico espaol public una noticia inquietante: desde hace muchos aos los dirigentes del Partido Popular, heredero directo del franquismo y hoy en el gobierno, cobraban unos extras en dinero negro, y que eran repartidos generosamente por un hombre de honor a toda prueba, un genuino caballero espaol llamado Luis Brcenas, ex tesorero del Partido Popular, ex senador, e imputado por una posible financiacin ilegal del partido. Unos das ms tarde, otro peridico public varias hojas de un cuaderno de contable, en las que aparecen meridianamente detallados los pagos extra a los honorables dirigentes, entre los que hay ex ministros, ex secretarios generales, y el actual presidente del gobierno, don Mariano Rajoy. Con estas noticias naci otra variedad de chorizo; el Chorizo de Mierda.

Don Mariano Rajoy, perdedor de dos elecciones, para ganar votos propuso que los extranjeros que viven en Espaa suscribieran un contrato por el que se comprometan a respetar y seguir las costumbres espaolas, pero sin indicar cules. No estaba claro si los marroques, ecuatorianos, japoneses, alemanes o britnicos residentes en Espaa deban, merced a ese contrato, sumarse con algaraba a la rancia costumbre de matar a pualadas un toro en Tordesillas, o a lanzar cabras vivas desde algn campanario antes de entregarse con frenes a la danza del pasodoble suspiros de Espaa. Lo que s qued claro, es que don Mariano Rajoy es un seguidor fiel de algunas tradiciones taurinas, sobre todo le entusiasma la figura de Don Tancredo, un sujeto que, en alguna corrida, descubri que permaneciendo quieto, muy quieto, en silencio, muy en silencio, ningn toro se fijara en l y no sufrira el menor contratiempo.

La figura de Don Tancredo se convirti en el estilo de gobierno de Rajoy, y para no arriesgarse a un percance en sus escasas intervenciones en el parlamento, o ante la prensa, decidi que el eufemismo era, o deba ser, una de las costumbres ms caras de Espaa.

El turista que visite este encantador pas tendr que comprar un diccionario de la Nueva Lengua Espaola, pues slo as podr entender que el acto de entregar 100 mil millones de euros a la banca privada, con cargo a los presupuestos del Estado, y que se paga reduciendo a mnimos los gastos en salud, educacin, servicios sociales y todo aquello que es propio de un pas civilizado, se llama recapitalizacin del sistema financiero. Al despido casi gratuito y sustentado en la perspectiva de reduccin de beneficios se le llama reforma laboral o flexibilidad del trabajo. A la privatizacin de los hospitales pblicos se le llama externalizacin, y se llama reforma de la educacin al regreso de los crucifijos a las aulas, al remplazo de la asignatura de educacin para la ciudadana por clases de religin catlica. El turista que visite este simptico pas, encontrar que todos los das, a todas horas, multitudes de espaoles y espaolas llenan las calles portando tijeras de cartn, letreros que dice no hay pan para tanto chorizo, lo que evidencia que este es el pas de la fiesta y la alegra infinita ofrecido en los catlogos de turismo.

Y encontrar costumbres extraas, por ejemplo, entre los miles que hurgan en los contenedores de basura buscando algo que echarse a la boca, ver algunos pocos por ahora, pero en aumento- que se aplastan ellos mismos los dedos con las tapas de los contenedores al tiempo que declaman: yo fui uno de los gilipollas que dio mayora absoluta a estos chorizos de mierda.

Para facilitar la comprensin del turista me permito indicar que, en ningn caso, el gobierno quiso restar legitimidad y competitividad al Chorizo de Mierda. Las aseveraciones de doa Mara Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular y presidenta de Castilla-La Mancha, con sus repetidos no me consta cuando alguien le hablaba de la irrupcin pblica del Chorizo de Mierda, lema que fue repetido como un mantra por toda la cpula del Partido Popular, deben ser tomadas como una simptica frase folclrica. Sabido es que la seora Cospedal adora vestirse de lagarterana cuando asiste a las procesiones, y suele decir no me consta con la misma naturalidad con que dice vivaspaa!, ole la madre que me pari! o guapa! al paso de un monigote de escayola con aspecto de mujer sufriente.

Tampoco el turista debe sentirse confundido al leer que don Mariano Rajoy, en Alemania, al ser consultado por la lista de chorizos de mierda que aparecen en el libro de contabilidad b de Luis Brcenas, dijera: nada es cierto, salvo alguna cosa.

Dicen las lenguas viperinas que al seor Rajoy, durante su visita a Chile, se le contagi la desconcertante locuacidad de Sebastin Piera. Puede ser, pero lo ms probable es que ese nada es cierto, salvo una cosa obedece ms bien a su afn de decir algo, sino trascendente al menos de cierto inters, alguna vez en su vida.

Y la frase ha tenido xito. Tanto, que hasta la Conferencia Episcopal empieza a preocuparse ante el surgimiento de evangelios apcrifos, que el la parte donde dios le dice a Can: me han dicho que primero mataste a un pobre burro, y que empleaste una de sus quijadas para matar a tu hermano Abel, el prfido Can responde: nada es cierto, salvo alguna cosa.

Hoy, cientos de miles de estudiantes salieron a las calles en una huelga masiva que paraliz el 92 % de la actividad escolar, pidiendo la derogacin de la nueva ley de educacin, y la dimisin del ministro del ramo. Segn el gobierno, solamente el 12% del alumnado secund la huelga. La respuesta de los estudiantes es: nada es cierto, salvo alguna cosa.

Turistas del mundo, bienvenidos a Espaa, el pas del chorizo, el pas de los indultos garantizados a los defraudadores y a los policas que torturan hasta frente a las cmaras de seguridad de las comisaras, el pas del no me consta, al pas cabreado, tan cabreado, que est a punto de arder y no habr bomberos que apaguen el fuego de la ms justa de las iras.

Fuente: http://www.lemondediplomatique.cl/Turismo-en-Espana.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter