Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2013

En qu lengua les podemos decir que no?: Opositores a Marea Renovables
Con respaldo de diversos pueblos del Istmo de Tehuantepec crece la oposicin al proyecto elico

Guadalupe Ros
Rebelin

Piden dilogo directo con el gobernador Gabino Cu


No vamos a cambiar nuestra dignidad ni nuestra identidad por unos miserables centavos, no estamos aqu por el dinero, que quede muy claro, por eso no podemos hablar con Marea Renovables, de qu vamos a hablar con ellos si ya les dijimos que no?, en qu lengua les podemos decir que no? No hablamos ingls ni francs, en qu lengua entiende Marea? y rematan, con quien queremos hablar es con el gobierno del estado.

Hablan airosos los juchitecos, hombres y mujeres de la nacin zapoteca que hace 157 aos, un 5 de septiembre, derrotaran junto con otros pueblos, a los intervencionistas franceses que intentaban apoderarse del territorio istmeo. Hoy unidos tambin con pueblos de la cultura ikojt ratifican su postura de oposicin al proyecto elico de Marea Renovables, el que pretende ser el ms grande de Amrica Latina.

Apertrechados en lo que fuera la ex hacienda del General juchiteco Heliodoro Charis Castro, se mantienen armados con palos y machetes, los hombres y mujeres binniz de lvaro Obregn, los de Santa Rosa de Lima, los de San Blas Atempa, de Unin Hidalgo, de Matas Romero y Tehuantepec hermanados con los de San Dionisio y San Mateo del Mar, unidos hoy en la defensa de su territorio.

Pedro Lpez Orozco pareciera ser el lder, pero advierte que ellos no tienen un lder y que la voz de todos pesa igual, la de un hombre que la de una mujer y por ello tambin hablan No Lpez Vsquez, Antonio Vsquez Gmez, Isidro Guerra Lpez, Jos Santiago Lpez, y un grupo de mujeres que eleva la voz para hacerse escuchar desde sus asientos, reunidos todos en crculo para hablar de lo que les duele, de lo que los mantiene en vela desde hace casi un ao.

Son das difciles admite Pedro, porque estn seguros de que la transnacional Marea Renovables se quiere quedar con nuestro mar y asegura que la empresa nunca lleg a hablarles como pueblo sobre lo que queran hacer y advierte que cualquier intento de la empresa por hacerlo ahora fallara, porque nadie los va a aceptar.

-Ustedes creen que si les hubieran hablado antes para decirles lo que pensaban hacer los aceptaran?, se les pregunta un Noooo, rotundo es la respuesta y una mujer agrega: Si hubieran consultado a la gente, entonces les diramos que definitivamente no y entonces Marea no les dara el dinero a los comisariados, pero como no consultaron a la gente, le dieron dinero a los comisariados, no a los pescadores, no hay acuerdo.

LA AFECTACIN

Si bien la franja de tierra que se conoce como Barra Santa Teresa, bordeada por la laguna Superior y el Mar Tileme pertenece a los ikojts de San Dionisio del Mar, los pescadores y campesinos zapotecas de lvaro Obregn aseguran que ellos sern los ms afectados, porque ah han pescado y pastoreado a sus animales desde antes de la llegada de los espaoles hace ms de 500 aos.

Los pescadores y campesinos de lvaro Obregn, que brindaron la entrevista en didxa zaa (lengua nube, el zapoteco), hablan como expertos del dao que sufrirn las aves migratorias a las que llaman (mani nisa, los pjaros que traen el agua) y destacan la afectacin que la construccin de los muelles ocasionaran a los manglares, que es el rea de alimento de peces y del camarn.

Cmo pueden decir que no contaminarn nuestras lagunas hay contaminacin por ruido y contaminacin visual, s van a contaminar; no es cierto que sea energa limpia, no se necesita derramar algo para contaminar, el ruido constante tambin enferma, ahuyentar a los peces y el ruido cortar el eslabn de cadena alimenticia dentro del mar.

Pese a que la entrevista transcurri al aire libre, en las ruinas sin techo de lo que fuera una hacienda construida por el general Charis hace casi un centenar de aos, el ambiente es pesado, denso, hay crispacin y coraje, la desconfianza flota en el ambiente, se percibe el miedo pero no es a la polica, ni a los soldados, es el miedo a la traicin y al engao.

MOLESTIA CONTRA EL GOBIERNO

Los juchitecos estn sumamente molestos con el gobierno del estado por brindar su apoyo a la empresa Marea Renovables y no escuchar la voz de quienes votaron por un cambio en el gobierno de Oaxaca. Tambin estn preocupados porque se les impedir la pesca en la zona y el paso por la franja que ancestralmente han ocupado. Entonces de qu vamos a vivir?, se cuestionan.

Ellos como autoridad son los primeros que estn violando la Constitucin que hoy -5 de febrero- cumple un aniversario ms, este gobierno no es una autoridad completa porque estn violando un la ley de amparo y estn queriendo pasar al territorio a pesar de eso. Por eso estamos aqu. No lo vamos a permitir, afirman.

Adems, agregan que existe un acta en el que la empresa se comprometi a retirar dos vehculos de su propiedad que fueron destruidos durante una protesta y que se retiraran definitivamente pero no estn cumpliendo.

Ahora escuchamos en la radio que el Secretario General de Gobierno Jess Martnez lvarez, dijo que vino a lvaro Obregn y que la gente ya acept que Marea Renovables entre con su proyecto y eso es mentira, as como ya dijo que vino a nuestro pueblo, despus va a decir que ya se hizo una asamblea donde se dio el consentimiento para que entre la empresa y con eso van a intentar tirar el amparo federal que nos dio el juez federal de Salina Cruz, indicaron.

Lo nico cierto que dijo Martnez lvarez, es que ya no mandar a los policas estatales a reprimir, pues cuando se caiga el amparo a los que van a enviar es al ejrcito y a los marinos, porque tendrn una base para ello, advirtieron.

Los campesinos, ejidatarios, pescadores, las amas de casa y vendedoras de pescado, admiten que la desconfianza est en todos lados. tuvimos confianza en Martnez lvarez pero si ahora ya est mintiendo cmo vamos a confiar? Ya no tenemos confianza ni en nuestra sombra, dicen, y piden dialogar nicamente con el gobernador Gabino Cu.

Que venga al pueblo, que nos escuche aqu donde vino a pedir el voto la primera vez que quiso ser gobernador, que escuche nuestra voz, que sepa por qu no queremos que entre Marea Renovables, dijeron.

Luego sealaron, si la empresa cree que con repartir dinero a los ejidatarios, que dar volantes y ofrecer empleo temporal con eso ya estn cumpliendo con la consulta previa, libre e informada que marca el Convenio 169 de la OIT pues no, estn equivocados, no es as .

EL PROYECTO ELICO

El Proyecto del Parque San Dionisio de Marea Renovables contempla la instalacin de 102 aerogeneradores en territorio ikojt sobre la Barra Santa Teresa, 5 muelles (finalmente lo redujeron a dos) 30 aerogeneradores en Santa Mara del Mar, lneas de transmisin subterrneas, tres subestaciones elctricas y dos plantas de concreto.

El 4 de diciembre de 2012, el Juez 7 de Distrito con sede en Salina Cruz otorg un amparo a la comunidad de San Dionisio del Mar mediante el que se orden la suspensin provisional del Proyecto en la Barra Santa Teresa.

El pasado fin de semana elementos de la polica preventiva del estado y trabajadores de la transnacional entraron a la comunidad de lvaro Obregn en dos ocasiones presuntamente para realizar un levantamiento topogrfico, lo que suscit un enfrentamiento con los pobladores que deriv en varios lesionados y dos detenidos que despus fueron puestos en libertad.

Este domingo organizaciones no gubernamentales, de la sociedad civil y radiodifusoras comunitarias del Istmo organizarn en Juchitn una caravana cabalgata en solidaridad con el municipio de San Dionisio del Mar y contra el proyecto elico. Amnista Internacional emiti un mensaje en el que advierte que los activistas que se oponen a la construccin del proyecto elico estn en peligro y bajo amenaza.

Por su parte este da, en tribuna en la Cmara Local, el diputado por el PT Flavio Sosa pidi al gobierno encabezar el dilogo entre los pueblos de lvaro Obregn y San Dionisio del Mar con la empresa para que se cumpla con los compromisos internacionales en materia de derechos indgenas. Critic los contratos leoninos an vigentes de empresas elicas como el caso de Preneal en Santa Mara del Mar donde pagan al ao 115 pesos por hectrea, es decir, menos de diez pesos mensuales por cada diez mil metros cuadrados.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter