Portada :: Colombia :: Dilogos de paz 2012-2014
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-02-2013

Rueda de prensa de Jess Santrich en La Habana el 8 de febrero de 2013
Las FARC reclaman la participacin de Simn Trinidad en la Mesa y una veedura pblica de la situacin en las crceles

Delegacin de Paz de las FARC-EP
Video: FARC-EP / Transcripcin: Rebelin




Transcripcin de la alocucin del comandante Jess Santrich, miembro de la Delegacin de Paz de las FARC-EP, ante los medios de comunicacin en La Habana, el viernes 8 de febrero de 2013:

"Vamos a decirles algunas cosas que son de inters nacional:

La primera es que los dilogos siguen en desarrollo, con buen ritmo, como habamos dicho hace unos das, a ritmo de mambo, con paso firme, seguro, encontrando coincidencias en torno al primer punto de la agenda, que es el aspecto agrario y rural.

Lo segundo, y lo ms importante en la intervencin de hoy de parte de las FARC-EP, es recordar que sigue haciendo falta en la mesa de conversaciones Simn Trinidad. Es una necesidad imperiosa para que las conversaciones avancen hacia el puerto seguro de un acuerdo de paz la presencia del comandante bolivariano insurgente Simn Trinidad. Debemos denunciar que en este momento nuestro camarada se encuentra en condiciones de reclusin inhumanas. Cada vez que va a alguna audiencia lo hace encadenado de pies, manos y cintura, y a su cuerpo adheridos cables de alto voltaje, que al menor movimiento que se considere brusco e incluso una cada accidental, sobre l viene una descarga elctrica. Esa es la situacin en que tienen a Simn Trinidad en un centro de reclusin norteamericano. Esa situacin debe cambiar y el Gobierno colombiano debe dejar la obstruccin frente a la posibilidad cierta de la presencia de Simn Trinidad o de su participacin como catalizador de la paz, en este proceso que se adelanta en La Habana, capital de Cuba.

En tercer lugar, queremos ligar esta situacin de los prisioneros insurgentes, los prisioneros de guerra y los presos polticos, con lo que est sucediendo en las crceles de Colombia. Creo que ustedes han sido testigos y seguramente tambin han difundido la situacin de inhumanidad extrema que se padece en los centros de reclusin o en los penales colombianos. En algunos sitios el hacinamiento es de ms del 400%, y en general, en Colombia, es ms del 58%. Hay una violacin sistemtica, dirigida a nuestro modo de ver, consciente, premeditada, de los derechos humanos por parte del Gobierno colombiano en cabeza del INPEC, de ese instituto que tiene por carceleros a verdaderos psicpatas, dedicados a torturar, de da y de noche, no solamente a los prisioneros polticos y a los prisioneros de guerra, sino tambin a los presos sociales, a esa gente que ha sido lanzada a algo que ya no son centros de rehabilitacin, sino a una especie de basureros humanos, que es en lo que han convertido las crceles en Colombia.

Este es un SOS. Y es un deber de todos los ciudadanos, no solamente de los colombianos sino de la comunidad internacional desde ya hacer una exigencia al Gobierno de Colombia para que permita una veedura pblica de la situacin inhumana extrema que llega a niveles de muerte en los centros carceleros.

Estamos haciendo la denuncia porque quienes llegan heridos son sometidos, no a procedimientos sanitarios, porque de hecho en las crceles de Colombia no hay un sistema de salud. En toda Colombia ha colapsado el sistema de salud, pero en especial en las crceles no solamente ha colapsado, sino que hay una actitud dirigida, de parte del INPEC, a generar situaciones de maltrato, de tortura, y a que nuestros prisioneros, sus heridas se infecten y tengan que ser amputados.

Lo estamos diciendo con la verdad en la boca. Gran cantidad de los prisioneros de guerra en las crceles de Colombia han sido sometidos a amputaciones, han sido sometidos a maltratos, a torturas, a vejaciones que van en contra de la dignidad humana. Toda persona, independientemente de si es o no preso, de si es o no prisionero, debe ser tratado con dignidad y esto lo est incumpliendo de manera alevosa el Gobierno colombiano. Hacemos esta denuncia y la exigencia para que se permita la veedura pblica y que toda Colombia y la comunidad internacional conozca de esta grave situacin.

Si en verdad hay sentimientos humanos en los comunicadores sociales, desde ya deben hacer esta denuncia y multiplicar el SOS que conlleve a que el Gobierno colombiano preste una atencin de urgencia a centenares de prisioneros que padecen situaciones de salud extremas y que en poco tiempo podemos decir van a estar en condicin de muerte.

se es el llamado que hemos venido hoy a hacer a travs de los micrfonos, exigiendo nuevamente la presencia de Simn Trinidad; que se mejoren tambin las condiciones de reclusin de Sonia y de Ivn Vargas en los Estados Unidos de Amrica; y que el Gobierno colombiano interceda, porque ellos tambin son ciudadanos colombianos".

Fuente: http://pazfarc-ep.blogspot.com.es/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter