Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-02-2013

Contestando a Iaqui Gil de San Vicente
La corrupcin no es necesaria

Jaime Richart
Rebelin


Iaki Gil de San Vicente escribe en Rebelion "La corrupcin es necesaria": un formidable trabajo de prospeccin histrica acerca de la corrupcin, desde Hammurabi hasta nuestros das. Empieza diciendo:
 
"Comprendo que sorprenda la tajante afirmacin contenida en el ttulo, y sobre todo que sea rechazada. Pero es cierta, tanto para la economa mercantil precapitalista como para la capitalista. Todo depende de dos aclaraciones previas: qu entendamos por necesidad y qu criterio tico utilicemos. Lo necesario es lo imprescindible para que un proceso siga desarrollndose".
 
Me detengo en este ltimo prrafo, y no llego a comprender cmo siendo un brillante artculo con ribetes de ensayo que bien pudiera haberse presentado como una sinopsis histrica de la corrupcin, lo degrada eligiendo el titular y siguiendo por el prrafo sealado, para explicar que un proceso se desarrolla a condicin de no prescindir de lo necesario para su desarrollo. Y digo lo degrada, porque es posible y hasta cierto, que sea necesaria en tanto que imprescindible, la prostitucin. Pero no creo que para que "el proceso siga desarrollndose" "debamos" (en cuanto necesario) admitirla, y menos an cuando no son manzanas podridas sino todo un rbol lo que est putrefacto. Tal como lo expresa San Vicente hace de su exposicin una proposicin apodctica, que en filosofa es "lo necesariamente verdadero", a lo que los escpticos contestamos dnde podemos localizar algo "necesariamente" verdadero que no sea una principia petitio?

En la vida individual y social todo es cuestin de dosis... Aun sin conocer todo lo que sabemos, ya sabemos que la corrupcin existe en todas partes y est extendida en este pas. Pero tambin sabemos que en unos pases hay poca, en otros mucha y en otros, como en Espaa, slo islas de integridad en la poltica y en la judicatura y en las parroquias y en la Medicina y la abogaca y en la empresa slo ingenuos que fracasan por evitarla. Y que en aquellos pases dimiten por lo que aqu se consideraran motivos ridculos, y aqu se hace constantemente de lo deshonroso virtud...
 
Por eso, no contesto al fondo de la exposicin de San Vicente, sino precisamente a ese tufo de cinismo que hay tanto en el titular como en el recorrido de su tesis que, ms que explicaciones didcticas parece encerrar un alegato en favor de la corrupcin para que "el proceso siga desarrollndose", y en consecuencia para que no se bloquee si se extreman las medidas para evitarla. Ya s que l no es eso lo que pretende. Pero el estilo es el hombre, y el silogismo construido de una u otra manera resulta atractivo, o repulsivo...

Porque, a mayor abundamiento, decir que la corrupcin es "necesaria" para que la economa precapitalista y la capitalista se desarrollen, pertenece a esa clase de razonamiento no explcito sino como inferencia, de la apologtica catolicista: "es necesario que haya pobres que slo entrarn en el reino de los cielos por la resignacin, para que haya ricos que slo entrarn por la caridad", y a la inversa...

En resumen, una excelente leccin de historia de la corrupcin. Pero no era "necesaria" para su desarrollo, ms bien resulta odiosa, su manera, que resulta disculpatoria, de presentrnosla como inevitable o necesaria. S, disculpatoria. Pues emplea un corolario perverso sin pretenderlo: si es necesaria la corrupcin para el desarrollo del capitalismo financiero, siendo as que no hay posibilidad de cambiar el marco econmico y poltico excepto por revolucin, bien venida sea la corrupcin que permite el desarrollo del capitalismo financiero...

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter