Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-02-2013

Se disculparn ante el pueblo sirio?

Tareq Kutaylah
Al-Quds al-Arabi


Escribo este artculo en respuesta a algunas voces especialmente panarabistas que siguen pensando que EEUU e Israel estn detrs de todo movimiento en el mundo, especialmente nuestro mundo rabe, y que todo es una conspiracin urdida en estos dos pases, como si no hubieran visto con sus propios ojos, hace apenas unos meses, el derrocamiento por parte de los pueblos rabes de los mayores dictadores, que eran de los ms fuertes hombres de Occidente en nuestro mundo rabe. El ms importante con diferencia fue el nio mimado de Israel, Hosni Mubarak, cuya cada ante los golpes del pueblo revolucionario Israel no pudo impedir, con todo su poder y su amplia influencia.

La revolucin siria es una revolucin popular por excelencia, al estilo de las dems revoluciones de los pueblos rabes en la poca de la primavera rabe, cuyas causas y factores intrnsecos ms importantes han sido la corrupcin, la dictadura, la injusticia y la humillacin de la dignidad del ciudadano. Comenz pacfica y pidiendo reformas, pero la tozudez del rgimen policial, su sordera ante las peticiones de la calle, a las que no accedi, su uso de fuego real para asesinar a los manifestantes y asustar a los dems, la detencin y tortura de miles de personas para que ello pusiera fin a las manifestaciones, y la represin de las protestas cerraron las vas ante los jvenes revolucionarios, quedndoles solo una nica opcin: armarse y defenderse a s mismos. Es decir, la accin armada para deshacerse de este rgimen que se ha convencido a s mismo, con el apoyo de Occidente y Oriente, de que Siria es el reino de la familia Asad y de que nadie se lo puede disputar.

Volvemos a aquellos que equiparan a la vctima con el verdugo, entre el criminal y quien se defiende a s mismo, entre el shabbih y el luchador por la libertad, y les decimos que su acusacin contra el pueblo sirio de que est destruyendo su pas y el responsabilizar a ambos bandos de la lucha es una forma muy negativa de evitar la verdad. Dicha acusacin es una de las formas ms duras de traicin e injusticia contra los que piden la libertad, esos que llevaron la sangre en sus manos para obtenerla y se pusieron en pie. En la muerte no hay duda de quienes se levantaron para lograr su libertad y recuperar su dignidad.

No fue fcil para los que tomaron las armas contra el rgimen criminal hacerlo, especialmente porque muchos de ellos eran estudiantes, gente docta o gente sencilla que no tena experiencia en el uso de armas y en la participacin en guerras, ms an tomando armamento ligero contra un ejrcito regular con cientos de miles de efectivos y armado con miles de tanques y aviones. Pero a pesar de ello, y ante la injusticia de la situacin se negaron a cualquier cosa que no supusiera que su dignidad quedara en lo ms alto y que lograsen la libertad, incluso siendo una minora en contra de una mayora, pues cuntos pequeos grupos lograron vencer a otros ms numerosos!

A esos que equiparan al verdugo que bombardea barrios habitados con tanques y aviones, que ha obligado a la gente a marcharse, que ha acabado con los que quedaban, que ha disparado contra los manifestantes pacficos, sin eximir de ello ni a ancianos ni a nios y que no ha respetado el honor de las mujeres ni la inocencia de un nio, con quien tom las armas y arriesg su vida a pesar del desequilibrio de fuerzas para enfrentarse a este salvaje destructor que ha cometido todos esos crmenes, y para liberar a la patria de l y su mal: esos han de disculparse ante el pueblo sirio.

Deben disculparse ante el pueblo sirio cuando se preguntan de parte de quin estn en el conjunto del pueblo sirio, como si hubieran olvidado que la pequea porcin del pueblo sirio que solo canta Con nuestro espritu y nuestra sangre morimos por ti, Bashar y Dios, Siria, Bashar y nada ms es la misma porcin que est representada en Egipto por los restos del rgimen y en Libia por las brigadas de Gadafi, y que no supone ms que una minora que tiene intereses de clase y sectarios y que no ve en Siria ms que la huerta de Asad. Es lgico equiparar a esos que tienen el cerebro lavado y que estn atontados con su amor por el dictador que destroza su pas y quema las ms antiguas ciudades de la historia, con quien sali gritando Dios, Siria, libertad y nada ms y que lleva su mortaja en la mano para librarse de la injusticia y la dictadura?

Pedimos a esos escritores que se pongan de parte de la verdad sin cubrirla de falsedad porque est tan claro como el da. Decir que EEUU apoya la revolucin siria no es verdad, pues si de veras lo hiciera, esto habra terminado hace tiempo. Sin embargo, la realidad es que lo ms importante para EEUU en la zona es el inters de su aliado Israel, que teme que la victoria de la revolucin traiga consigo un eje turco-sirio-egipcio con apoyo del Golfo, o al menos algunos pases del Golfo, que le abra las puertas del infierno a travs de la frontera del Goln que el rgimen de los Asad ha mantenido segura durante los ltimos cuarenta aos.

En realidad, entre las causas del retraso de la victoria militar de la revolucin est la postura estadounidense, que impide que se le proporcionen armas sofisticadas a los revolucionarios, armas que derriben los aviones y detengan a este ogro que ha destrozado las piedras y asesinado al ser humano, como misiles Stagner, o cualquier otra cosa que ponga freno al aparato militar destructor de Asad y cambie el equilibrio de fuerzas. Peor an, el gobierno estadounidense, como ya han sealado muchas fuentes, presiona a los pases que apoyan al pueblo sirio para que no den ese tipo de armas a los revolucionarios e incluso a veces, para que no les enven el dinero que necesitan. Todo ello, por miedo a que caiga el rgimen sirio ms rpido de lo que se espera, lo que le impedira poder elegir quin vendr detrs y proteger los intereses de Israel como ha sucedido durante las dcadas pasadas.

Espero que estas palabras lleguen a quien corresponde, para que la credibilidad de esos escritores siga siendo alta y para que se fijen en la cuestin desde la ptica de la justicia, no desde la ptica del miedo. Que Dios ayude al buen pueblo sirio que no ha encontrado en este mundo a quien se ponga de veras de su lado para poner fin a su sufrimiento, del mismo modo que l se ha puesto siempre de parte de todos los pueblos revolucionarios del mundo contra la injusticia, la agresin y la dictadura.

Dr Tareq Kutaylah es e scritor palestino que vive en EEUU.
Publicado por


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter