Portada :: Colombia :: Derechos Humanos en Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-02-2013

Amenazas del Ejrcito contra la familia Daz
Contina la Guerra Sucia en La Marina (Chaparral, Tolima)

Jos Antonio Gutirrez D.
Rebelin


El da 2 de Febrero fue asesinado el guerrillero Giovanni Daz Carne Asada en la vereda Tulini, cerca del cruce de El Limn y La Marina, municipio de Chaparral Tolima. Los hechos an estn por esclarecerse, pues mientras los campesinos del sector dicen que tanto el guerrillero como un campesino civil que lo acompaaba fueron asesinados a tiros por paramilitares que se desplazaban en una motocicleta, el Batalln No.17 Jos Domingo Caicedo de la Sexta Brigada ha reclamado la autora del asesinato mediante un parte militar, diciendo que ste se habra dado, supuestamente, en medio de fuertes combates. Cabe recordar que, en el pasado, varios efectivos de este Batalln han sido sealados e incluso algunos judicializados por pertenecer a grupos paramilitares tales como los Urabeos y las guilas Negras.

Ms all de la veracidad del comunicado militar en torno a los hechos, hay elementos en l que son extraordinariamente inquietantes. El comunicado del Batalln Caicedo revela la naturaleza real de la guerra sucia que se vive en Colombia en contra de las comunidades campesinas y el impacto particular que sta tiene sobre el municipio de Chaparral. En el comunicado se lee lo siguiente:

Vale la pena destacar que alias Carne Asada hace parte de una familia Fariana, ya que su padre alias Pompilio, su hermano Enzo Diaz Bermudez, su to alias Arcesio y su prima alias Vanesa fueron capturados en diferentes aos atrs por delitos como rebelin, secuestro y extorsin; actualmente los tres ltimos se encuentran tras la rejas y alias 'Pompilio' sali libre en el 2010.[1]

Lo primero que resalta de este comunicado, es que se estigmatiza a toda la familia del joven asesinado. Nios, ancianos, hombres, mujeres, todos los que lleven el apellido Daz se convierten en farianos, y por tanto, en objetivo militar. No exageraba don Reinel Villabn, ex inspector de polica de La Marina cuando afirmaba en una reciente entrevista que el teniente Vlez declar objetivo militar a todos los Garca, porque alguno de ellos se fue para el monte con la guerrilla. Entonces toda la familia Garca es perseguida, se les presiona, se les mata. Ya antes haban torturado y asesinado a don Tiberio Garca en la vereda Brisas de San Pablo .[2]

Este sealamiento de toda una familia como objetivo militar no es una prctica nueva, y trae al recuerdo la triste prctica originada en la poca de la Violencia de no dejar ni la semilla. Esta consista en la pulsin al aniquilamiento total de todo lo que tenga que ver con el adversario, asesinar incluso su descendencia, erradicar de la faz de la tierra todos sus lazos filiales. Al respecto, Guzmn Campos, Fals Borda y Umaa Luna en su clebre tratado, La Violencia en Colombia de 1962, decan:

por qu matan a los nios? Para eso, para no dejar ni la semilla del bando contrario () No dejar ni la semilla es negar al hombre del bando opuesto el derecho a la procreacin () El crimen culmina exterminando a la mujer como principio de vida y al nio como suprema concrecin del amor () Al enemigo hay que darle donde ms le duela, responden los ya degenerados () Y qu es lo que ms les duele? Pues la mujer y los carajitos, contestan[3]

Esto no se dej de practicar terminado ese primer ciclo de violencia; se practica hoy an y eso es lo que nos da razones para estar preocupados por este comunicado amenazante y matonesco del Batalln Caicedo. Recordemos el caso de la masacre de San Jos de Apartad el 21 de Febrero del 2005. Durante el juicio a los militares y paramilitares implicados en la brutal masacre, entre las cuales se encontraban nios de 11 aos, 5 aos y 21 meses, se escuch el siguiente testimonio como una escalofriante justificacin del infanticidio: estos nios seran una amenaza en el futuro diciendo textualmente de manera que ellos crecan y se volveran guerrilleros () por ese motivo se orden a la tropa () ejecutarlos en silencio [4]

Hoy existe alarma entre los vecinos de la Marina, pues el abatido guerrillero deja una compaera sentimental, dos hijos pequeos, una familia, padres y hermanos. Todos declarados objetivo militar, todos acosados, hostigados y perseguidos por el crimen de sangre. El Ejrcito ha declarado la guerra a los Daz en La Marina y cargar este apellido es estar en la mira.

El comunicado, para aadir a la confusin, habla de alias Arcesio y de alias Pompilio, en circunstancias que esos son los nombres reales de estas personas. Uno de ellos, Arcesio, se encuentra hoy injustamente preso por su condicin de dirigente agrario de Astracatol, en proceso con ocho compaeros ms, perseguidos por su oposicin al proyecto hidroelctrico de ISAGEN en el Ambeima[5]. Arcesio es padre de Vanessa nombre real, no alias-, insurgente presa, capturada herida en combate que por falta de atencin mdica perdi un pie en prisin. El otro, Pompilio (padre del abatido Giovanni y de Enzo, quien se encuentra en la crcel desde hace unos cuatro meses sin mritos), ha sido tambin perseguido en el pasado por su compromiso con la lucha por la tierra para los campesinos en Colombia; l sali de la crcel el 2010 por falta de mritos. Que el ejrcito ignore la resolucin de una corte de justicia y siga insistiendo en este comunicado que alias Pompilio es un guerrillero, demuestra la prepotencia del estamento militar que en las zonas de consolidacin se ha convertido en jueces y verdugos.

Hoy es importante que toda Colombia y que el mundo se enteren de lo que est pasando en La Marina. Es importantsimo acompaar a los procesos campesinos de esa zona, ms an cuando hoy est nuevamente la lucha por la tierra a la orden del da en la agenda nacional. Es importante poner la lupa en este rincn del Tolima donde el ejrcito viene implementando la guerra sucia en contra de los familiares de los insurgentes as como de toda expresin de resistencia y organizacin campesina. Denunciar esta situacin, es hoy una manera de rodear a la familia Daz y evitar que la guerra sucia pueda seguir impunemente por los siglos de los siglos.

NOTAS:

[1] http://www.quintadivision.mil.co/?idcategoria=341903
[2] http://www.anarkismo.net/article/24716
[3] :La Violencia en Colombia, Germn Guzmn Campos, Orlando Fals Borda, Eduardo Umaa Luna. Ed. Carlos Valencia, 1980, Tomo I pp.227-228
[4] http://www.elespectador.com/noticias/judicial/articulo-...rtado
[5] http://www.anarkismo.net/article/24841


(*) Jos Antonio Gutirrez D. es militante libertario residente en Irlanda, donde participa en los movimientos de solidaridad con Amrica Latina y Colombia, colaborador de la revistaCEPA(Colombia) yEl Ciudadano(Chile), as como del sitio web internacionalwww.anarkismo.net. Autor de "Problemas e Possibilidades do Anarquismo" (en portugus, Faisca ed., 2011) y coordinador del libro "Orgenes Libertarios del Primero de Mayo en Amrica Latina" (Quimant ed. 2010).


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante unalicencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

* NOTA DE REBELIN:


El da 14 de febrero debe celebrarse una nueva audiencia en el juicio contra los ocho dirigentes campesinos de La Marina acusados de auxiliadores de la subversiny de rebelin. Edwin Lugo Caballero, Jos Norbey Lugo Caballero, Arcesio Daz, Aycardo Morales Guzmn, Saan Maceto Marn, Fredynel Chvez Marn, Alexander Guerrero Castaeda y Armando Montilla Rey han sido acusados por falsos desmovilizados, testigos a sueldo de la red de cooperantes, como parte de la persecucin que se vive en las zonas de consolidacin militar contra toda forma de organizacin del pueblo. Su juicio se basa en el testimonio de una persona sin identificar. Se les persigue, en realidad, por su oposicin al proyecto hidroelctrico de ISAGEN en el Ambeima y por su defensa de los intereses de los campesinos en la Junta de Accin Comunal y en el sindicato agrario ASTRACATOL. Hay un llamamiento internacional de solidaridad para conseguir fondos que permitan a los testigos de la comunidad pagar el transporte para poder prestar declaracin ante el tribunal:

Las donaciones pueden realizarse a: Fundacin Lazos de Dignidad, Banco Davivienda, Cuenta Nmero 009800160823, indicando que es para los presos de La Marina


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter