Portada :: frica :: Sahara: 40 aos de exilio y lucha
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-02-2013

Entrevista con Hassana Aalia, represaliado saharaui
"Desde nio tomas conciencia de que vives en un pas ocupado"

Ainara Lertxundi
Gara


El campamento de Gdeim Izik supuso para miles de saharauis un espacio de libertad en el que durante 28 das fueron los saharauis los nicos gestores de su da a da. Aquella protesta, que logr romper el bloqueo informativo impuesto por el reino alau en los territorios ocupados y traspasar el muro de arena que hizo construir alrededor del campamento, acab de forma abrupta el 8 de noviembre de 2010 con la intervencin de los diferentes grupos policiales y militares que conforman la Fuerza Pblica marroqu.

Hassana Aalia fue testigo del asalto. Eran las seis de la madrugada. Todos estbamos durmiendo. De repente, o ruidos, por un momento pens que estaba soando, pero no, estaban entrando con una violencia terrible. Tenan todo tipo de armas. Nuestra primera reaccin fue evacuar a las mujeres y nios. Los jvenes resistimos como pudimos, recuerda en la entrevista concedida a GARA.

La represin se extendi a las calles de El Aain, donde grupos de colonos marroques, azuzados y protegidos por la Gendarmera, entraron por la fuerza en las casas de los saharauis rompiendo puertas y ventanas. Fueron momentos de gran tensin y mucho miedo. Entraban en busca de jvenes saharauis, golpeando a las familias en el interior de sus propias viviendas y robando sus pertenencias. La Polica animaba por megafona a los colonos a salir diciendo que los saharauis iban a proclamar la independencia.

El clima represivo de aquellos das, que se sald con ms de 200 detenidos, ha sido una constante en su vida. Desde que eres nio tomas conciencia de que vives en un pas ocupado. El hostigamiento y la discriminacin, afirma, se palpa hasta en las aulas.

Hay dos filas con alumnos marroques y otras dos con saharauis. Los profesores siempre trasladan mensajes negativos hacia los saharauis. Es habitual orles decir en voz alta que los saharauis no quieren estudiar, que son malos, que quieren la independencia... Esa actitud de los propios docentes te genera ya de nio muchos interrogantes. Hay padres que explican a sus hijos que es consecuencia de vivir en un territorio ocupado y dividido, que una parte del pueblo saharaui vive refugiada en Tinduf. Adems, a la entrada de cada centro suele haber un vehculo policial y en el interior tambin hay agentes vigilando las actividades que organizan los estudiantes saharauis. Muchos no han podido finalizar sus estudios en represalia por su activismo poltico, remarca.

A sus 24 aos, ha sido arrestado y torturado ms de una vez. La primera fue en octubre de 2005, a los 17 aos, por participar en una manifestacin pacfica a la salida de la escuela. Estuvo dos das retenido. Los maltratos comenzaron en la misma calle donde fui arrestado y siguieron dentro del vehculo. Ya en comisara, me desnudaron, me colgaron boca abajo durante varias horas, no me dejaron beber agua....

En otra ocasin, estuvo una semana desaparecido junto a un amigo. Nos tuvieron tres das con una venda en los ojos, sin ropa ni mantas pese a que era una poca de mucho fro. Nos sometieron a todo tipo de torturas, mientras nos hacan preguntas sobre cmo confeccionamos las banderas saharauis, cmo nos organizamos.

En otra de las detenciones, le llevaron durante seis horas a la orilla de un ro a las afueras de El Aain, donde hicieron un agujero en la tierra y me amenazaron con enterrarme.

Su voz se entrecorta al recordar otros episodios tan crudos como el de una madre vejada y golpeada frente a su hijo de doce aos, que tambin fue agredido. A la mujer le quitaron su melfa -tnica tradicional saharaui- delante de su hijo, algo totalmente prohibido en nuestra cultura. Primero la torturaron a ella y luego a su hijo, a quien golpearon con palos en la cara, espalda.... Su relato se detiene.

Refugiado en Euskal Herria, Aalia sigue con inquietud el desarrollo del juicio militar contra 24 compatriotas, que llevan ms de dos aos en prisin, acusados de pertenencia a banda criminal y de usar la violencia contra los hombres de la fuerza pblica durante el desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik. l mismo figura en la lista de imputados. La vista oral, que ayer se reanud en Rabat, arranc hace justo una semana entre denuncias de organizaciones como Human Rights Watch y Amnista Internacional, y ante la presencia de observadores y juristas internacionales.

Es un juicio poltico. Y no lo digo yo, sino que as lo avalan organismos como AI y HRW. Estas personas estn siendo juzgadas por su activismo a favor de los derechos humanos, por defender la autodeterminacin y los derechos sociales y polticos del pueblo saharaui. Algunos, incluso, ni siquiera estuvieron en Gdeim Izik, destaca.

Aalia invita a visitar los territorios ocupados y a romper el silencio. Espera que la presin internacional ayude a lograr la excarcelacin de estos 24 saharauis, y regresar a El Aain para reencontrarse con su familia. Mientras, seguir dando voz a quienes ahora no la tienen.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130209/386949/es/Desde-nino-tomas-conciencia-que-vives-pais-ocupado



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter