Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-02-2013

Un desastre perpetrado por manos humanas

Amira Hass
Haaretz

Traducido del ingls para Rebelin por J. M. y revisado por Caty R.


Hay algo torpe, incluso vergonzoso, de dos en dos, de tres en tres e incluso en bandadas, los vehculos se apresuran a llegar a la zona del desastre. Sus ocupantes, que hablan idiomas extranjeros, se apean y anotan cuidadosamente los daos, estiman la asistencia necesaria y luego buscan la forma de reparar. Despus publican sus hallazgos y conclusiones en los informes internos y a continuacin en revistas brillantes con hermosas fotos, porque el sufrimiento es fotognico. Incluso cuando estn llenas de dedicacin, cario y compasin, un aura del mundo ordinario, acogedor, saludable donde equipos de voluntarios los rodean y los separan del mundo en el cual ocurren las tragedias es el pan de cada da. Unos se ganan la vida con los desastres y los otros los viven. An sin ser cnicos, el guin es esencialmente cnico.

Los desastres naturales tambin tienen un gran peso de fracaso atribuido al gobierno, a las fallas humanas, a la negligencia criminal que pretende perpetuar las diferencias de clase. Pero al menos cuando la causa inmediata es un terremoto o una tormenta todava hay un nivel de inevitabilidad. La mano del hombre determina las dimensiones, pero no el evento en s.

Los equipos internacionales que efectan las investigaciones yllegan a los rincones ms oscuros y remotos de Cisjordania, Jerusaln Este y la Franja de Gaza se alimentan de hechos que son 100% actuaciones humanas. Por lo tanto, el cinismo del guin en este artculo est duplicado. El agua apta para beber que reparten con regularidad en botellones, los paquetes de alimentos que se distribuyen cada pocas semanas o meses, y las tiendas de campaa que levantan cada semana en lugar de una casa destruida resumen otro xito israel: el colapso de la causa y la libertad palestinas, la independencia y los derechos se redujeron a una cuestin de caridad y de bienestar con las donaciones internacionales al momento en que llegan.

Loa palestinos "jornaleros" que reciben donaciones de agua, alimentos y tiendas de campaa en las plantaciones de Al Maleh, Beit Lahia y Shuafat, son indigentes porque son los israeles quienes fijan los salarios, las enormes diferencias entre la educacin pblica y estatal y la religiosa tambin estatal, los grados militares altos y los futuros de lujo para los trabajadores de las empresas de alta tecnologa del gobierno, que se especializan en abusar de ellos. Qu es sino abuso recibir esas migajas en forma de gotas de agua mientras que bajo su tierra Faressia, al norte del Valle del Jordn-, pasa el cao que lleva el agua a los hogares judos construidos en un terreno que es de su pueblo y del que ni siquiera les llega una gota del vital fluido? Qu es, si no abuso, la rutina de disparar sobre los pescadores y los que recogen chatarra para ganarse la vida, y qu es -si no sadismo- la expulsin de personas de sus casas en Sheikh Jarrah y Silwan y el rechazo a inscribir en Jerusaln a los hijos de madres jerosolimitanas?

Los altos funcionarios de los ministerios de Asuntos Exteriores en las capitales europeas, en Bruselas y en Estados Unidos son los destinatarios de todos los informes especficos de estos equipos dedicados que investigan y describen estos abusos. La informacin debera llegar a los ministros de Asuntos Exteriores y a los gobiernos. Es probable que algunos lleguen, pero en ese caso son decisiones polticas conscientes de adherirse a estos gobiernos hipcritas, que no interfieren polticamente y que abonan con ciertas sumas que sirven para apagar unos pocos incendios.

Este es tambin un gran xito israel: la preocupacin internacional por las consecuencias consistentes y cotidianas de control israel sobre los palestinos y el robo de sus tierras pas a ser un asunto humanitario en vez de entenderlo como una decisin poltica. Contra su voluntad, las personas dedicadas a las actividades humanitarias son la hoja de parra de los pases occidentales,que sobre el papel apoyan los derechos y la independencia de los palestinos pero en los hechos acuerdan con el apartheid israel.

Es el apartheid el que est creando la desgracia de los palestinos y por la cual se convocan tantos encuentros y gracias a los cuales se ganan satisfactoriamente la vida los funcionarios palestinos y extranjeros que viven de ellos. Los dineros para la ayuda a los palestinos son generosos, se transfieren a esa poblacin de diversas maneras que comportan tasas pagadas por los pases occidentales para encubrir la tolerancia del apartheid israel, y por el estmulo que Israel recibe en forma de lazos cercanos para su seguridad, el mejoramiento de las relaciones comerciales y el intercambio de productos culturales y cientficos.

Fuente: http://www.haaretz.co.il/opinions/1.1923018



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter