Portada :: Opinin :: LA IZQUIERDA A DEBATE
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-02-2013

El mundo en transicin

Francisco Umpirrez Snchez
Rebelin


En su obra Conceptos fundamentales de la historia del arte Heinrich Wlfflin trata de establecer las diferencias entre el estilo lineal y el estilo pictrico, pero observa que un determinado pintor A comparado con un pintor B puede ser clasificado dentro del estilo lineal y que al compararlo con un pintor C puede ser clasificado dentro del estilo pictrico. En esto se venga la pobreza del lenguaje. Habra que tener mil palabras para poder calificar todas las transiciones. Esto lo dice en la pgina 71 segn la edicin Espasa Libros 2011, pero en la pgina 104 vuelve a insistir en lo mismo usando otros trminos: Aun manejando con economa todos los conceptos, no bastan sencillamente las dos palabras, lo pictrico y lo no pictrico, para calificar los innumerables matices de la evolucin histrica. Y no deja las cosas ah. En la pgina 296 aade esto otro: Haciendo notar estas cosas, que determinan la diferencia entre la poca clsica y la poca preclsica, descubriremos las bases de nuestro verdadero tema. Slo que en seguida se deja notar del modo ms sensible la carencia de vocablos que marquen bien las diferencias.

Cunta verdad hay en lo que dice Wlfflin, pero no slo referido a la historia del arte, sino tambin en lo que afecta al mundo de la economa poltica y al mundo de la filosofa. Hablamos de las transiciones entre contrarios en los procesos evolutivos, de los innumerables matices y de las mltiples diferencias. Tal vez hayamos fijado los contrarios uno frente al otro de modo rgido: estilo lineal frente a estilo barroco, materialismo frente a idealismo, lo privado frente a lo pblico, y socialismo frente a capitalismo. Y al querer captar el mundo con esas categoras erramos en la representacin del mismo. No nos hemos detenido lo suficientes en la idea de los procesos de transicin; y si en algunos casos la hemos tenido en consideracin, no lo hemos hecho de una manera sustancial sino de una manera subrogada a algunos de los contrarios. Aunque fue una conquista del pensamiento hegeliano la concepcin de la sustancia como proceso, la continua metamorfosis de unos conceptos en otros, el pensamiento filosfico, a excepcin del de Marx, sigui atado a las oposiciones abstractas y absolutas. No hemos terminado de comprender que la clave est en los procesos de transicin. Y nuestro lenguaje, al menos el de la izquierda, no es un lenguaje apto para reflejar tal estado de cosas.

Pero no siempre ha sido as. La izquierda no ha sabido todava reconocer el poderoso potencial del pensamiento de Ilch Ulianov para la actividad poltica, su aguda inteligencia, y su disposicin espiritual al continuo cambio. En sus cuadernos filosficos, en la parte dedicada a comentar Ciencia de la Lgica de Hegel, dice lo siguiente: La imaginacin corriente capta la diferencia y la contradiccin, pero no la transicin de lo uno a lo otro, que es sin embargo lo ms importante. As es: lo ms importante para la vida, para la historia y para la revolucin, es la transicin entre un contrario y otro. Y no como de forma obsesiva hace la extrema izquierda: oponer de forma absoluta un contrario y otro, no cesar de mencionar las diferencias entra los contrarios, permanecer fijo y atado en la contradiccin. Es una forma de negar el movimiento, la evolucin, el cambio.

Por eso creo que tiene plena razn Wlfflin cuando se queja de que no disponemos de los suficientes vocablos para expresar las mltiples transiciones, matices y diferencias entre los contrarios. No queremos decir con esto que estemos ante un problema de lenguaje, sino sencillamente que el lenguaje no nos ayuda. Pero s estamos ante un problema de concepcin. Nos falta tener una concepcin dialctica del mundo. Despus de la transformacin del mundo bipolar del tiempo de la guerra fra en el mundo multipolar del periodo de la globalizacin ha sobrevenido las diferencias profundas entre la izquierda radical. La llamada primavera rabe ha mostrado que nos faltan muchos conceptos para explicar los matices y las diferencias que existen entre esos movimientos y los movimientos revolucionarios de la burguesa del siglo XIX y de los trabajadores del siglo XX.

Ya nada est tan claro. Todo no se puede reducir a las contradicciones simples de izquierda y derecha, de revolucionarios y reformistas, de radicales y conservadores, de extremistas y moderados, de comunistas y fascistas, de socialismo y capitalismo, y de idealismo y materialismo. Ya ha pasado la poca de los conceptos caja, con contenidos cerrados sobre s mismo, con netas y abismales diferencias entre ellos. Ha llegado la poca de los conceptos rejillas, con contenidos abiertos a los otros conceptos, y con miles de transiciones entre ellos. Ha llegado la poca de los matices, de las diferencias relativas y de las transiciones. Y el lenguaje tiene que acoplarse a esta nueva realidad.

El lenguaje de la economa poltica de la izquierda tiene que cambiar, tambin su filosofa y tambin su cultura. Debe situarse en mundo concebido como proceso de transicin, como proceso de interaccin de lo viejo y de lo nuevo, como movimiento hacia adelante y hacia atrs. Debe enriquecerse y no siempre la riqueza est en lo nuevo. Hay cosas viejas, como sucede en el arte, que hay que conservar, porque son poderosas armas para la transformacin del mundo. La luz viene tambin del pasado y en ocasiones con una fuerza inusitada. El pensamiento de Marx es una de esas poderosas fuerzas. Tambin lo es el pensamiento de Hegel. La concepcin de un mundo en proceso de transicin implica que el pasado vuelve significativo el presente.

Vivimos en una poca de continuos e incesantes cambios. Han muerto las formas puras y han llegado para suplantarlas las formas mixtas, las formas mezcladas, las formas evolutivas. Es la poca de las mltiples diferencias, de los flujos y de los reflujos, y de las difciles y complejas transiciones. Ha llegado la hora de que un nuevo lenguaje y un nuevo arte se hagan cargo de este mundo en agitado cambio y profundizacin.

Blog del autor: http://fcoumpierrezblogspotcom.blogspot.com.es/




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter