Portada :: Opinin :: La Izquierda a debate
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-02-2013

Respuesta a Marcelo Marchese

Gonzalo Abella
Rebelin


Estimado Marcelo:

No hay que discutir con enojo... [1] a menos que detrs haya otras cosas; por ejemplo, compartir la aristocrtica mirada de Berra y Vazquez Franco y sentir (tras un discurso"izquierdista") un profundo menosprecio a lo popular.

Realmente es subestimar a nuestro pueblo creer que su devocin por Artigas es debida a una manipulacin del Estado oriental, acaso no intentaron endiosar a Rivera y fracasaron? O bien, para hablar de un hombre que estuvo a aos luz por encima de Rivera cuntas canciones populares conoces en homenaje a Jos Batlle y Ordez? El Estado no trat de endiosarlo?

Tu afirmas, como Sarmiento, que los gauchos slo peleaban por "conveniencia, diversin o leva forzosa". Creo que ests cayendo en un estereotipo propio de la Federacin Rural. La poesa gauchesca, su msica, sus valores propios del "colectivismo difuso" de una sociedad fraterna y libertaria, son tan importantes como su capacidad creativa en relacin a un modo de produccin originalsimo en tierras de la vaquera, una creatividad asombrosa que es sntesis de sus mltiples races culturales. Caer en el esterotipo "unitario" de que eran bestias manejables es, por oposicin, entender que slo el eurocentrismo es admisible como ptica vlida. Los hacendados cimarrones, los que vivan en el campo, compartan mucho con los "hombres y mujeres sueltos" y an con los afros prfugos, mucho ms que con el Gremio de Hacendados latifundistas al que efectivamente perteneci la familia de Artigas.

Artigas rompi con su hogar a los catorce aos. Por una razn de clase, ninguno de su hijos lo acompa al Paraguay. Sus cartas a la familia expresan ese dolor apenas reprimido de un distanciamiento que no es slo geogrfico. Las "instrucciones del ao trece" no slo hablan del derecho de los ciudadanos sino tambin "de los pueblos", y demuestran para el siglo XXI que democracia popular no es pluripartidismo sino pueblo en armas y delegacin mandatada y controlada por los electores.

Ahhh.... T evocas sus aos como militar de vocacin tarda o de encallecido delincuente que pasa a ser asesor de los represores (as lo ves?).

Quizs conozcas a la gente de la campaa. Yo la quiero mucho y aprendo siempre de ella. S que la gente de campo puede respetar a un adversario pero que desprecia profundamente al traidor. Si tuviera razn Berra y entonces Artigas fue represor de indios, y no un formidable conspirador anticolonialista, por qu raro masoquismo despus lo siguieron con devocin, an en las derrotas nada divertidas, y las familias salan de los ranchos a pedirle la bendicin?

Claro: en la campaa haba salteadores y violadores, y entre ellos gente de sangre india y afro, porque ningn ADN vacuna contra la perversin. Y hubo que reprimir. Pero las comunidades siempre fueron protegidas por el capitn Jos Artigas ; claro que nunca lo confes pero lo prueba incuestionablemente la actitud de los pueblos hacia l. Y en cuanto a la estancia que reclama para s en Arerungu... Bueno, ya hasta la historiografa burguesa reconoce que fue para que nadie molestara a la nacin charra, pues l nunca pobl con ganado aquella zona donde (oh casualidad) levant la bandera federal por vez primera y afirm: "aqtu estoy en el centro de mis recursos" Crees que se trataba de recursos financieros?

Bueno, pero esto puede ser el inicio de un lindo dilogo. Espero que reflexiones.

Te saluda Gonzalo Abella.

Notas:

[1] http://rebelion.org/noticia.php?id=163587

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter