Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-02-2013

Entrevista a Elvira Murcia, luchadora por los derechos de las personas dependientes
Es hora de que realicemos acciones contundentes en la calle

Enric Llopis
Rebelin


Pese a padecer una osteogenesis imperfecta o enfermedad de los huesos de cristal, Elvira Murcia, de 41 aos, se encaden a mediados de diciembre durante tres das y dos noches, junto a otra compaera discapacitada, frente a la sede de la Generalitat Valenciana. Logr una reunin finalmente con los titulares de Hacienda y Bienestar Social. Les arranc el pago de dos de los cuatro meses de prestacin que se le adeudaban y tambin acord con ellos un calendario de pagos para cuidadores y personas dependientes, que el Gobierno Valenciano no ha cumplido. El Decreto Ley aprobado en julio por el gobierno de Rajoy le supuso a Elvira Murcia una mengua en la ayuda prevista en la Ley de Dependencia, que pas de 337 euros a 286. Considera que es hora de pasar a la accin.

El gobierno central y los gobiernos autonmicos recortan las prestaciones a las personas dependientes con la coartada del dficit. Qu responderas a la afirmacin de que no hay dinero?

Es cierto que hay un problema de recursos con la crisis. Pero se puede encontrar dinero si se busca y recorta en los sitios donde se debe. Por ejemplo, los sueldos vitalicios que perciben los ex presidentes del Gobierno; el dinero que se han llevado los imputados por corrupcin o el que ha buscado refugio en los parasos fiscales. En el organigrama de la Generalitat Valenciana hay numerosos directores generales y altos cargos que, en mi opinin, sobran. Es decir, si se buscara, el dinero est y hay de donde sacarlo. Recuerdo adems que el Gobierno Valenciano ha avalado equipos de ftbol con dinero de todos los ciudadanos.

Cmo deberan las personas dependientes plantear la batalla por sus derechos?

Me parece muy bien que se presenten recursos, contenciosos judiciales o que se recojan firmas. Pero tambin sera hora de que el mundo de la discapacidad y la dependencia salieran a la calle y dieran de una vez un golpe contundente. Me refiero a la accin directa en la calle, con encadenamientos como el que hice yo o bien mediante huelgas de hambre.

Cul es el objetivo?

Ponerle cara a la realidad. Detrs de cada persona dependiente hay una historia, y es lo que ha de visibilizarse ante la gente de la calle. Y para ello, para llegar a la opinin pblica, necesitamos a los medios de comunicacin. Los colectivos ms vulnerables estamos sufriendo un ataque sin precedentes a nuestros derechos. Y el hecho cierto es que los polticos atienden a los problemas sobre todo cuando los medios alertan a la opinin pblica.

A qu escenario nos dirigimos? Cmo quedarn los servicios sociales tras la oleada de recortes?

Habr muchas personas discapacitadas que caigan de manera fulminante en la pobreza. Habr tambin muchas familias que, debido a los recortes, no puedan pagar a sus hijos dependientes los paales o los aparatos necesarios. Te comento mi caso. Debido a mi enfermedad, pierdo calidad auditiva. Necesito por ello un audfono que cuesta 2.500 euros y, para adquirirlo, recib una ayuda de 1.600. Con los recortes actuales, esa ayuda no ha hubiera percibido. Cmo podra pagarme el audfono con 286 euros de prestacin? Vamos a una sociedad en el que el rico lo ser cada vez ms, y el pobre se hundir en la exclusin.

Qu maniobras utiliza la Administracin en las negociaciones con las personas discapacitadas?

Cuando me encaden con una compaera, la Administracin autonmica accedi a tener un primer contacto. Pero tengo muy claro que se reunieron con nosotros porque les molestaba; queran quitarme de en medio. Si nos pagaron en diciembre, tengo claro que fue para hacernos callar. Es lo que ocurre cuando una se echa a la calle, remueve la mierda e intenta que se visibilice la realidad. Todo esto a los polticos les molesta. Ellos han de gestionar una deuda descomunal y se dedican a ir trapicheando. Existe adems otra razn de fondo. Cuando un responsable poltico prioriza una inversin, piensa siempre en una rentabilidad poltica y meditica. Y es difcil conseguir esto con el colectivo de personas discapacitadas.

Viviste unos aos en Francia. Qu diferencias observas respecto a la atencin a las personas dependientes?

Francia es un pas mucho ms avanzado en ese sentido. Lo era cuando abandon el pas hace seis aos. Eran mucho mayores las pensiones no contributivas y las ayudas a cuidadores, por ejemplo. Las personas con pocos recursos reciban ayudas para el pago del alquiler o de la luz. En Espaa nos hallamos todava en la edad media, y lo peor es que no quieren que nos pongamos al nivel de otros pases.

Consideras que en el estado espaol constituy un avance la aprobacin de la Ley de Dependencia, en 2006?

Me pareci muy positivo, sobre todo, el tratamiento que se estableci para los cuidadores. Que el estado cotizara a la seguridad social por los cuidadores no profesionales. Y tambin que, gracias a la prestacin econmica que se instaur, las personas dependientes pudieran mejorar algo su calidad de vida.

Y ahora?

El gobierno de Rajoy pretende suprimirla, pero esto es muy difcil cuando una ley est aprobada y en funcionamiento. Por eso buscan derogarla mediante trapicheos, para que la gente no se d cuenta. La idea es eliminarla pero sin que se note demasiado y con la excusa de hacerla ms eficiente. Por esta razn imponen reestructuraciones, recortes graduales y todo tipo de vericuetos burocrticos. Ahora bien, Qu nos va a proponer el presidente del Gobierno cuando se cargue la ley? Tal vez la mitad de su sueldo? Por eso propuse, cuando estuve encadenada, que Rajoy, el jefe del Consell, Alberto Fabra, y la Consellera de Bienestar Social, Asuncin Snchez Zaplana, pasaran un da cuidando a una persona dependiente. As se daran cuenta de lo que supone ser dependiente o discapacitado.

Por ltimo, Qu mensaje lanzaras a la gente para que entienda y se sume a la lucha de las personas dependientes?

Hoy, yo soy una persona dependiente pero maana puedes serlo t o algn familiar o persona que conozcas. Por eso, nete.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter