Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-02-2013

Resea literaria
El Mester de Migranta, nuevo gnero literario que traspasa fronteras

Benjamn Anaya Gonzlez
Desinformmonos

"El desdn del sabor" no slo se refiere a historias tpicas de migrantes en los Estado Unidos, sino que las enlaza con nuevas historias de otro enorme sufrimiento, el de los inmigrantes centroamericanos.


Con un hilo conductor que dibuja las legendarias rutas seguidas para literalmente abrirse paso en el mundo (que desde cualquier rbita visible y desde cualquier concepcin teognica no se cre con fronteras), los pueblos viajeros unen con su paso y sus culturas, tejen con amores y encuentros furtivos asentamientos, rancheras, ayuntamientos, poblaciones, villas, pueblos, ciudades, urbes y naciones.

Sus novedades y costumbres enlazan y mezclan nuevos colores, aromas, especias, vocablos, sonidos, ademanes, smbolos y creencias, que lentamente se funden con las culturas a su paso, visibles a travs de los textiles, platillos, tcnicas artesanales, msicas hbridas, vestimentas multicolores, lenguas en crossover, idiolectos swingin on. Con cada paso que el ser humano da hacia otros rumbos, emprende la aventura de vivir, con lo que implica siempre una aventura: incomprensin por las razones del hecho de partir, riesgo, azar, encuentro o prdida

Migrar, transitar La Tierra toda, aprender a amar sus infinitos paisajes y establecerse en donde se encuentre el sustento y el cario, el vivir, es un derecho humano que los inventores del turismo han pretendido acotar y controlar para privilegiar a los sultanes del hampa financiera: el derecho de migrar lo tienen (lo tenemos) todos, pero sobre todo lo avivan, lo mantienen quienes lo luchan, desde su propio ser, desde la asuncin de su destino y el trazado de su camino, pese a los riesgos evidentes de hacerlo, especialmente hacia los Estados Unidos.

Lo tienen especialmente en este tiempo de nuevos faraones (los magnates) que a travs de Hollywood y Wall Street, Las Vegas y Miami, ofrecen como quimeras y oasis mediticos el sueo americano a quienes logren jugar con sus reglas en el trabajo esclavizado, sobrepasar sus ejrcitos interminables con armas sofisticadas y el espionaje fronterizo selectivo, a callar en las sombras sin opcin de ciudadanizarse en el nuevo hogar.

La dicotoma entre preservar el terruo querido (donde nacimos, donde nacieron y murieron nuestros ancestros), y encontrar otro destino dnde vivir y quiz morir, otrora impensable si las condiciones de nuestro territorio, de nuestra tierra, fueran ms justas, no es slo de estirpe aventurera. Tiene que ver con otra reivindicacin: la autoconstruccin, la bsqueda, el ferviente deseo de salir adelante, e incluso, del siempre subjetivo trmino: triunfar.

En los aos recientes, la narrativa de los migrantes de habla hispana en los Estados Unidos ha traspasado tambin la frontera de la literatura chicana, mayormente escrita en ingls (literatura reivindicativa y valiente, como toda la de la raza, que ha obtenido espacios universitarios y centros de estudios, slo que con papeles y en ingls o spanglish, una pequea diferencia que no slo le resta movilidad a los migrantes en el otro lado, sino que los estigmatiza y excluye de los beneficios del sueo americano).

Esto ilustra perfectamente la dinmica cotidiana que vive el migrante mexicano con sus propios hijos, que nacen con otra lengua madre, en un entorno meditico y cultural anglo, donde difcilmente pueden consolidarse frente al temor omnipresente de la deportacin.

Por eso es muy significativo que, aunque el fenmeno no sea nuevo, se sumen copiosamente muy buenos textos, durante las ltimas dos dcadas, a la cada vez ms abundante literatura que da voz a los migrantes.

Si por su vocacin clerical, religiosa e incluso mstica, se llam Mester de Clereca a textos valiossimos de la literatura medieval; por otro lado y por su carcter itinerante y su movilidad (migratoria en cierto modo), se denomin Mester de Juglara a esa otra literatura cantada por juglares, personajes populares que versificaban los aconteceres de Europa en presentaciones proto-circenses de tono pico, aunque lrico tambin.

Al retomar el carcter mvil, ambulante de esa literatura, tambin plena de personajes populares, se ha constituido un Mester de Migranta, como me he permitido llamarle a esta corriente literaria contempornea, mayormente narrativa (aunque tambin hay lrica, dramtica y ensaystica), que en Chicago tiene un bastin importantsimo caminando de la mano de los migrantes, reflejando y reflexionando su vida y formas de organizacin.

El Mester de Migranta cuenta con autores y dramaturgos como Ral Dorantes, Febronio Zatarain, Gerardo Crdenas, Fernando Olszanski y Tanya Saracho, entre otros que han podido publicar desde ah.

Particularmente, Vctor M. Corts ha hecho un enorme esfuerzo por ofrecer su visin, su pulso narrativo y tambin reivindicativo de lo que nuestra gente suea, vive, sufre, aspira y padece. Con un pulso particularmente popular, la voz de su pluma y la disciplina de su teclado, sin grandes pretensiones intelectuales, incursiona vivazmente en la migranta. Entreg ya una tercera novela que no slo refiere historias tpicas de migrantes en los Estado Unidos; la enlaza con nuevas historias de otro enorme sufrimiento, el de los inmigrantes centroamericanos, que deben traspasar dos migras, incluyendo tambin a la corruptsima y depredadora migra mexicana, a los crteles y los traficantes de humanos.

Como editor de esta nueva aportacin, pues ya tuve el honor de ser invitado para hacerlo en su anterior 10 de marzo, La marcha, Chicago 2006, encontr a un narrador nato, que aporta historias dignas de ser enlazadas en este hilo conductor al que me refer en un principio: si los migrantes recorren una suerte de camino hiperreal o surreal hacia los Estados Unidos, Corts est atento a las vicisitudes de ese flujo migratorio, pues cueste lo que cueste nos muestran sus personajes, como migrantes fidedignos, deben poder salir adelante.

Saludamos la llegada de esta novela, con el nimo de que los lectores encuentren en ella las voces de reivindicacin, tesn y solidaridad que slo produce la migranta (el desencanto mexicano es otra literatura), y con la esperanza de que cesen sus causas, tanto en Mxico como en los dems pases del hemisferio.

Fuente: http://desinformemonos.org/2013/02/el-mester-de-migrantia-nuevo-genero-literario-que-traspasa-fronteras/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter