Portada :: frica :: Magreb
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-02-2013

Cincuentenario de la muerte de Abdelkrim El Khattabi, el Che Guevara magreb

Hamadi Aouina
Kapitalis

Traducido del francs para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


En memoria del gran dirigente magreb Abdelkrim El Khattabi, unificador de las luchas magrebes y fundador de la lucha anticolonial en el siglo XX, con ocasin del cincuentenario de su muerte en El Cairo el 6 de febrero de 1963.

El 6 de febrero de 1963 mora Abdelkrim El Khattabi en El Cairo, en un exilio elegido tras haber vivido encerrado por la potencia colonial durante veinte aos, de 1927 a 1947, en la isla de la Reunin.

Che Guevara tras los pasos del guerrero rifeo

Abdelkrim (ya que la posteridad ha conservado ms su nombre que su apellido, algo parecido al caso de Guevara, del que solo se conserva el Che) es el Che de nosotros, los magrebes.

Si establecemos una relacin entre ambos personajes es para sealar lo que una su combate: el antiimperialismo.

El propio Guevara reconoci en Abdelkrim a su predecesor cuando durante una visita a El Cairo en 1959, un ao despus de la victoria de la revolucin castrista de 1958 contra la dictadura de Batista, pidi conocer al exiliado rifeo en El Cairo: Abdelkrim El Khattabi.

A modo de ancdota, Guevara y sus compaeros conoc ieron por medio de un tal Alberto Bayo la epopeya de oro y de sangre de Abdelkrim (en palabras del ttulo de un libro escrito por Zakiya Daoud en 1999).

Bayo haba participado en las filas del ejrcito durante la guerra del Rif, pero fue de los pocos responsables militares que simpatizaron con los resistentes rifeos. Posteriormente formar parte de las filas republicanas durante la guerra civil espaola de 1936 contra los fascistas de Franco, en las filas de la resistencia durante la Segunda Guerra Mundial y a principios de la dcada de 1950 en Mxico al lado de Fidel Castro, Ral Castro y Che Guevara. Castro cuenta que haba sido Alberto Bayo quien les haba iniciado en la lucha de guerrilla, cuyos primeros pasos los dio en el Rif marroqu.

El encuen tro entre ambos guerrilleros no recibi la publicidad que merecera este tipo de encuentro e incluso las fotos tomadas en esa ocasin fueron sustradas por las autoridades consulares marroques en la buena tradicin estalinista de borrar de los clichs de las fotos de la revolucin bolchevique o de la revolucin china los rostros de los vencidos, los de los vencidos chinos, debido a la nomenklatura maosta.

Como muchos combatientes revolucionarios, incluso los que estn muertos, Abdelkrim todava hace temblar los cimientos de los poderes que se consolidaron en la negacin de su contribucin a la lucha contra el dominio colonial imperialista.

En las filas de los olvidados y de los vencidos

En Tnez ha cado en el olvido la epopeya Youssefista , que tuvo el coste de la ejecucin de muchos partidarios de Salah Ben Youssef y el asesinato de este en Frankfurt en 1961.

En Argelia se borr toda una parte de la historia anticolonial con muchas figuras como la uno de los fundadores de la Estrella Norteafricana*: Messali Hadj y tantos otros que cayeron en el olvido, muchos de ellos liquidados fsicamente. Y, como por causalidad, hay un hilo rojo que corre entre estos olvidados , estos vencidos de la Historia y remonta hasta Abdelkrim.

Con ocasin del cincuentenario de su muerte queremos recordar a los jvenes que se comprometen polticamente con motivo de la crisis revolucionaria que barre el mundo rabe en sus dos alas, el Magreb y el Mashrek, la importancia de este personaje clave para la comprensin de nuestra historia contempornea. Y ello a contrapi de la nueva moda de las genealogas mitolgicas verticales que hacen envejecer las provincias de nuestras regiones a golpe de milenios ( 3.000 aos para Tnez... , 7.000 para Egipto... ) y cuyos protagonistas siguen padeciendo amnesia con relacin al periodo contemporneo, el del siglo XX que con Abdelkrim y su guerra del Rif en 1921 vio nacer nuestra larga lucha contra el colonialismo franco-espaol

Es cierto que hemos heredado esta tradicin de las genealogas mticas, puro producto de los franceses y sus carcter galo .

Son estos mismos franceses quienes nos ensearon que ms vala festejar a Vercingtorix (que no hablaba francs ni se consideraba francs frente a los romanos, que en ningn caso eran los ancestros de los habitantes de la pennsula italiana de hoy) que celebrar la memoria de Auguste Blanqui, en revolucionario que pas tres cuartas partes de su vida encarcelado por los v ersalleses y sus ancestros t hermidorianos, y que honrar la Comuna de Pars de 1871 y su semana roja en la que se sacrific a 30.000 de sus miembros sin contar las decenas de miles de presos encerrados en las mazmorras de Nueva Caledonia y de Cayena en Guayana.

El unificador de las luchas magrebes

Abdelkrim es nuestro Blanqui y su resistencia a la opresin colonial es nuestra Comuna del Rif.

Plant cara al ejrcito espaol durante su guerra de invasin del Rif marroqu e incluso obtuvo una victoria, la de la Batalla de Anual en 1921 en la que fue derrotado el general Sylvestre y hubo unas prdidas en el campo espaol que se calculan de 17.000 muertos.

El eco de esta primera derrota de un ejrcito imperialista lleg hasta India, donde Gandhi salud la victoria de los resistentes rifeos, e Indochina, donde Ho Chi Minh reconoci en Abdelkrim su hermano de armas. Es el mismo Ho chi Minh quien desde Pars va a organizar con ayuda del joven Partido Comunista la solidaridad de los trabajadores procedentes de las colonias en favor de los resistentes marroques. Esto era tanto ms necesario cuanto que la potencia colonial francesa que ocupaba la mitad sur de Marruecos haba declarado a su vez la guerra a Abdelkrim y sus guerrilleros. Y fue el mariscal Ptain quien asumi el mando de la ofensiva francesa en sustitucin del general Lyautey, considerado demasiado blando . Para acabar con esta resistencia armada no se dud en utilizar bombardeos qumicos en los que se utiliz el famoso gas iperita tambin conocido como gas mostaza , que se utiliz abundantemente y cuyos efectos se sienten todava hoy en el Rif.

De esta solidaridad que dur hasta la rendicin de Abdelkrim en 1926 nacer ese mismo ao en Pars la Estrella Norteafricana.

Esta Estrella Norteafricana organizar a los trabajadores de origen magreb en un m arco de lucha comn y tendr como programa la liberacin del conjunto de las tres colonias del Magreb. La ideologa y el programa de esta Estrella Norteafricana se inspira en la epopeya de Abdelkrim y en sus consignas unificadoras.

Se dice que en el moment o de su rendicin pronunci estas palabras premonitorias: Si en el mismo momento que en el Rif hubiera habido en Argelia y Tnez una resistencia equivalente, la historia de habra escrito de otra manera .

Era lo mismo que deca Che Guevara cuando durante la guerra de Vietnam peda que nacieran uno, dos, tres Vietnam! . Se trata de la idea de dispersar las fuerzas del enemigo para luchar mejor contra l.

Hoy nos encontramos en una situacin similar!

La multiplicacin de nuestros levantamientos es una oportunidad de dispersar las fuerzas que nos son hostiles.

Tambin sera una debilidad nuestra si no aprendiramos la leccin de las historias que nos han precedido .

Hon rar la memoria de este gran luchador que fue Abdelkrim es rendir homenaje a un unificador de las luchas magrebes y a un unificar de la lucha anticolonial en el siglo XX.

Reanimar la llama de la lucha unitaria

Desde su huida en 1947 del barco que le llevaba a Francia desde La Reunin y su instalacin en El Cairo recuper su puesto, vacante durante veinte aos, en la dispora magreb en El Cairo. Dirigi la Oficina Magreb en cuyo seno se encontraron de manera natural todos los componentes del movimiento anticolonial magreb.

Abdelkrim decide organizar la lucha armada a escala regional en el seno de esta Oficina y en cuanto tuvo noticia de la derrota que acaban de sufrir los ejrcitos rabes cuando las grandes potencias deciden desmembrar Palestina e instalar el nuevo Estado colonial sionista. En Tnez es cosa hecha a partir de 1952, el 18 de enero, y en Marruecos los meses siguientes mientras se espera el 1 de noviembre de 1954 en Argelia. La estrategia en la que se basaba esta accin era la mejor manera de luchar contra el imperialismo francs. El proyecto era un proyecto unificador para el conjunto de la regin. Unas facciones opuestas a este proyecto van a abortarlo alindose con el ocupante y van a dar un duro golpe a la unin de esta regin. Ellos dominan la regin desde hace medio siglo y las revoluciones en curso son la mejor respuesta a esta divisin mantenida por las clases dirigentes y pudientes.

He aqu una buena razn de recordar a Abdelkrim y su epopeya. Tenemos que rechazar la amnesia y reavivar la llama de nuestro combate unitario contra todas las formas de dominacin interior y ex terior.

Abdelkrim es un hito de toda una genealoga militante cuyo combate debemos perpetuar.

* Como explica ms adelante el autor, la Estrella Norteafricana (toile nord-africaine, ENA) fue una asociacin fundada en Francia en 1926 por un grupo de trabajadores emigrantes que se convirti posteriormente en un partido poltico. Se considera un antecedente del Frente de Liberacin Nacional argelino. ( N. de la T. )

Hamadi Aouina es miembro del Frente Popular, fundador del Comit de Solidaridad con Sidi Bouzid (19 deciembre 2010).

Fuente: http://www.kapitalis.com/tribune/14362-il-y-a-50-ans-mourait-abdelkrim-el-khattabi-le-che-guevara-maghrebin.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter