Portada :: frica :: Revueltas en el norte de frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-02-2013

Dos aos despus, el islam sufre el desgaste del poder en Egipto y Tnez

Mohamed Hasni
Gara


En Tnez, la muerte en atentado del dirigente de izquierda Chukri Belaid ha dejado a los islamistas de Ennahda al pie de los caballos y con una crisis interna y de gobierno que podra desembocar en su cada

Los tunecinos estn cada vez ms indignados por la falta de progresos econmicos y sociales y no hay que olvidar que el paro y la miseria estuvo en el origen de la revuelta que acab con el rgimen de Ben Ali a comienzos de 2011.

En Egipto, los Hermanos Musulmanes y la amalgama opositora (izquierdistas, liberales y nostlgicos del antiguo rgimen) siguen enfrentados.

Ayer mismo, y con motivo del segundo aniversario de la cada del rais Hosni Mubarak, los manifestantes, convocados por la oposicin se dirigan hacia la Plaza Tahrir, smbolo de la revolucin, coreando lemas contra el Gobierno. Exigen un nuevo gobierno de unin nacional, la derogacin de la Constitucin, aprobada en diciembre en referndum y la destitucin del fiscal general. Denuncian asimismo que nadie haya sido imputado por la muerte en las ltimas semanas de decenas de manifestantes.

Un grupo se dirigi al Palacio Presidencial donde la Polica utiliz gases lacrimgenos y caores de agua. Otro logr cortar el trfico del metro en una estacin central de la capital cairota. Varias decenas de personas resultaron heridas.

Falta de experiencia

El tunecino Slah Jourchi, experto en movimientos islamistas, aseguran que les falta experiencia en el ejercicio del poder. Los movimientos islamistas tenan un nico componente contestatario y han sido sorprendidos al encontrarse en el gobierno por el vaco creado por la crisis de las oposiciones laicas.

Este experto se permite aconsejarles que se alejen del ejercicio del poder temporalmente para que puedan proceder a adaptar su ideologa a los tiempos modernos.

Stephane Lacroix, profesor de Ciencas Polticas, seala que en Egipto, ms que en Tnez, los islamistas del presidente Morsi no esperaban tanta resistencia por parte de la sociedad.

Solos frente a todo el mundo

Lacroix coincide en imputarles un dficit de cultura de la gestin poltica, lo que les hace aparecer como novicios en la cosa pblica. El resultado, el poder islamista en Egipto no logra controlar las instituciones.

Puede dar instrucciones, pero la Polica acta a su manera, al final, tienes un presidente que no manda sobre la polica, el ejrcito y los jueces, seala el experto, quien aade que es un movimiento muy difcil para Morsi, porque los Hermanos Musulmanes estn solos ante todo el mundo, incluidos los salafistas, que se estn posicionando en contra el gobierno.

Una encuesta publicada el pasado fin de semana por el diario Al Masry al Youm asegura que la aprobacin de Morsi habra descendido 10 puntos desde diciembre. Los Hermanos Musulmanes han ido perdiendo apoyos en las ltimas citas electorales, aunque siguen siendo la primera fuerza. Y el presidente sigue contando con el 53% de apoyo popular.

Iqbal al-Gharbi, antroploga y responsable de una ctedra de estudios islmicos en la universidad Ezzeitouna de Tnez, constata que Ennahda est en crisis. Esta experta le insta a elegir entre seguir la senda de los islamistas turcos del AKP o abrazar un islam rigorista. Al-Gharbi acusa a Ennahda de mantener un doble discurso entre su compromiso a respetar el juego democrtico y su negativa a disolver la Liga de Proteccin de la Revolucin, una milicia acusada de intimidar a la oposicin poltica.

El presidente tunecino laico mantiene su alianza con Ennahda

La grave crisis poltica en Tnez se enfri ayer con la decisin del partido laico y panrabe del presidente, Moncef Marzouki (CFR), de mantener de momento su alianza con los islamistas de Ennahda y de rechazar la iniciativa del primer ministro, Hamadi Jebali, de disolver el gobierno y formar un ejecutivo de tecncratas.

El CFR ha dado una semana de plazo al Gobierno para que acceda a sus demandas, que consisten en la destitucin de los ministros islamistas de Exteriores y Justicia. La formacin rechaza un gobierno de tecncratas porque abrira las puertas al retorno de figuras del antiguo rgimen de Zine El Abidine, derrocado hace dos aos, seal el lder del partido, Mohammed Abbou.

Ennahda se opone asimismo a la iniciativa de su primer ministro, aunque asegura que comprende su ansia por evitar que el pas caiga en un ciclo de violencia.

Por contra, el tercer partido de la coalicin en el poder, los socialdemcratas de Ettakatol, apoyan la pretensin de Jebali y su ministro de Justicia, Elyes Fajfaj, ha asegurado que hay que garantizar el xito a esa iniciativa. El propio Jebali insiste en entrevista al diario francs Le Monde que voy a pedir amigablemente a los ministros que dimitan. Es difcil, pero las circunstancias lo exigen.

Jebali advierte que los que mataron a Chukri Belaid no eran amateurs y tenan todo un aparato detrs.

La viuda del dirigente de la izquierda ha sido llamada como testigo por un juzgado. Besma Jalfaoui particip ayer junto a cientos de personas en una protesta ante la Asamblea Nacional Constituyente.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130212/387582/es/Dos-anos-despues-islam-sufre-desgaste-poder-Egipto-Tunez


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter