Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-02-2013

Como homenaje a Bernardo Vidal, uno de los mejores
Los Capitanes que no pudieron serlo

Antonio Maira
Rebelin


El Foro Milicia y Democracia, formado fundamentalmente por militares (oficiales y suboficiales) que pertenecieron a la Unin Militar Democrtica, o que simpatizaron o se aproximaron a ellaii; y por algunos civiles que prestaron apoyo a aqul movimiento de militares antifranquistas durante los dursimos aos anteriores a la muerte del dictador y genocida Francisco Franco, y los posteriores tambin muy duros, de la primera fase de la Transicin; ha fundado un premio que tiene un carcter extraordinario: Premio Bernardo Vidal a los valores constitucionales y las Fuerzas Armadas.

Lo extraordinario, a mi juicio, reside ms que en el hecho mismo de que el Foro Milicia y Democracia instaure un premio de este tipo -que implica un propsito de permanencia activa del propio Foro, muy importante dada la procedencia del mismo y el momento histrico en el que vivimos-; sino en el nombre elegido para el premio que puede constituir en s mismo una importante declaracin de intenciones.

No me refiero, desde luego, a la parte genrica: Premio a los valores constitucionales y las Fuerzas Armadas, que en los tiempos que corren puede interpretarse de muchas formas diferentes e incluso antagnicas. Parece evidente que tendr corta vida si sus administradores concretan esos valores en los que simboliza la ya inservible y desechable Constitucin de 1978iii.

El entusiasmo que he sentido al enterarme de la creacin de este premio tiene que ver con la parte ms concreta, la que lo personaliza con el nombre de uno de esos capitanes que no pudieron serlo: Bernardo Vidal, excelente compaero y amigo, precursor y miembro fundador de la UMD, capitn rebelde identificado plenamente con el pueblo. Es precisamente esa identificacin popular la que permite que su nombre nos d nombre a todos.

Bernardo caracterizaba, en el momento de su trgica y muy temprana muerte, lo mejor del espritu de la UMD, lo mejor del impulso del que naci, y lo esencial de una organizacin que en esa otra historia que no pudo ser hubiese cubierto sus objetivos: la neutralizacin del ejrcito franquista y fascista; la eliminacin revolucionaria de sus estructuras de poder y de sus estructuras represivas para abrir el camino al ejercicio de un poder constituyente desde abajo, desde la soberana popular, desde el pueblo que haba mantenido su resistencia durante los cuarenta aos de la dictadura a costa de un inmenso sufrimiento.

Bernardo Vidal era uno de los militares de la UMD no solo de origen humilde muchos otros compartan esa caracterstica-; sino de origen obrero, lo cual no era, ciertamente, muy frecuente. No perteneca a la casta militar franquista, tampoco estaba relacionado con la tradicin militar menos comprometida con la dictadura: su familia no tena relacin alguna con las FF.AA.

Bernardo era un obrero, hijo de obrero, al que determinadas circunstancias, muy particulares, llevaron a la carrera de las armasiv.

As pues, Bernardo no slo tena conciencia social si no que tena conciencia de clase. Conciencia de clase en sentido marxista. sa era su caracterstica peculiar; el punto de partida personal de un militar, progresivamente ilustrado, que aprenda estudiando y compartiendo. La conciencia y la solidaridad de clase fueron la marca de fbrica que alimentaba su peculiar fortaleza, la bsqueda de sus races y del sentido de la profesin militar; y la rebelda indomable con la que se convirti en creador aislado primero, y en parte disciplinada despus, del incipiente movimiento militar antifranquista.

Las cualidades y condiciones personales desde las que viva Bernardo su rebelda antifranquista y su vocacin popular, fueron formndose y fortalecindose con el tiempo y en la lucha que l no abandon nunca. Destacarlas ahora me parece ms que un homenaje tardo a una persona y un militar absolutamente excepcional-; una necesaria y muy pertinente puesta en escena de las mismas ante las nuevas incertidumbres y el nuevo despotismo en el que vive nuestro pas.

Como a mediados de la dcada de los 70 del pasado siglo, aunque de distinta manera, los trabajadores, las clases populares, los jvenes, las mujeres, los trabajadores del sector pblico -la inmensa mayora de la poblacin incluyendo a los asalariados de todas clases, los trabajadores autnomos, la descomunal masa de parados y de precarizados-; vuelve a sentirse expoliada, humillada y aterrorizada. Marginada, sin sitio, sin derechos, sin futuro y sin pas.

La crisis se ha convertido en un libro abierto; en un espejo que muestra el descaro, la codicia y la inmisericordia sin lmites con los que una oligarqua corrupta -econmica, poltica y social-, se enriquece mientras condena a la mayora a la escasez o a la la miseria.

Aqu y ahora, ante un proceso de crisis econmica, de depresin profunda que va reduciendo inexorablemente a la pobreza, la marginacin, la incertidumbre y al miedo a las grandes mayoras -marginadas y desplazadas desde hace tiempo de todos los procesos de decisin poltica y econmica-; ante una dinmica inexorable que ha vaciado de cualquier residuo de contenido democrtico a todos y cada uno de los poderes del estado; ante un proceso evidente de protesta y rebelin populares en crecimiento, los valores de Bernardo Vidal vuelven a tener una enorme relevancia.

Remitiendo al lector a la breve semblanza que he incluido al final de este texto mucho ms iluminadora que este artculo, destacara los siguientes:

1.- La clara distincin entre legalidad y legitimidad. La dictadura de Franco tena un cuerpo legal completo, incluidas las normas constitucionales. Sin embargo su ilegitimidad era absoluta tal como entendan las organizaciones populares y tambin los militares de la UMD.

En los tiempos que vivimos la ilegitimidad del sistema de la Transicin empezando por la propia Monarqua-, es ya clamorosa. No hay posibilidad de reforma en un Rgimen poltico absolutamente impregnado de corrupcin, en el que todo el sistema institucional juega al servicio de una oligarqua que detenta todos los poderes del estado: legislativo, ejecutivo, judicial y meditico. La llamada al pueblo como soberano en un proceso constituyente es, pues, un imperativo democrtico. La llegada de la III Repblica es ms que una premonicin ilusionada, un clamor creciente y la consecuencia de una movilizacin vertiginosa. Un hecho inevitable.

La relacin especial de poder que vincula al Rey con las FF.AA impuesta por los llamados poderes fcticos a los constituyentes de 1978; o, ms bien, consentida por la izquierda que se derrot a s misma, como elemento fundamental de los pactos de la Transicin-; es una de las claves de bveda del Rgimen que se derrumba por su profunda corrupcin, convertida en la propia esencia del sistema, y por su incapacidad para dar forma a un estado realmente democrtico.

Las FF.AA no pueden convertir su obediencia constitucional al Rey reforzada por historias falsas sobre su actuacin durante momentos trgicos como el del 23F e inadmisible en cualquier estado realmente democrtico-; en un instrumento jurdico que justifique la defensa de una monarqua que ha dado suficientes ejemplos pblicos de corrupcin, inmoralidad e incompetencia.

2.- Su capacidad de entrega y su valenta en la defensa de la legitimidad popular.

3.- Su compromiso con el pueblo, por encima de todo.

4.- Su esfuerzo para apurar la legalidad hasta el extremo sin ceder, sin embargo, ni un pice en la defensa de la legitimidad popular y en la lucha empecinada por la democracia y la libertad. Bernardo deseaba, como toda la UMD, una transicin pacfica desde una dictadura en fase terminal, a la que solo sostenan los poderes econmicos que se haban servido de ella y las FF.AA, a una democracia popular y avanzada.

Capaz de realizar actos de rebelda realmente heroicos, Bernardo Vidal buscaba el cambio pacfico pero no lo esperaba con los brazos cruzados, ni aceptaba componendas. l fue, sin duda, uno de los primeros rebeldes dentro de la FF.AA franquistas, y uno de los activistas militares contra la dictadura, ms comprometidos y ms vehementes.

5.- Su lucha enconada contra la corrupcin. Como seala su esposa y compaera ngela en la semblanza: Si algo obsesionaba a Bernardo Vidal era la UTILIZACION de los soldados en tareas domsticas en las casas de los oficiales. En este destino tuvo graves problemas con sus jefes por ser empleada la tropa para construir segundas viviendas, pintar coches y arreglar vehculos particulares en el cuartel. Tuvo enfrentamientos en las Juntas Econmicas.

6.- Su concepto no elitista de las FF.AA que vinculaba directamente a su imprescindible carcter popular como FF.AA del pueblo y al servicio del pueblo. De hecho Bernardo, antes de encontrarse con la UMD elabora y distribuye en los cuarteles un boletn dirigido a los oficiales y suboficiales. Ms tarde, ya en tareas do organizacin y reclutamiento forma una clula en Baleares formada por militares profesionales de ambas categoras. La insistencia de Bernardo en esta integracin es continua durante todo el proceso de militancia en la UMD.

7.- Su profundo desprecio por el colonialismo y su apoyo a la independencia de los pueblos del entonces llamado Tercer Mundo.

La relacin de Bernardo Vidal con el pueblo saharaui y con el Fpolisario, en defensa de su derecho a la independencia y en apoyo a sus luchas contra la invasin y ocupacin del territorio por Marruecos, empiezan con su vida militar y terminan con su muerte.

Como en tantas otras cosas su ejemplo puede servir de inspiracin para la resistencia a la implicacin del estado y de las FF.AA espaolas en todas las aventuras imperiales de los EEUU y de sus aliados europeos, y en la nueva recolonizacin de la periferia capitalista con la reaparicin de los antiguos protectorados-, a la que conduce el proceso de globalizacin neoliberal. La apropiacin va militar de los recursos estratgicos del Tercer Mundo (energticos, minerales, agua, biodiversidad), y la distribucin de las cargas militares y econmicas que suponen las nuevas guerras coloniales, debe dejar paso a una poltica de solidaridad activa, de colaboracin y de apoyo entre los pueblos.

 

Anexo:

Semblanza de BERNARDO VIDAL GARCIAS

Realizada por ngela Thomas

Bernardo naci en Llucmajor (Mallorca) el 30 de Noviembre de 1934, hijo de Juan y Catalina y hermano de Coloma y Francisca. Su padre Juan Vidal Misser era albail y su madre ama de casa.

Estudi el Bachiller superior en el Colegio de los Franciscanos San Buenaventura

A los 14 aos quiso dejar de estudiar y de hecho su padre lo mand a trabajar a una fbrica de zapatos de la localidad como chico de los recados. El Padre Caldentey, Superior del Colegio, al ver que haba desertado de los estudios fue a hablar con el padre para decirle que el nio tena que volver al colegio y que si no podan pagar la cuota le becaran, pero era imprescindible que continuara ya que era un chico muy inteligente que no poda dejar de estudiar.

La madre tena dos hermanos solteros, que tenan un almacn de grano y abonos adems de una tienda de ultramarinos heredada de los padres. Eran grandes lectores de literatura universal y le pasaban los libros que comentaban con l.

Termin el Examen de Estado a los 17 aos. Su padre haba averiguado que si se presentaba como soldado voluntario para hacer el Servicio Militar obligatorio, el Ejrcito le pagara el equipo para estudiar en la Academia General Militar. Se present voluntario en Artillera y empez a preparar el ingreso en la Academia General Militar.

Ingres a los 19 aos en la XIV Promocin, en la que tambin ingres Don Juan Carlos de Borbn, aos antes de ser designado por Franco Prncipe de Asturias. Dadas las calificaciones obtenidas opt por el Arma de Ingenieros, ingres en la Academia de Burgos, y sali Teniente dos aos despus, en diciembre de 1959. Fu el nico pariente de toda su familia extensa que estudi y termin una carrera superior.

Pidi su primer destino al Shara Occidental, siendo enviado a la Agrupacin de Tropas Nmadas de Smara.

Este destino lo marc para toda su vida. El Capitn Manuel Alvarez de Lara, fu su verdadero maestro en su comportamiento en el Ejrcito. Los nicos europeos en la Agrupacin eran dos tenientes y el capitn, la tropa era toda saharaui. Bernardo aprendi a hablar hassana, a rezar con ellos los domingos, a comer su comida, a jugar a sus juegos tradicionales, a vivir en el desierto... los saharauis le llamaban Bu Ras, (el de la cabeza grande). Por otra parte el Capitn le introduca en lecturas de militares ilustres, de filosofa de la guerra, de anlisis del colonialismo etc.

Bernardo contaba muchas ancdotas de su vida en el desierto, pero sobre todo de la idiosincrasia del pueblo saharaui, de su hospitalidad, de su valenta, de su generosidad, entrega y de su lealtad a sus jefes.

Volvi a Madrid en Marzo 1962, siendo destinado al Regimiento de Movilizacin y Prcticas de Ferrocarriles, en la 7Unidad del III Batalln ubicada en la Estacin Delicias de RENFE.

En mayo de 1962 conoci a la que sera su esposa un ao despus, MAngela Thomas

En Julio de 1964 pidi destino al Batalln de Ingenieros de Palma de Mallorca.

Si algo obsesionaba a Bernardo Vidal era la UTILIZACION de los soldados en tareas domsticas en las casas de los oficiales. En este destino tuvo graves problemas con sus jefes por ser empleada la tropa para construir segundas viviendas, pintar coches y arreglar vehculos particulares en el cuartel. Tuvo enfrentamientos en las Juntas Econmicas.

Bernardo contact con los Cursillos de Cristiandad, en donde profundiz en su cristianismo pero por divergencias con esta organizacin como consecuencia del Concilio Vaticano II al no plantearse ningn compromiso con la sociedad y con los pobres, pas a formar parte de grupos cristianos de Comunidades de Base.

A partir de sus inquietudes en el plano social comenz a participar junto a sus amigos cristianos en Seminarios de Sociologa y de marxismo (clandestinos) en casas particulares.

El verano de 1965 fue destinado al campamento de IPS de Los Castillejos (Tarragona), siendo su capitn Julio Busquets Bragulat, con el que inici una profunda amistad y en quien encontr un interlocutor sobre sus inquietudes ideolgicas y polticas y que hacer para modernizar profesionalmente al Ejrcito y sobretodo introducir ideas democrticas entre sus compaeros.

A partir de aquel verano Bernardo intent por todos los medios, en entrevistas en Barcelona y en distintos aeropuertos por donde pasaba Julio Busquets, convencerle de que era posible contactar con distintos Jefes y Oficiales que sentan la misma inquietud.

En la familia Thomas (la de su esposa) tena grandes discusiones (con su suegro, Magistrado de la Audiencia de Palma, excombatiente y hombre profundamente cristiano y honesto; tambin con sus cuados y cuadas universitarios antifranquistas) sobre la democracia, el socialismo, el papel de las fuerzas armadas en un estado democrtico etc. Todo ello le ayudaba a leer y formarse y fortalecer sus convicciones de que era inevitable una transicin democrtica pacfica siempre que el Ejrcito jugara el papel que le correspondiera.

Por otra parte, Bernardo segua insistiendo a Julio Busquets en la necesaria organizacin de una formacin de principios democrticos entre los militares.

Al no tener respuesta a sus inquietudes, decidi participar en la elaboracin del clandestino Boletn Informativo para Oficiales y Suboficiales con artculos sobre la importancia de la formacin en los valores democrticos de los mandos y de los soldados, para un mejor servicio a los ciudadanos (propuesta que le hizo su cuado Miguel Bilbatua) y que se reparta en todos los cuarteles.

En las reuniones y comidas que organizaba la XIV promocin una vez al ao, Bernardo no escatimaba esfuerzos para hablar con D.Juan Carlos sobre el futuro de Espaa y el papel del Ejrcito.

En 1971 decidi preparar el ingreso en la Escuela de Estado Mayor ya que consideraba que siendo diplomado tendra ms posibilidades de influir en el futuro del Ejrcito para hacerlo avanzar hacia la democracia.

En Junio de 1972 ingres en la Escuela de Estado Mayor en la 42 Promocin, la familia se traslad a Madrid en Septiembre de aquel mismo ao.

En Madrid viva una hermana de MAngela, Socorro casada con Miguel Bilbatua, que era militante del Partido Comunista de Espaa en la clandestinidad, as como otro hermano de su esposa , Antonio M Thomas, miembro tambin de esta organizacin.

Asimismo vivan en la capital Bernardo Vadell (piloto de Iberia y exoficial del Ejrcito del Aire) y su esposa Carmen Nadal, ambos mallorquines e ntimos amigos del perodo de los Cursillos de Cristiandad.

Las dos hermanas montaron una tienda de Cermica Popular Alfaijar en la calle Ortega y Gasset del Barrio de Salamanca.

Bernardo super con magnficas notas su primer curso de la Escuela de Estado Mayor y emprendi el segundo curso siendo felicitado pblicamente en distintas exposiciones de Trabajos de Tctica. Sin embargo el 15 de Junio de aquel ao una vez terminado el curso, realizada la orla de los diplomados, una semana antes de la fiesta de graduacin fue expulsado de la Escuela (comunicndole no haba superado la asignatura de Tctica), Al intentar que se le dieran explicaciones el Jefe de Estudios, el Profesor de la asignatura y hasta el Director de la Escuela no le recibieron.

El 25 de Abril y la Revolucin de los Claveles de Portugal, fue una gran esperanza para Bernardo afianzndole en su idea de que un Ejrcito democrtico era posible

A primeros de septiembre de 1974 se presentaron en su casa Luis Otero Fernandez y Jesus Martin Consuegra con una tarjeta de Julio Busquets y le expusieron la necesidad de crear una organizacin clandestina que para aunar esfuerzos dentro de las Fuerzas Armadas para que el ejrcito fuera neutral y facilitara la transicin del rgimen que se avecinaba, haca la democracia. Bernardo acogi la idea con gran entusiasmo y fue uno de los redactores junto a otros del Ideario de la UMD. Bernardo dej de colaborar con el Boletn, al encontrar un cauce dentro del Ejrcito para defender los valores democrticos.

El 23 de Septiembre de 1974 nos enteramos por los medios de comunicacin del terrible atentado de la Cafetera Rolando en la Calle Correo de Madrid y de la detencin entre otros de Bernardo Vadell y Carmen Nadal, como colaboradores de ETA en Madrid. El mismo da a las 23 horas vino la Brigada Poltico Social a hacer un registro en la casa y a detener a Bernardo quien se neg a acompaarles aduciendo el Cdigo Justicia Militar y que slo se ira de casa si le detena un militar ms antiguo que l o de mayor graduacin. Despus de horas de espera fue detenido por un Comandante y llevado al Gobierno Militar. Desde all el Juez Militar lo ingres ilegalmente en la Prisin de Carabanchel y lo desposeyeron de su uniforme militar. La misma noche fue detenido Miguel Bilbatua que si fue llevado a la Direccin General de Seguridad.

En los interrogatorios del juez militar jams le preguntaron otra cosa: sino qu saba de una organizacin militar clandestina a lo que Bernardo siempre contest que nada saba, y despus de haber pasado dos das en la Prisin de Carabanchel y cuatro en el Cuartel de Infanteria Saboya de Legans, fue dejado en libertad sin cargos, gracias a la intervencin de dos compaeros : Jose Altozano Foradada y Rafael Adrover Forteza Rey, que fueron a levantar un Acta de detencin ilegal por haber sobrepasado el plazo de detencin.

Como consecuencia de dicha actuacin fue arrestado Jose Altozano por haberse excedido en la virtud del compaerismo

A Miguel Bilbatua le detuvieron durante un mes en la Crcel de Carabanchel.

Al salir de la crcel sin cargos, se present en su cuartel Regimiento Mixto de Ingenieros en Campamento (Madrid) no dejndole pasar la guardia. As estuvo dos meses suspendido de empleo pero no de sueldo. El General Milans del Bosch le concedi una entrevista, despus de dos meses advirtindole que haba perdido la confianza del mando y sera destinado fuera de Madrid. Durante todo este perodo no dej de tener reuniones clandestinas de la UMD en donde defendi con gran vigor que era fundamental que en la Organizacin estuvieran tambin los suboficiales y no solo jefes y oficiales.

En Octubre 1974 fue destinado al Regimiento Mixto de Ingenieros n IX en el Aaiun , Sahra Occidental.

Es importante destacar el papel del Coronel del Regimiento, Aramburu Topete que se neg a recibir un castigado y slo lo acept cuando desde el Ministerio le aseguraron que enviaban un magnfico oficial. Organiz una Comisin de Recibimiento en el Aeropuerto con todos los honores.

Bernardo se reencontr con sus antiguos soldados saharauis, algunos de ellos haban pasado por la crcel de Tenerife, torturados, por considerarlos miembros del Frente Polisario (entre ellos Selama Uld Mami, con una peticin fiscal de 8 aos de crcel).

Bernardo aprovech su estancia para convencer a tenientes y capitanes de la necesidad de entrar en la UMD, y contactar con miembros del Fpolisario pasndoles clandestinamente informacin y mapas del territorio.

En Agosto de 1975 fueron detenidos en Madrid y Galicia 9 miembros de la UMD.

En Octubre de 1975 el entonces Jefe de Estado en funciones D. Juan Carlos de Borbn visit el Aain y tuvo una larga entrevista con Bernardo. Este le expuso la situacin real del territorio y la necesidad de acatar las Resoluciones de la ONU en lo referente al Shara Occidental convocando un Referndum de Autodeterminacin.

Su Majestad le dijo que su causa no sera olvidada y que se defendera a la poblacin saharaui de la amenaza de la invasin marroqu.

Bernardo regres a Mallorca el 18 de Noviembre y despus de unos meses de permiso fue destinado a la Escuela de Aplicacin de Ingenieros en Madrid. Franco muri el 20 de Noviembre de 1975.

Bernardo aprovech su estancia en Mallorca para contactar con Jefes y Oficiales y Suboficiales para hablarles de la UMD, crendose una clula de la organizacin.

En Madrid continuaron las reuniones y Asambleas al estar descabezada la UMD con nueve de sus miembros en las crceles de Espaa.

Acompa en muchas ocasiones a las entrevistas que la esposa del Comandante Otero, Carmen Macas, tena con los medios de comunicacin tanto nacionales como extranjeros.

Al mismo tiempo se puso en contacto con miembros del Fpolisario clandestinos a los que ayud en lo que pudo con mapas del territorio, manuales antiminas, manuales de tctica, para poder defenderse de la invasin marroqu que se haba producido con la Marcha Verde. Todo ello por supuesto clandestinamente.

Sigui captando nuevos miembros de la UMD a pesar de la vigilancia a la que era continuamente sometido.

En distintas ocasiones dentro de la organizacin se corri la voz de que Bernardo era comunista o filocomunista. Bernardo siempre defendi que el Ejrcito tena que ser apoltico y que si alguien tena la tentacin (legtima) de pertenecer a un partido deba salir de la UMD. Todo ello le acarre gran sufrimiento ya que nunca perteneci a ningn partido ni antes ni despus de la UMD.

Con la Ley de Amnista del 15 de octubre de 1977 salieron los nueve presos de las crceles aunque no se les rehabilit ni devolvi a sus destinos sino que se mantuvo la pena de expulsin de la carrera.

Se reunieron las Cortes Constituyentes que tenan que redactar la nueva Constitucin. En las reuniones y Asambleas de la UMD Bernardo inici el debate de que si se aprobaba una Constitucin votada por todos los espaoles la UMD deba de autodisolverse. La realidad del pas segua siendo convulsa, con atentados de ETA, movimientos golpistas entre los militares ultras y muchos pensaban que la UMD deba continuar hasta que se normalizara la situacin. Bernardo encabezaba la teora de que una vez aprobada la Constitucin las Fuerzas Armadas deban cumplir con su deber y trabajar segn el mandato que la Carta Magna les asignara.

El 6 de Diciembre de 1978 se aprob la Constitucin y fu Ratificada por su Majestad el Rey

A finales de Diciembre de 1979, primer aniversario de la Constitucin, los miembros de la UMD organizaron una cena de celebracin de la Carta Magna, a la que se invit a militares y civiles, (fue el primer acto de aniversario y que se mantuvo ao tras ao hasta que en 1983 se declaro fiesta nacional por Real Decreto 2964/1983).

En los brindis Bernardo levant su copa y dijo:

LA UMD HA MUERTO VIVA LA CONSTITUCION!!

Bernardo muri el 11 de Enero de 1981 en un accidente de trfico en una calle de Madrid v

Notas:

El ttulo del artculo hace referencia a los Capitanes de Abril, nombre genrico con el que se designaba al grupo de militares portugueses del Movimiento de las Fuerzas Armadas MFA-; que llevaron a cabo la Revolucin de los Claveles contra el Rgimen fascista de Portugal, el 25 de abril de 1974. La rebelin de un grupo de militares jvenes desemboc en una revuelta popular que derroc a Marcelo Caetano, sucesor de Oliveira Salazar, creador del Estado Novo uno de los fascismos ms viejos de Europa.

La Unin Militar Democrtica UMD- tuvo en el MFA una de sus principales inspiraciones. A esa similitud de origen y planteamientos alude el ttulo de este artculo. Tambin al vuelo mucho ms corto de la UMD. El pacto entre los herederos del franquismo y las fuerzas democrticas tuvo en la liquidacin de la UMD, uno de sus objetivos fundamentales. Eso condicion su desarrollo y convirti a las FF.AA espaolas del franquismo en limitadoras de la Transicin, y en determinantes de la continuidad del rgimen anterior en todas las instituciones de poder del estado y del poder econmico.

La pequea historia de los Capitanes que no pudieron serlo es uno de los captulos fundamentales de la gran historia, que nos est revelando ahora las enormes limitaciones del estado democrtico en construccin all por 1978; que inicio su andadura, lastrado, cojo y ocupado por sus enemigos.

ii Los que en el nuevo lenguaje represivo de la derecha heredera del franquismo y de la izquierda que se declar vencida se llamaran ahora entorno.

iii En efecto, tal norma jurdica ha perdido la legitimidad de origen si algn da la tuvo-; y aparece ya, claramente, como el campo de batalla de la corrupcin institucional, del capitalismo salvaje, y de la pugna nada democrtica entre poderes constituidos que carecen del menor atisbo de representacin y de participacin populares.

iv Ver en Anexo aadido: Semblanza de Bernardo Vidal

v Nota de A.M: Bernardo Vidal muri mes y medio antes del golpe militar del 23F.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter