Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-02-2013

La bomba atmica es un peligro la tenga el Vaticano o EUA

Jos Justiniano Lijern
Rebelin


Es por dems insultante a la conciencia de los pueblos del mundo que verdaderamente ansiamos vivir en paz, que sean cabalmente los responsables principales de la inestabilidad en el Planeta, quienes alzan el grito al cielo para condenar y alertar al mundo del peligro que significa que pueblos que no pertenecen a la frula de sus intereses, cuando ejerciendo su derecho de autodeterminacin, hacen los esfuerzos para dotarse de armamentos que ellos como eternos agresores, los tienen a montones y que adems ya los probaron contra el ser humano en el Japn, como la bomba atmica y otras armas de ltima generacin las usan cotidianamente en sus actuales agresiones.

Casi nos tienen convencidos al mundo, por lo menos a una buena parte, de que solamente ellos, las llamadas potencias mundiales pueden tener en su poder armamento atmico, y que son los nicos que tienen ese derecho celestial, otorgado entre ellos mismos, pero ese acuerdo de caballeros tiene sus excepciones, cuando algn gobierno es parte de sus complicidades de atropellar pueblos como el caso concreto del gobierno sionista de Israel, que segn una serie de denuncias es poseedor de armamento nuclear ,todos ellos callan y ninguno dice nada, ni condena ,ni pide a la ONU y su respectivos mecanismos para hacer alguna averiguacin ms bien sta, hace coro al imperio como su vulgar sirviente para condenar a cualquiera que no est en la orbita de los gobiernos serviles .

Ese obsoleto cdigo de complicidad de los poderosos, cada da se ir cayendo a pedazos, pues la energa nuclear nos guste o no, es la ms limpia del universo y mientras no haya un sustituto al petrleo para mover al mundo, es el arma que los poderosos quieren tener solamente ellos a la mano, para domesticar y obligar a los dems pueblos que no la tuvieren, a obedecer su mandato conforme a sus intereses de explotacin y sometimiento.

Al compas que camina el mundo, el sistema capitalista que ya no se corresponde a las relaciones sociales de produccin, y consecuentemente ya no soporta las relaciones de propiedad, basadas en la sper explotacin del hombre y la naturaleza y la acumulacin de los excedentes en pocas manos y el drama mundial del empobrecimiento de las mayoras junto a la depredacin de la naturaleza, con esta situacin su sobrevivencia se le hace cuesta arriba y solo le queda seguir agrediendo.

En diferentes partes del mundo se rebela la consciencia de los pueblos, pues han decido arreciar la lucha, con la certeza de que no solamente otro mundo es posible, sino que es urgente y necesario cambiar este sistema y para ellos, todos los pueblos tenemos el legtimo inters de defender nuestros recursos, nuestras vidas, usando los medios que las circunstancias aconsejen, as mismo utilizando la ciencia y los avances de la tecnologa para asegurarnos el futuro con energa y con las capacidad negociadora de hacer respetar nuestros derechos de autodeterminacin.

Es cierto y real, la bomba atmica es muy pero muy peligrosa y el club de las potencias mundiales tienen en sus arsenales, ms que la cantidad suficiente para hacer estallar el planeta en pedazos, sea que la tenga Corea del Norte, el Vaticano o los EUA, pero la prerrogativa democrtica debe ser o para todos o para nadie. Ellos siguen investigando y construyendo todo tipo de armamentos y aparatos sofisticados en su loca carrera de seguir siendo los gendarmes del universo, para matar y controlar el mundo, pero a veces se olvidan de que no hay enemigo pequeo.

A raz de la tercera (lase bien tercera) detonacin atmica subterrnea de Corea del Norte, es bueno dejar en claro la doble moral del imperio, cuando mueve todo su aparato de propaganda y desinformacin y pretender condenar el hecho, cuando los EUA llevan hasta el presente ms de 1000 detonaciones atmicas, y con cifras menores. Reino Unido, Francia, China, Rusia, etc. ni la ONU ni nadie los condena.

Al tigre hay que responderle con otro tigre, no con un gato, y eso es lo que estn haciendo pueblos que han decidido, usar la ciencia y el conocimiento para defenderse y sobrevivir y no ser arrasados impunemente como acostumbra hacer el imperio norteamericano y sus cmplices, junto a la OTAN. En una guerra por sobrevivir, todo vale.

Jos Justiniano Lijern es ex Dirigente de la Central Obrera Boliviana.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter