Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-02-2013

Mujeres y agricultura, conectadas
Proyectos e iniciativas de gnero y TIC en el frica subsahariana

Beln Lobos
Pueblos


Cmo pueden contribuir un sistema de navegacin satelitar, un telfono mvil o una cmara digital al empoderamiento de las mujeres y las nias del frica subsahariana? Lo que guardan en comn estas herramientas es que son todas TIC, tecnologas de la informacin y la comunicacin, y que se pueden utilizar (y se est haciendo) con enfoque de gnero. Una de las aplicaciones que han demostrado ser ms eficaces es la de las TIC en el mbito de la agricultura, debido tanto a la gran dependencia agrcola de los pases subsaharianos como al papel fundamental que tienen las mujeres en el campo, la produccin, el procesamiento de alimentos y otras partes del proceso.

La mujer subsahariana cobra crucial relevancia, en primer lugar, a nivel socio-econmico, ya que el porcentaje de mujeres del total de la fuerza de trabajo en la mayora de los pases de la regin supera el 40 por ciento y alcanza en muchos el 56 por ciento. Tambin segn datos de 2011 y 2012 de Gender Equality Data Statistics, de una poblacin total de 87484 millones de personas en frica subsahariana, la femenina supone un 5001 por ciento, teniendo las mujeres un rol central en la produccin agrcola, el bienestar de los hogares y siendo responsables del cultivo de un 80 por ciento de los alimentos bsicos. Son palabras del informe Agriculture at a Crossroads: Sub-Saharan Africa Report, del Instituto de Tecnologa para el Desarrollo (IAASTD). Sin embargo, contina el informe, los hombres son los primeros en la toma de decisiones. De ah que la aplicacin de las TIC con enfoque de gnero sea ineludible si sta puede contribuir al desarrollo socio-econmico de las comunidades en el frica subsahariana.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) enumera cuatro barreras especficas para las mujeres empresarias de pequeos negocios que se pueden superar gracias a las TIC. La primera, conseguir financiacin. La segunda, tener tiempo para sus negocios debido a la carga de las responsabilidades familiares, que se ve aliviada gracias al uso de determinadas TIC y proyectos sensibles a sus necesidades. Adems, las mujeres tienen, por lo general, menos acceso a la formacin (hecho que se puede cambiar a travs del e-learning o la educacin online o a distancia, por ejemplo). Por ltimo, a menudo disponen de menos facilidad para desplazarse, lo cual las limita respecto a oportunidades, mercados y redes (mientras que con las TIC se ahorra tiempo y energa en los desplazamientos).[1]

Sumando dificultades

Pero, cmo conseguir que los proyectos de gnero y TIC se conviertan en una alternativa slida sin una buena infraestructura tecnolgica e informativa? International Telecommunication Union (ITU) es tajante: dos mil millones de personas en Internet, pero muy pocas en frica. Efectivamente, frica subsahariana es una de las regiones del mundo en el que la preparacin tecnolgica es ms pobre. Tampoco la conectividad a la red alcanza los mnimos: los datos ITU de finales de 2010 muestran que el continente africano est muy por debajo de la media mundial de conexin, que es de un 30 por ciento, e incluso de la media de los pases en vas de desarrollo, en los que el porcentaje es de un 21. Lejos queda este apenas 10 por ciento africano comparndolo con el 55 de las Amricas del Norte y del Sur y el 65 por ciento de los pases europeos.

Si se tiene en cuenta que el frica subsahariana es la regin en vas de desarrollo con una mayor dificultad de alcanzar el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM 1), consistente en reducir a la mitad el hambre extrema y la pobreza para 2015, se entender que es urgente construir nuevas capacidades productivas, as como, en palabras de la UNCTAD, identificar vnculos multisectoriales entre la agricultura y otros sectores () para apoyar el desarrollo econmico sostenible.

En los pases del frica subsahariana, las mujeres son quienes, por lo general, controlan los recursos naturales y, a menudo, mantienen y comparten las prcticas y costumbres tradicionales. A pesar de que ellas suponen un 70 por ciento del total de las y los trabajadores de la agricultura, estn en desventaja en cuanto al acceso a la educacin, los servicios de extensin, el crdito y los derechos de propiedad de la tierra.

No todo son malas noticias. Si bien el acceso a Internet es, en la mayora de los casos, dificultoso en esta regin, la disminucin de los costes de otras TIC como los telfonos mviles est permitiendo un mayor y mejor acceso a la informacin a las personas dedicadas a la agricultura y del mbito rural. Hasta un 80 por ciento de las comunidades en Uganda tiene cobertura, y un cinco por ciento de los hogares posee telfono mvil propio.

Las iniciativas

Como ejemplo de iniciativas de gnero y TIC a travs de los mviles se encuentran las llevadas a cabo por The Kenya Agricultural Commodity Exchange Ltd. (KACE) y Safaricom Limited, que recogen y distribuyen informacin actualizada y fiable sobre los precios de las materias primas y productos a las y los granjeros a travs de un proveedor de bajo coste de mensajes cortos (SMS). En los pases donde se han introducido tecnologas relacionadas con la agricultura se ha demostrado que la formacin a mujeres revierte en un incremento de la productividad en un mayor grado que cuando se da esa misma formacin a hombres.

Debido a lo remoto de ciertas comunidades rurales, las TIC han demostrado ser tiles herramientas de aviso, intercambio y difusin de informacin, as como de empoderamiento para las mujeres y las nias, especialmente en cuanto a formacin y educacin en el campo. Cuando no se tiene posibilidad de acceso a las nuevas TIC, las tecnologas de la informacin y la comunicacin tradicionales (CD-ROM, radio FM u online y ordenadores) han demostrado ser eficaces.

Otro proyecto de empoderamiento econmico y social en el mbito agrcola es el puesto en marcha por Solar Sister, una empresa social sin nimo de lucro que ofrece la oportunidad de ser empresarias a aquellas mujeres que de otra forma no tendran la oportunidad. Se trata de que ellas puedan crear un negocio sostenible que produzca beneficios que a su vez se reinvierten en la Red de Empresarias Solar Sister, de manera que genere un impacto social, econmico y medioambiental en las comunidades. A da de hoy trabajan en Uganda, Ruanda y Sudn del Sur.

El producto en s son lmparas solares (con un pequeo panel solar que las alimenta). Uno de los grandes obstculos a superar en muchas de las poblaciones rurales del frica subsahariana es el acceso seguro a la energa elctrica. Solar Sister considera que uno de los problemas que las mujeres y las nias enfrentan en estos pases es la dependencia al queroseno, los faroles y las velas. Segn la organizacin, invierten hasta un 30 por ciento de sus ingresos familiares en una energa que resulta insuficiente, peligrosa e nada saludable para las personas ni para el planeta. La falta de acceso a la electricidad es a su vez causa y efecto de una pobreza que no remite.

A su vez, los cargadores de telfonos mviles solares dotan de conectividad incluso a las comunidades ms remotas (slo un 5 por ciento de la poblacin rural tiene acceso a la electricidad) y, con ello, de la posibilidad de acceso a una tecnologa que produce energa limpia y brinda a las mujeres la oportunidad de crear sus propios negocios. Solar Sister se encuentra en tres pases, cuenta con un total de 171 mujeres emprendedoras y 31.880 beneficiarios y beneficiarias de la energa solar de sus lmparas.

Chantal Uwingabire es una de las beneficiarias y trabajadoras de Solar Sister, encargada ahora de mostrar y vender a otras personas de su mbito el producto. Con el dinero que obtiene logra financiar la educacin sus hijos: En nuestras comunidades, los hombres no creen que haya que enviar a los hijos y las hijas a la escuela, lo cual es muy doloroso y produce un corte profundo en el corazn de la mujer. Su trabajo consiste en dar a conocer, mostrar cmo se utilizan y proveer de lmparas solares a otras personas de la comunidad: a sus familiares, amistades y al vecindario. La clave en la que se basa el proyecto son las redes intrapersonales, gracias a las cuales todo el equipo se beneficia de una cadena que produce tanto beneficio econmico como progreso social.

El International Small Group and Tree Planting Alliance (TIST) forma tanto a mujeres como a hombres en proyectos de reforestacin en los que se utilizan PDA y tecnologa GPS[2] para recolectar datos sobre la reforestacin, que despus se descarga en una base de datos online. TIST trabaja desde 1999 por la agricultura de subsistencia y lleva a cabo su programa de reforestacin en Tanzania, Kenia y Uganda para revertir los efectos devastadores de la deforestacin, la sequa y la hambruna proporcionando herramientas a las propias comunidades para que sean ellas mismas las que planten los rboles y desarrollen una agricultura sostenible. Adems, TIST crea una estructura administrativa y de comunicacin que incluye un programa de salud (incluyendo VIH/SIDA), educacin y nutricin.

En la actualidad, el programa de Tree Planting cuenta con ms de 60.000 personas implicadas, de las que ms de la mitad son mujeres (35.000), y la cifra de rboles plantados alcanza los 11 millones. En Kenia, ms de 25.000 mujeres se involucraron en el proyecto desde su comienzo en 2005, habiendo conseguido plantar cinco millones de rboles. Barbara Kingsolver, redactora del equipo Ripple Effect Images, que realiz un vdeo documental sobre el proyecto, afirma: Es un hecho que los programas de mayor impacto para mitigar el cambio climtico son aquellos que invierten en las mujeres. Las estadsticas muestran que cuando se ofrece una oportunidad, por pequea que sea, a las mujeres, stas obtienen unos resultados que, en cifras, son tres veces mayores a lo que los hombres conseguiran [de los mismos recursos].

Una vez que los rboles han crecido, las mujeres calculan su valor en carbono (carbon value) a travs de unos pequeos ordenadores de bolsillo similares a telfonos mviles que previamente han aprendido a utilizar. Con la informacin proporcionada por esta TIC, pueden despus vender este valor en el mercado internacional de carbono. En palabras de Dorothy Muriuki, una mujer keniana perteneciente al programa: Aqu en Kenia las mujeres estaban acostumbradas a depender de sus maridos, pero ahora siento que tengo una influencia, dispongo de algo de dinero sobre el que tengo el control. Soy independiente. Puedo moverme, puedo hacer grandes cosas sin tener que buscar a alguien que me asista. Esther Gataya, tambin perteneciente al programa Tree Planting, ha construido su propia escuela con el dinero procediente de su trabajo en TIST. Ella declara: Si plantara sola, no sera suficiente. Pero desde que enseo a las y los ms jvenes [a hacerlo], la repercusin es mucho mayor.

No se puede dejar de mencionar al Gender, Agriculture and Rural Development in the Information Society (GenARDIS), que desde 2002 apoya con pequeas subvenciones trabajos en zonas rurales de frica, Caribe y Pacfico. En frica subsahariana ha impulsado proyectos como grupos de teatro de mujeres en radios comunitarias, control de pesticidas y promocin de uso de distintas tecnologas para promover los derechos y la herencia de las mujeres sobre la tierra.

Los ejemplos de proyectos, personas beneficiarias y ventajas son interminables, pero las conclusiones son siempre las mismas: promover e invertir en proyectos de TIC con enfoque de gnero no slo favorece a las propias mujeres, sino a toda la comunidad y conlleva desarrollo socio-econmico a todos los niveles.

Beln Lobos es colaboradora de Pkara Magazine (www.pikaramagazine.com) y Hemisferio Zero.

Este artculo ha sido publicado en el n 55 de Pueblos Revista de Informacin y Debate Primer trimestre de 2013.

NOTAS:

  1. Otro concepto fundamental es el de las Tecnologas de la Informacin y la Comunicacin para el Desarrollo (ICT4D). Si bien, en este caso, la diferenciacin entre TIC y ICT4D se difumina por considerar que todas las iniciativas de TIC con enfoque de gnero estn ligadas a proyectos de desarrollo, ya que el empoderamiento de las mujeres y nias revierte en procesos de desarrollo de las propias comunidades y/o sociedades.
  2. Personal digital assistant (PDA). Global Positioning System (GPS).

Fuente original: http://www.revistapueblos.org/?p=13099



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter