Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-02-2013

Ecos de la reciente Cumbre de la CELAC realizada en Santiago de Chile
Entre la unidad latinoamericana y la diversidad econmica y poltica

Diego Olivera
Barmetro Internacional


En la ltima Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos (CELAC), realizada en la capital de Chile Santiago, se realiz el segundo encuentro entre los miembros de la misma, con la novedad de un prembulo con Unin Europea (UE), lo que conform una suerte de diversidad poltica e ideolgica, entre un naciente espacio de integracin entre la distintas naciones latinoamericanas y caribeas, que ha logrado conformar algunos acuerdos econmicos como el MERCOSUR, ALBA, Petro Caribe y una alianza poltica y de Defensa UNASUR, lo que ha permitido fortalecer la regin, resolviendo algunos conflictos econmicos, como el mecanismo del dialogo para diferencias entre pases miembros y lograr una unidad en temas como el bloqueo a Cuba y el derecho argentino sobre las Islas Malvinas, como el apoyo a Venezuela en campaas de Panam y Canad, en temas constitucionales de esta nacin bolivariana.

El encuentro de la CELAC con miembros de UE previo a la Cumbre, llam la atencin para muchos sectores polticos y sociales de Amrica Latina, que vean a este nuevo desafo de integracin, con la fortaleza de un mercado econmico, en una regin que alcanzo un crecimiento econmico del 3,1 % en 2012 a travs de varios mecanismos de unidad econmica y monetaria. En el marco de la diversidad de la CELAC se notaron las diferencias de enfoque, en el marco econmico entre algunos pases que defienden los Tratados de Libre Comercio (TLC) y los que buscan mecanismos multipolares entre las naciones del rea y con otros pases que buscan una economa multilateral, fuera de mecanismos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), al servicio de la Banca Mundial, EEUU y UE, que han llevado al mundo y la sociedad humana a la peor crisis econmica de la historia

Ante esta realidad la UE reclama su protagonismo como el principal inversor extranjero en Latinoamrica, alcanzando segn la UE 2010 una inversin directa en la regin de 385.000 millones de euros, superior a las de Rusia, India y China juntos. El marco de este encuentro CELAC-UE mostr claras diferencias, como lo sealaba el acta, de esta reunin en referencia a la seguridad jurdica de estas inversiones, que se deriv en el asunto ms polmico de la cumbre, especialmente despus de recientes nacionalizaciones que en Argentina y Bolivia afectaron a capitales espaoles y, en Venezuela, a estadounidenses, espaoles y franceses.

El presidente Chvez el gran ausente y principal mentor de la CELAC

Sera imposible dejar de mencionar al Presidente Hugo Chvez presidente electo de la Repblica Bolivariana de Venezuela, incansable luchador por la unidad latinoamericana, un verdadero continuador de la gesta del Libertador Simn Bolvar, en la Unin de la Gran Colombia y en el aquel memorable Congreso Anfictinico de Panam, hoy aquellos sueos de Bolvar, Mart, Artigas, San Martin, Sucre, fueron testigos en la carta del mandatario venezolano a la CELAC, ante su ausencia por su delicada enfermedad, su operacin y su lenta recuperacin.

Nos pareci importante citar algunos prrafos de su misiva, escribe el presidente Estoy batallando nuevamente por mi salud en la Cuba revolucionaria y hermana. Por eso, estas lneas son la manera de hacerme presente en esta Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos; son la manera de reafirmar, hoy ms que nunca, el compromiso vivo y activo de Venezuela con la causa histrica de la Unin. Y asevera Es Imposible no sentir a Simn Bolvar palpitando entre nosotros en esta Cumbre de la Unidad. Imposible no evocar a Pablo Neruda, a Pablo de Chile y de Amrica, en esta tierra y en este presente de Patria Grande del que estamos hechos: Libertador, un mundo de paz naci en tus brazos./ La paz, el pan, el trigo de tu sangre nacieron,/ de nuestra joven sangre venida de tu sangre/ saldrn paz, pan y trigo para el mundo que haremos.

Donde agrega en su misiva Desde aquel diciembre de 2011, cuando fundamos en Caracas la CELAC, los acontecimientos mundiales no han hecho ms que ratificar la extraordinaria importancia del gran paso hacia adelante que dimos. Ah est la crisis golpeando a EEUU y a Europa y arrojando a la miseria a miles de seres humanos. Miles de mujeres, hombres, nias y nios han perdido sus casas, sus empleos, su seguridad social, sus ms elementales derechos. Mientras que EEUU y Europa, parafraseo al eminente filsofo Ernesto Laclau, estn cometiendo un suicidio colectivo, nosotros estamos capeando el temporal, y lo vamos a capear definitivamente. Somos, hoy por hoy, ejemplo para el mundo de unidad en la diversidad, en funcin de la justicia, el bienestar social y la felicidad.

En franca diferencia con algunos de las posturas de la UE Afirma Chvez La nica respuesta a la crisis que han encontrado los pases del Primer Mundo ha sido el recorte del gasto social y de la inversin pblica. Desde la CELAC, nosotros podemos sostener el crecimiento econmico con una fuerte inversin social, acordando una agenda comn para la igualdad y para el reconocimiento al derecho universal que tiene cada uno de nuestros ciudadanos, sin exclusin, a recibir salud y educacin gratuitas. Y asevero Pero estoy persuadido de que, en esta hora estelar de nuestra historia, fracasarn quienes intenten desviarnos; que prevalecer, lo digo con Bolvar, el bien inestimable de la unin; que el monrosmo desaparecer definitivamente como instrumento de opresin, dominacin y desunin en este lado del mundo.

La Declaracin Cumbre de los Pueblos, Santiago de Chile

Tambin en los alrededores de la Cumbre de la CELAC los movimientos sociales, que han venido acompaando las distintas instancias como el Foro de Sao Pablo, el ALBA, Unasur, aportando su ideas y sus diferencias, realizaron sus deliberaciones y citaremos algunas, como parte de intento de resumen o anlisis compartido con todos los actores de esta nueva realidad de Amrica Latina, que busca crear mecanismos comunes de integracin y de desarrollo econmico, fuera de ataduras del mundo unipolar y sus mecanismos de dominacin.

Seleccionamos la parte inicial de esta Declaracin Citamos Hoy, somos testigos de cmo los bienes naturales, los derechos y las personas han sido mercantilizadas en las naciones y pueblos de Amrica Latina, Europa y el Caribe, producto de la lgica capitalista, que en su vertiente neoliberal y machista, permite su instalacin y profundizacin a travs de aparatos cvicos, polticos, militares. Las relaciones existentes entre la Unin Europea y Amrica Latina y el Caribe que priorizan los privilegios y ganancias de los inversionistas frente a los derechos de los pueblos a travs de acuerdos comerciales y acuerdos bilaterales de inversiones, profundizan este modelo que perjudica a los pueblos de ambas regiones.

Agregando que Es as, que estos Estados mercantilistas, las transnacionales y las corporaciones continan siendo administradores y profundizadores de la pobreza y la desigualdad social en el mundo, amparados por un tipo de democracia representativa, de mano de la elite, que se aleja de los intereses de las grandes mayoras de nuestro pueblo. Esta hegemona del capital financiero se manifiesta entre otros en la privatizacin y mercantilizacin de los servicios pblicos, el desmantelamiento del Estado de bienestar, la precarizacin del trabajo, el extractivismo, la usurpacin, la destruccin y mercantilizacin de los bienes naturales y sociales propios del pueblo y el desplazamiento forzoso de los pueblos originarios, provocando las crisis alimentarias, energticas, climticas.

Advierte que En la Unin Europea la crisis capitalista ha significado un verdadero golpe de estado financiero que ha impuesto polticas de austeridad en contra de los derechos de los pueblos, de los derechos laborales, ambientales, etc. La troika europea (FMI, BCE, Comisin Europea) obliga los estados a endeudarse para salvar los bancos para que seamos los pueblos los que paguen la crisis provocada por ellos mismo. Al mismo, es necesario visibilizar la creciente opresin y discriminacin hacia las mujeres en Amrica Latina, el Caribe y Europa. Ante esta realidad estas organizaciones realizan sus propuestas

No obstante, a este panorama que parece adverso, reconocemos procesos histricos y recientes a partir de las luchas de nuestros pueblos en el mundo, que han logrado tensionar y agrietar las actuales lgicas y nos dan la esperanza de que otro mundo es posible. De este modo, surge la necesidad de construir las bases para un nuevo modelo de sociedad que transforme las actuales lgicas y coordenadas polticas, econmicas, sociales y culturales en todas nuestras naciones y pueblos de ambos lados del continente las luchas de los diferentes actores y organizaciones del campo popular.

Para alcanzar estos objetivos proponemos que:

(Citamos las principales decisiones)

Los derechos y bienes naturales arrebatados a nuestro pueblo deben ser recuperados, por medio de la nacionalizacin, la comunitarizacin de los bienes y servicios y los medios de produccin y el reconocimiento constitucional de la naturaleza como sujeto de derecho. Esto implica pasar de ser resistencia y movimientos reivindicativos a una alternativa que contenga una propuesta poltica-social integral de pas.

Promover el paradigma del buen vivir basado en equilibrio del ser humano con la naturaleza y el medio ambiente y los derechos de la tierra, al servicio de los pueblos, con una economa plural y solidaria.

Democracia directa, participativa y popular y su concretizacin desde las bases sociales. Para ello, es necesario la integracin de actores sociales y polticos del mundo, valorando prcticas territoriales y haciendo el dialogo entre las instancias locales y globales.

CELAC, ALBA, UNASUR, MERCOSUR simientes de la integracin en AL

A manera de cierre de rpida visin de la Cumbre de la CELAC, somos conscientes que Amrica Latina ha comenzado a caminar en una era, como parte de los desafos y sueos reafirmados en el Bicentenario de la Emancipacin de Espaa, recogiendo las banderas de los libertadores y de las continuas luchas en el siglo XX, por las agresiones de Inglaterra, de EEUU, en pases latinoamericanos, an existen bases en Cuba, Puerto Rico sigue anexada ilegalmente a EEUU, Mxico, Centroamrica fueron invadidos y despojados de sus tierras, serian interminables detallar los abusos del colonialismo y el imperialismo.

Ante esa realidad compartimos la importancia de la CELAC, el ALBA, UNASUR, MERCOSUR, como simientes de la integracin en Amrica Latina, pero enmarcados en la bsqueda de la multilateralidad y en la creacin de un mundo multipolar, sin gendarmes y si la dictadura del modelo neoliberal, del FMI, BID, BM y sin las amenazas de EEUU, solo la unidad de las naciones y los pueblos, en un proyecto de desarrollo y con una gran inversin social, para la dignidad de los latinoamericanos con todas sus diversidades.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter