Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-02-2013

Otro Juego

Ivn Gutirrez
Rebelin


Otro juego comienza. El arribo de Chvez al pas introduce variantes en el juego poltico que se vena dando. Descolocados ha quedado el grupito de manitas blancas que andaban de puerta en puerta ponindose en huelga de hambre, ayudados en su ltima proeza por la torpeza y nerviosismos de quien ordenara reprimirlos por encadenarse ante la Embajada Cubana.

Tambin Urosa Sabino, as, a secas, quien en su rol de lder de la oposicin, con el cinismo que le es propio, no alcanz a decir otra cosa que lo de la Juramentacin, actitud con la cual reitera la metida de pata de la Conferencia Episcopal con la infeliz declaracin que diera.

La oposicin partidista la toman movida entre tercera y home, al punto de quedarse sin respuestas contundentes ante la llegada del presidente al pas. Todo el tinglado argumental que haban montado en torno a la legitimidad del rgimen, rueda estrepitosamente, calle abajo. Ni que hablar de la oposicin meditica y econmica, afincados en una campaa anti relaciones Cuba-Venezuela, dando una versin de estas que eran todo un casquillo hacia la Fuerza Armada.

Todos ellos tendrn que recomponer sus posturas polticas y redisear sus estrategias para la Coyuntura pues, con Chvez en el pas, las cosas cambian radicalmente.

En el chavismo tambin se sienten los cambios. Del cierto sopor en el que se encontraban envueltos, han retornado de nuevo las calles, lleno de entusiasmo y moralizados. Ac tambin las actitudes, las estrategias hacia la coyuntura, deben sufrir modificaciones.

El balance que se haga de lo actuado durante la ausencia de Chvez no debe estar exento de un espritu autocrtico. Solo de esa manera podrn ser superadas las fallas que se hicieron visibles en aquel lapso.

Las famosas Tres R que un da Chvez reivindicara como metodologa para continuar avanzando, hoy tienen ms vigencia que nunca. Sobre todo porque se est inmerso en una situacin poltica llena de acechanzas.

Las respuestas a ella no son sencillas ni simples, como muchas veces, quizs sin querer, transmiten voceros del chavismo. Conveniente sera aprovechar el buen tiempo que proporciona el impacto de la presencia del Presidente para corregir algunos cursos de accin adoptados.

Porque ciertamente, en este momento el proceso ha recobrado las fortalezas que le haban brindado los dos triunfos electorales alcanzados. Sera un error a lamentar no se sabe por cunto tiempo, si este momento no es aprovechado para realizar ajustes, redirecciones polticas sin el acoso limitante de un adversario en crecimiento, no tanto por lo que sus propias fuerzas significan, sino por las debilidades que evidencia el adversario en sus actuaciones.

Tiempo; por cierto, de observar si el discurso que se est haciendo es consustancial al momento histrico que se vive o, si por el contrario, se acude demasiado a las frmulas que un da tuvieron su esplendor, pero que hoy ya no dicen lo mismo.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter