Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-02-2013

Brecha social se ampla y alienta malestar en Kazajstn

Joanna Lillis
IPS


En la narrativa oficial de la historia postsovitica de Kazajstn, el presidente Nursultan Nazarbayev es elogiado por impulsar una prosperidad generalizada al tiempo de mantener la armona intertnica. Pero la realidad no es tan color de rosa.

Sin embargo, en los ltimos tiempos, las odas oficiales a las virtudes de Nazarbayev no han logrado acallar las voces de duda sobre el sendero de desarrollo que sigue el pas. Y esas voces reflejan una brecha cada vez mayor entre ricos y pobres y entre habitantes de zonas urbanas y rurales.

Un incidente relativamente menor, pero ilustrativo, tuvo lugar en enero: las autoridades encarcelaron a un joven que hizo un gesto grosero ante un desfile de vehculos oficiales en la nortea ciudad de Pavlodar.

Fuera de los crculos oficiales, el incidente fue visto como producto de la frustracin que siente una parte considerable de la sociedad, que queda al margen del boom energtico del pas.

Precisamente ese es el sentimiento que el mes pasado aliment violentas protestas en Azerbaiyn, otro pas rico en petrleo y con una gran brecha social.

Hay una amplia dosis de verdad en el mito fundacional de Kazajstn: durante las ms de dos dcadas de gobierno de Nazarbayev, el pas ha concretado avances econmicos significativos gracias al boom de la exportacin de energa.

Kazajstn registr un crecimiento de cinco por ciento en 2012. Su producto interno bruto es de 11.357 dlares por persona, y el salario promedio es de 670 dlares mensuales, cifra muy respetable en comparacin con los estndares de la regin.

Pero la riqueza dista de estar equitativamente distribuida en Kazajstn, donde unos pocos tienen mucho y muchos otros se esfuerzan por sobrevivir.

Los 50 ms adinerados del pas suman 24.000 millones de dlares, segn la edicin kazaja de la revista estadounidense Forbes. En la lista de ricos figuran la familia del presidente y otras muchas personas de su entorno.

Mientras los ricos se vuelven an ms ricos, va tomando forma una clase media. Altynshash Smail, una mujer de 35 aos que tiene cuatro hijos y est casada con un exitoso empresario, es el caso tpico entre quienes se consideran cmodos ms que adinerados. Est agradecida a Nazarbayev por darles a quienes tienen iniciativa la posibilidad de concretar sus sueos.

"En Kazajstn hay dinero y perspectivas. El presidente ha dado muy buenas oportunidades Pienso que el pas est en muy buena posicin", dijo a EurasiaNet.org.

Smail sali de compras una tarde entre semana al centro comercial Esentai de Almaty, cuya inauguracin, el ao pasado, fue elogiada por entusiastas como una seal del creciente poder adquisitivo de los ciudadanos kazajos.

Actualmente la prosperidad se concentra en Almaty, el centro financiero, y en Astana, la glamorosa capital. Pero la riqueza se propaga hacia las regiones, a centros prdigos en energa como Atyrau y Aktobe, junto con otras ciudades provinciales.

Una maana de sbado en la pujante Shymkent, en el sur del pas, otro centro comercial de moda, Mega, hace suculentos negocios. Y quienes acuden a l se van contentos y llenos de elogios hacia su lder.

"Me gusta el presidente", seal la estudiante Margo Stepovaya mientras toma un caf con amigos. "Ha elevado a Kazajstn".

Pero en Shymkent y otras partes, las voces de disenso nunca estn apagadas. La aldea de Badam est a apenas media hora en autobs de las tiendas del Mega, pero parece que de l la distanciara medio mundo. All, la prosperidad es algo de lo que la gente solo oye hablar en la televisin.

"Nadie se muere de hambre, pero esta es un rea rural, los salarios son bajos y las pensiones diminutas", narr un pensionista que se identifica solo como Marat. "Para ser honesto, la gente est insatisfecha con la actual dirigencia (poltica), pero le da temor decirlo".

El jubilado se refiere a Nazarbayev con palabras duras, castigndolo por preferir posicionarse en el escenario mundial mientras que "dentro del pas su pueblo vive en el nivel ms bajo".

Otro aldeano, el plomero Amirkhan Tuleyev, de 60 aos, se apresura menos a culpar al presidente por los problemas de la vida rural.

"Como puede ver, no estamos prosperando", cont, sealando los senderos enlodados y llenos de pozos y las viviendas destartaladas.

Tuleyev tiende a culpar a funcionarios locales corruptos e incompetentes, en vez de al hombre que est en la cima del poder, cuya "visin es correcta, pero no nos llega a nosotros".

Amangeldy Kalybek, de la organizacin de jvenes activistas Prisma, considera que esas actitudes son sintomticas de "una crisis de confianza en las autoridades" locales, que no estn abordando problemas como el desempleo, la mala infraestructura y el acceso a atencin mdica y agua.

Apenas 24 por ciento de la poblacin rural de Kazajstn tena agua corriente en 2010, segn un informe publicado en 2012 por la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Las malas condiciones de vida y la falta de perspectivas desataron una estampida de las aldeas a las ciudades. "Los jvenes de las aldeas estn protestando con sus pies", dijo a EurasiaNet.org el director del Grupo de Evaluacin de Riesgos de Kazajstn, con sede en Almaty, Dosym Satpayev. En medio de la dura competencia por los buenos empleos, corren el riesgo de unirse a las filas de una clase urbana marginada.

En el occidente del pas, rico en petrleo, han surgido abiertas seales de falta de inters. La regin fue testigo del peor brote de malestar social del Kazajastn independiente en 2011, cuando 15 civiles murieron en enfrentamientos con la polica en la localidad de Zhanaozen, y tambin cuando hubo varios ataques terroristas, "tambin una forma de protesta", segn Satpayev.

Un ingeniero ferroviario que vive en un pequeo pueblo ubicado cerca de la ciudad petrolera de Aktobe, donde en 2011 tuvo lugar el primer atentado suicida en la historia del pas, dice que all el estado de nimo es "negativo".

"A la gente cada vez le gusta menos Nazarbayev", indic telefnicamente a EurasiaNet.org a condicin de no revelar su identidad, citando quejas familiares sobre corrupcin, nepotismo, desempleo y caresta.

"La expresin del sentimiento de protesta en Kazajstn es bastante alta", seala, destacando las pequeas protestas espordicas, principalmente por motivos socioeconmicos, que en han tenido lugar en los ltimos tiempos.

La oposicin es dbil y fragmentada, y no ha logrado capitalizar el espritu de protesta, dice Satpayev, pero "si surge una fuerza poltica que pueda movilizar (a quienes no muestran inters), ser una herramienta muy poderosa".

El gobierno de Nazarabayev es consciente de que la brecha entre ricos y pobres se est ampliando, y ha expresado el deseo de superarla. En la estrategia de desarrollo prevista para 2050 y lanzada el ao pasado, el desarrollo socioeconmico y el aumento de los estndares de vida son identificados como prioridades estratgicas clave.

Los ricos tampoco estn ciegos ante la creciente divisin social y econmica y, discretamente, algunos admiten que la realidad no es tan color de rosa como dicen los funcionarios.

De regreso en el centro comercial Esentai de Almaty, una banquer que pide mantenerse en el anonimato reconoce que el pas podra hacer ms por los pobres.

"No todo es realmente estable y perfecto, sabe", agrega con una sonrisa irnica.

Joanna Lillis es una periodista independiente que se especializa en temas de Asia central.

Este artculo fue publicado originalmente en EurasiaNet.org.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=102394



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter