Portada :: Opinin :: La Izquierda a debate
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-02-2013

Sobre la irracionalidad de lo social: posmodernidad y teora poltica
Hacia la poltica del burro y la zanahoria

Ivana Beln Ruiz Estramil
Rebelin


En la actualidad, parece que vivimos en un mundo en el que todo est en vertiginosa transformacin , las identidades ya no estn claramente definidas como hace unas dcadas bajo una sola categora totalizante. Hoy en da asistimos a un escenario con muchos ms actores, la obra ha terminado, como sugiere el titulo de Fukuyama, El fin de la historia y el ltimo hombre? No, acaba de empezar con un nuevo libreto y con un reparto catico.

Pero si todo cambia, tendremos que idear nuevas maneras de acercarnos a aquello que intentamos investigar, no podemos permitirnos el quedarnos con la boca abierta, patidifusos ante una realidad que no nos va a esperar para que hagamos nuestras teoras. Son muchos los aspectos cuestionables de esa realidad que vivimos, pero como apunta Boaventura de Sousa Santos, tambin resulta difcil articular una teora crtica. Porque no nos aproximamos a un pequeo anlisis de deconstruccin de la sociedad que a nivel global vivimos.


De aquellos barros, estos lodos

La modernidad naca con promesas de igualdad, libertad, desarrollo, claro est, fraternidad tambin, el para quines? A todo el mundo se le pas por alto leerlo, quizs ese sea el origen de la letra pequea de los contratos, dado su gran xito, bien podra ser cierto. La verdad es que bajo esas palabras tan bonitas, estbamos asistiendo a un lavado de cara de ese pequeo monstruo que vera sus posibilidades acrecentadas.

El capitalismo se convertira as, el en garante del desarrollo como pilar de que todas las dems promesas se cumplieran, y para que hubiera desarrollo, era necesario que hubiera crecimiento econmico que lo hiciera posible. Con estas pautas, se garantizara la igualdad entre quines?, tambin la libertad de qu? de quines?, la fraternidad por supuesto, se dara por hecho como resultado de todos los dems derechos adquiridos en serio?!.

En contra de la Revolucin Francesa por gritar a los cuatro vientos estas consignas? Para nada, es un hito histrico, un episodio fundamental que rompera con el Antiguo Rgimen y que posibilitara el desarrollo de la historia, el problema, es que la Revolucin, se qued en burguesa. Siguiendo por este camino, se definieron las lneas que deba de seguir el mundo, las reglas del juego y la hegemona del discurso. Todo lo que se apartara de estas directrices, sera contemplado como primitivo.

Ahora siglos despus, voces discordantes recuerdan que parece que no todos pintamos lo mismo en este mundo, que ya basta del espejismo del progreso, que ha causado ms nufragos que navegantes, como dijera Eduardo Galeano. Boaventura de Sousa Santos nos deca que para tres cuartas partes de la humanidad la industrializacin no ha representado desarrollo alguno , el nuevo orden mundial, ha puesto de manifiesto que solo se renueva en los nombres, pero que las prcticas de dominacin, de colonialismo, siguen basndose en arcasmos. Pero la ltima palabra no est dicha, y esas mismas voces discordantes, son las que infunden de nuevos significados a estos ideales de igualdad, libertad y fraternidad son entendidos tambin por otros colectivos bajo otros parmetros, atacando directamente ese sistema que ha pervertido los trminos. La lucha por la igualdad, defendiendo las diferencias. Como dijera Rosa Luxemburgo: Por un mundo en el que seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres .


Homogeneidad no es igualdad

Quizs un aspecto remarcable de esta globalizacin que vemos cada da en nuestras vidas es que se nos presenta como un fin en s misma, el estar interconectados, ese slogan publicitado hasta la saciedad de desde cualquier parte del mundo a tiempo real, el cosmopolitismo llevado a su mxima expresin. Pero no deja de ser un medio, cules son los intereses y los principales beneficiarios de esta interconexin?

De la globalizacin tal y como la entendemos, es de la que se beneficia la Bolsa de Chicago que pone los precios de los cultivos de que producen a miles de kilmetros de distancia, y que se vendern alrededor del mundo, miles de vidas dependen de esa decisin; de la globalizacin tal y como la entendemos se producen las mega deslocalizaciones para ahorrar costes de produccin provocando despidos en masa y creando mayor dependencia y subdesarrollo all donde desembarca; de la globalizacin tal y como la entendemos se producen dos kilos de alimentos por persona, toneladas se desperdician para mantener o aumentar los precios, mientras miles de personas mueren de hambre.

Con la globalizacin los empresarios, sobre todo los que se mueven a nivel planetario, pueden desempear un papel clave en la configuracin no slo de la economa, sino tambin de la sociedad en su conjunto, an cuando slo fuera por el poder que tienen para privar a la sociedad de sus recursos materiales (capital, impuestos, puestos de trabajo,) nos deca Ulrich Beck, y a caso no significa esto una mayor dependencia de los capitales privados?

Es verdad que no podemos hablar simplemente de un estado- nacin contra otro, como en el colonialismo a la antigua usanza, a pesar de que quiero remarcar que esta relacin sigue existiendo. En un contexto como el actual podemos decir que si el estado-nacin no tiene la hegemona total es porque debe de compartirla con las principales macroempresas, grandes corporaciones, una especie de estado pluriestatal y considero este trmino partiendo de la base de que algunas de esas empresas facturan ms que el PIB de varios pases, pero al mismo tiempo pluriestatal, porque operan a nivel transnacional, con sedes en diferentes pases y con sus propias reglas. Operan con tanta fuerza, que pueden permitirse en ocasiones poner condiciones del tipo lo tomas o lo dejas a un viejo estado-nacin.

Quin garantiza los derechos humanos en el mundo del post-estado nacional? se preguntaba Ulrich Beck, y la verdad es que la pregunta tiene mucho trasfondo detrs, parece que ahora mismo, se limitan a ser unas frases en una declaracin de intensiones. En esta interconexin cada vez ms grande, todo parece estar relacionado, las consecuencias de un acto aislado tiene repercusiones a miles de kilmetros, el efecto mariposa tiene ms sentido que nunca, pero esto viene acompaado de un nuevo tipo de personas, crear ese ciudadano planetario, estndar, pero qu hay bajo esta intensin? Qu efectos se derivan?

Parecemos afrontar un proceso de descontextualizacin como medio homogeneizante, que no igualatorio, una especie de transfrmate en una copia de mi, para que seamos iguales, pero ni aun as las condiciones sociales se igualan.

En esa bsqueda de dominacin del escenario internacional, asistimos como a una especie de diseo en donde todo tiene su funcin, incluso el subdesarrollo juega un papel fundamental. El desarrollo y el subdesarrollo seran dos aspectos diferentes de un mismo proceso que se vale de un marco de relaciones desiguales para acrecentar la dependencia de las zonas ms empobrecidas hacia las ms enriquecidas, pero todo ello debe ir acompaado de un discurso hegemnico en el que se culpabiliza a las propias zonas empobrecidas de su propio atraso.

Se convierte en imprescindible un discurso que legitime toda la estructura de dominacin y que despeje toda culpa, y es aqu donde llegamos a lo que nos dice Andr Gunder Frank, el subdesarrollo no es consecuencia de la supervivencia de instituciones arcaicas, de la falta de capitales en las regiones que se han mantenido alejadas del torrente de la historia del mundo, por el contrario el subdesarrollo ha sido y es aun generado por el mismo proceso histrico que genera tambin el desarrollo econmico del propio capitalismo 1 , como la doble cara de una misma moneda, se nos presenta un sistema mundial que se nutre de esas desigualdades como una manera de obtener beneficios.

Tratando estrictamente el plano interno de los pases, vemos como esas estructuras de dominacin se sobreponen, convirtiendo la desigualdad en un pilar estructurante de la misma, actuando desde una nueva dimensin en contextos donde la multiculturalidad es un fenmeno patente. Cmo se produce sta? Sobre aquellos contextos culturales que se niegan a caer bajo la ola homogeneizadora, pesa una especie de castigo, que los recluye a la marginalidad.

En este campo, no se trata solo de estar apartados de la elaboracin de discursos y del intercambio simblico sino tambin desde el punto de vista material. Los eternos desplazados, poblaciones indgenas, campesinos, que son desterrados de su propio territorio y que contribuyen a engrosar las grandes periferias urbanas, desconectados totalmente de su modo de vida, y sin acoplarse al nuevo orden, son los principales perjudicados del afn desarrollista, que se legitima a su vez, con el discurso de que se trata de poblaciones ignorantes del potencial del territorio en el que viven, y que bajo esta escusa deberan de dejar entrar a las grandes empresas transnacionales para desarrollar el territorio, mientras tanto, sus habitantes son obligados a abandonarlo.

Esos nufragos del desarrollo que como dijese Marx constituyen el ej rcito de reserva del capital, tienen como destino los cordones de miseria de las grandes ciudades, espacios intermedios, formados por desplazados de un sitio y de otro, un lugar para los que ya no tenan lugar.

Nuevas lgicas de dependencia se abren paso. El desarrollo entendido en los parmetros capitalistas, genera cada vez ms desarrollo, y es as como urge el encontrar salidas. Preguntas como las que se plantea Vandana Shiva acerca de cmo articular las condiciones de posibilidad que permitieran implantar este modelo de defensa munticultural y erradicar la pobreza en el mundo , nos acercan ya a la intensin de contemplar, y sobre todo valorar, la multiculturalidad en la que vivimos. El homogeneizarnos no es igualarnos, es perder nuestra propia identidad en muchos casos, y tambin historia colectiva.

Frente a la creciente imposicin de esta homogeneizacin, a los constantes desplazamientos forzados por razones econmicas, nos encontramos con movimientos de resistencia, que como dice Shiva reivindican su propia cultura en defensa de los distintos modos de vida, como salvaguarda de todo un patrimonio del que en realidad todos formamos parte. Caminar hacia una recontextualizacin, impidiendo el avance de una globalizacin que en realidad globaliza solo determinados aspectos coincidentes con los que le son funcionales a sus intereses.

En este nuevo marco, y volviendo a la duda que nos plantebamos al principio de la disertacin, en que lneas se debe articular una nueva teora poltica? Personalmente creo que no es una cuestin balad el tomar las relaciones polticas internacionales como el centro y pilar de lo que pretende ser cualquier tipo de anlisis, por muy local que este apunte ser, es decir, las interconexiones, las luchas de poder, los diversos intereses son un hecho, y la nica manera de poder comprender lo que ocurre en un plano local, pasa tambin por comprender cul es el marco en el que dicha problemtica est inserta, por ejemplo, el movimiento del Ejercito Zapatista de Liberacin Nacional no podra entenderse sin el Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte, y muchos ms movimientos de resistencia.

Qu tipo de Teora Poltica? Desde luego una que se encamine hacia no tanto la bsqueda de respuestas absolutas sino que apunte hacia las diferentes verdades que tan alejadas han quedado del discurso oficial y que se ha nutrido de ser la nica alternativa, como una nica va. Esa teora poltica debera alejarse de todo intento universalista, un conocimiento situado que no pierda de vista en ningn momento las relaciones de poder que existen y el peso que debe soportar el movimiento.


Seguimos persiguiendo las promesas

La crisis que vivimos actualmente, y no me refiero con ello solo a la crisis econmica sino a la crisis de la sociedad en su conjunto en forma de anomia, de sensacin de prdida de sentido, de irracionalidad en nuestros actos y en la propia sociedad, y esto si lo podemos ver en el caso de la crisis econmica que atravesamos, rescate a bancos que luego presten dinero al estado para subsanar la deuda que haban contrado por rescatarlos, pero tambin en un plano ms general estos hechos se suceden, agencias calificadoras de la solvencia de una entidad financiera, contratada por la propia entidad financiera , y todos recordaremos la memorable medida del por entonces presidente Bush de talar los bosques para evitar incendios.

Lo irracional parece ya no llamar la atencin, porque una y otra vez retroalimenta el propio sistema organizativo mundial. Pero todo no est dicho y desde varios frentes se est atacando este discurso que dista mucho de ser verdaderamente igualitario y respetuoso con todas las particularidades.

Empezbamos hablando de las promesas de la modernidad y vemos que para igualarnos, apost por homogeneizarnos, finalmente nos encaden y para hacernos fraternales nos convirti en competitivos e individualistas , pero an as seguimos por el mismo camino, siguiendo esa zanahoria en forma de desarrollo capitalista. Cundo ser el da en el que por fin el burro se de cuenta, de que lo nico que le separa de la zanahoria, es una cuerda sujeta a un palo que lleva apoyado sobre su propio cuello?


Notas:

1 Resumen del libro: Gunder Frank, A. (1963): Amrica Latina: subdesarrollo o revolucin, Editorial ERA, Mxico. Extrado del texto sobre teora de la dependencia citado en la bibliografa: Ramn Jimnez de Len, J (2005): Teora de la dependencia. Homenaje a Andr Gunder Frank.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter