Portada :: Venezuela :: La muerte de Hugo Chvez
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-03-2013

Congoja en los Andes

Silvia Arana
Rebelin


Ante el anuncio de la muerte del Comandante Hugo Chvez, un grupo se auto-convoc frente a la Embajada de Venezuela en Quito. Ciertas personas al morir dejan un vaco tan grande en un pas, en una regin, en un continente. Cuando uno de estos seres nicos muere, dejan tras de s una congoja colectiva. Eso sucedi hoy.

Y esos sentimientos no pueden vivirse a solas, hay que compartirlos. Esa sensacin se respiraba hoy frente a la embajada. Como pas en otras ciudades de Amrica Latina. Y como habr sido multiplicado por varios factores en las ciudades y en el campo venezolano.

Hubo varios oradores pero ninguno expres mejor las ideas y el accionar llevado adelante por Chvez que la joven venezolana Libertad Velasco. De viaje en Ecuador, parte de un intercambio poltico-social, la activista reafirm la solidez de la transformacin social construida por Chvez y la revolucin bolivariana. Resalt la advertencia del conductor de luchar contra los tres enemigos internos: burocratismo, ineficiencia y corrupcin. Y contra el enemigo externo, sin tregua, reviviendo la frase de su lder: "Vengan vientos, que contra tempestades maniobraremos". Se refiri de manera muy personal a la tremenda influencia que tuvo la revolucin bolivariana en su adolescencia, que le dio un motivo para vivir en un momento en que haban desaparecido sus motivaciones para hacerlo. Poco a poco, su conviccin de que el legado del Comandante ha permitido construir un proceso permanente, que resistir cualquier embate imperialista se fue expandiendo por el grupo dolido -y quizs preocupado por el futuro venezolano y latinoamericano que sin Chvez pareca ingresar en un cono de sombras. Libertad trajo luz a las sombras y proyect un maana conducido por un pueblo maduro, conciente y encaminado en la profundizacin del socialismo a la venezolana.

Enrique Ramos, que al igual que Velasco es un cuadro joven del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) remarc la fuerza de trabajo de Chvez, que aun enfermo, continu bregando por la construccin de un proceso de cambio profundo. Desde acabar con las altas tasas de analfabetismo legadas por el neoliberalismo hasta revertir la privatizacin de la educacin. Ramos fue vicerrector de una prestigiosa universidad caraquea, que gracias a la gestin bolivariana abri sus puertas a jvenes de todos los sectores sociales. Dio una idea cabal de las convicciones socialistas de Chvez recordando que en una oportunidad la universidad organiz unas jornadas tituladas "Economa Social". Cuando Chvez ley en la prensa acerca del evento, le llam visiblemente molesto dicindole que ese ttulo era de medias tintas, que las jornadas deban ser tituladas de "Economa Socialista", que no le iba a permitir que sea un tmido. Chvez no toleraba la timidez, porque -dijo- a l se le podrn reprochar muchas cosas, menos que haya sido un tmido, un vacilante. Eso jams. Fue un guerrero, un luchador. Vivi guerreando y los que viven como guerreros mueren como guerreros, luchando.

La embajadora de Venezuela en Quito agradeci la solidaridad y concluy con un emotivo: "Hasta la victoria siempre, Comandante!"

Y el saludo reson en la noche quitea como un eco de otros ecos -el Ch, Allende..., memoria de los luchadores que el pueblo no olvida.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter