Portada :: Venezuela :: La muerte de Hugo Chvez
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-03-2013

Un mensaje pstumo a Hugo Chvez

Marta Harnecker
Rebelin


Quin iba a pensar querido Hugo que el hombre lleno de vitalidad que conoc hace algo ms de 10 aos en un avin que nos conduca hacia el Viga, y que combinaba maravillosamente humanidad y sentido poltico, iba a partir un da tan cercano a otra morada! Un hombre con tanta, tanta energa y con tantos, tantos proyectos por realizar! Se que el tiempo te apretaba como una camisa estrecha cuando tenas la eternidad por delante, me imagino tu angustia cuando supiste que tena los minutos contados. Me pregunto una y otra vez por qu ese vendaval que te llevo a la historia te jug una tan mala pasada, por qu perdiste esta batalla cuando rendirte no estaba en tus planes. Me imagino cuntas cosas pasaron por tu mente antes de partir: los momentos de tu vida en los que te sentiste invadido por el amor de tus seres queridos y por el inmenso amor de tu pueblo y muchos otros pueblos del mundo; las decisiones que tomaste y que ahora, en una nueva perspectiva, tal vez no tomaras; los ritmos de los procesos que aceleraras y aquellos que impulsaras ms lentamente; las ganas de tener ms tiempo para curar heridas que causaste sin querer.

Habrs pensado ms de una vez en cun importante es construir una direccin colectiva para asegurar la continuidad del proyecto por el cual has dado la vida. Habrs pedido tiempo para completar esa tarea.

Estoy segura que hay algo que tiene que haberte reconfortado inmensamente y es la reaccin de tu pueblo: constatar cmo haba madurado en todos esos aos en que fuiste su conductor, cmo haba logrado mucha mayor unidad de la que nunca antes haba existido, cmo ocurriese lo que ocurriese t estaras siempre presente en su corazn.

Querido presi amigo, ten la certeza que tu vida no ha sido en vano, tus palabras, tus orientaciones, tu entrega ejemplar a la causa de los pobres, servirn de brjula para tu pueblo y para los pueblos del mundo, y sern nuestro mejor escudo para defendernos de los que pretendan destruir esa maravillosa obra que t empezaste a construir.

Yo siempre he dicho que hay que medir al proceso revolucionario venezolano no tanto por las medidas transformadoras adoptadas que son muchas, sino por el crecimiento del sujeto revolucionario, y esa obra es tu obra! El proceso podr tener muchas debilidades y t sabes con cunto dolor yo te abrumaba hacindotelas notar, pero lo que t has logrado con tu pueblo, eso nadie lo podr borrar jams!

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter