Portada :: Cultura :: Nuestras ilustraciones
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-03-2013

El reconocido caricaturista hondureo siempre ha estado a la altura cuando el encargo social lo ha hecho necesario
Allan Macondald o el arte de desentraar las trampas

Milson Salgado
Rebelin


Allan Mcdonald es una caricaturista hondureo reconocido internacionalmente por su ingenio y su versatilidad artstica, que lo ha distinguido de los otros compaeros de oficio del pas por no vender sus convicciones polticas o existenciales al bando contrario. Siempre ha estado a la altura cuando el encargo social producto de los desafos de la historia y de la coyuntura se lo han pedido como lo estableca Geogy Luckas- y a consecuencia de ello, fue detenido por espacio de unas horas en un centro de detencin ilegal en el mero epicentro del golpe de Estado en Honduras, y liberado por la denuncia oportuna y difundida en medios electrnicos, y medios de comunicacin de otros pases.

Paradjicamente, sus caricaturas y su constante denuncia social e intrepidez de desentraar la verdad y las mentiras fabricadas en los laboratorios de los aparatos ideolgicos del Estado, se difundan en un diario de la derecha (El Heraldo de Honduras), quizs para equilibrar sus viscerales formas de falsear las cosas y remozarlas desde un ngulo interpretativo diametralmente opuesto, con el trabajo artstico de este gran caricaturista que nos mostraba su visin desde una vieta diaria o los sbados donde desnudaba su mundo espiritual, sus tesis de cultura y sus convicciones polticas.

El mundo de Allan Mcdonald est transido de personajes que emparentados con la realidad social como el caso de este filsofo de clase media DON VICTOR SE SUICIDA A LAS TRES DE LA TARDE, vierte hondas verdades trascendentales y ontolgicas que se sumergen en el torbellino del tiempo y el espacio para descifrar el profundo misterio de las cosas, y del ser en sus labernticas relaciones epistemolgicas: Dios no existe es solo un invento en puntos suspensivos y en signos de interrogacin.

El personaje ms inocente es el eco, un nio pobre de 10 aos de edad con una cosmologa atada a su corta temporalidad, y quien acompaado de su perro Pijiriche, un pequeo y huesudo amigo, educado en la calle y conocedor de las maas de la sobre vivencia se ren picarescamente del mundo de los mayores y cnicamente se entregan a su grotesco destino. El eco parece ser ese personaje estacionario que no se libra de su generacin ni de sus perturbaciones, y est ataviado para siempre con una camisa del Mundial de Espaa 82 como una actitud de permanente denuncia a ese periodo de la historia de Honduras del Siglo XX, en que lo ldico como forma inveterada de control social trat de encubrir las desapariciones forzadas que practicaba la polica y el ejrcito hondureo contra militantes de la izquierda hondurea.

La flor azul, ese personaje presente en la obra de Allan, es esa aoranza reiterativa en la literatura romntica, como la nostalgia de lo ido en Antoine de Saint Exuperi, como la oda de Neruda sobre esa refulgente flor azul nacida en dursima pradera, y la flor onrica de Coleridge que de un sueo aparece en la realidad de la lucidez junto a su almohada. Esta flor sin duda, representa el amor en medio del odio estructural o del mal banal en Hannah Arentd, y sobre todo el afn metafsico por lo infinito.

El sol, Dios omnipresente de la cultura mesoamericana es tambin ubicuo en el trabajo de Allan, quien juega con el temperamento de la sociedad y sus sordidez, y al igual que en la fotosntesis, permea de verdad el vaco oscuro de las cosas. Este sol dador de vida, como una forma atvica del pantesmo prehispnico, ordena como un dispositivo de la cosmologa a estos hroes de la tragedia social a teir de sangre la vida y la historia de Honduras para saciar sus urgencias de vida etrea a travs de esa violencia estructural de la miseria y el hambre.

Muchos recordamos con mucha sorna, aquella caricatura de Allan, en la que la Ministra de Cultura del Gobierno de facto de Micheletti, niega la entrada a una exposicin itinerante de unas litografas de Pablo Picasso, aduciendo que con ello se pretenda exportar los principios de la revolucin cubana porque eran pinturas cubistas. Tambin ese trabajo artstico en donde una rata con rosario en mano pide perdn personificando a Diario El Pas de Espaa, por una publicacin falsa en donde un paciente de hospital con tubos en todas partes de su cuerpo emulaba a un moribundo Presidente Chvez. La caricatura se llama FE DE ERRATAS. O la caricatura aquella donde un presidente Conservador de Honduras da a conocer su plan de gobierno: Un cuando en blanco.

Allan Macdonald un excelente escritor y cuentista adems, ha recibido dos Premios Nacionales de Caricatura, Un Premio Pablo Antonio Cuadra en Nicaragua, dos Premios internacionales UNICEF, El Premio Clementina Suarez entregado por el Presidente Manuel Zelaya Rosales en donde pronunci un memorable discurso sobre la urgencia constituyente. Sus trabajos han sido antologados en prestigiosas revistas en Inglaterra, Estados Unidos, Cuba, Alemania, Centroamrica, Singapur, Iran, Iraq, Suecia y Suiza. Trabaja actualmente para el Diario Punto Final en Chile, un diario de Uruguay y uno de Brasil y Contrapunto en el Salvador. Publica sus caricaturas en el portal de Rebelin y Tlaxcala. Pero su mayor premio, lo ha sostenido en varias ocasiones, fue cuando objeto del homenaje sociolgico, sus caricaturas y sus personajes fueron pintados por miembros de la resistencia en las paredes de Tegucigalpa en las marchas y movilizaciones contra el golpe de Estado en Honduras.

Este mes Allan Mcdonald presentar en Europa sus trabajos del Golpe de Estado en Honduras y la violencia estructural por la que atraviesa el pas en salones de Suecia, Alemania, Blgica y Francia. Ojala que los europeos puedan desentraar en las exposiciones de Allan, ese mundo fantasmagrico que viste sus mejores galas en medio de una tragedia humana que convive a la par de la ostentosidad y sus espejismos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter