Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-06-2005

Torturadores y mentirosos
Los hombres de Bush, maestros en el engao

Sharon Smith
CounterPunch

Traducido para Rebelin por Sinfo Fernndez


Los funcionarios de la administracin Bush han constituido siempre una pandilla profundamente desagradable que acostumbra a silenciar las crticas a base de lanzar insultos a quienes se atreven a cuestionar su constante flujo de mentiras.

Sin embargo, recientemente, Bush, Cheney y Rumsfeld, asediados por las evidencias que pormenorizan los crmenes de guerra cometidos en los centros de detencin en la Baha de Guantnamo y que provienen de fuentes tan dispares como Newsweek y Amnista Internacional, han podido contener a duras penas su irritacin mostrando, de forma inadvertida, las pautas que siguen para engaar deliberadamente.

Eso fue lo que ocurri cuando Amnista Internacional public el 26 de mayo un informe en el que detallaba los malos tratos sufridos por los prisioneros en Guantnamo. Visiblemente fastidiado por la denominacin que Amnista dio al centro de detencin de el gulag de nuestra poca, Bush llam absurdo al informe de Amnista; Rumsfeld lo denunci como reprensible, y Cheney proclam que se senta ofendido por ese informe.

Pero el indignado tro no record los anteriores usos que su administracin hizo, a fin de justificar su invasin de Iraq, de los informes de Amnista sobre los abusos a los derechos humanos de Sadam Husein. El 27 de marzo de 2003, Rumsfeld argumentaba: Cualquiera que haya ledo los informes de Amnista Internacional o de cualquier otra organizacin de derechos humanos sabe cmo el rgimen de Sadam Husein trata a su pueblo.

En la conferencia de prensa del 2 del presente mes de junio, Bush aadiendo una especie de farsa de relaciones pblicas al informe de Amnista sobre Guantnamo, rechaz las afirmaciones de tortura considerndolas como una trama urdida por ex detenidos que odian a Estados Unidos. E insisti: Los Estados Unidos es un pas que promueve la libertad por todo el planeta.

La afirmacin de Bush se produjo cuando empezaron a aparecer las espantosas noticias sobre lo ocurrido en Faluya, una ciudad de 250.000 personas destruida por las bombas estadounidenses en noviembre de 2004 y que todava permanece ocupada por sus marines.

Hay muchas mujeres de Faluya que han testimoniado haber sido violadas por soldados estadounidenses, dijo uno de sus habitantes al periodista Dahr Jamail. Mohammed Abdulla, director ejecutivo del Centro de Estudios para los Derechos Humanos y la Democracia de Faluya/Bagdad, dijo: Incluso en estos momentos se siguen cometiendo a diario crmenes de guerra en Faluya.

Tras el asedio sufrido por la ciudad, slo la mitad de los residentes de Faluya han regresado. La mayora encontraron sus casas destruidas. Viven en tiendas, sobre los escombros (1), sin electricidad ni disponibilidad de agua potable, y los toques de queda no permiten que los civiles puedan circular por las calles despus de las 21,00 horas.

Los estadounidenses se refieren en broma a Faluya como la comunidad bloqueada de Iraq ya que sus residentes se encuentran atrapados dentro o fuera de los controles estadounidenses. Todos los ciudadanos de Faluya deben llevar pases de seguridad en los que figuren su nombre, las huellas dactilares y el registro del iris, que puede ser cruzado para hacer comprobaciones con los detenidos iraques.

El 29 de mayo, EEUU patrocin un nuevo bao de sangre en recuerdo de Faluya, con el nombre de Operacin Relmpago, por la cual EEUU y fuerzas iraques precintaron a toda la poblacin de Bagdad. Unas 40.000 tropas iraques, apoyadas por 10.000 soldados estadounidenses, montaron 675 controles y se dedicaron a registrar casa por casa deteniendo a ms de 750 iraques en Badad y 250 ms de los suburbios situados al sur de la ciudad.

Cientos de habitantes de Bagdad se manifestaron el pasado viernes [10 de junio], llevando pancartas que pedan: Tropas estadounidenses go home!. Hasta los animales merecen ms respeto, declar una mujer a la Cadena de Informacin Regional Integrada de Naciones Unidas despus de que las tropas asaltaran su hogar.

Anteriormente, en mayo, la Operacin Nuevo Mercado precedi en Hadiza a la Operacin Relmpago. Un doctor de la localidad dijo a Jamail: Los estadounidenses estn deteniendo a mucha gente all, cualquier hombre de edad entre 16 a 25 aos es detenido inmediatamente sin mediar pregunta alguna. (2)

Esta operacin fue a su vez precedida por la Operacin Matador en al Qaim (3), con un asedio que dur una semana y durante el cual EEUU declar que haba matado a 125 seguidores del cerebro de al Qaeda Abu Musab al Zarqawi, aunque los civiles de la localidad y los mdicos pusieron en duda la presencia de ningn combatiente extranjero. Como uno de sus habitantes explic a Inter Press Service: Los combatientes son tan slo gente del lugar que no soportan ser tratados como perros. Nadie quiere aqu a los estadounidenses.

Los militares de EEUU estn ahora trabajando ua y carne con fuerzas paramilitares de la denominada Brigada del Lobo una milicia armada compuesta por 20.00 hombres reclutados en octubre de 2004 por antiguos integrantes de la polica secreta de Sadam Husein y de la Guardia Republicana. James Steele, con la lgica apropiada, es el comandante estadounidense que est trabajando con la Brigada del Lobo y que es el oficial de las Fuerzas Especiales que entren a los derechistas Escuadrones de la Muerte en El Salvador durante la dcada de los aos ochenta.

En su breve existencia, la Brigada del Lobo se ha hecho tristemente famosa por utilizar las palizas, los secuestros y los asesinatos para lograr confesiones incluso mantienen su propio show de televisin (con la aprobacin de EEUU) titulado Terroristas bajo el dominio de la justicia, exhibiendo a iraques deformados por los golpes y hematomas que confiesan diversos actos terrorismo.

Desde el pasado agosto, el nmero de iraques bajo vigilancia estadounidense se ha duplicado por lo menos de 5.495 a unos 10.000. Muchos de ellos son liberados eventualmente debido a la ausencia de evidencias.

Esa cifra podra estar muy infravalorada. Un doctor iraqu dijo a Dahr Jamail que un grupo que trabaja por los derechos humanos iraques estima que al menos hay 60.000 iraques en instalaciones de detencin por todo Iraq (4). Continu: Por supuesto, esto slo sirve para empujar ms a la gente a incorporarse a la resistencia, porque la desesperacin les empuja a luchar contra los estadounidenses. La gente no puede soportar ms.

Estados Unidos puede proclamar que promueve la libertad [y democracia] (5) por todo el mundo, pero sus vctimas, si se lo permitieran, podran testificar tan slo de la humillacin que padece todo un pueblo.

Texto original:

www.counterpunch.org/sharon06102005.html

Notas de la traduccin:

Vase en la web Iraq Solidaridad:

(1) www.nodo50.org/iraq/2004-2005/docs/jamas_29-03-05.html

(2) www.nodo50.org/iraq/2004-2005/agenda/ias_9-06-05.html

(3) www.nodo50.org/iraq/2004-2005/agenda/ayuda_sanitaria.html

(4) www.nodo50.org/iraq/2004-2005/docs/jamas_2-06-05.html

(5) www.nodo50.org/iraq/2004-2005/dosc_cronica_14-06-05.html




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter