Portada :: Cultura :: Cine
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-03-2013

Noche senegalesa en FESPACO
Alain Gomis y Moussa Tour

Beatriz Leal Riesco
Rebelin


El director franco-senegals Alain Gomis (Pars, 1972) recibi anoche en la ceremonia de clausura del Festival panafricano de cine y televisin de Ouagadougou (FESPACO) el ms alto reconocimiento por su pelcula Tey (Aujourdhui). Tey se converta en la primera pelcula de Senegal en conseguir el talon de Yennenga (Semental de Yennenga) al mejor largometraje de ficcin, haciendo historia y reconociendo el papel del pas y de sus creadores en la cinematografa continental y universal. Con directores como los pioneros Smbene Ousman, Safi Faye o Djibril Diop Mambety y Mansour Sora Wade o Moussa Sen Absa entre las generaciones ms recientes, sorprende que ninguno de ellos hubiese logrado colarse en la lista del talon de Yennenga en las 22 ediciones anteriores. Desde la fundacin de FESPACO en 1969, Ouagadougou se engalana cada dos aos para acoger a lo ms granado del mundo cinematogrfico africano. En esta ocasin, la capital de Burkina Faso ha celebrado por todo lo alto con el premio a Alain Gomis el dinamismo de directores africanos a caballo entre el continente y el extranjero quienes, obligados a negociar incansablemente para ver acabadas sus pelculas, se insieren de lleno en una de las tendencias predominantes en el mundo del cine actual. En nuestro tiempo globalizado e interconectado, ms all de la originalidad de su estilo o del inters del tema de cada pelcula, los cineastas han de aprender a moverse entre espacios y seducir a aquellos actores e instancias que, en cada momento de realizacin de un filme, sean idneos para sacarlo adelante. Alain Gomis demuestra en su ltima pelcula que ha aprendido la leccin al dedillo, como evidencia la resonancia meditica de un squito de honor formado por Saul Williams y Assa Maga quienes, apartndose de la habitual falta de informacin que acompaa a las pelculas africanas, lograron situar en el punto de mira de pblico y crtica a la cinta mucho antes de su estreno. En sintona con esta labor de marketing quizs se haya de entender que el fotognico artista de Brooklyn asentado en Pars Saul Williams se haya hecho con el premio a la mejor interpretacin masculina...

Tey demuestra, ante todo y ms all de su valor esttico, que su director ha alcanzado la madurez en la profesin, sabiendo navegar entre las aguas revueltas del cine de autor internacional de cinematografas menores para hacerse un hueco ratificado por la crtica. Alain Gomis no es un desconocido en Burkina Faso ni en el circuito de los festivales de cine internacionales. En el ao 2003 haba recibido en FESPACO el Premio Oumarou Ganda por su primer largo de ficcin LAfrance, una pelcula que haba sido destacada con anterioridad por el pblico del 12 Festival de cine africano de Miln (2001). Su segundo largometraje, el ms experimental Andaluca (2007), marca una continuidad con su obra novel, al volver a servirse de las vivencias de un joven de orgenes africanos en Europa tratando de comprender su papel y lugar en el mundo. En los tiempos que nos han tocado vivir, el contacto con culturas, espacios y personas diversas es continuo, por lo que resulta infructuoso y falaz el buscar y catalogar en pretendidas identidades estables y autnticas a hombres y mujeres. La complejidad y contradicciones de cada ser humano se transmiten en Tey a travs de encuentros, del relato que de un individuo hacen los otros, de pequeas e insignificantes momentos que nos recuerdan la finitud del ser humano por la acecho constante de la muerte. En LAfrance, Gomis nos haca acompaar a El Hadj, un estudiante senegals en Francia que llegaba tarde a renovar su permiso de residencia; suceso que le forzar a enfrentarse con situaciones imprevistas. En Andaluca, en cambio, ser la bsqueda de unas aoradas races andaluzas lo que impulsar a viajar a Yacine para obtener respuestas a su inquietud vital. Desde sus primeros devaneos detrs de la cmara, Gomis se haba volcado en comprenderse a s mismo y, por ende, al individuo contemporneo, buscando nuevas formas para investigar ciertos leitmotivs de los cines africanos como la emigracin, el exilio, la memoria, el regreso al continente y los sueos frustrados. Hijo de francesa y senegals, Gomis forma parte de ese colectivo de jvenes que habitan un mundo globalizado y que, a travs de la reflexin sobre sus propias experiencias, reconocen la inestabilidad de un yo que flucta, negando una pretendida identidad fija y autntica que ha sido desacreditada por la ciencia y las investigaciones recientes. La individualidad de cada hombre y cada mujer se manifiesta en acto, es cambiante y responde a las circunstancias. Tanto o ms que nuestras lecturas y nuestro lugar de nacimiento, son el contacto con el espacio que habitamos y la relacin ntima con las personas que nos acompaan, lo que conforman lo que somos, y de esta experiencia individual trata de dar fe la flamante ganadora del talon de Yennenga de este ao. La novedad frente a LAfrance y Andaluca es su capacidad para conectar con la audiencia internacional y de dejar de lado aspectos culturales complejos que despistaran al no iniciado. (Volver sobre este aspecto).

Surrealista, alegrico, onrico o simblico son algunos de los adjetivos empleados para comentar las pelculas de Alain Gomis hasta la fecha, sin duda por su grado elevado de experimentacin con el medio cinematogrfico. Tantas veces olvidada en aras de la narracin clsica que inunda nuestras pantallas, la potencialidad potica del dispositivo cinematogrfico ha quedado en manos de unos cuantos autores que, a contracorriente, se desmarcan de las modas y los imperativos comerciales para hacer or su propia voz. La formacin universitaria de Gomis -licenciatura en Historia del Arte y master en estudios cinematogrficos en la Sorbona- no es una trayectoria inusual para los jvenes cineastas africanos ni para sus antecesores quienes, por falta de centros en el continente, se haban de formar en el extranjero, fijando posteriormente sus residencias en el pas de acogida. Hoy en da esta inclinacin est cambiando, con buena parte de la nmina de directores y directoras africanos viviendo en trnsito, a camino entre continentes, culturas y tradiciones diversas, preguntndose incansablemente por el lugar que ocupan en el mundo.

En Tey, a travs de una cmara a veces vigilante, a veces subjetiva, el espectador acompaa durante el ltimo da de su vida a Satche (Saul Williams) por las calles de Dakar. Satche es un emigrante que regresa a Senegal desde los EE.UU. a morir, lo que suceder al final de la jornada tal y como se nos ha informado en un inicio cargado de emotividad y simbolismo. La novedad reside en que la forma en la que se repasa la vida de Satche rompe con los tpicos narrativos de las biografas o de las memorias personales, desbordando las expectativas de los espectadores1. Gomis emplea a su antojo las convenciones de cada gnero: el melodrama, el cine de gngsters, la comedia musical coral, el western, el relato de aventuras o el gnero fantstico. Hilvana una escena tras otra huyendo del tedio que provoca en las pelculas comerciales que un personaje central sea el organizador de la accin. En la misma lnea, para evitar otorgar al dilogo la centralidad narrativa, se ha optado por dejar prcticamente mudo al protagonista y ceder la palabra al resto de actores. Recordemos que, como msico y poeta, Saul Williams tienen en su voz su principal instrumento Escasez de palabras no implica pobreza del elemento sonoro, pues ste se sita en primer plano a travs de la msica, los sonidos ambientes y el silencio. El ritmo que se consigue en cada escena y con el montaje final enfatiza sus cualidades poticas auditivas, opuestas a la narracin tradicional centrada en la palabra y en un desarrollo lineal y teleolgico de los acontecimientos. En un movimiento rizomtico muy tpico de esta era, no existe una lgica fija de la narracin ni una explicacin nica para cada secuencia, pues da la sensacin que el orden final del montaje bien podra haber sido otro. La amenaza constante de la muerte sin recurrir a la violencia explcita es uno de los hallazgos de Tey, aspecto que comparte con La Pirogue de Moussa Tour, la pelcula que se ha llevado el talon de Bronce a Senegal.

La trayectoria de Moussa Tour es muy distinta a la de Alain Gomis. Nacido en Senegal, empez en el mundo del cine como electricista y ayudante de realizacin, dando a finales de los aos ochenta el salto a la realizacin con cortometrajes y creando en 1987 su propia productora: Les Films du Crocodile. Director prolfico que ha trabajo tanto la ficcin como el documental, su primer largometraje fue Toubab Bi (1991), al que seguira TGV (1997), que se convirti en un xito en frica y que volvi a contar con una soberbia interpretacin del magnfico actor Makna Diop. A su labor como director, guionista, actor y tcnico se une la de promotor cultural en su pas, apoyando activamente la realizacin de cine documental a travs de su productora y de un festival centrado en el gnero. En La Pirogue, la bsqueda de El Dorado de la emigracin, lanza a un grupo de 30 hombres y mujeres a embarcarse rumbo a Europa desde las costas del frica occidental. Sin protagonistas sealados, la pelcula es una alegora de Senegal dentro del juego geopoltico del mundo contemporneo, razn por la cual la decoracin de la embarcacin que da ttulo a la obra rene los colores de la bandera nacional: azul, verde, rojo y amarillo. Las metforas y comentarios sobre la poltica nacional son constantes y aparecen tanto en boca de los embarcados como sugeridos por las dinmicas creadas por la puesta en escena y el montaje. Desde los primeros momentos, la muerte es un fantasma que hondea sobre las cabezas de los tripulantes de la embarcacin y que crea el tono adecuado para atrapar a la audiencia. La Pirogue es una composicin coreogrfica de fuerte dramatismo que se aparta decididamente de la accin desenfrenada de otras producciones contemporneas del continente (generalmente con dinero sudafricano). La maestra en el uso de los tiempos y el modo de hilvanar microhistorias crean un soberbio estudio antropolgico y una crtica poltico-social donde, si bien el drama y el suspense estn a flor de piel, no necesitan de los fuegos de artificio de una produccin millonaria como La tormenta perfecta para conectar con el espectador. La relacin con las obras de Smbene Ousman es evidente, tanto en los temas tratados como en las decisiones formales. En la que se considera la primera pelcula africana de la historia -La Noire de (1963) -Smbene analizaba el drama de la emigracin africana en Europa haciendo uso de la voz interior de su protagonista. Tour toma la misma decisin para sus protagonistas principales, ligndose de este modo al padre del cine africano y a una incuestionable tradicin nacional cinematogrfica senegalesa. Del mismo modo, el servirse de breves momentos cmicos que rompen la tensin dramtica es comn a los dos cineastas. Reflexin social y comentarios, pero nada de discursos ejemplarizantes por parte de Tour, quien deja al espectador sacar sus propias conclusiones, tal y como sucede en la ltima secuencia cuando uno de los jvenes regresa a Senegal llevando como regalo una camiseta del Barcelona Club de Ftbol. Interrogado en Cannes sobre el sentido de la misma, el director explic que Barsak significa en la cultura rabe el ms all, cuya sonoridad se puede confundir con el diminutivo del club de ftbol cataln: Bara. Este juego de palabras da total libertad al espectador para permanecer en el mbito de la ambigedad o, si lo prefiere, tomar partido. En cualquier caso, el mensaje de Tour huye de lo unvoco, limitndose a exponer sin asomo de demagogia la realidad de la tantos senegaleses en el siglo XXI.

El individualismo no exento de anlisis social de Tey y la coralidad poltica de la La Pirogue hablan de dos maneras de hacer y de dos estilos entre los que ha oscilado durante aos el cine de Senegal. En lo formal, Alain Gomis se convierte en firme heredero del iconoclasta Djibril Diop, mientras Moussa Tour hace lo propio con la tradicin de Smbene Ousman. El inters o, ms bien, lo paradjico, reside en que, si bien Mambety era un innovador para su poca y Smbene fund una escuela social-realista que se convirti en hegemnica en el cine africano, Alain Gomis y Moussa Tour viven en un contexto histrico diverso, que otorga al segundo una potencialidad subversiva y renovadora mucho mayor que al primero. Puesto en perspectiva universal, Alain Gomis se inscribe de lleno en un cine transcultural intercambiable en sus formas, provenga ste de Corea del Sur, Indonesia o Senegal. Por el contrario, el virtuosismo del que hace gala Tour en un drama coral sirvindose de la temtica asidua de la emigracin para regenerarla y darle nueva vida lo sita contra corriente de las preferencias de los festivales y a los que tanto Tey como La Pirogue se siguen viendo abocadas para su circulacin internacional.

Alain Gomis y Moussa Tour son un ejemplo nico de cmo dos cineastas de altura, con poticas y estilos personales se han sabido situar dentro del discurso del cine de autor a travs de estrategias diversas. El primero ha buscado a una audiencia ms internacional sirvindose de artistas de renombre, diluyendo las referencias culturales para facilitar su digestin y, finalmente, acudiendo a un tema tan universal e ntimo como la muerte (estrategia similar a la archipremiada Amour, de Michael Haneke). El segundo, en cambio, ha hecho uso de un gnero y un tema a priori ms tradicionales y nacionales para comentar sobre su pas, acercarse a su pblico y demostrar las posibilidades que residen en el uso original y creativo de los gneros cinematogrficos. Que sus pelculas estn siendo proyectadas por todo el mundo y recibiendo respuestas muy positivas por crtica y pblico habla de la variedad de los cines africanos contemporneos y de la paulatina desaparicin de una tendencia preponderante que, durante dcadas, cre jerarquas que impedan el acceso a directores con propuestas diferentes si no se enmarcaban en lo que se consideraba cine africano. A la espera de ver cmo funcionan en las salas de cine, quedmonos con la ovacin que recibi La Pirogue cuando se present en la seccin Un certain regard de Cannes y en las entradas agotadas de Tey en su estreno en una sala a rebosar hasta los topes de la Brooklyn Academy of Arts.


Notas:

1 Con razn de la entrega a Tey del griot al mejor largometraje en el FCAT 2012, realic hace unos meses una crtica detallada sobre la misma. Remito a este anlisis para mayor profundizacin o para enfrentarse a la pelcula desde otros ngulos.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter