Portada :: Venezuela :: La muerte de Hugo Chvez
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-03-2013

Millones de Chvez

ngel Guerra Cabrera
Rebelin


La desaparicin fsica y las honras fnebres del presidente Hugo Chvez han alcanzado la dimensin nacional, regional e internacional nicamente deparada a contados acontecimientos polticos.

Cundo se ha visto algo semejante? Se acostumbra a decir que el poder desgasta pero este caso lo refuta. Chvez gobern Venezuela 14 aos, nada menos que contra la voluntad y el hostigamiento de Estados Unidos y del gran capital internacional con las enormes dificultades que conlleva tamaa empresa. Pues bien, desde su fallecimiento, hace ya nueve das, no han dejado de fluir las filas kilomtricas de pueblo que las 24 horas, acude a darle el ltimo adis. La mafia televisiva internacional no cesa de atacarlo ni por elemental respeto al dolor de la gran mayora de los venezolanos, pero no ha podido ocultar la magnitud y emotividad del tributo popular. Curiosamente, las mentiras y estereotipos sobre la Revolucin Bolivariana que durante aos ha intentado instaurar en la mente de sus audiencias son pulverizados en segundos por las mismas imgenes que se ve forzada a transmitir. A personas conservadoras se les escucha este razonamiento: por algo ser que tantos lo lloran.

Muchos en otras latitudes quedan atnitos ante un espectculo tan inusual en una poca en que, salvo conocidas excepciones, los polticos son detestados por la ciudadana. En este caso es tanto ms significativo puesto que si hay un pueblo rebelde ese es el venezolano. De ello dan testimonio innumerables hechos a lo largo de su historia, desde las luchas por la primera independencia, pasando por la resistencia contra las dictaduras militares y gobiernos neoliberales del siglo 20. Cmo olvidar el caracazo, primera gran rebelin antineoliberal de Amrica Latina? O ya con Chvez en Miraflores, la resuelta derrota del golpe de Estado, del paro petrolero y de los numerosos intentos desestabilizadores noqueados por la firme movilizacin popular.

Doblemente notorio ya que muy pocos pueblos en el mundo han alcanzado la elevada cultura poltica del venezolano a partir precisamente del ascenso del araero a la presidencia en 1999. Y es que adems de las portentosas conquistas sociales conseguidas bajo su conduccin, Chvez hizo otra contribucin an ms importante a sus compatriotas. Les abri el espacio en la decisin de los asuntos pblicos negado por los gobiernos anteriores y combinando su prctica poltica con su magistral pedagoga de multitudes trasform a Venezuela en una gigantesca ctedra de educacin revolucionaria. No es ningn secreto que esa participacin poltica es inexistente en casi todas partes comenzando por las supuestas democracias consolidadas de Estados Unidos y Europa. Por esa razn, hay que descartar del todo el fanatismo o el simple dejarse llevar por sentimientos coyunturales de que han hablado algunos politlogos de pacotilla como explicacin de esta gigantesca manifestacin de duelo. Hoy hay millones de Chvez por sentimiento y por conviccin en Venezuela y en el mundo.

Ello deja muy clara la razn fundamental por la que la Revolucin en Venezuela lleg para quedarse aunque Chvez no est ya fsicamente. Que se sienten a esperar los siervos del imperio como Vargas Llosa y Montaner la estrella de CNN- por el fin del chavismo, que segn su vulgar nocin termina al morir su lder. No es fortuito que tambin la bloguera de alquiler Yoani Snchez haya vaticinado una estupidez semejante respecto a Cuba cuando falte Fidel.

La presencia en el funeral de 54 delegaciones oficiales y ms de 30 jefes de Estado y gobierno habla por s misma del reconocimiento internacional al liderazgo latinocaribeo e internacional de Chvez y de Venezuela. All estaban todos los gobernantes de los pases ms influyentes de Amrica Latina y el Caribe. Estados Unidos, que hizo cuanto pudo por aislar al lder bolivariano, se ve ms aislado que nunca.

Otro dato muy tangible asegura la continuidad de la Revolucin Bolivariana a largo plazo: el espritu de equipo, fraternidad, sabidura poltica, y resolucin mostrados desde hace meses y, sobre todo, en las ltimas semanas, por la direccin poltico-militar aglutinada en torno a Nicols Maduro. Es ella la que junto a un chavismo sereno y crecido en grado sumo se encamina a una victoria trituradora de la oposicin en la eleccin presidencial del 14 de abril. Capriles, que se saba derrotado, consum su suicidio poltico con la miserable declaracin sobre la fecha de la muerte de Chvez.

Twitter: aguerraguerra

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter