Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-03-2013

El s de cada no
Ahora y en el futuro

Beln Gopegui
Diagonal

...Como una msica interna la columna entrevista avanza en nuestro pecho y nos conduce al movimiento siguiente.


Desde Cibeles vimos acercarse la columna de Sol, la luz atravesaba pancartas y velaba los cuerpos, todo era inminencia. Pisamos el asfalto que es nuestro, las distintas columnas confluyeron en Neptuno desbordndolo, hubo fotografas, orgullo. Luego, el regreso dejaba personas detenidas e inquietud, nos habamos ido y las demandas permanecan, segua la deuda intacta, no habamos arrebatado siquiera un fuerte aun cuando fuera intermitente y movedizo, nada de lo privatizado nos haba sido devuelto. Sin embargo, como una msica interna la columna entrevista avanza en nuestro pecho y nos conduce al movimiento siguiente.

Hay quien habla de diversificar en grupos pequeos y transversales, con riesgos asumidos y controlados, que busquen impacto comunicativo; quien apunta al 14 de abril y comenta que la palabra columna remite a las columnas milicianas, un conglomerado de pequeas unidades, fuerzas y servicios, donde todos los escalones estn en el primer nivel; quien propone la creacin y extensin de colectivos locales, suficientemente coordinados, capaces de pasar a la ofensiva y bloquear la ejecucin de los planes de privatizacin; quien recuerda que la estrategia requiere a veces cautela para sorprender.

A lo que podra ser fcil y libre le han puesto un precio; no bastarn denuncias y solicitudes, la explotacin diaria se ampara en crcel, dao, tierra quemada. Y mientras, poco a poco, advertimos que la suma de voluntades dispersas nos hace menos dbiles, y la palabra unidad deja de darnos miedo, reaparece, como siempre ha sido en cada una de las luchas, el conflicto entre el ahora y el futuro. Construir ahora espacios, redes, experiencias, medios distintos, que se guan por lgicas nuevas y al hacerlo se entrenan, nos entrenan, pero que han de vivir acorralados. O luchar por un futuro donde esas lgicas nuevas sean lo existente. O borrar la disyuntiva pues lo necesitamos todo.

Luchamos tanto por las capacidades que ahora ejercemos a trancas y barrancas, a la contra, intentando, aprendiendo, parando golpes, como por las que -y es bueno imaginarlas- no podemos desarrollar ahora, por lo que ahora no podemos ser y s seremos el da que la presin sea levantada, desatemos brazos y tanto puto dolor evitable, tanta fatiga a causa de lo absurdo, sucumban bajo la intensidad de nuestra vida en pie.


Fuente: https://www.diagonalperiodico.net/culturas/ahora-y-futuro.html-0



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter