Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-03-2013

Don Mario vuelve a las andadas

Roberto Quesada
Rebelin


la Revolucin Cubana es, hoy mismo, una sociedad ms justa que cualquier otra sociedad latinoamericana y defenderla contra sus enemigos es para m un deber ms apremiante que honroso. Mario Vargas Llosa, 29 de mayo de 1971. Aclaratoria, en defensa de la Revolucin Cubana.

Es de imaginrselo como en una escena de una pelcula o de una serie en donde aldeanos jvenes all por el Viejo Oeste de por donde son los Bush salen en una camioneta pintarrajeada, bebiendo, armando gran alboroto dando gritos de yijiyujuuyiiijiiiyaaa, disparando al aire y a los pobladores no les queda sino sonrer con aparente indulgencia, que no es sino temor porque los fulanitos esos son los hijos de ricachones rancheros ultraderechistas a quienes hasta los sheriffs les temen pues tienen el poder en el dinero y el plomo y son capaces de intimidar a cualquiera.

As me imagino ms o menos a don Mario cada vez que sale con su chchara contra los lderes latinoamericanos, y al decir lderes incluimos a las mujeres porque no se le salva nadie. Afortunadamente la guillotina de don Mario es extempornea, desafilada, que carraspea, escandaliza pero a nadie sorprende, mucho menos atemoriza. Mario el de la guillotina mohosa seguir por all rezongando, amenazando, pero su maquinilla otrora tenebrosa ya no decapita, el capitalismo est siendo decapitado no por unos lideres sino por el orgullo de unos pueblos que anestesiados a lo largo de la historia han encontrado el antdoto para curarse del aletargamiento y se levantan impetuosos no en amenaza para otros pueblos ni para nadie en especial sino para recuperar lo que por ley divina y terrenal les pertenece: sus territorios y las riquezas que en ellos se encuentran.

Hay quienes se enojan, lo maldicen, le insultan pero yo no, creo que mi amor por la literatura me hace verlo como si fueran dos: el grandioso novelista y el psimo profeta poltico. Una especie de doble personaje (no agente) como el de la novela El extrao caso del doctor Jekyll y el seor Hyde, de Robert Louis Stevenson.

Claro, me quedo con el primero, el segundo a veces hasta lo compadezco. S, as es, Mario Vargas Llosa, no hay por qu siempre condenarlo, basta con mirar su historial como profeta poltico para asumir sus predicciones y maldiciones con mucho sentido del humor. Supe que como profeta no daba una desde que no pudo adivinar su propia suerte y se aventur a enfrentarse en la arena electorera al entonces desconocido Alberto Fujimori, recibiendo tan humillante derrota que resentido con el pueblo peruano, frustrado, decidi poco despus asumir la nacionalidad espaola. Agregndole a esto que en su campaa hizo cosas tan lejanas del pueblo como presentarse en televisin nacional en una larga entrevista con un personaje francs, hablando francs. Crey que esto, tal como sucediera con los espejitos y baratijas cambiadas por oro durante la invasin espaola, deslumbrara a la indiada peruana.

Ahora ha vuelto a meterse contra el comandante presidente Hugo Chvez, llevndose de refiln al prximo presidente de Venezuela, Nicols Maduro. Esto dejmoslo para despus, continuemos con su historial de falso profeta.

Agredi de manera feroz, con inusitada bajeza, al presidente nicaragense Daniel Ortega, en un iracundo artculo lleno de saa, tomando como base y desarrollo el golpe bajo creado por la oligarqua de una nunca confirmada treta que involucr a la hijastra de Ortega. El escritor, parte de un genero literario de alto nivel como lo es la novela, descendi a la telenovela, a la sub-literatura, tomando como cierto lo que hasta el sol de hoy no ha pasado de ser chismes e intrigas polticas intentando aniquilar polticamente al comandante Ortega.

No funcion, Ortega gan esas elecciones, y no hace mucho fue reelecto con ms del 60 por ciento, se impuso el pueblo. Ese chisme equivaldra a que dijramos que cuando Mario Vargas Llosa le dio aquel puetazo a Gabriel Garca Mrquez, en pblico, y le dijo que era por lo que le hiciste a Patricia (su esposa) en Barcelona, lo anunciramos nosotros como una posible puesta de cuernos al autor de La fiesta del chivo.

No hace mucho, don Mario en sus andadas, llam al pueblo ecuatoriano a que no apoyara el proyecto del presidente Rafael Correa sobre la banca, y, entre lneas, no votes por ese. Otra falsa profeca, Correa del Sur sali victorioso y, como suele decir l, no es su triunfo es del pueblo ecuatoriano.

Tampoco su guillotina chillona se ha olvidado de Evo Morales, a quien quiz menosprecia por sus marcados rasgos indgenas, y le ha atacado una y otra vez. Pero el indgena sali ms listo que el conquistador. Evo no le respondi sino hasta que encontr el momento propicio, y fue cuando Vargas Llosa obtuvo el Nobel, entonces dijo el presidente Evo: He llegado a la conclusin de que el Premio Nobel de la Paz jams va a ser para movimientos sociales o personalidades anticapitalistas y antiimperialistas. De eso estoy convencido () Si ese es el supuesto premio de la Paz, cmo sern otros premios, (como) el de Literatura. Vargas Llosa, que trimestralmente me ataca a m personalmente, pero nunca hemos respondido.

La presidenta argentina no ha escapado, y Vargas Llosa,  luego que su gobierno expropiara el 51% de la petrolera YPF, propiedad de la espaola Repsol, la compar con Hugo Chvez. Esto no amerita comentario: ha de sentirse orgullosa Cristina Fernndez.

 

Cuando el golpe de Estado asestado en Honduras el 28 de junio del 2009, contra el presidente Manuel Zelaya Rosales y el pueblo hondureo, cre que Mario Vargas Llosa nos caera con todo, pero no, culp al presidente Chvez (bueno, lo culpaba casi de todo en la faz de la tierra) y, por el contrario, dijo algo que yo cito con frecuencia contra los golpistas: En Honduras se dio un golpe de Estado militar de una gran torpeza.

Entrevist a Vargas Llosa en Nueva York das antes de que le dieran un Honoris Causa, en mi pas, Honduras, para un noticiero local, ahora identificado col golpe Abriendo Brecha. Hablamos de literatura y evitamos la poltica, as ha sido en nuestros pocos encuentros. Cuando estuvimos en la premier de La fiesta del chivo, lo ms que lleg a preguntarme es cmo se miraba al entonces presidente de Per Alejandro Toledo, en las Naciones Unidas, respuesta que no quera mucha ciencia, como uno ms, nadie le daba bola.

La vez ms reciente que lo vi fue en septiembre del ao pasado, en el Instituto Cervantes, con motivo de una bella edicin del 25 aniversario de su libro Los cachorros. El hombre andaba amargado, enojado, vociferando con fiereza en contra de los indignados espaoles, por estarle haciendo la vida a cuadros a su protegido Rajoy, con quien, por cierto, junto a Jos Mara Aznar (si no lo recuerdan es aquel ex presidente espaol que se le fue a poner a la orden a su patrn Bush para invadir Irak), han armado un tro para insistir en darle la razn a los recortes de Rajoy, y atacar las protestas del pueblo espaol.

El 10 de marzo Vargas Llosa ha escrito en El Pas, de Espaa, s, ese mismo peridico que tuvo que disculparse por publicar una foto falsa del presidente Chvez entubado, en su columna Piedra de toque (piedra en los dientes?) La muerte del caudillo, naturalmente dedicado al presidente Hugo Chvez. La misma cantaleta de siempre contra Fidel Castro y todo aquello que huela a pueblo, a poder popular. Pero lo noto ms prudente como profeta: la revolucin bolivariana o el socialismo del siglo XXI comenz ya a descomponerse y desaparecer ms pronto o ms tarde. Esto es como una profeca que podra hacer cualquiera: El planeta tierra est podrido por la avaricia de unos pocos y va a desaparecer si no hoy en un milln de aos.

Quiz lo ms duro que dice en su artculo es: dudo que ni el ms fantico de los chavistas crea ahora que Nicols Maduro pueda llegar a ser el prximo Simn Bolvar. Esto s que es gracioso, puesto que Nicols no se cree ni siquiera Chvez, mucho menos para que se crea Bolvar, al igual que Chvez nunca se crey Bolvar. Esto es como que uno le dijera a Mario Vargas Llosa: Por mucho Nobel que te hayan dado, no eres el autor de Cien aos de soledad.

Lucy, mi esposa, indignada por lo que Mario Vargas Llosa escribi contra el presidente Chvez, me dijo esta maana que quitara de la sala su foto con Vargas Llosa. Espero que luego de leer este artculo no lo haga, pues nosotros, los que estamos del lado del pueblo, no profesamos el odio sino el amor, no apostamos al aniquilamiento de la humanidad sino a la convivencia pacfica basada en la equitativa distribucin de la riqueza, America Latina no odia a los Estados Unidos, a su pueblo, sino que se defiende del imperialismo, de donde quiera que este proceda. Ojala Lucy deje la foto de ella y Vargas Llosa all, se me ocurre una solucin negociada, que haga otra copia, deje la que est en la sala y la otra la lleve al stano, al lugar de las cosas olvidadas, despus de todo don Mario nos recuerda esa dualidad de El extrao caso del doctor Jekyll y el seor Hyde, de Robert Louis Stevenson, quien era bondadoso de da y una especie de satans por la noche.

Y, de todas maneras, sus profecas solo es cuestin de saber leerlas, con un aderezo de humor, como ya le dio el no a Nicols Maduro, me atrevo a contraprofetizar que Nicols no solo ser presidente sino con amplia ventaja. Cada vez es ms difcil engaar a los pueblos latinoamericanos, ni de da ni de noche.

Roberto Quesada escritor y periodista hondureo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter