Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-03-2013

Juicio La Perla
Vivos pero muertos

Katy Garca
Rebelin


La sobreviviente de La Perla, Patricia Astelarra, concentr en un relato de seis horas el horror vivido en ese campo de concentracin. Denunci que la tortura sexual era una prctica sistemtica aplicaba a las mujeres secuestradas incluidas las embarazadas como ella. La metodologa de exterminio qued expuesta.

La mujer que fue secuestrada y torturada en La Perla, pas por La Ribera, y antes de parir a su hijo estuvo alojada en El Buen Pastor, crcel regenteada por monjas, aport datos sobre la solucin final de un conjunto de militantes que permanecen detenidos desaparecidos y que fueron trasladados al pozo, o enterrados dos metros bajo tierra, segn la jerga empleada por los represores para referirse a los fusilamientos.

Cont que los represores fraguaron un secuestro extorsivo hacindose pasar por miembros de la Organizacin Montoneros- y le solicitaron a la familia un rescate de 80 mil dlares. Cobraron 10 mil. Antes de lograr su libertad en 1977, estuvo en la UP1. Carg con dos funcionarios de la justicia federal Luis Rueda y Gustavo Becerra Ferrer- de armar una causa y poner preso a su marido en 1984. De la declaracin se objetiva claramente la red de complicidades que siguieron en democracia y el poder omnmodo de los genocidas.

Por Katy Garca - Prensared

A medianoche, tocaron el timbre. Miro por la ventana y tropiezo con una silla. En ese momento se enciende un reflector que me ilumina y veo un auto rojo con la puerta abierta. Con estas palabras, comenz a relatar frente al Tribunal presidido por Jaime Daz Gavier y por los jueces Julin Falcucci, Jos Camilo Uriburu y Carlos Ochoa los hechos ocurridos el 1de julio de 1976, mientras se encontraba con su esposo Gustavo Contepomi, en su casa de bajo Palermo. Ambos militaban en Montoneros.

La sobreviviente describi el operativo ilegal realizado por un grupo enorme, disfrazados para carnaval, con ponchos y vinchas comandados por (Jorge Exequiel) Acosta quien le preguntara en la cocina si estaba organizada y ella contestara estoy embarazada. La capturaron en el patio, la introdujeron a los tirones a la cocina mientras golpeaban a su marido. La custodiaba un tal Ropero. Entretanto, Quijano, el Yanqui (Ricardo Lujn) y Jos Chubi Lpez robaron dinero y objetos de la casa. Gritaba para llamar la atencin de los vecinos, en el momento en que fue sacada a la calle por Palito Romero. Estaban torturando a Susana Marco, militante del Ocpo, afirm la vctima. Antes, en esa casa, haban vivido militantes de esa agrupacin.

Tabicada y maniatada la subieron junto a su marido a un auto manejado por Romero y con Acosta de copiloto. No entenda nada, se haba producido una ruptura con la normalidad. Se mataban de risa, contaban chistes, escuchaban msica, record.

Vejmenes, entre la "oficina" y la "cuadra"

La oficina era la puerta de entrada a los interrogatorios para extraer informacin y retroalimentar el sistema de exterminio puesto en marcha por el Estado terrorista. A la vez y siguiendo a Pilar Calveiro significaba la ruptura con el mundo social. Barreiro fue muy explcito cuando a viva voz le dijo: Ac estn en manos del Comando Libertadores de Amrica (CLA), totalmente aislados. Estn vivos pero muertos, nadie afuera lo sabe, nadie va a hacer nada por vos.

El paso siguiente era la picana. Previo, le mostraron a su marido destruido por la golpiza. En ese lugar lgubre la sala de torturas- la hicieron desnudar y mientras la picaneaba e interrogada, el Cura Magaldi, le levanta la venda y le dice: esto es para que veas bien lo que voy a hacerte y empieza a vejarme. En este momento el fiscal Trotta le propone que si est en condiciones y desea hacerlo ampli el testimonio.

Sobre este tema tan delicado, Elizabeth Jeln reflexionaba en Umbrales (2010) que Ms all del valor de la prueba jurdica en juicios, hay una presin social y judicial para que las mujeres cuenten, expongan detalles y circunstancias. Y adverta sobre el dilema que se le planteaba como subjetividad que se debate entre exponerse a la mirada social o guardar para s o para pocos esos hechos y reparar la intimidad vejada. En este caso el fiscal Facundo Trotta le ofreci todas las condiciones para que si lo deseaba lo hiciera. Incluso, desalojar la sala.

No es fcil, pero lo voy a hacer porque estas prcticas de vejar y violar prisioneras formaron parte de las torturas. Y siempre fueron episodios tremendamente tortuosos hechos por oficiales y suboficiales del ejrcito. Es un delito de orden pblico porque son funcionarios pblicos, manifest.

No fue violada, pero s manoseada. Era un deporte que practicaban mucho Hugo Herrera, un degenerado, Chubi Lpez, Palito Romero. Todo acompaado de burlas, especific. Dijo que era frecuente que las chicas jvenes sufrieran el mismo trato y cit a Mara Luisa Salto, Claudia Hunziker, y Pampita (Ins Magdalena Uhalde) como ejemplos. Sobre Pampita dijo que adems, Herrera y el Cura, la ataron con sogas al paragolpe de un vehculo y la arrastraron por un camino interno de tierra producindole heridas que luego se infectaron.

Seal a Lpez, Acosta y Barreiro como violadores. En los juicios anteriores- D2 y UP1- fueron denunciados este tipo de prcticas y se incluyeron en los expedientes. Chubi Lpez la trat de descarada y mentirosa . Fue echado de la sala por el presidente del Tribunal Daz Gavier. Mientras se retiraba, a paso lento, sigui insultando y la polica judicial caminaba detrs de l al mismo ritmo.

Despus de la tortura, arrojaban a los cautivos en estado de confusin a ese depsito de cuerpos llamado la cuadra. Me senta muy mal. Al rato escucho que alguien me deca sos vos? Era la voz de Ramona Cristina Galndez de Rossi, apodada Negrita.

Negrita Rossi

ramos amigas y compaeras y militbamos el territorio, en Montoneros, rememor. Mencion que Negrita, haba sido secuestrado cinco das antes que ellos. Fue ella la que la puso al tanto sobre los compaeros que estaban y la alert sobre las prcticas de tortura fsica y psicolgica a la que sera sometida. Te van a llevar a una oficina y te van a enfrentar con compaeros y todos te van a pedir que colabores, que as vas a estar mejor, le confi.

Negrita fue secuestrada mientras caminaba con su hijo de 4 aos, Alejandro Rossi, el Pichi y con Liliana Gell, militante de JUP. Salen corriendo, ella le gritaba a Pichi que corra para el otro lado. Era muy chiquito, as que la sigue. A Liliana le pegan un tiro en la pierna y cae. Terminaron en La Perla con el nio. Cont que la torturan ferozmente, Manzanelli, Barreiro y Romero y que ella peda por su hijo. Era una madraza, Pichi era la luz de sus ojos, expres muy conmovida y agreg que Negrita logr que lo llevaran con sus abuelos a Villa El Libertador, pero como no les dio datos fue a parar al pozo. A Liliana Gell la liquidaron de un tiro.

Fue en agosto cuando las llevaron a la oficina. Dijo que ese da los gendarmes portaban armas largas y que haba un clima de nerviosismo, ruidos y excitacin. Se abri una puerta y vio a Negrita vendada y amordazada, Estaba con las manos en la pared y gritaba, dijo, ahogada por el llanto. Tambin observ que tenan a dos hombres. Yo fui testigo del traslado de Negrita, asever.

Ella esperaba el mismo destino pero no ocurri. La dejaron en la oficina unas horas y luego pas a la cuadra. Otra vez, colchonetas vacas, otra vez el rito de enrollarlas y preservar las pocas cosas que dejaban los que eran seleccionados para matar. Me quede con su chaleco de lana semigorda, con botones de madera y una foto para envirsela a Pichi, afirm.

No pas mucho tiempo para deducir que cuando la cuadra se llenaba vendran los traslados. La ceremonia se repeta. Los llamaban por sus nmeros y eran subidos a los camiones Menndez Benz que generalmente venan a la siesta. A veces eran masivos, a veces iban pocos, dependa de la Guardia.

La extorsin

Porque no la llevaron junto a Negrita? Inquiri el Fiscal. Y narr como la patota organiz un secuestro con pedido de rescate. Por esos das Vergez, Acosta, Quijano, a veces Lardone y Herrera la sacaban a la madrugada para hacerle preguntas personales tales como quin la oper de apndice o como se llamaba su pediatra. En agosto, se revelara la incgnita cuando Irene De Breuil secuestrada- le cont que pedan por ella un rescate de 80 mil dlares.

Ah pudo relacionar el inters de Vergz por el cargo de gerente general que ocupaba su padrea en la empresa La Cantbrica. La banda, por las suyas, haba pergeado un plan para fraguar un secuestro extorsivo y cobrar el rescate. Llamaban por telfono a la familia diciendo que eran Montoneros, que la haban secuestrado por traidora y que necesitaban recaudar para enviar compaeros a Cuba. Para hacer creble la historia les daban esos datos obtenidos al alba.

Los familiares no tenan ese dinero y adems sospechaban del cuento. Su hermano, Santiago Astelarra (detenido desaparecido) manej las negociaciones con la idea de conocer adnde la tenan. Tocaron todos los hilos posibles, tenan familiares y conocidos en las fuerzas armadas. El motivo que impidi que fuera trasladada junto a Cristina Rossi, era que estaban en plena negociacin. Cobraron 10 mil dlares que fueron entregados en un procedimiento cinematogrfico. Despus, Acosta le dira te salv de que te llevaran.

En septiembre, Barreiro, Texas, Romero y Manzanelli le dijeron que hubo un problema y que tal vez tengan que pasar por la crcel. En realidad Vergz presionaba para que me fusilen, aclar. A fin de mes le comunicaron que sera sacada de La Perla. Yo lloraba a mares, peda por favor que me dejen, quera que naciera mi hijo, relat. Enferma, con 40 de fiebre fue llevada a La Ribera, y despus pas al Buen Pastor. Sus padres se enteran y no quedaron dudas de que el pedido de rescate haba sido hecho por militares del Tercer Cuerpo. Los extorsionadores y ladrones eran ellos, remarc Astelarra.

Claudio Orosz manifest que en el Juicio a los Comandantes est el testimonio realizado por el padre de la testigo y solicit que se corra vista al fiscal.

El hombre del palo

Patricia record que entre los represores ms feroces se destacaba Texas (Elpidio Tejeda). Experto en apalear, haba estudiado en Panam y Estados Unidos. Impostaba la voz y montaba un escenario aterrador, afirm. Y agreg que mientras pegaba, peda nombres y direcciones. Una vez me dijo que no era malo, que era su trabajo. Era un torturador feroz, lo apale bestialmente a Gustavo, asegur. Dijo que de la cuadra se escuchaban los gritos cada vez ms desgarradores, como gemidos de animal y que a ella la llevaron a la oficina para que viera la sangre de su esposo en las paredes.

Gustavo segua siendo torturado. Tena una pierna enyesada. Un da fue pateado por Barreiro porque no responda. Estaba inconsciente. Todava no haba desarrollado la picana con goma, que mat a muchsimos en la cuadra. Yo creo que Barreiro, junto a Vergz y Texas, era uno de los torturadores ms feroces. Adems era un innovador en distintas tcnicas de tortura, no solo fsicas tambin psicolgicas, afirm.

Embarazadas

Cuando llego a la maternidad provincial haba dos filas de militares uniformados apuntndome con fusiles, describi. En la sala de partos, cerca de diez personas entre mdicos y enfermeros, policas y militares.

Los mdicos dijeron que no atenderan a una persona vendada y esposada y los echaron a los gritos, record. Apenas naci su hijo la condujeron a una sala de internacin y a la madrugada, sin el alta mdica, la volvieron al Buen Pastor.

La testigo se acord con afecto de la monja Clarita, una anciana que recorra el pabelln de las presas polticas que se acerc con disimulo y le pidi que escriba una carta para sus padres. En este lugar estuvo junto a su hijo un mes y medio. Cuando pas a la UP1, el chico fue entregado a los abuelos.

Astelarra apunt que no era la nica embarazada en la crcel. ramos cuatro, nos quitaron los bebes y nos trasladan a la penitenciara, declar. En la prisin las ubicaron en celdas individualesde alta peligrosidad para evitar el contacto. All se encontr con Ana Mohaded, quien le cont que Marta Sandrino, estaba paraltica.

En marzo de 1977, fue retirada y llevada a La Ribera. All por boca de los gendarmes supo que mataban y apilaban cuerpos que despus cargaban en camiones durante el reinado de la patota del CLA. Otro antecedente estremecedor fueron los dichos del cura Astiguetta -evoc- relacionados con el asesinato de 40 personas a las que tiraron a un pozo y les prendieron fuego, en La Perla.

Nombr a todos los militantes que pasaron por La Perla durante su cautiverio. Antes de recuperar la libertad, en marzo de 1977, fue alertada sobre el silencio que deba mantener. Unos meses despus qued libre Gustavo Contepomi. Ambos fueron hostigados y amenazados. Trabajaron para la Conadep Crdoba y reconstruyeron la historia y la publicaron en el libro titulado Sobrevivientes de La Perla.

Connivencia

La testigo denunci las complicidades entre la justicia Federal y Luciano Benjamn Menndez durante y despus de la dictadura. En 1984, a su marido le armaron una causa por asociacin ilcita y lo mantuvieron preso un ao y medio. Acus a Luis Rueda y a Gustavo Becerra Ferrer de haber participado en este hecho. El fiscal Trotta solicit que se pase vista a al fiscala para que se investiguen los hechos. Los abogados de la querella Claudio Orosz, Mara Teresa Snchez y Hugo Vaca Narvaja apoyaron lo solicitado.

Escarapelas

De pie frente a los acusados, uno a uno, fue identificando a sus torturadores: Jorge Exequiel Acosta, Luis Gustavo Dietrich, Ernesto Guillermo Barreiro, Ricardo Lardone, Jos Chubi Lpez, Hctor Vergez, Hctor Palito Romero, Luis Alberto Manzanelli, y Carlos Alberto Daz. Los imputados en la megacausa, lucan en sus solapas distintivos con los colores del Vaticano en homenaje al nuevo Papa Francisco I.

Esta semana continuarn receptndose los testimonios de las vctimas sobrevivientes de los campos de concentracin que denunciaron siempre lo que ah ocurra por todos los canales posibles. La diferencia es que ahora lo hacen en un juicio oral y pblico.

Toda la informacin sobre el Juicio La Perla en www.diariodeljuicio.com.ar

www.prensared.org

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter