Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-03-2013

Alemania: ao electoral
Un nuevo partido euroescptico inquieta a la canciller Merkel

Ingo Niebel
Gara

La formacin Alternativa para Alemania ha nacido con fuerza y quiere constituirse como partido en abril. Tiene pensado presentarse a las elecciones generales el 22-S. Su irrupcin en el escenario poltico podra costarles votos a los partidos del Gobierno.


Es muy posible que los institutos de encuestas en Alemania tengan que incluir en sus futuros sondeos a una nueva formacin poltica autodenominada Alternativa para Alemania. A mediados de abril este grupo quiere constituirse como partido poltico para poder concurrir a las elecciones generales del 22 de setiembre. En un principio, la Unin Demcrata Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel y su socio, el Partido Liberaldemocrtico (FDP) de Philipp Rsler, optaron por ignorar a la nueva organizacin pero ahora, cuando se anuncia otra grave crisis en la zona euro, el bipartito ha cambiado de tctica. Esta vez no se trata de una agrupacin que, como ocurri con el Partido Pirata, rene a votantes de un espectro opuesto a los dos partidos de Gobierno, sino que justamente surge de los sectores burgueses muy prximos a CDU y FDP.

En estos momentos, el partido de Merkel es la primera fuerza poltica en Alemania y obtendra ahora unos 40 puntos. El FDP de Rsler se halla en el lmite del 5%, ms bien por debajo, lo cual significara que no volvera al Bundestag. El Partido Socialdemcrata (SPD) se mueve, segn las encuestas, entre el 25% y 28%; su socio preferido, los Verdes ecologistas, en torno al 15%. El panorama augura un empate tcnico, por ahora, porque los dos partidos de la oposicin no quieren formar un tripartito con el socialista Die Linke (La Izquierda), cotizado con entre 6 y 8 puntos. El denominador comn de CDU y FDP, SPD y Verdes es que, salvo en algunos matices, han respaldado la poltica de rescate del euro de la canciller Merkel.

La CDU y el FDP han coincidido especialmente en hacer caso omiso a los intereses de una parte importante de sus respectivos electorados que, por diferentes razones se ha opuesto a las ayudas financieras brindadas a Grecia y la creacin de los diferentes mecanismos del denominado rescate. Con la arrogancia que caracteriza a la dominante clase poltica en Berln, los temores de sus votantes fueron minimizados cuando no abiertamente despreciados.

En un principio, los euroescpticos decidieron emprender la va judicial para frenar la poltica de Merkel y de su ministro de Hacienda, Wolfgang Schuble, dirigindose en varias ocasiones a la Corte Constitucional. Sin embargo, los mximos jueces solo podan definir jurdicamente el rumbo poltico, pero no estaba en su poder frenarlo, tal y como lo hubieran querido los demandantes.

Estos, al final, se decidieron por reunir a 200 catedrticos de economa que, en una carta abierta a la jefa de Gobierno, expresaron su disconformidad con la poltica econmica. Merkel, como respuesta, pas por encima de los argumentos esgrimidos por los expertos, realizando su propia agenda, decretando ms de una vez que no haba alternativa hacia su poltica. Su soberbia puede suponer al final un error estratgico.

Cuando la pasada semana la Alternativa para Alemania se present a la opinin pblica asistieron de golpe unas 1.200 personas a su primer evento. El diario conservador Frankfurter Allgemeine Zeitung, el buque insignia del gran capital, constat que el nuevo partido es expresin de una burguesa descontenta. En el programa de Alternativa consta lo siguiente: La crisis europea de endeudamiento y financiera ha convencido a muchas personas de que los partidos tradicionales no son capaces o no tienen la voluntad de hacer una poltica sostenible, transparente, prxima al ciudadano, conforme al estado de Derecho y democrtica. Trminos procedentes del cajn del movimiento alternativo de los ltimos 30 aos, diagnostic el tambin conservador Die Welt de forma positiva, haciendo alusin a las palabras claves que caracterizaron al Partido Verde de hace tres dcadas, el que entonces se present como una alternativa al SPD, FDP y a la propia CDU.

Que ahora Alternativa para Alemania surja desde la derecha democrtica no sorprende porque ya durante las protestas contra la polmica ampliacin de la estacin central de Stuttgart se vio que el grueso de los manifestantes no pertenecan a los sospechosos de siempre sino que eran ciudadanos de la burguesa que pensaban que con argumentos y practicando el derecho a manifestarse podan evitar un muy caro error arquitectnico. Pero la poltica recurri a la fuerza policial para realizar su proyecto. Recientemente, los responsables tuvieron que reconocer que los gastos se haban disparado de tal manera que si lo hubieran sabido antes tal vez no habran seguido adelante. Con ello dieron la razn a los manifestantes. Algo parecido ha ocurrido con el supuesto rescate del euro.

Alternativa para Alemania aboga por una salida controlada de determinados pases de la zona euro. Al mismo tiempo, se desmarca de posiciones ultraderechistas. Por el eco social y meditico se ha ganado ahora la atencin de la CDU. El jefe de su grupo parlamentario, Volker Kauder, le ech en cara que Alemania necesita a Europa. Eso es algo que ignora Alternativa para Alemania, a la que tach de ser el miedo institucionalizado ante el futuro

Ahora el partido de los catedrticos, tal y como lo definen algunos medios, tiene que ganarse la confianza del electorado ya que los votantes priorizan ante todo la competencia antes que las siglas y el candidato de un partido.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130319/393326/es/Un-nuevo-partido-euroesceptico-inquieta-canciller-Merkel
 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter