Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-06-2005

Estrategia final: la guerra civil en Iraq

Pepe Escobar
Asia Times / CSCAweb


"En realidad, el proceso electoral fue diseado para legitimar la ocupacin, y no para liberar de ella al pas. Todo aquel que se vea capaz de realizar reformas polticas debera intentarlo si quiere, pero creo que los ocupantes no lo permitirn".
Muqtada al-Sadr, clrigo shi

Mientras shies y kurdos discutan durante tres meses antes de poder organizar un gabinete iraqu, desde Bagdad comenzaba a surgir en la escena poltica un amplio frente compuesto de polticos, lderes religiosos y jefes tribales, bsicamente sunn, pero con participacin shi, con un objetivo claro: el final de la ocupacin liderada por EEUU. Este frente incluye, entre otros, lo que se ha etiquetado como el elemento "Sinn Fein" de la resistencia, compuesto de la poderosa Asociacin de Ulemas Musulmanes (AUM) y los Sadristas, que se negar a cualquier dilogo con el primer ministro Ibrahim Jaafari y su gobierno, a menos que se establezca un calendario definitivo para la completa retirada de las fuerzas de ocupacin. Incluso la mayor autoridad de los Marines en Iraq, el General Stephen Johnson, ha admitido: "no habr ningn progreso a menos que los insurgentes se impliquen en el proceso poltico" .

Pero la proliferacin de lo que muchos sunnes y shies moderados sospechan son escuadrones de operaciones encubiertas , organizados por el Pentgono, est sumiendo en la confusin el nacimiento de este frente. Es obvio cuando Hariz al-Dari. ­lder de la AUM- acusa a las brigadas Badr ­brazo militar del Consejo Supremo para la Revolucin Islmica en Iraq , CSRII, miembro de calibre en el gobierno- de matar a dirigentes religiosos rabes sunnes.

Rompiendo Iraq

Diversos sitios web iranes han informado ampliamente de un plan para dividir Iraq en tres mini-estados shies, dos mini-estados kurdos y un mini-estado sunn, siendo Bagdad la sede de un gobierno federal. Cada mini-estado se encargara de la cuestin judicial y econmica, mientras que Bagdad llevara la poltica exterior y la coordinacin militar. El plan se atribuye a David Philip, antiguo consejero de la Casa Blanca, en la actualidad trabajando para el Consejo Americano de Poltica Exterior (CAPE). El CAPE est financiado por la Fundacin Lynde and Harry Bradley, quien ya fundara los "ultra-halcones" Proyecto para un Nuevo Siglo Americano y el Instituto Americano de Empresa.

El plan sera "vendido" bajo la consideracin de que el gobierno dominado por los shies del recientemente electo Jaafari, es incapaz de controlar Iraq y sentar a las guerrillas rabes sunnes a la mesa de negociaciones. Ms significativamente, el plan es una rplica exacta del plan de extrema derecha israel para balcanizar Iraq, que resulta imprescindible para balcanizar todo Oriente Medio. Curiosamente, Henry Kissinger ya estaba ofreciendo la misma idea antes de la invasin de 2003.

Una vez ms, el clsico "divide y vencers": el objetivo es perpetuar la desunin rabe. Llammoslo Iraquizacin; lo que en realidad significa es una fiebre confesional y tnica que se traduce en guerra civil. La Operacin Relmpago ­ el tour de force contrainsurgente tan publicitado, con mas de 40.000 tropas shies acosando a rabes sunnes- puede ser interpretado como la prmera rfaga de la guerra civil. El vicepresidente Dick Cheney lo asumi ante las cmaras de la CNN, prediciendo confiadamente que "la lucha terminara antes que la administracin Bush acabara su ejercicio".

Pero el destino que le espera a esta contraisurgencia podra verse mejor evaluado al contemplar el clsico del cine de 1966, de Gillo Pontecorvo, "La Batalla de Argel", uno de los filmes polticos ms influyentes de la historia y una supuesta "tarea escolar" en el Pentgono. Los franceses, a principios de los sesenta, lograron acabar con la espina dorsal de la guerrilla, pero al final perdieron la guerra de Argelia. Hablemos de vietnamizacin ­paso previo a la Iraquizacin- ; la ofensiva del Tet en 1968 fue letal, pero la Operacin Fnix contrainsurgente lo fue todava ms. Al final, sin embargo, los EEUU tambin perdieron la guerra.

No hay operacin Fniz alguna en Iraq . Los EEUU disponen de pocos medios humanos de inteligencia, y se ven incapaces de penetrar en la compleja red tribal de la resistenci, y no por carencias culturales o lingsticas. Incluso un barrio de Bagdad, como el de Adamiya es en esencia una repblica independiente de la guerrilla. Continuarn cotidianamente las horribles explosiones de coches bomba: el Pentgono no comparte con la polica irqu ninguna informacin de la que recoge, y la polica iraqu deja mucho que desear.

Los EEUU tambin andan escasos de tropas, as que han recurrido a la Iraquizacin, usando a los shies y kurdos para combatir a los sunnes. Y como remate, los EEUU estn bloqueados en la esfera poltica, porque el trinufo sera convencer a los rabes sunnes de la legitimidad del proceso poltico: eso no va a ocurrir, con tan slo 2 rabes sunnes en el comit de redaccin de la nueva constitucin, compuesto de 55 miembros, mientras los escuadrones de la muerte shies eliminan a rabes sunnes.

Un infierno de milicias

En el actual infierno de milicias iraques, unas son mas respetables que otras. Los 100.000 peshmerga kurdos no van a ser desarmados, porque son aliados de EEUU. El ejrcikto del Mahdi de Sadr se considera una panda de matones, porque obedecen al dscolo Muqtada Al-Sadr, a quien el Pentgono todava considera un enemigo. El ministerio de Interior est infestado por al menos seis milicias diferentes. Al menos la mitad de ellas obedecen a los socios del anterior primer ministro Allawi. El presidente actual de Iraq, el kurdo Jalal Talabani, se entretiene arengando a sus peshmerga. Abdul Salam al-Kubaysi, portavoz de la AUM no se reprime al afirmar que "Talabani est siguiendo las polticas estadounidenses para prolongar las lucha en Iraq y convertirlo en un conflicto entre Iraq e Irn". En otras palabras, desenmascara la iraquizacin.

Por su parte, las brigadas Badr ­ ahora Organizacin Badr- son acusadas por la AUM de dar informacin a la famosa Brigada del Lobo, otra milicia (o eufemsticamente, una "unidad de comando de lite") que opera desde el ministerio de Interior, pero a las rdenes de un alto dirigente del CSRII.

Abdul Aziz al-Hakim, dirigente del CSRII, y el poder en la sombra detrs de Jafaari, ha defendido, vociferante, a las Badr. En una mezcla sin precio entre el bushismo y el nacionalismo rabe, Hakim adverta que "fuerzas del mal" estn intentando "hundir la reputacin de movimiento nacionalistas como la organizacin Badr, para conseguir sus propios objetivos, al margen de los del pueblo de Iraq".

Uno se pregunta si los grupos de operaciones encubiertas del Pentgono forman parte tambin de esas "fuerzas del mal". En octubre de 2002, el Secretario de Defensa Donald Rumsfeld creo un ejrcito secreto, uno de sus "proyectitos". De acuerdo con la Junta Cientfica de Defensa del Pentgono, la meta del ejrcito de Rumsfeld ­ 100 miembros, 100 millones anuales de presupuesto, llamado Grupo de Operaciones Proactivas y Preventivas, GOPP- llevara adelante operaciones secretas diseadas para "estimular reacciones" entr los "grupos terroristas", que pasaran a convertirse en objetos de "contraataque" por parte del GOPP. El trabajo de este ejrcito de Rumsfeld son asesinatos, sabotajes, montajesvamos, todo el arsenal habitual de las operaciones encubiertas. Iraq es el laboratorio perfecto para eso. "Iraquizacin" viene a significar, de hecho, "Salvadorizacin". No es de extraar que viejos rostros aparezcan de nuevo en juego: James Steele, jefe de las Fuerzas Especiales en El Salvador a principios de los ochenta, est en Iraq. Steve Casteel, antiguo alto cargo envuelto en las "guerras de la droga" en Bolivia, Colombia y Per, tambin est en Iraq. Se trata de un antiguo consejero que opera ahora en el ministerio de Interior, al que se subordinan las milicias aliadas.

Guerrillas para siempre

Son ahora las guerrillas rabes sunnes las que en toda su complejidad y urdimbre de corrientes internas, estn operando casi en un nico frente. Su principal actividad es contra lo que denuncian como un gobierno ttere controlado por los EEUU y sus "alidados externos": exiliados, shies pro-iranes, y lideres guerrilleros kurdos separatistas.. Son conscientes de la capacidad superior de los EEUU, que debe ser combatido con ideales puros del Islam: corage, piedad, abnegacin y espritu de sacrificio. La misma lucha es la victoria.

En esencia esto significa, para muchos, la ausencia de un proyecto poltico alternativo, la imposibilidad de que la guerrilla conforme un nico frente poltico aglutinante de sunnes y shies. La estrategia miltar de la guerrilla es la prevencin de cualquier posibilidad de normalizacin, o, en otras palabras, convencer a la poblacin rabe sunn de que acepte su estrategia. Puede que a la resistencia le sea imposible conforman un movimiento nacionalista iraqu, pero el apoyarse en ms de 5 millones de rabes sunnes podra servir de base para una larga y efectiva guerra de guerrillas. Sin duda disponen, si as lo quieren, de los medios para mantener desestabilizado el pas durante dcadas.

Desde un punto de vista ideolgico, los lderes de la guerrilla deben analizar el grado de dependencia del gobierno de Jaafari, para concluir que los estadounidenses no se van a marchar. Y aunque los EEUU huibieran decidio irse, esto creara un problema mayor, ya que eso llevara a la desunin de muchos grupos de la guerrilla que mantienen distintos programas bajo el objetivo comn de expulsar al ocupante.

Ramas rivales del partido Baaz ahora llevan la voz cantante de la resistencia, aunque no la controlan. A pesar de las discusiones internas ­ de los pro-sirios a los proclives a amoldarse a la situacin- ahora se encuentran unidos por un mismo objetivo. Disponen de dinero, reservado antes de la cada de Saddam Hussein; disponen de muchsimos guardias republicanos y oficiales de las Mujabarat (inteligencia), mandos..La guerrilla cuenta con al menos 40.000 miembros activos, ms 80.000 en la reserva; al menos dispone de 250.000 toneladas de armamento y pueden disponer de un flujo constante de financiacin desde Arabia Saud y el Golfo tambin podra contar con el crucial apoyo tctico de algunos cientos de voluntarios rabes.

Quien tiene el petrleo?

Los rabes sunnes y los kurdos se encuentran literalmente al borde de la guerra civil en el norte de Iraq; la situacin cotidiana en Kirkuk y Mosul es explosiva: emboscadas, asesinatos, coches bomba pero apenas si se filtra informacin alguna al sur de Bagdad y al mundo exterior. Kirkuk est nominalmente bajo control kurdo. Pero lo que los kurdos quieren sobre todo es controlar Northern Oil ­ parte de la compaa Iraqi National Oil- a cargo de los campos petroleros al oeste de Kirkuk. Los rabes sunnes afiman que "sobre nuestros cadveres". Que a nadie asombre pues que la batalla clave en la zona se encuentre en el oleoducto que atraviesa la provincia de Kirkuk: fue volado, de nuevo, el pasado mircoles.

Mosul, una gran ciudad de casi 1,8 millones de habitantes en la rivera del Tigris, todava est controlada por un 70% de la poblacin compuesto por rabes sunnes, y sigue siendo el epicentro del nacionalismo rabe y una gran base para la guerrilla. Los kurdos mantienen all un perfil muy bajo. Tanto la guerrilla como la polica vienen de la poderosa tribu sunn de los Shammar. El Pentgono favorece a los kurdos; de hecho, son los nicos aliados de los EEUU. La inteligencia de EEUU en Mosul depende de los kurdos, lo que significa un ingrediente ms para la guerra civil. Como si esto no fuera suficiente, la mayora de shies del pas, en torno al 60%, piensa que se enfrenta a un maquiavlico plan de los EEUU, de los kurdos, de los rabes sunnes o de todos ellos para acabar con el poder poltico de los shies.

El frente de liberacin nacional

Los principales grupos de la resistencia iraqu no estn a favor de considerar objetivos a civiles inocentes iraques. Muchos de los grupos tienen lazos polticos externos con los que intentan hacer llegar a los medios las razones por las que luchan. Considerando que los medios corporativos de EEUU se limitan exclusivamente a reproducir la lnea del Pentgono, existe la extendida sospecha ­en Oriente Medio, Europa, Latinoamrica, partes de Asia­ de que son parte cmplice en la ocupacin, su incompetencia y racismo.

El antdoto al infierno de las milicias iraques debera ser un frente nico sunn-shi. El antiguo ministro de Electricidad, Ayham al-Samaria declar a Associated Press que al menos dos grupos de la guerrilla (el Ejrcito Islmico de Iraq y el Ejrcito de Muyahidines) estaban dispuestos a conversar con el gobierno de Jaafari y unirse al proceso poltico. La condicin previa era clara: un calendario para la retirada de EEUU.

Contra todo pronstico, est emergiendo un frente de liberacin nacional en Iraq. Los halcones de Washington lo ven venir, pero no lo desean. Muchos grupos de este frente ya se han reunido en Argel. El frente se opone a la ocupacin americana y la presencia de bases permanentes del Pentgono; a las privatizaciones y al saqueo transnacional de la economa iraqu; a la federacin de Iraq, la balcanizacin. Los miembros del frente han visto claramente el plan de alimentar el sectarismo para provocar una atmsfera de guerra civil que legitime la presencia de EEUU. La administracin Bush est obsesionada con imponer la visin de que los iraques ­ o "fuerzas anti-iraques" o "militantes extranjeros" ­estn intentando comenzar una guerra civil en el flanco este de la nacin rabe, lo que resulta tan ridculo como el mito que tambin pretende impulsar sobre la Resistencia en tanto que un hatajo de lunticos ex -baazistas y wahabbes.

La administracin Bush no est limitndose en nada a la hora de proceder a la Iraquizacin. Es una caja de Pandora: dentro podemos encontrar la batalla de Argel, Vietnam, El Salvador, Colombia, Todo apunta a un mismo lugar: la guerra civil. Esta mortfera letana podra durar hasta 1920, cuando en un nuevo mundo en el que China emerja como lder econmico, los rabes sunnes puedan convencerse de las bondades de, en pacto con shies y kurdos, vender millones de barriles de crudo a las empresas petrolferas chinas. Siempre y cuando, claro est, que para entonces quede algo de Iraq.

Traduccin de Natalia Litvina para CSCAweb


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter