Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-03-2013

Qu importa el patrimonio a la vista de una desolacin tan trgica?
La guerra arqueolgica en Siria

Robert Fisk
The Independent

Traducido para Rebelin por LB.


Cunto vale la vida de un nio comparada con todas las antigedades de Siria?

Toda reflexin sobre los desastres arquitectnicos [provocados por la guerra] de Siria debe incluir esta cuestin. Un nio, afirmar un humanitarista, vale ms que todas las columnas de Palmira y que todas las mezquitas de Damasco. Un nio, sugerir tal vez un historiador de corazn de hielo, puede ser sacrificado para salvar el patrimonio de todos los nios futuros. Al pragmtico cumple proclamar que tanto el nio como el patrimonio han de ser salvados. Por desgracia, ambos estn siendo destruidos en Siria.

La quema del interior de la mezquita omeya de Aleppo, del zoco de la ciudad, de las ciudades romanas perdidas del norte de Siria que han hecho hueco a nuevos fantasmas a medida que miles de refugiados se esconden ahora en tumbas y ruinas de la antigedad son las ltimas vctimas de la guerra arqueolgica.

Emma Cunliffe, de la Universidad de Durham, describe sucintamente el dilema en el ltimo nmero de British Archeology. Habiendo entre 60.000 y 70.000 muertos, con la nieve invernal enterrando las comunidades de refugiados en tiendas de campaa, y con cortes de suministro de gas y electricidad que azotan a las destrozadas ciudades, qu importancia tiene el patrimonio ante semejante trgica desolacin"?

Cunliffe, que est desarrollando formas para monitorizar los daos inflingidos a sitios arqueolgicos de Oriente Medio (confo en que con mayor precisin que la de la ONU al censar los daos inflingidos a la especie humana), ha elaborado un informe notablemente ecunime que reparte las culpas por los daos al patrimonio sirio entre el rgimen y los rebeldes. Sin llegar an a la escala del Irak post-2003, "parece que actualmente existen redes establecidas (en el lado de la oposicin) que eluden las inspecciones oficiales... La interceptacin de miles de artefactos sin marcar en la frontera siria, incluyendo cermica, monedas, mosaicos, estatuas, esculturas, escritos y vidrieras indica que el volumen de la rapia podra ser descomunal. Segn Cunliffe, es posible que el valor del comercio de antigedades robadas sirias ronde actualmente en torno a los 1.250 millones de libras esterlinas.

En Palmira, sin embargo, parece que las cicatrices de las columnas romanas han sido causadas por balas del ejrcito gubernamental y que son las orugas de los carros del ejrcito las que han desgastado las calzadas romanas, de modo no muy diferente a como los Humvees estadounidenses aplastaron alegremente los caminos de Babilonia en 2003, mientras que en Homs (y aqu Cunliffe no reparte las culpas), la Catedral de Um al-Zennar, una de las iglesias ms antiguas de la ciudad "yace en ruinas, sus feligreses muertos y dispersos, su antigua liturgia aramea silenciada". Fue una de las iglesias ms antiguas del mundo, su emplazamiento data del 59 a.C. y alberga un cinturn que supuestamente perteneci a la Virgen Mara. Si quiere buscar responsables supongo que debe preguntarse esto: Quin fue el primero que utiliz armas de fuego en este bao de sangre sirio?

Desde que el Independent on Sunday dio a conocer por primera vez la destruccin del patrimonio de Siria, los dos bandos de la guerra han utilizado los destrozos en su propio provecho. Oficiales del Ejrcito Libre de Siria se han comprometido a evitar los saqueos una proclama dudosa, toda vez que los mercados jordanos rebosan de oro, mosaicos y estatuas sirias, e incluso han utilizado la Palmira romana como escenario para rodar un vdeo propagandstico difundido en Youtube. Producido por el "Centro de Prensa de la ciudad de Tadmor (Palmira), [en el vdeo aparece] un jinete cruzando a caballo la pantalla y enarbolando la bandera verde, blanca y negra del Ejrcito Libre de Siria, con las columnas romanas de la Via Maxima al fondo.

Sin embargo, curiosamente, el propio ministro de antigedades del gobierno sirio, el profesor Maamoun Abdul-Karim, ha hecho un llamamiento a todos los sirios con independencia de su posicin respecto al rgimen de Assad para que protejan los tesoros arquitectnicos del pas, ya que "es responsabilidad de todos trabajar juntos para proteger las antigedades. Aunque reconoce graves daos en algunos yacimientos romanos del norte, elogia a los pobladores locales por alejar a los saqueadores y excavadores. Los lugareos, al parecer, son conscientes de que una ciudad sin antigedades es una ciudad que nunca obtendr dinero de los turistas en la Siria de la posguerra.

Hay algunas cuestiones intrigantes en la apelacin de Abdul-Karim. Las fuerzas gubernamentales, segn l, han confiscado 400 artculos, cuentas, monedas, estatuas y paneles de mosaico, "aunque algunos de ellos eran falsos". De dnde diablos han salido las falsificaciones? El ministro tambin nos asegura que la mayor parte de los tesoros se han guardado en "lugares seguros". Pero, dnde estn esos 'lugares seguros'? Y si son tan seguros, por qu los refugiados internos no acuden en masa a ellos?

Deir ez-Zour, actualmente una ciudad desierta cuya mayor parte se encuentra bajo control rebelde, parece haber sufrido de manera desproporcionada cuando los saqueadores asaltaron la Acrpolis, excavaron sectores del Templo de la Roca la Ebla de la Edad de Bronce (mediados del tercer milenio a.C.) y perforaron la roca en busca de artefactos antiguos. Un eminente arquelogo libans de la regin me dice y sta es una de las caractersticas ms preocupantes de esta trgica caza del tesoro que ahora los contrabandistas trabajan para las mismas redes que crearon los saqueadores iraques. El gusto por los tesoros ha adquirido ahora dimensin internacional y los compradores estn pidiendo a bandas iraques que empleen los mismos mtodos en Siria. El Washington Post ha investigado las rutas de contrabando de los rebeldes y los insurgentes informaron al peridico que por trmino medio cada cargamento puede reportarles hasta 50.000 dlares para comprar armas. "Unos das somos combatientes y otros, arquelogos", le dijo al diario un rebelde de la localidad de Idlib tras jactarse de haber descubierto tablillas sumerias en Ebla.

Varios arquelogos (de los legales) han dado a entender que las gestiones que realizaron ante la OTAN, e incluso ante el Ministerio de Defensa britnico, consiguieron que los pilotos trataran de evitar daar patrimonio romano en Libia en 2011, llegando incluso a cambiar el tipo de municin que empleaban, a fin de no rociar metralla cuando disparaban contra las legiones de Gadafi. Pero no hay aviones de la OTAN sobre Siria, y dudo que los pilotos del gobierno sirio lleven pegada en sus cabinas la proclama del ministro Abdul-Karim. Lo que nos devuelve a la vieja pregunta: Cunto vale la vida de un nio?

 

Fuente: http://www.independent.co.uk/voices/comment/robert-fisk-the-cost-of-war-must-be-measured-by-human-tragedy-not-artefacts-8537986.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter