Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-03-2013

Grandiosas palabras, exiguas promesas, inaccin total respecto a la ocupacin
Recibirn los colonos israeles la bendicin de Obama?

Jonathan Cook
CounterPuch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Los que esperaban que Barack Obama llegara a Israel para unificar criterios israeles y palestinos, despus de cuatro aos de impase en el proceso de paz, sern gravemente desilusionados.

El viaje del presidente que comienza hoy podr ser histrico el primer viaje en su presidencia a Israel y los territorios palestinos pero ha estado haciendo todo lo posible de antemano para reducir las expectativas.

Durante el fin de semana, dirigentes rabes-estadounidenses revelaron que Obama haba dejado en claro que no presentar un plan de paz, porque Israel indica que no est interesado en un acuerdo con los palestinos.

Cualquier duda que quedara sobre las intenciones de Israel fue eliminada por el anuncio de un nuevo gabinete, juramentado apresuradamente antes de la visita del presidente. Este gobierno hace que el reciente de Benjamin Netanyahu, considerado el de la lnea ms dura en la historia de Israel, parezca casi moderado.

Ynet, la popular web israel, inform de que los dirigentes de los colonos lo saludaron como su gabinete de sueo hmedo.

Zahava Gal-On, lder del partido opositor Meretz, estuvo de acuerdo, sealando que har mucho por los colonos y prcticamente nada por el estado de la sociedad israel.

El partido dedicado a los colonos, Jewish Home, ha obtenido tres ministerios clave Comercio e Industria, Jerusaln y Vivienda as como el control del comit de finanzas del parlamento que asegurar que las colonias florezcan durante este perodo del gobierno.

No existe la menor posibilidad de que Jewish Home acepte una congelacin de las colonias similar a la que Obama exigi en su primer perodo. Ms bien el partido acelerar la construccin de viviendas y el desarrollo industrial por sobre la Lnea Verde, para hacer que esas colonias sean an ms atractivas.

Uzi Landau, del partido de extrema derecha Yisraeli Beitein de Avigdor Lieberman, tiene la cartera de Turismo y se puede confiar en que orientar fondos a los numerosos sitios bblicos de Cisjordania, para alentar la visita de israeles y turistas.

El nuevo ministro de Defensa, que supervisa la ocupacin y es el nico funcionario en una posicin prctica para obstruir esta ofensiva de los colonos, es Moshe Yaalon, del Likud, exjefe del estado mayor militar conocido por su ardiente apoyo a las colonias.

Es verdad que el gran partido centrista Yesh Atid de Yair Lapid tambin est representado. Pero su influencia en la diplomacia ser dbil, porque sus cinco ministros se ocuparn sobre todo de asuntos interiores comoBienestar, Salud y Ciencia.

La nica excepcin, Shai Piron, el nuevo ministro de Educacin, es un rabino colono de quien se puede esperar que expanda el programa existente de viajes escolares a las colonias, continuando los exitosos esfuerzos de los colonos por integrarse al pas en general.

Lejos de prepararse para hacer concesiones al presidente de EE.UU., Netanyahu ha declarado prcticamente su apoyo al plan de Jewish Home de anexar grandes partes de Cisjordania.

La nica ministra con algn inters declarado en conversaciones diplomticas, motivada por sus esfuerzos personales por mantener su popularidad en la Casa Blanca, es Tzipi Livni. Tiene plena consciencia de que las oportunidades de negociar son extremadamente limitadas: El proceso de paz recibi solo una mencin superficial en el acuerdo de coalicin.

Obama, al parecer perfectamente consciente de que enfrenta un gobierno israel an ms intransigente que el anterior, ha preferido no dirigirse a la Knset [parlamento israel]. En su lugar dirigir su discurso a una audiencia ms receptiva de estudiantes israeles, en lo que los funcionarios estadounidenses han calificado de ofensiva de simpata.

Podemos esperar palabras grandiosas, unas pocas promesas vagas e inaccin total respecto a la ocupacin.

En una seal de lo reacia que se muestra la Casa Blanca a volver a encarar el tema de las colonias, sus representantes en las Naciones Unidas se negaron el lunes a participar en un debate en el Consejo de Derechos Humanos que describi las colonias como una forma de lenta anexin de Cisjordania y Jerusaln Este.

La actitud de no intervencin de Obama satisfar a sus electores en EE.UU. Un sondeo para ABC-TV mostr la semana pasada que la mayora de los estadounidenses apoyan a Israel por sobre los palestinos un 55% contra un 9%. Una mayora an mayor, 70%, piensa que EE.UU. debera dejar que las dos partes decidan su futuro entre ellas.

Los israeles comunes y corrientes, la audiencia objetivo del presidente de EE.UU., tampoco tienen demasiado inters en que se involucre. Recientes estudios muestran que un 53% piensan que Obama no proteger los intereses de Israel y 80% creen que no producir un progreso con los palestinos en los prximos cuatro aos. El ambiente es ms de indiferencia que de expectacin.

Son todas buenas razones por las cuales ni Obama ni Netanyahu se concentrarn mucho en el tema palestino durante sus tres das de visita. Como seal el analista Daniel Levy: Obama viene ante todo para hacer una declaracin sobre el lazo entre EE.UU. e Israel, no sobre la ocupacin ilegal.

La mayora de los palestinos lo ve de la misma manera. El obstruccionismo de EE.UU. los ha exasperado cada vez ms. Los funcionarios estadounidenses que fueron el viernes a Beln para preparar la visita de Obama se vieron expuestos a manifestaciones contra Obama. Se espera que haya ms hoy en Ramala.

Otros palestinos protestaron contra su visita estableciendo una nueva comunidad de carpas en tierra palestina ocupada cerca de Jerusaln. Varios campamentos semejantes han sido apresuradamente demolidos por los soldados israeles.

Los organizadores esperan destacar la hipocresa de EE.UU. al respaldar la ocupacin israel: se permite que los colonos judos construyan con respaldo estatal oficial en tierra palestina en violacin del derecho internacional, mientras se impide que los palestinos edifiquen en su propio territorio en lo que ahora la mayor parte del mundo considera como el Estado palestino.

El mensaje tcito de la visita de Obama es que el gobierno de Netanyahu tiene libertad para continuar con su agenda de la lnea dura con poco peligro de que haya algo ms que una simblica protesta de Washington.

El nuevo gabinete israel se apresur a establecer sus prioridades legislativas. El primer proyecto de ley anunciado es una ley bsica para cambiar la definicin oficial del Estado, de manera que sus aspectos judos dominen por sobre los elementos democrticos, una accin que el peridico Haaretz calific de demencial.

Entre las principales estipulaciones hay una que limita el financiamiento estatal solo a lascomunidades judas. Esto apunta a una solucin cnica que Netanyahu puede adoptar para calmar el ardiente movimiento de protesta social en Tel Aviv, que ha estado demandando sobre todo ms viviendas asequibles.

Al obtener an ms tierra barata en Cisjordania y Jerusaln Este, podr expandir las colonias, apoderarse de ms territorio palestino, silenciar las protestas y dejar en mal lugar ala oposicin. Todo lo que necesita es la bendicin de Obama.

Jonathan Cook ha obtenido el Premio Especial de Periodismo Martha Gellhorn. Sus ltimos libros son: Israel and the Clash of Civilizations: Iraq , Iran and the Plan to Remake the Middle East (Pluto Press) y Disappearing Palestine : Israel s Experiments in Human Despair (Zed Books). Su nueva pgina en Internet es: www.jonathan-cook.net

Una versin de este artculo apareci primero en The National, Abu Dhabi.

Fuente: http://www.counterpunch.org/2013/03/20/will-israeli-settlers-receive-obamas-blessing/

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter