Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2005

Sobre la lealtad
Carta abierta a los soldados de EE.UU. en Afganistn e Irak

Stan Goff
CounterPunch

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


Fui soldado casi todo el tiempo entre 1970 y 1996. Me retir de la 3 de las Fuerzas Especiales en Fort Bragg. Tambin serv en la 7 de las Fuerzas Especiales, en tres misiones con los Ranger, con Delta durante casi cuatro aos, como Scout de la Caballera durante un tiempo, y en la 82 Divisin Aerotransportada como soldado de infantera. Comenc mi carrera en Vietnam con la 173 Brigada Aerotransportada.

Abusamos de nuestra fuerza en ocho sitios distintos en el Este Asitico, Latinoamrica y frica, apuntando a la gente con fusiles. Como ustedes, fui un instrumento de la poltica exterior estadounidense una poltica controlada, entonces y ahora, por los ricos.

Durante esa carrera militar, escuch todo lo que ustedes han escuchado y sent todo lo que ustedes han sentido sobre la lealtad.

Harto peliagudo este asunto de la lealtad

Estos das, cuando hablo con algunos de ustedes, o cuando escucho conversaciones grabadas con ustedes, oigo a muchos que tienen reservas muy serias sobre estas guerras de ocupacin. Yo tuve ms que reservas desde el primer da sobre Irak y Afganistn, y me opuse con todo lo que pude, como lo hicieron millones de personas en todo el mundo.

Pero el pedazo de mierda, falto de cerebro, en la Casa Banca, que es legalmente tu jefe, y todos sus manipuladores, comenzando por el vicepresidente Dick Halliburton Cheney te enviaron a pesar de todo para que hagas lo que ests haciendo.

Se auto-convencieron para llegar a creer que esto sera y as lo dijeron un baile. Se rodearon exclusivamente de gente que repeta lo que queran, y castigaron y vilipendiaron y aislaron a cualquiera que dijera algo que no queran escuchar. Porque hace aos que haban decidido que realizaran estas invasiones, y con los ataques del 11 de septiembre en los que el papel de Irak fue exactamente nulo pensaron que era su oportunidad para realizar el re-despliegue de las antiguas fuerzas armadas de la Guerra Fra en su nuevo plan de construir bases permanentes en Asia del Sudoeste. Ya que se haban decidido, no quisieron or nada aparte de guiones halageos para sus planes, porque esos gngsteres pijos, de mentes rastreras, son como nios mimados que no pueden permitir que nadie destruya sus fantasas de emperadores de pacotilla.

Pero al ser destruidas esas fantasas por las realidades que haban tratado de evitar con tanto esfuerzo, continuaron con su sombra agenda a pesar de las peores consecuencias, porque no son ellos los que pagan por esas consecuencias.

Si pudiese salirme con la ma, le entregara rifles de asalto a toda esa pandilla arrugada y consumida, con sus uas arregladas, los pondra a bordo de un transporte de la Fuerza Area, les apretara las correas de sus paracadas de lnea esttica, y les dara una patada en sus lamentables culos a 300 metros por sobre el centro de Ramadi donde puedan librarse de sus arneses en plena calle y explicar la democracia a la gente del lugar.

Pero eso no es ms que despotricar, porque los desprecio tanto. Odio a la gente que se sale con la suya con cualquier mierda slo porque tiene dinero y poder. Y odio a la gente que sacrifica las vidas de otros para ampliar o proteger ese poder.

Pero no te cuento nada nuevo. Ustedes ya han llegado a saber lo que generacin tras generacin ha aprendido por el camino ms difcil. Cuando los ricos inician sus guerras, no son los ricos los que son enviados al combate. S, unos pocos llegan a pasar un tiempo como parte de su preparacin para una carrera poltica, pero sabemos quines son los que soportan la parte dura.

Y en estas conversaciones que muchos de ustedes tienen conmigo y con miles de otras personas, escuchamos lo que ustedes dicen ms y ms a menudo en la actualidad que ustedes saben que esta guerra est mal, pero que tienen que cumplir con su tarea porque son leales a sus compaeros, porque piensan que tienen que respaldarlos; y porque si ustedes no van, otros tendrn que hacerlo. Y respeto ese sentimiento.

Pero tengo que cuestionar este asunto de la lealtad, y lo hago por respeto hacia ustedes, y porque me preocupo por ustedes, y porque mi propio hijo est all en su segunda tanda.

Un joven amigo mo, Patrick Resta, que recientemente volvi de Irak, y que es ahora miembro de una organizacin llamada Veteranos de Irak Contra la Guerra, me dijo hace poco: El sargento de mi seccin trat de hacer que violramos la Convencin de Ginebra, y cuando nos resistimos, nos amenaz con castigarnos. Nos dijo que la Convencin de Ginebra no existe en Irak, y eso ha sido establecido por escrito a nivel de la Brigada.

Todos ustedes saben que eso es una inmundicia, y por si no lo saban, permtanme que les d una noticia urgente sobre algunos no todos, pero algunos que viven en el ejrcito, y esto proviene de uno de ellos. Hay quienes son ms estpidos que la mierda de un perro. Algunos de ellos dicen cosas de las que no tienen ni la ms mnima idea. Algunos de ellos dicen cualquier idiotez para que hagas lo que quieren.

Pero luego hay que agregar que hubo un memorando que lleg de arriba y que sugera que las Convenciones de Ginebra no eran vlidas en Irak. Pero no provino del nivel de una Brigada; provino de la maldita oficina de George W. Bush. Y es una mentira. Por eso se sentaron all frente al Congreso antes de que convirtieran al autor de ese memo en Ministro de Justicia de EE.UU. mtete eso en la cabeza y negaron que lo dijeron en serio.

Pero es una mentira.

No tienes que obedecer rdenes ilegales NUNCA, bajo ninguna circunstancia, y ESTS obligado [a no hacerlo] por el derecho internacional. Tambin debes sentirte obligado por lo que sabes que es correcto, por tu sentido de la decencia comn ms elemental.

Una de las maneras como te pueden llevar a hacer cosas con las que no quieres vivir por el resto de tu vida es imponerte el pensamiento de grupo. Si uno de nosotros es culpable, lo somos todos. Y lo que ocurre en Irak se queda en Irak. Es uno de los muchos modos que utilizan para aprovechar la lealtad de compinche a compinche y retorcerla de manera que te controle, incluso cuando estn tratando de llevarte a violar la ley y no slo la ley formal, sino a violar lo que sabes que es correcto, a violar tu propia conciencia y a poner en peligro tu propia serenidad durante el resto de tu vida.

Y te digo que no le debes a nadie y menos an a ellos ese tipo de lealtad.

Ellos saben que muchos de ustedes saben que fuisteis enviados a hacer esto por un montn de mentiras, sobre armas de destruccin masiva y nubes en forma de hongos sobre Nueva York y falsas conexiones de al Qaeda (y entonces, cuando todo eso se derrumb, ustedes llegaron all para imponer la democracia a punta de fusil). As que saben que muchos de ustedes no pueden seguir comprometidos con esa violenta ocupacin por lealtad a la banda de matones de Washington DC, que estn todos los das ocupados en casa socavando la misma Constitucin que ustedes juraron proteger (contra todos los enemigos externos e INTERNOS).

Saben que sabes que muchos de los oficiales estn all tratando de conseguir nuevas medallas para sus uniformes de Clase A, y esforzndose por lograr un ascenso, arriesgando tu culo en patrullas sin sentido. As que saben que tampoco pueden basarse en la lealtad de muchos de ustedes hacia la cadena de mando.

A qu tienen que recurrir con todo esto, despus de todo? Qu te dicen?

Tienes que salir en ese Humvee, y afrontar esos IED (artefactos explosivos improvisados), todos juntos, como compinches leales!

Tienes que ir y registrar de arriba abajo las casas de la gente en plena noche, y provocar el llanto de sus bebs todos juntos, como compinches!

Tienes que salir y establecer un bloque de ruta sin letreros en rabe o intrpretes, en una situacin en la que ests tenso y no sabes, y disparas a ese coche y matas a los padres ante de sus hijos, y tendrs que vivir con eso durante el resto de tu vida todos juntos, porque sois compinches leales!

Tienes que salir y perder la vida, extremidades o la vista, sufrir dolencias mentales y fsicas por el resto de tu vida, todos juntos, como un acto de lealtad hacia tus compinches!

Es la presin que se te impone en la actualidad. Encubrir a tus compinches, y para algunos, ir a Irak para que otro no tenga que tomar su lugar.

Pero consideremos la situacin general, y para eso volver a Vietnam, a una poca en la que muchos de ustedes no haban nacido. Entonces escuchamos la misma porquera. Casi textualmente. Y sabes cul fue uno de los principales factores que contribuyeron a que nos saliramos de esa guerra?

Dejamos de ser buenos soldados.

Las fuerzas armadas de Estados Unidos llegaron a un punto en el que ya no constituan una fuerza combatiente efectiva, porque los soldados de EE.UU. dejaron de obedecer rdenes. Llegaron a un punto en el que un oficial que utilizaba los cuerpos de sus hombres para cazar medallas poda llegar a verse al lado equivocado de una mina Claymore. Ahora, no es lo que propugno ahora, y espero que podamos detenernos antes de que se llegue a algo semejante.

Lo que tambin hicieron numerosos soldados fue participar en la resistencia poltica en casa. Consideraron el tema de preocuparse por sus compinches y por los dems soldados a corto plazo, pero permanecer en una guerra brbara e inmoral. Y se dieron cuenta de que lo mejor que podan hacer por sus compinches no como soldados, sino como seres humanos era enrolarse en la oposicin a la guerra y hacer que sta terminara.

Al hacerlo, muchos de ellos descubrieron que se requera mucho ms aguante y mucho ms valor para oponerse a la guerra que para demostrar esa mierda machista que esperaban que mostraran mientras continuaban haciendo cosas terribles a esos otros seres humanos, cuyo pas haban ocupado.

Es as como puedes mostrar una lealtad ms profunda hacia los soldados que estn all ahora, y a todos esos que continuarn yendo mientras contine esta obscenidad:

Hace todo lo que puedas para detener la guerra.

Cuestiona cada orden, y basa esas dudas en las Convenciones de Ginebra y la Ley de la Guerra Terrestre. Que vean que mantienes una bitcora detallada de tus experiencias. Enva tus historias a casa en cartas. Inicia discusiones sobre la legitimidad de la guerra cuando estis en vuestros alojamientos, aunque provoque controversias. Difunde informacin que obtengas sobre la guerra de fuentes diferentes de los ruidosos maniques noticiosos de FOX. Y enva correos electrnicos o cartas annimas con tu participacin a Veteranos de Irak Contra la Guerra. El enlace est al final de esta carta.

El da en que termine esta guerra y que el ltimo de ustedes parta en avin a casa, es cuando jams volvers a tener que oler ese olor a sangre fresca que permanece en tu mente durante horas despus de que has colocado a alguien en una camilla o los has envuelto en esa inmensa bolsa Ziploc. El da llegar en que todos os vayis, porque esta guerra fue una apuesta perdida desde el primer da, pero Bush y su equipo fueron demasiado estpidos para saberlo.

Lo mejor es que esta guerra de ocupacin termine lo ms pronto posible, y como ejercicio de lealtad hacia tu propia conciencia, de lealtad hacia los que estn all y los que podran ir, y lealtad al principio de la decencia humana encuentres medios de acercar ese da. Puedes encontrar medios de acercar el da en el que los iraques puedan preocuparse de controlar su propio destino, y t y tus compinches podis dormir en seguridad y comodidad en vuestras propias casas, jugar con vuestros hijos, amar a vuestras compaeras, y caminar por calles conocidas sin los obstculos del traqueteo del equipamiento blico.

Si el acercamiento de ese da para todos es el objetivo, puede haber algo ms leal en tu vida?

Caminemos sin obstculos.

Stan Goff

Ejrcito de EE.UU. (en retiro)

Stan Goff es autor de "Hideous Dream: A Soldier's Memoir of the US Invasion of Haiti" (Soft Skull Press, 2000), "Full Spectrum Disorder" (Soft Skull Press, 2003) y "Sex & War" que ser publicado aproximadamente en diciembre de 2005. Su blog es: www.stangoff.com.

Contacto: [email protected]

Llamo a los soldados a mostrar esto a sus compaeros. Llamo a los familiares de soldados a que lo impriman y se lo enven en cartas, o que lo peguen en correos-e. Llamo a los soldados y a sus familiares que estn en reservas militares a que hagan copias y las coloquen en todos los sitios posibles.

Sitios en la red de inters para los soldados y sus familias:

www.bringthemhomenow.org

www.ivaw.net

www.veteransforpeace.org

www.mfso.org

www.girights.objector.org

www.occupationwatch.org

www.nlg.org/mltf

--------------------

http://www.counterpunch.org/goff06152005.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter