Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-04-2013

Por qu es necesaria la III Repblica

Andrs Martnez Lorca
Rebelin


Era un hermoso da de sol. Con las primeras hojas de los chopos y las ltimas flores de los almendros llegaba, al fin, la segunda y gloriosa Repblica Espaola. ()

La Repblica haba venido por sus cabales, de un modo perfecto, como resultado de unas elecciones. Todo un rgimen caa sin sangre, para asombro del mundo.

Antonio Machado, Recuerdos. El 14 de Abril de 1931 en Segovia


El da 14 de abril de 1931 el pueblo espaol trajo democrtica y pacficamente la II Repblica. Un grupo de militares facciosos al servicio de la oligarqua financiera y terrateniente provoc un bao de sangre y, con la ayuda decisiva del lder nazi Adolf Hitler (aport la lite de la aviacin militar, armamento y tcnicos), del lder fascista Benito Mussolini (con 70.000 soldados, aviones y armamento diverso) 1 y de cerca de 100.000 moros mercenarios, aplast la joven democracia instaurando una cruel dictadura dirigida por Franco que dur 40 aos.

La Transicin cre el espejismo de recuperar la democracia sin romper con el pasado. Pero, vctimas del expolio de la riqueza nacional llevado a cabo desde entonces en beneficio de una lite econmica y sufriendo en sus carnes la corrupcin general de un sistema poltico basado en el bipartidismo, las clases subalternas ─ desde los agricultores, ganaderos y trabajadores de la industria, de los servicios y del campo hasta los comerciantes y pequeos empresarios, pasando por los los funcionarios de las distintas administraciones, los profesionales liberales y los autnomos ─ no pueden confiar ya en las palabras vacas de un monarca que representa la clave de bveda de los intereses de la oligarqua.

El juancarlismo, llegado al poder no por la voluntad popular sino por el dedo del dictador Franco y apoyado con fervor por una casta poltica parasitaria, ha servido de escudo protector de los intereses de las clases dominantes nacionales y del gran capital extranjero.

Tampoco podemos prestar atencin en estos momentos de crisis a las vanas promesas de futuro y a las lgrimas de cocodrilo de tantos polticos venales que han dominado la escena pblica durante ms de 30 aos protegiendo el hermetismo del palacio de La Zarzuela y encubriendo los excesos de la corte y los desmanes del rey varado 2 para terminar arrodillndose ante el poder econmico nacional y transnacional.

Por eso, defender ahora, en abril de 2013, la Repblica como el mejor rgimen poltico para Espaa no es, como pretenden algunos serviles, una conspiracin comunista, ni una utopia anarquista, ni un sueo ilustrado sino una necesidad histrica.

La III Repblica es necesaria, entre otras razones,

─ Porque la monarqua juancarlista est agotada y no puede ofrecer ya sino ms pobreza, ms injusticia y ms corrupcin.

─ Porque el rgimen actual es incapaz por su propia naturaleza de ofrecer una vida digna a los millones de trabajadores que estn en el paro, a los miles de ciudadanos que son desahuciados por los mismos bancos que han sido rescatados con miles de millones de euros procedentes de fondos pblicos, a los jvenes que trabajan con sueldos basura o que se ven obligados a emigrar para poder vivir, a los jubilados que sobreviven a duras penas con pensiones de miseria.

─ Porque los derechos sociales recogidos en la Constitucin se han convertido desde el principio en papel mojado. As, por ejemplo, el derecho al trabajo (art. 35) y el derecho a una vivienda digna (art. 47). Es un sarcasmo que en ella se afirme que los poderes pblicos realizarn una poltica orientada al pleno empleo (art. 40) y que impedirn la especulacin del suelo (art. 47).

─ Porque slo la Repblica traer consigo una verdadera ruptura con el rgimen de Franco.La Transicin encarna el siniestro continuismo del atado y bien atado mediante su heredero el rey Borbn y bajo la forma edulcorada de un parlamentarismo de cartn piedra. Como la II Repblica rompi con el caciquismo de la Restauracion, as la nueva Repblica deber romper con el franquismo encubierto de la Transicin.

─ Porque un Estado laico, respetuoso con las creencias y defensor insobornable de la hegemona del poder civil, es un fruto maduro del espritu republicano, no de un trasnochado ideario monrquico. Cuando contemplamos da a da el deterioro creciente de lo pblico en beneficio de una casta privilegiada, hay que afirmar con toda claridad que nicamente la III Repblica podr garantizar en el futuro una educacin y una sanidad pblicas y de calidad.

─ Porque resulta intolerable que gozando el rey y su familia de una importante partida anual en los presupuestos generales del Estado (partida nunca desglosada), ms las nunca conocidas aportaciones a su seguridad y bienestar por parte de diversos ministerios, y disfrutando adems del uso de diversos palacios de titularidad pblica, Juan Carlos de Borbn se haya convertido en el primer comisionista del reino desde que gracias a Franco comenz a cobrar del petrleo importado de Arabia Saud 3 hasta que ya en el trono ampli esa lucrativa actividad con unos espectaculares ingresos que lo han convertido de manera casi milagrosa en una de las grandes fortunas europeas.

─ Porque es indigno que un rgimen como el actual permita que sigan enterrados como perros en las cunetas miles de republicanos despus de ms de 70 aos de terminada la guerra de Espaa y no slo no haya reparado a las vctimas sino que ni siquiera se ha atrevido a declarar ilegales e ilegtimos los consejos de guerra del franquismo que condenaron a penas de muerte o de crcel a decenas de miles de espaoles por sus ideas democrticas.

─ Porque la poltica exterior del Estado durante el juancarlismo se ha distinguido por el sometimiento a los intereses de Estados Unidos, primero con el abandono del Sahara siguiendo las rdenes de Washington, despus con el apoyo explcito del rey al ingreso en la OTAN y ms tarde con la abierta colaboracin en las guerras imperialistas de agresin contra Iraq, Afganistn y Libia. Los documentos de Wikileaks que acaba de difundir el diario Pblico confirman que el heredero del dictador se convirti en aquel momento crucial de la historia de Espaa [el final del franquismo] en el mejor informador de EEUU  4 . Aadamos a lo anterior el insolente ataque verbal al digno presidente de Venezuela, Hugo Chvez, su estrecha relacin poltica y comercial con las petromonarquas y los especiales lazos con sus hermanos los strapas reyes de Marruecos y de Arabia Saud.

─ Porque las tensiones provocadas por los nacionalismos cataln y vasco no encuentran solucin en el actual Estado de las autonomas. Slo una Repblica federal que respete la voluntad de ambos pueblos y ofrezca una clida acogida a sus reivindicaciones seculares en un nuevo marco constitucional podr abrir una esperanzadora etapa de convivencia en la vieja piel de toro.

─ Porque Espaa es el nico pas del Sur de Europa que no es republicano y que mantiene aun el anacronismo de la monarqua. Francia liquid la dinasta borbnica a finales del siglo XVIII. Portugal instaur la Repblica en 1910. Italia, al trmino del fascismo, y Grecia, al final de la dictadura de los coroneles amparada por el rey Constantino (hermano de la reina Sofa), realizaron un referendum sobre la forma de Estado que concluy con el rechazo popular en ambos casos a las monarquas reaccionarias.

Estoy seguro de que mis lectores aadirn por su parte nuevas y poderosas razones a las que yo he apuntado. Para pasar del pensamiento a la accin, animo a todos, viejos y jvenes, hombres y mujeres amantes de la libertad ─ desde una pluralidad ideolgica y una diversidad social y poltica─ a participar el prximo da 14 de abril en las manifestaciones a favor de la Repblica que recorrern de forma masiva y pacfica nuestras calles y plazas.

Notas:

1 Hasta un poeta lrico de la talla de Juan Ramn Jimnez advirti pronto ese hecho decisivo en el curso de la guerra: Y este frenes entusiasta, esta violenta unin con la verdad, habran decidido desde el primer momento el triunfo justo del pueblo, si la rebelin militar no hubiese sido amparada por codiciosos poderes extraos.

2 No pondr [Felipe Gonzlez] inconveniente alguno en que el rey y su familia disfruten de cuantas vacaciones apetezcan; en que utlicen aviones DC-8, Mysters, helicpteros y los medios ms confortables para sus traslados; en que aparezcan practicando los ms caros deportes y visitando con carcter turstico los lugares ms selectos: Informe entregado al rey por el PSOE al llegar al gobierno en 1982, citado por Miguel ngel Mellado, El Mundo, 7 de abril de 2013, suplemento Crnica, p. 7. La grfica expresin anterior es de MAM.

3 As lo da a conocer uno de los cronistas cortesanos mejor informados, Jaime Peafiel: http://www.republica.com/2013/04/01/los-dineros-del-rey-y-la-herencia-de-su-padre_632609/

4 http://www.publico.es/internacional/452776/juan-carlos-se-hizo-confidente-de-la-casa-blanca-y-se-convirtio-en-su-gran-apuesta-para-controlar-espana. Las negritas son de este diario.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter