Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-04-2013

La oposicin a Mursi crece en las calles y las universidades

Luis Zhu
En lucha


Miles de personas se reunieron de nuevo en las calles de El Cairo y Alejandra para protestar contra el gobierno de los Hermanos Musulmanes el pasado 22 de marzo. Como viene sucediendo en los ltimos tres meses, las manifestaciones acabaron frente a las sedes de la Hermandad, donde se produjeron intensos enfrentamientos.

Peridicos como el Al Ahram explican que las recurrentes protestas de los ltimos meses estn evidenciando que existe un amplio sentimiento antigubernamental. Esta oposicin generalizada se alimenta sobre todo de los incumplimientos del gobierno de Mursi, que no ha conseguido ni el pan, ni la libertad ni la justicia social por los que clamaba la Revolucin Egipcia.

Recientemente, el gobierno ha anunciado que reducir la racin de pan a tres barras diarias, medida que aumentar la miseria de aquellas familias que no pueden adquirir ni carne ni verduras. Adems, en las ciudades son frecuentes los cortes de luz que duran varias horas, mientras que en muchos pueblos la electricidad se limita a unas pocas horas al da.

La represin contra las movilizaciones no ha cesado desde la cada de Mubarak. Desde la llegada al poder de Mursi, ms de 70 personas han sido asesinadas por la polica en las manifestaciones.

Segn el periodista Mostaf Al, periodista de Al Ahram y miembro de Socialistas Revolucionarios de Egipto, la Hermandad est sustituyendo algunas figuras demasiado comprometidas con el antiguo rgimen por otras, pero quiere mantener intactas las estructuras fundamentales, incluyendo su aparato represivo. En su opinin, los Hermanos Musulmanes estn haciendo lo que sola hacer Mubarak, pero de una forma ms efectiva, y eso no slo en cuanto a mantener el orden en Egipto, sino tambin a nivel regional, destruyendo los tneles que comunican Gaza con el exterior a una escala superior a la de la dictadura.

No obstante, las luchas van erosionando el poder de la Hermandad. El viernes 8 de marzo, despus de varios das de enfrentamiento, la polica de Port Said tuvo que retirarse de la ciudad, dejndola en manos de la poblacin temporalmente, hasta la llegada del ejrcito.

La oposicin est creciendo tambin en otros mbitos. En las elecciones del pasado 22 de marzo al Consejo de Estudiantes, que representa a todas las universidades de Egipto, las listas de los Hermanos Musulmanes, que haban barrido en las ltimas elecciones, perdieron frente a las candidaturas de independientes y diversas organizaciones polticas, obteniendo solo 17 de los 43 delegados. Algo similar pas la semana anterior, cuando fueron derrotados en las elecciones del sindicato de periodistas.

No slo eso, las huelgas que acabaron con Mubarak, continan con Mursi. En Port Said la educacin, el puerto y la administracin local hicieron huelga, as como el ferrocarril y los autobuses pblicos de El Cairo. Gigi Ibrahim, revolucionaria y conocida twittera egipcia, mira ms all de Mursi: Nuestro nico camino es la accin de masas contra el estado, no slo contra los Hermanos Musulmanes.

Luis Zhu (@irene_grau) es militante de En lluita / En lucha

Artculo publicado en el Peridico En lucha / Diari En lluita

http://enlucha.org/site/?q=node/18532



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter