Portada :: Europa :: La regresin de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-04-2013

El juicio contra cinco neonazis por diez muertes arranca del peor modo

Ingo Niebel
Gara

Al menos hasta enero de 2014 durar el juicio que la Audiencia Territorial de Mnich llevar a cabo contra cinco neonazis acusados de haber pertene- cido al grupo NSU o de haber colaborado con l. A la Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU) se le atribuyen diez muertes. El proceso arranca con el polmico trato que ha recibido la prensa por parte de la Justicia y se desarrolla con la incgnita del papel que jugaron las estructuras secretas del Estado en este caso.


En estos das el inters de los medios de comunicacin nacionales e internacionales en Alemania se centra ante todo en la capital bvara de Mnich, donde el mircoles arrancar el proceso contra la nica superviviente de la NSU y cuatro personas ms, acusadas de haber sido sus colaboradores. La Fiscala federal ha acusado al grupo neonazi de haber matado a ocho inmigrantes turcos y a un griego y de un atentado contra una patrulla de la Polica en el que muri una agente alemana. A ello se aaden otros delitos como, por ejemplo, atracos a bancos y ataques con explosivos.

Hasta noviembre de 2011, la opinin pblica no saba nada de la existencia de la NSU. En ese momento, segn la versin oficial, dos de sus integrantes prendieron fuego a su caravana y se quitaron la vida cuando vieron cmo dos policas se acercaron al vehculo. Antes, Uwe Bhnhardt y Uwe Mundlos haban asaltado un banco. Con su botn regresaron a la caravana donde las fuerzas de seguridad encontraran un amplio arsenal de armas. Entre ellas se hallaron las pistolas reglamentarias de los dos policas que fueron abatidos en 2007.

Aquel 4 de noviembre de 2011, Beate Zschpe hizo volar por los aires la casa que habitaba junto con sus dos compaeros difuntos. En 1998 el tro pas a la clandestinidad cuando la Polica quiso detenerlo por una serie de atentados con explosivos en el este alemn, pero alguien les avis. Despus de la explosin, Zschpe volvi a desaparecer por cinco das. Nadie sabe dnde se escondi hasta que decidi entregarse a las autoridades en presencia de su abogado. Tampoco se sabe cmo se enter de la muerte de sus dos Kameraden.

Por el momento la Polica niega la existencia de una tercera persona que un testigo dice haber visto cerca de la caravana de Mundlos y Bhnhardt.

En las ruinas que Zschpe dej en Zwickau los investigadores encontraron ms armas y documentacin que ayud a esclarecer una serie de delitos. Algo ayud la neonazi porque antes de entregarse envi a varios medios un DVD en el que la NSU se jactaba de la muerte de los nueve inmigrantes. Hasta ese momento la Polica sospech exclusivamente de los familiares de las vctimas o del denominado crimen organizado. De manera peyorativa los medios de comunicacin hablaron de los asesinatos Dner, mientras que todos los cuerpos policiales excluan tajantemente un mvil neofascista.

A raz de lo ocurrido en noviembre se han creado tres comisiones parlamentarias en Berln, Erfurt y Mnich para investigar la obvia incompetencia policial a la hora de esclarecer los hechos y de detener a la NSU.

La gran incgnita es cmo la Polica y todos los servicios secretos alemanes no fueron capaces de dar con el tro si tenan hasta 24 confidentes cerca de los buscados. Algunos de ellos les suministraban armas y explosivos; otros, la logstica; y uno de ellos incluso les entreg parte del dinero que el servicio secreto interior le haba dado por sus trabajo de infiltrado. A ello se suma, por un lado, la manifiesta descoordinacin entre las diferentes instituciones policiales y, por otro, el hecho de que el servicio secreto interior no parase de destruir documentos cuando las comisiones parlamentarias ya estaban trabajando.

La Proteccin de la Constitucin -el nombre oficial del servicio secreto interior- sigue manteniendo el dominio sobre sus actas y a fin de cuentas es el que decide qu informes y documentos entrega a los investigadores y a las comisiones de investigacin, puntualiza el periodista Andreas Frster. La suma de todos estos hechos ha multiplicado la desconfianza de las familias de las vctimas turcas en la labor de la Justicia alemana. Al final, el propio tribunal de Mnich la ha aumentado al no permitir que al menos un representante de la prensa turca pueda estar en la sala.

Inters meditico

El inters meditico es tan grande que el lugar ha quedado pequeo, pero el juez encargado se niega a trasladar el juicio a un edificio ms apropiado. Ni siquiera quiere instalar un sistema de videoconferencia. Su argumento es que el Derecho Procesal no permite la grabacin de un proceso. Por eso, los afectados, periodistas alemanes y turcos, han recurrido a la Corte Constitucional, que el viernes fall que los jueces de Mnich tienen que organizar el reparto de plazas de otra manera. Tres de ellas deben estar reservadas para los medios turcos. Los jueces s recurren a la videoconferencia si el inters meditico supera las capacidades de la sala en cuestin. A raz de esto se ha originado un amplio debate en Alemania. El Gobierno de Merkel ha querido mantenerse al margen para no daar ms la imagen del Estado y la independencia de la Justicia.

Para quitar importancia al tema, se ha informado de la existencia de una red que apoya a neonazis encarcelados y que, cmo no, se puso en contacto con Zschpe.

La Fiscala trata de demostrar que la acusada saba de cada atentado que preparaban sus cmplices. Hasta ahora Zschpe se ha mantenido en silencio respecto a su participacin en la NSU. Tal vez ella o algn otro acusado tire de la manta y ofrezca ms detalles incmodos para el Estado.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130414/397532/es/El-juicio-contra-cinco-neonazis-diez-muertes-arranca-peor-modo


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter