Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-04-2013

Los espaoles ya no confan en el rey
La Tercera Repblica pide paso

Alejandro Torrs
Pblico.es


Un mar de banderas tricolor inund las calles para conmemorar el aniversario de la II Repblica y reclamar la celebracin de un referndum sobre la jefatura del Estado. La manifestacin [de ayer] ha estado marcado por la alta afluencia de jvenes que ha convertido la marcha en la ms numerosa de los ltimos aos.

Mucha gente joven. Mucha ms que cualquier otro ao. La manifestacin por la III Repblica ha estado marcada por la alta afluencia de jvenes que ha convertido la marcha en la ms numerosa de los ltimos aos. Ciudadanos que no vivieron la dictadura y que crecieron como actores polticos dentro de un Estado monrquico. Nadie les pregunt jams si preferan monarqua o repblica y cuando han intentado defender la opcin republicana se han encontrado con esa frase tan manida: Juan Carlos ha hecho mucho por la democracia. Pero ellos no han visto nada de eso. Crecieron con el divorcio de Marichalar y se hicieron adultos con los escndalos de Urdangarin y Corinna. El rey no pasaba de ser el invitado especial de la cena de Nochebuena. Ahora, esta masa crtica de jvenes que quiere participar en la construccin de su futuro ha salido a la calle para reclamar la celebracin de un referndum sobre la jefatura del Estado y defender la opcin republicana. La manifestacin ha congregado a decenas de miles de personas.

Este es el caso de jvenes de Yeisan Morales, de 25 aos. Hasta que estall la maldita crisis este joven trabajaba de jardinero. Ahora, como tantos otros chicos de su edad est en paro y mira, boquiabierto, los desmanes de una familia real fuera de todo control democrtico. Su reclamacin es bsica: poder elegir, poder votar. Debera haber un referndum en Espaa sobre si queremos la monarqua o no. Hasta entonces esta monarqua ser hereditaria de un dictador y, por lo tanto, no es algo que haya decidido el pueblo sino que fue impuesta por un fascista que durante 40 aos gobern el pas. Queremos poder decidir nuestro futuro independientemente del resultado de esas votaciones, explica a Pblico este joven, que acude a la manifestacin con una bandera tricolor.

La manifestacin ha estado marcado por la alta afluencia de gente joven. Pocos metros ms atrs que Yeisan, en una manifestacin masiva que transcurri entre Cibeles y la Puerta del Sol de Madrid, se encuentra Mnica Prez, madre de familia de 35 aos. Acude a la manifestacin junto a su hija de apenas dos aos. Mnica tiene claro el motivo que le ha llevado a salir a la calle esta maana de domingo de 14 de abril: Dejar a mi hija un pas mejor que el yo me he encontrado, dice. Esta mujer hace referencia a sus aos de infancia para justificar su presencia en la marcha. A esos aos cuando el maestro de la escuela le enseaba las virtudes del sistema democrtico y el importante papel del rey como garante del orden constitucional. Entonces, afirma, se lo crea todo. Pero la madurez le trajo a Mnica otro sentimiento: la frustracin. La capacidad de decidir no reside en nosotros, afirma.

Una nueva Constitucin

Sobre el derecho a decidir quiso hablar tambin Cayo Lara, lder de Izquierda Unida. El poltico marchaba en la manifestacin a su antojo. No sostena ninguna pancarta y trataba de caminar sin problemas ante las peticiones de fotografas de algunos manifestantes. Preguntado por Pblico Lara enumer una larga lista de motivos para una Tercera Repblica. Algunos de ellos son:

El deterioro institucional que sufre el pas, el grado de corrupcin tan importante que sufrimos que pilla al partido que apoya al Gobierno, el sistema electoral injusto que no garantiza la igualdad de los votos, el deterioro de la construccin europea que se est construyendo en clave de beneficios del capital financiero y, finalmente, el deterioro de la propia Casa Real, enumera Cayo Lara a Pblico.

Pero cambiar de un sistema monrquico a otro republicano reparar todos estos problemas? Lara responde: Es que no se trata solo de cambiar al jefe del Estado. La eleccin del jefe del Estado debe ser hecho por los ciudadanos espaoles y por el pueblo, pero el cambio va mucho ms all. Se trata de profundizar en una Constitucin garantista en un estado democrtico donde el poder no resida en la troika sino que resida en el pueblo espaol. Hay que avanzar en la democracia, en los derechos y hay que quitar de la Constitucin el artculo 135 que garantiza el pago de la deuda y no los derechos sociales de los ciudadanos. Por tanto, cuando hablamos de III Repblica hablamos tambin de una alternativa completa de deterioro del rgimen actual.

El protagonista

Cayo Lara: "El poder debe residir en el pueblo espaol y no en la 'troika'. Pero si ha habido un protagonista en la manifestacin ese no ha sido otro que el coronel Amadeo Martnez, condenado en marzo por "injurias graves" al rey. Ataviado con su habitual uniforme militar, Martnez paseaba de un lado a otro de la marcha coreando las consignas que lanzaban desde megafona, fotografindose con los asistentes y debatiendo sus ideas con todo aquel que se presente. Sus palabras pueden ser calificadas de muchas formas, pero no de ambiguas:

La Repblica es todo para m. Un pas moderno no se puede concebir sin Repblica. En el siglo XXI ya es hora de que Espaa entre en la modernidad, en la verdadera democracia. Esto que hemos tenidos estos aos ha sido un postfranquismo no una democracia. No tiene nada de legtimo. El pueblo espaol, ante el peligro del ejrcito, acept la monarqua como mal menor pero ahora ha cambiado todo. Es el final de ciclo del rgimen juancarlista, asegura a Pblico Amadeo Martnez, cuya opinin va en sintona con la de la gran mayora de los manifestantes, aunque estos no hayan vivido el rgimen dictatorial del que habla Martnez. Porque si no se hace nada, como seala Sol Zarageta de 31 aos, Espaa y Europa van a acabar muy mal.

Contra la impunidad

Resulta imposible celebrar el 82 aniversario de la II Repblica sin recordar, al menos un instante, a los que perdieron la vida por defenderla. Dentro de la manifestacin marcha la Federacin Estatal de Foros por la Memoria cuyo lema 'Contra la impunidad del franquismo' da una idea del precario grado de democracia que vive el pas. Sus reclamaciones continan siendo las mismas que en los 70, 80, 90 y 2000: que los culpables de los numerosos asesinatos y actos de represin sean juzgados por ello.

Jos Mara Pedreo, presidente de la Federacin, explica a Pblico la importancia de su presencia: Es fundamental hablar de las vctimas porque las personas que estn en las fosas son las personas que defendieron la II Repblica y las grandes reformas que necesitaba Espaa para que hubiese de verdad justicia social y libertad. No podemos construir una III Repblica sin tener en cuenta la II y las vctimas del franquismo, que murieron por la libertad de todos, seala Pedreo.

Entre cnticos a favor de la Repblica y contra la dinasta Borbn, la manifestacin llega a Sol. All, la coordinadora republicana ha organizado una plataforma desde donde se recuerda a Miguel Hernndez, uno de los poetas ms importantes de la historia de Espaa. Mucha gente asiste al recital. Quiz sea la primera vez que escuchan los versos de Miguel. Juan Carlos Gonzlez, de 19 aos, asiste emocionado. Siento una cosa por dentro que no puedo explicar. Espero que algn da pueda sentirme orgulloso de mi pas. Tener un rgimen republicano ser un gran paso para ello, concluye.

Fuente: http://www.publico.es/453669/la-tercera-republica-pide-paso

PCE y EU izan en Paterna la bandera republicana y "bautizan" la Avenida de la Repblica

El Partido Comunista (PCPV-PCE) y Esquerra Unida de Paterna celebraron este domingo 14 de abril un acto en el que celebraron la pronta llegada de la Tercera Repblica Espaola y lo hicieron con el izado de la bandera tricolor en el parque de la Avenida Europa, a la que bautizaron como Avenida de la Repblica. Fue el histrico militante Miguel Cols el encargado en izar la bandera, en un acto que cont con la presencia de decenas miembros de las formaciones de izquierdas, as como de los dos concejales del grupo municipal de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Paterna, Javier Parra y Julia Caparrs, as como de la coordinadora de EU, Laura Aun.

Previo al acto de izado de bandera EU y PCPV celebraron una caravana republicana por todos los barrios del municipio, y posteriormente hicieron una marcha a pie hasta el cementerio de Paterna, donde depositaron sendos centros de flores en honor a los cados por la libertad, en un homenaje que cont con la presencia de la Coordinadora de EUPV, Marga Sanz, as como de miembros de la direccin del PCPV-PCE.

Ver vdeo: http://www.youtube.com/watch?v=jWQjj3jTr9U&feature=youtu.be

Los espaoles ya no confan en el rey


El plebiscito virtual puesto en marcha por 'Pblico' confirma lo reflejado por diferentes estudios sociolgicos: se desploma el respaldo al monarca. Crece adems el nmero de quienes exigen la instauracin de la Repblica como forma de Estado.

A sus 75 aos, Juan Carlos de Borbn se enfrenta a su peor momento. Los sucesivos escndalos relacionados con el monarca que se han ido encadenando desde que en noviembre de 2011 estallara el caso Nos y de que un mes despus fuera imputado su yerno Iaki Urdangarin, han actuado como una devastadora apisonadora sobre la credibilidad y la confianza que hasta hace apenas unos aos inspiraba la jefatura del Estado para la mayora de los espaoles.

As lo han demostrado los diferentes estudios sociolgicos que se han ido realizando desde entonces, y que han ido registrando ese declive de la monarqua a medida de que iban estallando unos y otros casos. Tras la publicacin de la imputacin de Urdangarin hace apenas un ao, en abril de 2012, un accidente obligaba al rey a confesar que se haba desplazado en secreto hasta Botsuana participar en una cacera de elefantes. Poco despus se conoca la sorprendente relacin del monarca con la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, y a medida de que pasaban los meses el cerco se fue cerrando hasta que el pasado da 3 fue imputada una de las hijas de Juan Carlos de Borbn, la infanta Cristina, por estar supuestamente al corriente de los sucios negocios de su marido.

Las encuestas publicadas durante todo ese periodo no han podido ser ms significativas. Ya en noviembre de 2012, el diario ABC, manifiestamente favorable al rey, publicaba un estudio que apuntaba a que tan slo el 45,8% de los espaoles crean que el mantenimiento de la monarqua reforzaba la democracia en Espaa, si bien enfatizaba en el hecho de que Juan Carlos de Borbn contaba con el respaldo del 55% de los consultados. Y hace apenas cinco das, El Pas difunda otro -realizado antes de que se conociera la imputacin de Cristina de Borbn- en el que se constataba el desplome de ese apoyo, siendo ms -53%- los que desaprobaban al monarca, que los que le aprobaban -42%-.

La monarqua, vetada en el CIS

La preocupacin por estas cifras es tan importante en el propio Gobierno que preside Mariano Rajoy, que desde que estall el caso Nos no se ha preguntado sobre el rey ni sobre la monarqua en los barmetros que elabora el Centro de Investigaciones Sociolgicas (CIS). El ltimo se elabor en octubre de 2011 (ver PDF), y ya demostr el declive de la jefatura del Estado: los espaoles dieron al rey un claro suspenso, con una nota de 4,89.

Pues bien, el plebiscito virtual lanzado por Pblico el pasado viernes y que ha contabilizado el uso de los cuatro hashtags con los que se ha querido medir la temperatura de la monarqua en Espaa, adems de la participacin directa de los lectores del diario a travs de esta pgina web, han corroborado todas esas cifras y dibujan un panorama an ms preocupante para Juan Carlos de Borbn. De los ms de 30.000 internautas que (hasta las 8.30 horas de este domingo) han expresado su opinin acerca del rey, el 95,43% -30.726- se han mostrado en contra del monarca, mientras que tan slo el 4,57% -1.473- lo han apoyado.

El prncipe, el mejor valorado de la Casa

Esta cifra es destacable porque es la figura del rey, y no la monarqua en s la que provoca el rechazo entre los participantes en este experimento digital. El jefe del Estado se encuentra en el tercer lugar de los miembros de la familia real peor valorados por los internautas interesados en el plebiscito, y est detrs de Iaki Urdangarin -al que rechazan un 98,1% de los participantes- y su hija Cristina -que no apoyan el 97,7%-. As, a pesar de que todos los miembros de la Casa Real cuentan con un rechazo de ms del 90%, el mejor parado es el heredero al trono, Felipe de Borbn, al que desaprueban el 93,08% y apoyan el 6,92%.

En cuanto a la forma de Estado, de los cerca de 40.000 internautas que han querido dar su opinin a travs de las herramientas puestas en marcha por este diario, el 92,68% se han mostrado a favor de la Repblica mientras que slo el 7,32% han respaldado la monarqua. Coincidiendo con el 82 aniversario de la proclamacin de la Segunda Repblica, el 95,15% de los participantes han considerado que esta forma de pas es ms democrtica que la actual, frente al 4,85% que ha opinado lo contrario. Idntico porcentaje del 95,12% es el de los que creen que una repblica es ms justa que una monarqua, si bien esa cifra desciende dos puntos -hasta el 93,57%- al considerar la forma republicana menos corrupta que la monrquica.

Fuente: http://www.publico.es/453646/los-espanoles-ya-no-confian-en-el-rey



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter