Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2013

Elecciones en Venezuela: y a usted quin le ha engaado?

Juan Carlos Monedero
comiendotierra.es


Usted, amable lector y lectora, tiene, seguro, una opinin construida sobre las elecciones venezolanas. Incluso cuando quiere ser amable con los procesos de Amrica Latina, se le hace cuesta arriba asumir el resultado electoral que da ganador a Nicols Maduro. El 100% de los medios escritos, las radios, las televisiones han sembrado en toda la gente de bien, cuando menos, dudas. Ni una voz disidente. Tertulianos, columnistas, blogeros, presentadores de televisin y hasta el Gran Wyoming tienen claro el veredicto: el chavismo es culpable.

Este viernes, el diario ABC, en su edicin de Andaluca, dispara contra el gobierno del PSOE y de Izquierda Unida con un titular en portada: La Junta alimentar a escolares con un plan copiado de Venezuela. El diario ABC, en esta ocasin desde Madrid, cuelga en su pgina web un artculo de su corresponsal en Caracas, Ludmila Vinogradoff. Una foto acompaa la crnica: la polica de Caracas apaleando y arrastrando a una mujer, casi desnuda y desesperada. Quin honesto no puede solidarizarse con la vctima? Desde Miami, Walter Oppenheimer, el ms influyente periodista del establishment, escribe en El nuevo Herald un artculo (el ltimo hasta la fecha sobre su bestia negra preferida, Venezuela) para cerrar cualquier duda. Lo titula, para que no quede gnero de dudas en la gente honrada: Las preguntas que Maduro no contesta. Ah nos instruye con contundencia, y entre otras preguntas similares, interroga: por qu no acepta el recuento de votos pedido por su rival, tal como haba prometido hacerlo en su discurso de victoria de la noche de las elecciones? () Por qu el CNE organiz una ceremonia relmpago de proclamacin para instalar a Maduro en la presidencia el lunes, el da despus de las elecciones, en vez de esperar varios das como estaba originalmente planeado? () Si el proceso electoral fue justo, por qu Maduro no permiti que los observadores internacionales electorales de la Unin Europea y de la OEA no pudieran monitorear el proceso electoral, incluyendo el acceso igualitario al tiempo televisivo? () Por qu Maduro slo autoriz a acompaantes electorales de organizaciones amigas, que llegaron poco antes de la votacin? () Los documentos de Capriles de ms de 3,200 casos de violaciones electorales en el da de la votacin incluyendo fotos de gente hablndole al odo a los votantes mientras estos emitan su voto son fraguados, por qu el gobierno no acept al menos una investigacin de estos casos por observadores internacionales aceptados por ambas partes?.

Para cerrar esta pera bufa, el candidato Capriles comparece en rueda de prensa pblica (donde no se permite el acceso a ningn medio pblico venezolano y tampoco a TeleSur. Repito: donde no se admite a ningn medio pblico venezolano, tampoco a TeleSur, y no se admiten preguntas sino de medios amigos), y presenta su cuaderno de quejas. Una vez ms, grita con convencimiento: Queremos que se recuenten los votos! Qu persona honrada, comprometida con la democracia, no escuchara esta reclamacin?

El diario ABC quit unas horas despus, tras armarse un zafarrancho en las redes, la foto que acompaaba la crnica de su corresponsal Vinogradoff (por cierto, Ludmila Vinogradoff fue corresponsal del diario El pas en Venezuela durante el golpe de 2002. Fue despedida por brindar informacin falsa y por tomar partido por los golpistas manipulando a los lectores espaoles. Hoy est apadrinada por el Director de Opinin del ABC, de infausto apellido Maura). La razn por la que la terrible foto de la polica chavista golpeando a una mujer indefensa fue retirada es porque la foto era de Egipto. Un pequeo detalle.

En la edicin andaluza de ABC el diario amenaza con la que le va a caer a los vecinos del sur: el gobierno de Jos Antonio Grin y, particularmente, su socio, Izquierda Unida, ha pasado en pocas semanas de proclamar su admiracin hacia el legado social de Hugo Chvez a importar algunas de las medidas ms populistas del difunto comandante, Otra medida populista, copia a Chvez un plan, (el gobierno pone en marcha una medida). emulando las casas de alimentacin bolivarianas. La medida en concreto es terrible: que todos los nios de Andaluca hagan al menos tres comidas al da (desayuno, almuerzo y merienda) debido a que seis de cada cien nios de la comunidad estn en situacin de pobreza extrema. Que los nios coman tres veces al da. Maldito Chvez que contamina nuestra democracia. Si la medida, como quiere IU, se extiende a ancianos y jubilados adnde vamos a parar?

Durante la IV Repblica (el tiempo que va de 1959 a 1989, regido por la Constitucin de 1961), se dio un turnismo en Venezuela que recuerda mucho al que protagonizaron liberales y conservadores, Sagasta, Cnovas y compaa, en el XIX espaol. La propia ciencia poltica venezolana ha incorporado conceptos del decir popular que tienen que ver con esas artimaas que vulneraban el resultado popular y siempre -siempre- daban la victoria al partido pactado entre las dos grandes formaciones polticas -la socialdemcrata Accin Democrtica y la democristiana COPEI-. Acta mata voto, donde las actas manuales finales, controladas por los grandes partidos, invalidaba cualquier contabilidad de los votos, la operacin morrocoy -tortuga-, que consista en frenar o invalidar la votacin, colocndose militantes de los principales partidos los primeros para votar en aquellas mesas donde siempre ganaba la izquierda, o impidiendo el acceso a las urnas a los sectores populares.

La Constitucin bolivariana de 1999 estable la exigencia del derecho a la justicia social y a la igualdad sin discriminacin ni subordinacin alguna, as como el derecho al voto libre. La ley electoral desarroll posteriormente el voto automatizado, donde cada elector, tras identificarse electrnicamente -para evitar duplicaciones en el voto o el voto de personas fallecidas, una constante en la IV Repblica- y despus de elegir a su candidato en un ordenador, obtiene una papeleta donde aparece impreso el voto elegido. Una vez verificado que el voto elegido coincide con el de la papeleta, el propio elector deposita esa papeleta en una urna. El ordenador manda al Consejo Nacional Electoral el voto de manera electrnica. Y por ley, el 54% de las urnas se audita, comprobndose que coinciden las papeletas en la urna con lo que ha mandado el ordenador. El 100% de los resultados auditados ha sido correcto. El 100% de la observacin electoral internacional (donde haba incluso diputados del PP) estableci que las elecciones haban sido limpias y transparentes. Sin embargo, la oposicin y sus periodistas insiste en el conteo manual, un sistema abandonado precisamente para evitar el fraude que era una constante en los gobiernos anteriores. Oppenheimer calla antes estos hechos.

Capriles no quiso aceptar el resultado. Acostumbrado a revolcones de 11 puntos para arriba, el 18%, 273.000 votos, le parecieron pocos y decidi desconocer el resultado. Por ese porcentaje y menos gan Bush a Gore, Kennedy a Nixn, Aznar a Gonzlez, Caldern a Lpez Obrador o Caldera a Barrios. Pero la derecha parece tener derecho a decidir cul es el porcentaje que aceptan. Adems, con trampa aadida. La denuncia de Capriles tuvo lugar exclusivamente en los medios de comunicacin. Tres das incendiando la calle pero solamente a travs de los medios y sin presentar la denuncia correspondiente en los organismos judiciales o electorales correspondientes. Cmo iban a actuar los jueces o el CNE si no exista denuncia formal? Pero Capriles no la presentaba porque lo que le interesaba era que la calle ardiera.

Capriles, en rueda de prensa, dice que hay ms de 3000 irregularidades. Escoge las que cree ms evidentes. Una es su estrella. La del municipio Cuica. Dice en la televisin que tiene las pruebas -y Oppenheimer las airea-: como consta en acta -y la muestra a las cmaras-, han votado 700 electores, pero slo hay inscritos 500. Conclusin: ha habido fraude. Y as en 3200 casos dice Capriles. Pero, una vez ms, miente. Ha mostrado solamente la Mesa 2 de Cuica, donde, efectivamente, hay 500 electores. Falta la Mesa 1, donde hay registrados otros 500. En total, 1000 electores potenciales y 700 que ejercieron el voto. Mentiroso. Ese es el gran fraude aireado por Capriles y por el que mand a pelear en la calle la noche del 14 de abril. Resultado: 8 chavistas muertos. Pero Oppenheimer sigue callado. Por fortuna, en Venezuela se siguieron los plazos y Maduro asumi, frenando la intentona golpista.

En esa vorgine, el diario opositor Nuevo Pas (en contra del gobierno, como el 90% de los medios en Venezuela) saca en portada una foto de cuerpos de seguridad quemando material electoral. Los votantes de la oposicin se soliviantan. Un pequeo detalle: la foto era de 2010 y el material que se estaba quemando corresponda a elecciones anteriores (o es que en Espaa se guarda el material electoral de elecciones pasadas?). Capriles y sus seguidores hicieron creer a los suyos -y, de paso, a los lectores occidentales- que el Gobierno de Maduro estaba quemando material electoral con intenciones fraudulentas. Seguimos?

Fue presentar la peticin de auditora y en menos de 24 horas el CNE accedi a la peticin. No a un simple conteo manual, que poda dar lugar a manipulaciones y a la deslegitimacin del CNE buscada por la oposicin. La aceptacin de Maduro de contar los votos significaba precisamente eso: auditar el 100% de las mesas con el mecanismo recogido en la ley electoral y en un sistema que, al decir del Centro Carter, es el ms fiable del mundo. Y Venezuela no es una colonia donde tenga que haber observadores. Los tiene EEUU pese al fraude que hizo Bush en Florida? Los tenemos en Espaa? Dnde est escrito que en Venezuela tenga que haber otra cosa que acompaantes? El resultado final es evidente y, como han demostrado algunas grabaciones, la oposicin saba desde un principio que haba perdido. Slo quera ganar tiempo y hacer ruido.

La irresponsabilidad de Capriles, azuzada por otros miembros de la Mesa de la Unidad compuesta por 27 partidos que van de un nominal marxismo a la extrema derecha, unidos tan solo por su voluntad de sacar del poder al chavismo y colocarse ellos-, se zanj con ocho muertos, sedes del PSUV quemadas, Centros de Diagnstico Integral devastados, militantes golpeados, familiares de miembros del Consejo Nacional Electoral amenazados de muerte y zarandeados. Todos los medios de comunicacin que han alimentado estos hechos, estn detrs de estos muertos. Sin embargo, a todos nos han construido un veredicto claro sobre las elecciones presidenciales en Venezuela.

A usted, amable lector, le corresponde responder a una pregunta: hasta cundo va a tolerar que los medios de comunicacin sigan mintindole? Mientras tanto, la democracia espaola, nacida de la Inmaculada Transicin, goza de una calidad inigualable.

Fuente: http://www.comiendotierra.es/2013/04/19/venezuela-y-a-usted-quien-le-ha-enganado/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter