Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-04-2013

WikiLeaks revela cmo EE UU utiliza las ONG como instrumento de intervencin

Ryan Mallett-Outtrim
Rebelin

Traduccin por S. Segu para Rebelin


Los telegramas transmitidos por el exembajador de EE.UU. en Venezuela William Brownfield, filtrados por WikiLeaks, muestran el papel de respaldo de dicho embajador a grupos de la oposicin opuestos al gobierno de Venezuela.

En la semana previa a las elecciones presidenciales venezolanas del 14 de abril, WikiLeaks public un telegrama clasificado en el que se indicaba que organizaciones de ayuda basadas en Estados Unidos estaban colaborando para derrocar al Gobierno y defender los intereses de las empresas estadounidenses en el pas andino.

El telegrama, enviado desde la embajada de EE.UU. en Caracas en noviembre de 2006, detalla cmo docenas de organizaciones no gubernamentales (ONG) reciben financiamiento del gobierno de EE.UU. por intermedio del organismo oficial para el desarrollo USAID (US Agency for International Development) y de la Oficina de Iniciativas de Transicin (Office of Transition Initiatives - OTI). Este operativo incluye ms de 300 organizaciones de la sociedad civil venezolana, que van desde defensores de los discapacitados a programas educativos.

Muchas de las iniciativas tienen un cariz aparente bien intencionado, como las de apoyo a un grupo de presin medioambiental y a un programa de recogida de basura en Caracas.

Sin embargo, el apoyo de USAID/OTI a estos grupos de aspecto tan benvolo forma parte de un proyecto ms amplio que tiene cuatro vertientes.

El citado exembajador en Venezuela, William Brownfield, describe los objetivos ltimos de la Embajada, a saber: la infiltracin en la base poltica de Chvez... la divisin del chavismo... la proteccin de los intereses vitales de EE.UU... [y] el aislamiento internacional de Chvez.

Segn Brownfield, el objetivo estratgico de desarrollar organizaciones de la sociedad civil [sic] alineadas con la oposicin... representa la mayor parte del trabajo de USAID/OTI en Venezuela.

Sin embargo, entre las docenas de grupos mencionados en el documento, aparecen tambin los sospechosos habituales del universo intervencionista estadounidense.

Segn el documento, la OTI ha financiado con 1.100.000 dlares un programa de Freedom House en Venezuela, mientras que Development Alternatives Inc. (DAI) conceda a sta subvenciones por un total de 726.000 dlares en nombre propio.

DAI tiene un largo historial de actividades destinadas a socavar a los gobiernos que se oponen a la hegemona de EE.UU., y no es la primera vez que sus operaciones en Venezuela han planteado interrogantes.

En 2002, DAI colabor con la Fundacin Nacional para la Democracia (National Endowment for Democracy NED) en la financiacin de una campaa de propaganda de la extrema derecha, durante el cierre patronal de la industria petrolera de 2002, dirigido a derrocar al Gobierno de Chvez.

Estos grupos estn ahora siendo demandados por la familia de un subcontratista que fue encarcelado en 2009 mientras operaba en Cuba.

Alan Gross estaba trabajando en una iniciativa de USAID para instalar sistemas de comunicacin por satlite para uso civil, cuando fue arrestado por las autoridades cubanas por actos contra la integridad del Estado, y ahora cumple una pena de prisin de 15 aos.

Su esposa, Judy Gross acusa a DAI de haberlo engaarlo y de no proporcionarle una formacin adecuada.

Documentos divulgados por la DAI ante el tribunal indican sin lugar a dudas que la iniciativa de USAID y DAI presentaba aspectos ms oscuros que los admitidos en un primer momento.

El 18 de enero, DAI present documentacin relativa al caso que demuestra que se estaban facilitando equipos de comunicaciones a las comunidades a fin de proporcionar una base desde la que los cubanos pudieran desarrollar visiones alternativas del futuro.

En su presentacin ante la Corte, DAI dijo tambin que le causa profunda preocupacin que el desarrollo de este dosier durante la resolucin de este litigio pudiera crear riesgos significativos para la seguridad nacional del Gobierno de los EE.UU. nacional, su poltica exterior y sus intereses en los derechos humanos.

En otras palabras, la DAI prefiere mantener en secreto su programa en Cuba, porque la seguridad nacional tiene prioridad sobre un subcontratista encarcelado.

Como DAI, Freedom House prioriza las preocupaciones geopolticas de Estados Unidos por encima de los derechos humanos.

Algunas de las pasadas hazaas de Freedom House incluyen su apoyo a la guerra de Vietnam, su oposicin a las iniciativas de integracin de EE.UU. en la Corte Penal Internacional, su no condena de Guantnamo y su recepcin de fondos de grupos de extrema derecha, como el Lynde & Harry Bradley Foundation.

Sin embargo, donde Freedom House realmente muestra su excelencia es cuando se trata de interferir en las elecciones, como en 2004 en Ucrania.

Durante la campaa presidencial de Ucrania, Freedom House administr fondos de la Iniciativa de Cooperacin Polonia-Amrica-Ucrania (PAUCI, por sus siglas en ingls), que supuestamente financi grupos que hicieron campaa a favor del candidato presidencial Victor Yushchenko.

En ese momento, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. Richard Boucher, respondi a las acusaciones de que se estaban encaminando fondos pblicos a la campaa de Yushchenko con las siguientes declaraciones a los medios de comunicacin: Nuestro dinero no va a manos de los candidatos. Se distribuye a las instituciones necesarias para llevar a cabo una eleccin libre y justa.

Una de estas ONG financiadas por Estados Unidos era el Centro Internacional de Estudios Polticos, del cuya junta era miembro Yushchenko.

Cuando Brownfield escribi el cable de 2006 ahora revelado, Freedom House contaba con una financiacin de 1.100.000 dlares en fondos de USAID/OTI para desarrollar su juego en Venezuela.

Segn su sitio web, Freedom House sigue operando en Venezuela a efectos de reforzar las instituciones democrticas con el fin de mejorar la gobernabilidad democrtica.

Entre sus actividades ms recientes se incluye su oposicin a los fallos de la Corte Suprema de enero y marzo.

En ambas ocasiones, Freedom House regurgit acrticamente las interpretaciones de la Constitucin de Venezuela que efectuaba la principal coalicin de oposicin, la Mesa de la Unidad Democrtica (MUD).

Al igual que en las elecciones de Ucrania 2004, parece que Freedom House ha decidido centrar sus esfuerzos en el apoyo a su candidato preferido, en lugar de perseguir su objetivo declarado de reforzar las instituciones democrticas.

Como se ilustra en el documento de WikiLeaks, la relacin entre la Embajada de EE.UU. en Caracas y grupos como Freedom House y DAI es estrecha.

En 2007, Brownfield fue acusado por el gobierno de Hugo Chvez de interferir en los asuntos internos de Venezuela. El 5 de marzo del presente ao, el da en que Chvez falleca, dos funcionarios de la embajada de Estados Unidos fueron expulsados ​​despus de que el gobierno los acusara de tratar de fomentar otro golpe.

No hay duda de que existe un imperativo comn para poner fin a la revolucin, ya sea a travs de la violencia o de las aparentemente inocentes actividades de la sociedad civil.

Aunque los mtodos varan, hay una constante en el enfoque de Washington hacia Venezuela: conseguir el cambio de rgimen a toda costa y regresar a la relacin neocolonial de los aos anteriores a Chvez.

* Ryan Mallett-Outtrim es periodista de Green Left Weekly , residente en Mrida, Venezuela.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter