Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-04-2013

Los Verdes buscan su norte entre la CDU y el SPD

Ingo Niebel
Gara

Durante este fin de semana el partido ecologista Alianza 90/Los Verdes se rene en Berln para decidir sobre su programa electoral. En los comicios generales del 22-S sus votos podran ser decisivos para la creacin del futuro gobierno. Ante la debilidad de su socio favorito, el SPD, han surgido voces que piden mantenerse abiertos a una coalicin con la CDU de la canciller Angela Merkel.


Faltan algo menos de cinco meses hasta que los alemanes decidan quin gobernar Alemania durante cuatro aos. Por eso unos 820 delegados deciden este fin de semana el programa electoral del partido verde, es decir, la formacin que oficialmente se llama Alianza 90/Los Verdes celebra su congreso electoral aunque -he aqu la diferencia con los dems partidos alemanes- en su jerga se llama Conferencia federal de delegados. La aparatosa denominacin data de hace tres dcadas cuando los Verdes entraron por primera en el Bundestag.

En plena Guerra Fra representaban polticamente a los movimientos pacifista y ecologista, es decir antinuclear. En su seno hubo tambin una corriente izquierdista que se situaba fuera de la estructura del Partido Comunista Alemn. Todo ello es historia, una historia que se expone en el Museo de la Historia Alemana en Bonn.

De lo que hoy en da se llamara partido de protesta ha quedado poco, como mucho quizs el recuerdo, aunque la mayora de sus integrantes y votantes se consideran ser de izquierda. Cabra preguntarse cmo definirn este ser izquierdista. Tal vez es slo sinnimo para expresar en un sola palabra que uno u una es diferente que la Unin Demcrata Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel o del Partido Socialdemcrata de Alemania (SPD), de Sigmar Gabriel.

Entre estos dos polos se hallan actualmente los Verdes. Mirando hacia atrs, a la dcada de los aos 80 y 90, una constante en la vida de este partido era la pugna entre los fundamentalistas, los fundis, y los realistas, los realos.

Los primeros estimaban los principios fundamentales de los Verdes ms que formar gobierno con el SPD mientras que los segundos queran justamente eso. Los realos ganaron a los fundis tras duras pugnas y purgas. En 1998 formaron el primer gobierno rojiverde a nivel nacional, con el SPD, y ni un ao ms tarde ya llevaron a Alemania a la guerra, la de Yugoslavia, la primera desde 1939. En 2001 sigui la segunda contra Afganistn y entonces qued patente que los Verdes son un partido ms que no cuestiona el actual sistema poltico.

Izquierda o derecha

Hoy en da la discrepancia que hay entre su izquierda y derecha es la de que si el partido debe atarse al SPD en esta campaa electoral, para lograr una reedicin del bipartito de 1998-2005, o si es preferible mantenerse todas las opciones abiertas, incluso la de formar el inslito ejecutivo con la CDU. Hace dos semanas la copresidenta de los Verdes, Claudia Roth, dio un discurso en el congreso electoral del SPD. Ayer acudi el lder socialdemcrata Gabriel -visita socialdemcrata indita en la historia de los Verdes -para dirigir su mensaje a los delegados.

Jrgen Trittin, el candidato verde a canciller, representa esta relacin con la socialdemocracia. Con su pasado de izquierdista de ndole maosta del siglo pasado aboga por subir los impuestos a los ingresos altos y a los patrimonios.

Las primeras intervenciones del congreso, reclamando justicia social, reflejaron ayer un giro a la izquierda para reeditar la coalicin con los socialdemcratas.

Alemania necesita una distribucin justa de su riqueza para frenar el rumbo alocado de una potencia economa en la que la prosperidad se concentra cada vez en menos manos, afirm Roth en su discurso, en el que tambin pidi subidas de impuestos.

Su compaero en el liderato y copresidente, Cem zcdemir, abog por el regreso a la coalicin roji-verde para derribar al gobierno de Merkel. Queremos enviar a casa por fin a la coalicin de Merkel, sentenci Roth, que pidi al SPD que movilice todo su potencial para formar esa coalicin, dadas las dudas sobre sus resultados electorales.

Pero a su derecha se coloca la tambin candidata a canciller Katrin Gring-Eckardt, quien dio la contrasea cara a la campaa electoral: Queremos el centro burgus. Cuenta con el apoyo del nico ministro-presidente verde de un estado federal, Winfried Kretschmar, quien en vsperas del congreso se ha manifestado en contra de una subida fiscal sobre los ingresos altos.

Esta oposicin se explica porque los votantes de los Verdes suelen tener unos ingresos netos que se sitan por encima de la media alemana. Su mayor nmero de los electores, el 18 %, son funcionarios pblicos, seguido por el grupo de las profesiones autnomos, el 14 %. A lo largo de la ltima dcada los Verdes han convertido las grandes ciudades en su feudo, ganando terreno a la CDU y al SPD. De ah se explica por qu en Berln, Munich o Colonia se sita por encima de su media nacional, que actualmente es el 14 %. Al mismo tiempo han cedido votos al partido Die Linke y a la abstencin.

Aliados pero no hermanos

Con todo Gring Eckadt coincidi con Trittin en rechazar la posibilidad de una coalicin con el partido de los amigos, en referencia a la CSU, partido hermano de la CDU y sacudido por escndalo de corrupcin y amiguismo. No somos el partido hermano del SPD dice el sector crtico porque teme que los socialdemcratas los puedan arrastrar hacia abajo con su desafortunado candidato Peer Steinbrck. El SPD se ubica en 23 puntos, la CDU en 39 puntos.

De la misma manera, Gabriel, pese a que fue muy aplaudido y prometi una nueva poltica para Alemania y Europa, reconoci ayer que no somos partidos hermanos, cada uno tiene sus races y sus propias convicciones.

Para Merkel todo depende de si su socio liberal, el FDP, superar el lmite del 5 % o no. En el caso negativo, la canciller tendra la eleccin de formar ejecutivo con el SPD o con los Verdes.

Esta segunda opcin parece poco probable por una simple razn: en la segunda cmara del Parlamento alemn no hay ni un solo gobierno CDU-Verdes que podra apoyar a la mayora de Merkel en la cmara baja.

Por lo tanto el lema del congreso verde Alemania es renovable tiende en todo caso hacia una ligera reforma, nada ms. El cambio verde, anunciado por la secretaria federal, Steffi Lemke, apunta a una reparticin ms justa del bienestar, a la modernizacin de la sociedad y a la reforma ecolgica. Lo interesante ser si la direccin del partido conseguir unir las posiciones opuestas o no.

Fuente: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20130428/400083/es/Los-Verdes-buscan-su-norte-entre-CDU-SPD



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter