Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-05-2013

La Iniciativa de Paz rabe
No, no podemos

Uri Avnery
zope.gush-shalom.org

Traducido para Rebelin por LB


Un embajador es un hombre honesto enviado al extranjero a mentir por el bien de su pas, segn la clebre definicin acuada por un estadista britnico hace unos 400 aos. Naturalmente, esa definicin es aplicable a todos los diplomticos.

La pregunta es si el diplomtico miente solo a los dems, o tambin a s mismo.

Lo pregunto estos das en los que estoy siguiendo los arduos esfuerzos de John Kerry, el nuevo ministro de Asuntos Exteriores estadounidense, para poner en marcha el "proceso de paz" rabe-israel.

Kerry parece un hombre honesto. Un hombre serio. Un hombre paciente. Pero, realmente piensa que sus esfuerzos llevarn a alguna parte?

Cierto, esta semana Kerry logr un xito notable.

Una delegacin de ministros rabes de Asuntos Exteriores, incluido el palestino, se reuni con l en Washington. Los lideraba el primer ministro de Qatar pariente del Emir, por supuesto, un pas que est asumiendo un papel cada vez ms destacado en el mundo rabe.

En la reunin los ministros destacaron que la iniciativa rabe de paz sigue siendo vlida.

Dicha iniciativa, forjada hace 10 aos por el entonces prncipe heredero saud (y actual rey) Abdullah, fue respaldada por toda la Liga rabe en la Cumbre celebrada en Beirut en marzo del 2002. Yasser Arafat no pudo asistir a ella ya que el primer ministro Ariel Sharon declar que si sala del pas no le permitira regresar. Pero Arafat acept oficialmente la iniciativa.

Cabe recordar que poco despus de la guerra de 1967 la Cumbre rabe de Jartum promulg los Tres Noes: No a la paz con Israel, No al reconocimiento de Israel, No a las negociaciones con Israel. La nueva iniciativa signific un cambio radical con respecto a aquella resolucin, nacida de la humillacin y la desesperacin.

La iniciativa saud fue refrendada por unanimidad en la Cumbre de Riad de 2007. Asistieron a ella todos los mandatarios rabes, incluido el palestino Mahmoud Abbas, y todos votaron a favor excepto el libio Muammar Gaddafi.

La iniciativa afirma inequvocamente que todos los pases rabes darn por terminado el conflicto rabe-israel, firmarn tratados de paz con Israel y establecern relaciones normales con Israel. A cambio, Israel se retirar a las fronteras del 4 de junio de 1967 (la Lnea Verde). Se proclamar el Estado de Palestina, con capital en Jerusaln Este. El problema de los refugiados se resolver por acuerdo (es decir, acordando la solucin con Israel).

Como escrib en su momento, si alguien hubiera dicho en mayo de 1967 que el mundo rabe nos hara semejante oferta lo habran encerrado en una institucin para enfermos mentales. Sin embargo, los que abogamos por la aceptacin de la iniciativa rabe fuimos tachados de traidores.

En su reunin de esta semana con los ministros rabes, John Kerry los empuj a dar un paso ms. Se mostraron de acuerdo en aadir que [el trazado de] la Lnea Verde de 1967 puede ser modificado mediante el intercambio de territorios. Eso significa que los grandes asentamientos construidos a lo largo de la frontera y en los que vive la gran mayora de los colonos seran anexionados a Israel a cambio de territorio israel notablemente inferior.

Cuando la iniciativa fue difundida por primera vez el gobierno israel se puso a buscar frenticamente una salida.

La primera excusa que les vino a la cabeza como siempre fue el problema de los refugiados. Es fcil desatar el pnico en Israel invocando la pesadilla de millones de refugiados que "inundan" Israel y ponen fin al carcter judo del Estado de Israel.

Sharon, primer ministro por aquel entonces, deliberadamente ignor la clusula fundamental que los saudes introdujeron en el plan: que la solucin debera ser "acordada". Eso significa, simple y llanamente, que a Israel se le reconoci el derecho de vetar cualquier solucin. En la prctica, eso significara el regreso de un nmero simblico [de refugiados], o de ninguno en absoluto.

Por qu la iniciativa mencionaba a los refugiados en absoluto? Bueno, ningn rabe podra lanzar un plan de paz en el que no se los mencionara. Aun as, los libaneses se opusieron a la clusula ya que con ella los refugiados [palestinos] se quedaran en el Lbano.

Sin embargo, los refugiados son siempre tiles para agitarlos como espantajos. Antes igual que ahora.

Un da antes de que la iniciativa saud original fuera presentada en la Cumbre de Beirut el 27 de marzo de 2002 sucedi algo terrible: terroristas de Hamas realizaron una masacre en Netanya con un balance de 40 muertos y cientos de heridos. Era la vspera de Pascua, la alegre festividad juda.

El pblico israel estaba fuera de si. Sharon inmediatamente respondi diciendo que en tales circunstancias la iniciativa de paz rabe ni siquiera sera tomada en consideracin. No importaba que la atrocidad la hubiera cometido Hamas con la finalidad expresa de sabotear la iniciativa saud y socavar a Arafat, que la apoy. Sharon mendazmente culp a Arafat del sangriento ataque y ah se acab todo.

Curiosamente o quizs no, algo similar ha sucedido esta semana. El mismo da en que se public la iniciativa rabe mejorada, un joven palestino mat a cuchilladas a un colono en un puesto de control el primer judo muerto en Cisjordania en ms de ao y medio.

La vctima, Evyatar Borowsky, tena 31 aos y era padre de cinco hijos, algo usual para un varn ortodoxo. Viva en el asentamiento de Yitzhar, cerca de Nabls, tal vez el asentamiento ms visceralmente anti-rabe de toda Cisjordania. Era el prototipo del colono de motivacin ideolgica: rubio, barbado, con facciones de Europa del Este, largas payot (guedejas laterales) y una gran kip de color. Quien lo mat proceda de la ciudad palestina de Tulkarem. El atacante recibi varios disparos y result herido de gravedad. Ahora est en un hospital israel.

Antes del incidente Netanyahu haba estado trabajando duro elaborando una declaracin que le permitiera rechazar la iniciativa de paz sin insultar a los estadounidenses. Tras el asesinato decidi que ya no era necesario. El terrorista haba hecho su trabajo. (Como dice un viejo proverbio judo: "La obra del justo la hacen otros".)

La ministra de Justicia Tzipi Livni, responsable de las (inexistentes) negociaciones con los palestinos, y el presidente Shimon Peres agradecieron la declaracin rabe. Pero la influencia de Livni en el gobierno equivale prcticamente a cero, y a estas alturas Peres es una broma en Israel.

Si el Secretario de Estado norteamericano realmente piensa que puede empujar a nuestro gobierno lenta y gradualmente hacia una negociacin "significativa" con los palestinos, se engaa a s mismo. Y si no lo piensa, entonces quiere engaar a los dems.

No ha habido verdaderas negociaciones con los palestinos desde que Ehud Barak regres de la conferencia de Camp David en 2000 agitando la consigna del "No tenemos ningn socio para la paz!". Con ello destruy el movimiento pacifista israel y aup al poder a Ariel Sharon.

Antes de eso tampoco haba habido verdaderas negociaciones. Yitzhak Shamir anunci que no le desagradaba [la idea de] negociar eternamente (por cierto, Shamir es el mismo que dijo que "mentir por la patria" es algo virtuoso). Se elaboraron documentos y luego los sepult el polvo, se fotografiaron conferencias y luego cayeron en el olvido, se firmaron acuerdos y no consiguieron que la realidad cambiara un pice. Nada se mova. Nada se entiende excepto la actividad de los asentamientos.

Por qu? Cmo iba alguien a creer que a partir de ahora todo iba a ser diferente?

Kerry conseguir que los rabes digan algunas palabras ms. Que Netanyahu formule unas pocas promesas ms. Incluso puede haber una apertura festiva de una nueva ronda de negociaciones una gran victoria para el presidente Obama y para Kerry.

Pero nada va a cambiar. Las negociaciones simplemente se arrastrarn. Y seguirn arrastrndose y arrastrndose.

Por la misma razn por la que no ha habido ningn movimiento en el pasado, no habr movimiento en el futuro. A menos que...

A menos que Obama agarre al toro por los cuernos, cosa que, a lo que se ve, no tiene las ms mnima intencin de hacer.

Los cuernos del toro son los cuernos del dilema sobre el que est sentado Israel.

Es la histrica eleccin a la que nos enfrentamos: El Gran Israel o la paz?

La paz una paz concebible, la base misma de la iniciativa rabe implica la retirada israel de los territorios palestinos ocupados y el establecimiento del Estado de Palestina en Cisjordania y en la Franja de Gaza, con su capital en Jerusaln Este. Sin condiciones, peros ni mandangas.

Lo contrario de la paz es el dominio israel ejercido de un modo u otro sobre todo el territorio situado entre el mar Mediterrneo y el ro Jordn (ltimamente algunos desesperados pacifistas israeles se han aferrado a esa idea con la absurda esperanza de que en ese Gran Israel el Estado hebreo conceda la igualdad a los rabes.)

Si el presidente Obama tiene voluntad y poder para obligar al gobierno de Israel a adoptar esa decisin histrica y elegir la paz, sea cual sea el costo poltico para el presidente, entonces debera actuar.

Si esa voluntad y esa capacidad no existen, todo el gran esfuerzo de paz no es un ms que ejercicio de engao, y las personas honradas no deberan caer en l.

Deberan dirigirse honestamente a las dos partes y al mundo y decirles:

No, no podemos.

 

 

Fuente: http://zope.gush-shalom.org/home/en/channels/avnery/1367615379/

 




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter