Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-05-2013

Qu futuro espera a la eurozona?

Jacques Sapir
RussEurope

Traducido del francs y del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos



La fundacin alemana Friederich Ebert Stiftung, vinculada al SPD, acaba de publicar un documento que analiza los posibles escenarios futuros en el marco de un proyecto titulado Scenario Team Eurozone 2020 [1] . Este documento se redact a partir de varias reuniones (16 en total) celebradas en diferentes pases a lo largo de 2012. Las conclusiones se obtuvieron en el marco de una reunin celebrada en Bruselas el 6 de diciembre de 2012. Aunque este documento no representa la postura oficial de la socialdemocracia alemana y europea (participaron en su redaccin participantes de diversos pases), es sintomtico del punto de vista que existe actualmente en Alemania sobre la cuestin de la eurozona. Eso es lo que lo hace interesante. No consideramos este texto el alfa y omega de la reflexin sobre esta cuestin, sino algo representativo de un estado de nimo en el resto de Europa y en Alemania que desde este punto de vista contrasta con las opiniones que siguen propagando en la prensa francesa. El documento se abre con una recapitulacin de la situacin y reconoce que el euro debe hacer frente a una crisis generalizada. Tambin reconoce que las medidas adoptadas hasta ahora para hacer frente a esta crisis han demostrado rpidamente ser inadecuadas y haber contribuido a empeorar la crisis.

Las medidas adoptas en las muchas cumbres sobre la crisis demostraron rpidamente ser inadecuadas y a menudo exacerbar simplemente los efectos de la crisis. En muchos pases, especialmente en el sur de Europa, esto se hizo sentir en una dramtica intensificacin de la situacin social, la alta tasa de desempleo (juvenil), la recesin econmica y la cada vez mayor frustracin de amplios sectores de la poblacin respecto de Europa y las instituciones europeas (p. 3).

No podemos sino estar de acuerdo con esta constatacin. Adems, aunque algunas de las medidas se decidieran formalmente, chocan con importantes resistencias en el dominio de su aplicacin (caso de la Unin Bancaria que solo con muchas reticencias acept Alemania). La intensificacin de la crisis, ya sea por medio del aumento dramtico del paro en pases como Grecia y Espaa, o por medio de la degradacin regular de las cuentas pblicas en los diferentes pases, demuestra claramente que la crisis est cada vez ms presente y es ms apremiante.

I. Los cuatro escenarios contemplados

A partir de esta constatacin se elaboraron cuatro escenarios. Algunas de sus hiptesis son realistas, pero otras parece que lo son menos. Ahora bien, un escenario no es nada sin el realismo de las hiptesis. Vamos a resumirlos rpidamente indicando los puntos sobre los cuales los grupos de trabajo no han adoptado hiptesis realistas o solo han adoptado hiptesis parciales.

(1) Estancamiento en la crisis ( Muddling-trough the crisis)

En este escenario la Unin Econmica y Monetaria sigue siendo un meca nismo incompleto. A consecuencia de ello, los pases del sur siguen siendo dependientes de planes de rescate por parte de pases de la Europa del norte mientras que el BCE contina e incluso ampla sus compras de deudas soberanas en el mercado secundario para mantener las tasas de inters a niveles soportables. As, el sur de Europa se instala en una larga depresin y es incapaz de bascular hacia un nuevo modelo de crecimiento debido a la falta de inversin y, aadimos nosotros, debido a la falta de demanda solvente y a la huida acelerada de los mejores cerebros. Los planes de rescate garantizan que estos pases permanecen en el euro (a pesar de movimientos cada vez ms importantes contra el euro en sus poblaciones), pero son incapaces de encontrar una solucin a esta crisis. La Unin Europea est debilitada en comparacin tanto con Estados Unidos como con los pases emergentes y se vuelve cada vez ms dependiente de sus socios.

(2) La fragmentacin de la eurozona ( Break-up of the Eurozone )

En este caso la ge stin de la crisis es an ms conservadora que en el anterior escenario en el que se admite un compromiso importante del BCE. Aunque formalmente establecida, la Unin Bancaria solo es poco eficaz debido a que muchos pases son reticentes a su aplicacin. El empeoramiento de la situacin econmica en los pases del sur de Europa se combina con una nueva versin del Pacto de Crecimiento y Estabilidad que exige cada vez ms esfuerzos a estos pases con vistas a una reduccin de los dficits y de la deuda. Adems, no hay ni poltica de inversin a nivel europeo ni poltica industrial ni poltica comercial. El resultado de todo ello es que las tensiones sociales se vuelven incontrolables y llevan a unas salidas no coordinadas de la eurozona. El resultado de esto es una divisin monetaria en tres de Europa al dividirse en una eurozona mantenida en torno a Alemania (de hecho, una zona marco), une Unin Monetaria del Norte en torno a Gran Bretaa y una Europa del sur donde cada pas ha recuperado su soberana monetaria. Hay que sealar que, en realidad, la llamada Unin Monetaria del Norte es muy poco probable.

Gran Bretaa no tiene inters en una Unin Monetaria. Existe la posibilidad de que se constituya una zona esterlina, pero el grado de probabilidad es muy dbil. La salida que consideramos ms probable es por una parte la constitucin de una zona marco que se extienda directa e indirectamente a algunos pases de Europa Central y una vuelta a las soberanas monetarias para el conjunto de los dems pases. En este escenario se cuestiona la Unin Europea tanto en el exterior, donde est debilitada su postura frente a Estados Unidos, pero tambin a China y Rusia, como en el interior debido al ascenso de movimientos polticos que cuestionan radicalmente la propia existencia de instituciones europeas.

(3) El repliegue sobre el ncleo duro de Europa ( Core Europe )

En este escenario se tendra por una parte un ncleo europeo en el marco de un nuevo tratado que incluya la Unin Bancaria pero tambin la Unin Presup uestaria y, por otra parte, aquellos pases que han rechazado este tratado y constituyen un segundo nivel de la UE reducida esta vez a una zona de libre comercio. Por supuesto, el estudio de la FES incluye a Alemania y Francia en los pases del ncleo y apuesta a que en torno a estos dos pases se unirn varios de los otros pases sobre la base de un acuerdo poltico (calificado de Pacto Euro Plus ) que incluye la renuncia a la austeridad y unas reglas sociales y fiscales comunes para evitar el dumping social y fiscal. [] S e implement el Pacto Euro Plus, con sus compromisos de una mayor convergencia de la tasacin corporativa y los complementos/beneficios sociales, pero solo en el grupo central. Tiene que protegerse de un cada vez mayor dumping fiscal y social de los dems pases. Nuevos recursos financieros para la inversin combinados con una poltica industrial europea, el Mercado nico y las reformas estructurales adecuadas fomentaron la transicin a una economa ms verde, ms inteligente y ms inclusiva en el grupo central (p. 8).

Este ncleo tendra entonces una fuerte coherencia y podra conocer un desarrollo ms armonioso. Para los dems pases la situacin sera menos de color de rosa y seguira siendo necesaria la llamada accin no convencional del Banco Central Europeo. Del mismo modo, tambin sera necesario el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MES) y se desarrollaran sus medios de intervencin para hacer frente a las crisis que sobrevinieran en los pases que no fueran miembros del ncleo duro al tiempo que tendran una condicionalidad an ms reforzada. Iran aumentando las diferencias entre los pases del ncleo duro y el resto de la Unin Europea. En ltima instancia, se podra ver desarrollarse un fuerte antagonismo entre los pases del ncleo duro y los dems pases de la Unin Europea.

Los Estados miembros de la periferia son propensos a medidas proteccionistas, mientras que los Estados del centro se enfrentan a una presin cada vez mayor en trminos de competitividad debido a sus altos niveles sociales. Esto lleva a una hostilidad cada vez mayor y a un popularismo antieuropeo dentro y fuera del centro (p. 8).

Por nuestra parte, este escenario nos parece poco probable ya que presupone un acuerdo poltico de fondo y no de simple fo rma con Alemania, mientras que el conflicto entre Francia y Alemania est ascendiendo en potencia y eso diga lo que diga el gobierno [francs]. Ahora bien, si bien no es posible un acuerdo de fondo entre Alemania y Francia, y en vista de las actuales divergencias, esta parece la solucin ms probable, la solucin para nuestro pas [Francia] ser o bien dar la razn a Alemania sobre la austeridad o bien abandonar el euro. As pues, volvemos o bien al primer escenario (el estancamiento) o bien al segundo (la fragmentacin).

(4) La consecucin de la Unin Presupuestario ( Fiscal union completed) .

En este escenario, Alemania despus de Francia y a continuacin los dems pases de la eurozona sienten la necesidad comn de acelerar el movimiento hacia una Europa fe deral al tiempo que se reduce sensiblemente la austeridad que padece el sur de Europa. Se establece un fondo de estabilizacin comn (una mutualizacin de las deudas) mientras que la eurozona se dota de una agencia capaz de emitir sus propios prstamos para financiar unas inversiones generalizadas en el conjunto de los pases bajo la gida de una autoridad de vigilancia comn.

La vigilancia macroeconmica va acompaada de recursos ms fuertes para la recuperacin: no solo una implementacin ms rpida de los fondos estructurales sino tambin un Fondo Europeo para la Estabilizacin Econmica para tratar los choques asimtricos. Tambin se fomentan el dilogo y la negociacin sociales a nivel nacional y europeo para alinear mejor los salarios y la productividad (p. 9) .

El problema con este escenario es que no cifra las necesidades financieras en transferencias anuales ms all de la cuestin de las inversiones. Este es, adems, un problema recurrente en todos los escenarios federalistas [2] . El federalismo implica transferencias, a lo que se niega Alemania, pero tambin Finlandia y Austria [3] . Ahora bien, la cantidad de las transferencias para garantizar la simple recuperacin de cuatro de los pases que tiene ms dificultades (Espaa, Grecia, Italia y Portugal) es del orden de 240.00 a 250.000 millones de euros al ao durante diez aos [4] . Adems, es muy probable que este nivel de transferencia se vuelva perenne como se ve hoy en el interior de los Estados naciones y para Francia con el caso de los DOM-TOM. Por consiguiente, no se tratara de transferencias durante un periodo corto y es totalmente iluso pensar en financiarlo por medio del prstamo.

II. La evolucin probable de la situacin la eurozona.

Al leer este documento se percibe claramente que han salido a la luz serias divergencias en la evaluacin de los fut uros posibles y de sus grados de probabilidad. Esto es particularmente visible en las rupturas de coherencia que se pueden observar en el anlisis de los diferentes escenarios. No obstante, se desprende una impresin general, la de un gran pesimismo en lo que se refiere al futuro de la eurozona.

(1) De la imposibilidad de continuar la poltica actual a riesgo de una explosin de la eurozona.

En el primer escenario, el del estancamiento en la crisis, encontramos en particular este pasaje muy contradictorio: En general se consideraba que el primer escenario, estancamiento en la crisis, era insostenible, pero haba una variacin seria en el marco de la cual poda durar, a saber, una especie de escenario japons. Esto significara un largo periodo de estancamiento, deflacin y alto endeudamiento. Este escenario sera el resultado de la gestin de la crisis preponderante hasta entonces y caracterizada como demasiado poco, demasiado tarde, combinado con el dominio del mtodo intergubernamental en vez del mtodo Comunitario (p. 10)

La primera reaccin, que consiste en decir que este escenario no es duradero y no tiene perennidad, la contradice la referencia, introducida al final, a un escenario japons. Ahora bien, este ltimo escenario, que hace referencia a una dcada perdida en Japn, no tiene en cuenta el hecho de que la eurozona no es un pas sino un conjunto de pases, lo que adems pone de relieve la referencia al mtodo intergubernamental. La nica solucin para que se pueda dar una cierta perennidad al escenario del estancamiento consiste en admitir unos flujos de transferencias sin duda inferiores a los montantes necesarios para la hiptesis federal pero que, no obstante, seguiran siendo significativos. Ahora bien, est claro que Alemania no solo se negar a pagar estos montantes, sino que se opone de manera cada vez ms abierta a la evolucin a la que estamos asistiendo en el BCE con la llegada de Mario Draghi [5] . En realidad, el segundo escenario, el de una fragmentacin de la eurozona, parece mucho ms probable, pero a su vez se divide en un escenario negro calificado de yugoslavo y un escenario ms rosa, calificado de sovitico:

Como hemos visto, el segundo escenario (ruptura de la eurozona) podra ser el resultado del actual e infructuoso enfoque del estancamiento adoptado hasta el momento . Esta ruptura puede ocurrir de dos maneras: primera, el sndrome yugoslavo, que supone una separacin violenta y un vaco de toma de decisin en los que los acontecimientos, simplemente, siguen su propio curso. Por supuesto, este sera el peor de los peores escenarios posibles y no resulta sorprendente que lo planteara un participante de la antigua Yugoslava. Se debera tomar en serio porque aunque nadie lo desee, simplemente podra ocurrir [] (p. 10), y:

La segunda imagen de ruptura sera una pacfica, como la disolucin de la Unin Sovitica en la que unos dirigentes sabios reconocieron que el coste de mantener la Unin Sovitica sera mucho ms alto (y probablemente imposible) que el de dejar que se desmoronara al tiempo que se mantena intacta una parte central (en el caso EMU, la decisin de estos dirigentes sabios llevara lgicamente al escenario de la Europa central (p. 10).

(2) La hiptesis de un ncleo duro europeo y sus contradicciones.

As pues, el tercer escenario examinado se podra desprender del segundo. El ncleo duro europeo estara formado por los pases que hubieran conservado el euro y, de hecho, es el esc enario que consideran ms plausible la mayora de los participantes en las diferentes reuniones organizadas por la Friederich Ebert Stiftung . Pero no podemos sino observar una incoherencia sobre este punto: para que se constituya en ncleo duro que prev el tercer escenario es imperativo que Francia pertenezca a l. Si el ncleo duro est constituido por la antigua zona marco, nos encontramos de hecho ante una de las variantes del escenario de la explosin de la eurozona ya que es evidente que Alemania y sus satlites no tendran ni voluntad ni inters en poner en marcha las reformas que implica el ncleo duro. Ahora bien, Francia solo puede permanecer en una eurozona mantenida a condicin de que Italia (y quiz Espaa) formen parte de ella. Para la industria francesa seran muy dramticos los efectos de una pertenencia al euro de la que no formaran parte ni Italia ni Espaa. Pero un ncleo duro que agrupe en torno a l a Alemania, Francia e Italia no es muy diferente de la configuracin actual. Si Grecia y Chipre salieran del euro tendra poca importancia econmicamente (financieramente sera otra cuestin). Ahora bien, es evidente que la situacin econmica de Espaa e Italia est muy degradada. Por consiguiente, para que el ncleo duro se constituya como algo diferente de una zona marco con un nombre nuevo, Alemania tendra que aceptar las transferencias que hoy rechaza. Por lo tanto, nos volvemos a encontrar en la situacin precedente.

As pues, como se mencion antes, este tercer escenario (la Europa central) podra derivarse de los otros dos. Muchos lo consideraron el escenario ms probable, aunque con muchos riesgos, especialmente en lo que respecta a su carcter potencialmente no democrtico, que podra ser producto del enfoque intergubernamental de la gestin de la crisis implementado por el gobierno Merkel (p. 10).

Otro problema que se plante es el de la ausencia de democracia en caso de que se constituyera un ncleo duro en torno a Alemania. Efectivamente, es uno de los problemas, au nque sea ajeno a la economa. Esta claro que la nica lgica del establecimiento de instituciones controladas por el gobierno alemn sera transformar los pases europeos que lo aceptaran en protectorados (en el mejor de los casos) o en colonias (en el peor) de Alemania.

Finalmente, los participantes consideraron el ltimo escenario, el de un federalismo presupuestario muy avanzado, el mejor pero el menos probable de los escenarios. No podemos sino compartir la opinin que se expres entonces referente a la viabilidad de este federalismo.

(3) Los determinantes de la indecisin alemana

Por consiguiente, de este cuadro elaborado por los expertos de la Friederich Ebert Stiftung se desprende una constatacin que a algunas personas les parecer pesimista pero que, en realidad, es realista. La postura de Alemania condena a corto plazo a la eurozona y la mejor solucin residira en una disolucin concertada de esta que permitira salvaguardar un ncleo institucional europeo. Por lo tanto, hay que reflexionar sobre a quin interesa el euro en Alemania.

Se trata claramente de una alianza entre unas industrias cuyos mayores mercados estn en los pases europeos y unos banqueros que tienen mucho que perder con una desaparicin del euro. Para los primeros el euro en su forma actual es la garanta de una moneda que no est demasiado sobrevalorada. Si Alemania volviera al marco, este no solo se apreciara fuertemente frente al dlar y al yen (con una tasa de cambio de un marco por 1,50 dlar), sino que las monedas de los principales clientes de Alemania en Europa, Francia, Italia y Espaa, se depreciaran libremente. No solo se disparara el excedente comercial alemn, sino que no es imposible que creciera en dficit del 1% al 2% del PIB. En cambio, a una parte de la poblacin y de las personas jubiladas les interesa claramente que Alemania abandone la eurozona para garantizar el valor patrimonial de su ahorro. En cualquier caso, esta parte de la poblacin se opone ferozmente a cualquier transferencia de Alemania hacia los pases del sur de Europa. Esta ambigedad explica la poltica de Angela Merkel, que afirma querer conservar el euro (y al hacerlo tiene en cuenta los intereses de los industriales y de los banqueros) pero que tambin afirma que no se trata de pagar, ya sea directa o indirectamente, ya que con ello defiende los intereses de su electorado. Hay que aadir que si decidiera sacrificar los intereses de su electorado, los industriales le recordaran que la competitividad alemana se basa tambin el hecho de que se reinvierta una parte de los excedentes comerciales.

Cuadro I

Postura de los grupos alemanes frente a la perspectiva de la crisis del euro

Grupo social o clase

Continuacin de la situacin actual

Federalismo completo (retenciones de 8% a 10% al ao)

Explosin de la eurozona Euro (y marco 1,50 dlar)

Gran industria globalizada

Situacin ms bien favorable.

Situacin muy desfavorable debido a la presin sobre los beneficios para alimentar las transferencias.

Situacin ms bien desfavorable pero que se puede controlar por medio de una aceleracin de las deslocalizaciones para librarse del marco fuerte hacia China y Estados Unidos.

Pequeas y medianas empresas.

Situacin muy favorable debido a la subida de la moneda controlada y no marco fuerte.

Situacin muy desfavorable debido a la presin de sobre los beneficios.

Situacin muy desfavorable debido a prdidas de competitividad por el marco fuerte.

Sector bancario.

Situacin muy favorable.

Situacin medianamente favorable.

Situacin muy desfavorable debido a las prdidas del valor sobre el activo.

Administracin del Banco Central y semejantes

Situacin desfavorable debido al cuestionamiento latente del estatuto del Bundesbank y de su autoridad a nivel europeo.

Situacin muy desfavorable ya que implica un cuestionamiento abierto del estatuto y de la autoridad .

Situacin muy favorable con vuelta de la autoridad interna y externa del Bundesbank.

Ahorradores y jubilados.

Situacin medianamente desfavorable con un riesgo de erosin del valor patrimonial de l os activos.

Situacin muy desfavorable con fuerte ataque a los ingresos y potencialmente al capital.

Situacin muy favorable , con ganancias en activos debido al marco fuerte.

Empleados de las grandes empresas.

Situacin relativamente favorable ya que la patronal se puede permitir distribuir una parte de los beneficios.

Situacin muy desfavorable debido a fuertes presiones sobre los salarios y los ingresos para financiar las transferencias.

Situacin muy desfavorable con prdidas de empleo masivas debidas a las deslocalizaciones.

Empleados de las pequeas empresas.

Situacin desfavorable debido a la presin sobre los salarios y a las condiciones laborales resultante de las reformas Harz IV.

Situacin desfavorable debido al aumento de la presin fiscal.

S ituacin relativamente menos desfavorable si la produccin no es deslocalizable.

Ellos tampoco tienen grandes mrgenes de maniobra. Adems, se han aislado siete grupos sociales cuyo tamao es diferente pero cuya influencia en el proceso de decisin es re lativamente comparable ya sea debido a los medios de comunicacin que controlan, a su reputacin en la sociedad o, simplemente, a su masa electoral. Se enfrentan a tres posibilidades que se abren ante Alemania, es decir, la perpetuacin de la situacin actual, un federalismo presupuestario importante que impone unos costes de transferencias del 8% al 10% para Alemania y una explosin del euro con una fuerte revaluacin del marco. Vemos que la solucin del federalismo presupuestario es la ms desfavorable para cinco de las siete categoras contempladas. No es realmente ventajosa para ninguna de las categoras. La solucin de una explosin de la eurozona es muy desfavorable para tres categoras pero, a la inversa, muy favorable para dos. La solucin de la perpetuacin de la situacin actual es medianamente desfavorable o medianamente favorable para todas las categoras excepto para una, para la cual es muy favorable. Por ello se ha llegado al consenso, en realidad por defecto, en torno a esta opcin. Pero a todas luces la opcin del federalismo presupuestario es excluida para un poder democrtico en Alemania porque es demasiado desfavorable para demasiados segmentos de la sociedad. Ahora bien, la primera de las posibilidades no se puede perpetuar en el tiempo. El documento de la Friederich Ebert Stiftung lo establece de manera convincente. En estas condiciones, nos dirigimos indefectiblemente hacia la tercera de las posibilidades, es decir, dejar que explote la eurozona.

Al no haber comprendido esta situacin, al no haber hecho un anlisis por categoras sociales y por grupo que tenga una representatividad simblica importante, un Jean-Luc Mlenchon tiene discursos absurdos en los que pretende que Alemania quiere sacar del euro a los pases que son sus principales clientesLo que Alemania quiere evitar a toda costa es tener que contribuir de forma generalizada a la economa de la eurozona.

(4) La mejor de las soluciones, una disolucin ordenada?

Por consiguiente, una lectura atenta de este documento confirma que los diferentes expertos europeos reunidos por la Friederich Ebert Stiftung consideran que ya no es posible proseguir con la poltica actual y que esta se ha vuelto incluso peligrosa ya que puede llevar en cualquier momento a un estallido incontrolado de la eurozona. Ms all de los problemas de suscitara, no entra en el dominio de lo posible la realizacin de un federalismo presupuestario extendido. Este objetivo se debe considerar una utopa en el sentido primero del trmino. La tercera solucin, la denominada del ncleo duro se topa con dos contradicciones: la primera es la contradiccin entre las polticas alemana y francesa. Si Francia se pliega a las condiciones alemanas, el ncleo duro no funciona; si Francia busca el enfrentamiento, se arriesga a que Alemania le tome la palabra y tenga que salir del euro. A continuacin se presenta una segunda contradiccin. El ncleo duro solo tendr homogeneidad para funcionar si se acerca a la zona marco, pero entonces pierde mucho de su inters.

Se ve que la nica opcin razonable es la de una disolucin ordenada del euro que permita subsistir unos mecanismos de concertacin monetaria entre los pases, pero que les devuelva toda la flexibilidad monetaria que deseen. Esta no es sino la solucin que defend el pasado mes de julio en un documento de trabajo [6] . En adelante se est volviendo sobre ella llevados por la necesidad.

[1] U. Dirksen, B. Hacker, M-J Rodriguez y W. Velt, Scenarios for the Eurozone 2020, Scenario Team Eurozone 2020, Friederich Ebert Stiftung , Berlin, Mars 2013. URL: http://library.fes.de/pdf-files/id/ipa/09723.pdf

[2] M. Aglietta, Zone Euro: clatement ou fdration , Michalon, Pars, 2012.

[3] P. Artus, Trois possibilits seulement pour la zone euro, NATIXIS, Flash-conomie , n729, 25 de octubre de 2012; idem, La solidarit avec les autres pays de la zone euro est-elle incompatible avec la stratgie fondamentale de lAllemagne: rester comptitive au niveau mondial? La rponse est oui, NATIXIS, Flash-conomie , n 508, 17 de julio de 2012.

[4] J. Sapir, Le cot du fdralisme dans la zone Euro, artculo publicado en Russeurope el 10/11/2012, URL: http://russeurope.hypotheses.org/453

[5] K. Pfaffenbach, La BuBa confirme un rapport critique sur les OMT, Les Echos.fr et Reuters, 24 de abril de 2013, http://www.lesechos.fr/entreprises-secteurs/finance-marches/actu/reuters-00517494-la-buba-confirme-un-rapport-critique-sur-les-omt-562463.php

[6] Documento publicado en septiembre de 2012 en RussEurope, J. Sapir, La dissolution de la Zone Euro: Une solution raisonnable pour viter la catastrophe , documento de trabajo indito, 19 de julio de 2012, pdf., http://russeurope.hypotheses.org/23

Fuente: http://russeurope.hypotheses.org/1182





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter