Portada :: Otro mundo es posible :: Resistencia Global
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-05-2013

Entrevista a Arcadi Oliveres, profesor de Economa Aplicada de la Universidad Autnoma de Barcelona y presidente de la ONG Justicia y Pau
Nuestra obligacin moral es perder el miedo y rebelarnos contra el sistema

Eduardo Azumendi
eldiario.es


Se ha deteriorado tanto la situacin que no hay otra alternativa que la desobediencia civil. No se puede decir que hay que cambiar las cosas y no intentarlo. Si el capitalismo no ayuda a las personas a cubrir sus necesidades tendremos que hacerlo desaparecer porque est en juego la supervivencia de la humanidad.

Arcadi Oliveres (Barcelona, 1945) no puede reprimir la indignacin cuando habla del actual sistema poltico y econmico, de cmo se dilapida el dinero en ayudar a salvar bancos mientras se permite que miles de familias se hundan. Este profesor de Economa Aplicada de la Universidad Autnoma de Barcelona y presidente de la ONG Justicia y Pau ha participado en las jornadas sobre energa organizadas por la Plataforma Fracking Ez, en Vitoria. Adems de hablar sobre la situacin y las desigualdades energticas Norte-Sur, Oliveres concedi una entrevista a El Diario Norte en la que aboga por perder el miedo y rebelarse contra el sistema poltico actual, al que considera enfermo y caldo de cultivo para la corrupcin.

Pregunta: Parece que eliminar las disfunciones de la crisis pasa por basar la economa en una menor rentabilidad y en un reparto ms justo de la pobreza. Estos preceptos son compatibles con el capitalismo?

Respuesta: No s si son compatibles, pero s s que es absolutamente necesario para la humanidad. Si no es compatible, ser el capitalismo el que tenga que desaparecer porque est en juego la supervivencia de la humanidad. Si el capitalismo no permite esta supervivencia, hagmosle desaparecer y dotmonos de un sistema que facilite la cobertura de necesidades bsicas de la ciudadana y el sostenimiento del planeta.

P. Y cul es la alternativa al sistema capitalista?

R. Nunca en la historia ha habido alternativas preparadas. Cuando desapareci el feudalismo y lleg el capitalismo no avisaron que a las doce terminaba uno y a las doce y un minuto comenzaba el otro. Se fueron cambiando las estructuras econmicas, los seores feudales fueron perdiendo su poder, los burgueses de las ciudades lo fueron ganando. Naci el capitalismo comercial, despus otro financiero e industrial. Y estamos en ese proceso hacia un capitalismo ms humano que permita que la gente pueda cubrir sus necesidades.

P. Con ms de seis millones de parados, cmo es posible que no se produzca un estallido social?

R. Los medios de comunicacin han metido el miedo a los ciudadanos y la gente todava tiene el temor a perder las pequeas cosas que le quedan. Si la historia de la humanidad hubiera funcionado as, nunca se hubiera progresado. Si los primeros objetores de conciencia al servicio militar no hubieran asumido la voluntad de ir tres aos a la crcel, el servicio militar seguira vigente en la actualidad. Si las personas de color en Estados Unidos no se hubieran rebelado contra la discriminacin racial, los negros todava iran de pie en los autobuses. Nuestra obligacin moral es perder el miedo y rebelarnos contra este sistema enfermo, caldo de cultivo para la corrupcin y con polticos y bancos que tanto dao estn haciendo.

P. La desobediencia civil puede ser una forma de rebelin?

R. S, siempre que sea pacfica y no violenta.

P. Est preparada la sociedad para ese movimiento?

R. S. Creo que ahora las circunstancias son muy favorables para que esto se emprenda. Se ha deteriorado tanto la situacin que no hay otra alternativa. Le voy a contar un caso que ocurri en Barcelona hace unos aos. Cuando concluy la guerra de Irak se form un consorcio de 24 bancos a nivel mundial para captar fondos para su reconstruccin. Curioso no? Que los que ms han ayudado a destruir Irak ahora tambin se quieren lucrar con su reconstruccin. La Caixa formaba parte del consorcio y en Barcelona no gust nada esa idea. As que organizamos una campaa en tres fases. En la primera, repartimos pegatinas con el lema La Caixa gana dinero con la sangre de los iraques. En un segundo momento, un grupo de 80 voluntarios visitaron oficinas de la Caixa para entrevistarse con sus directores y preguntarles por Irak. Y la tercera fase consisti en que un grupo de 25 personas se acercaban en horas punta a las oficinas de la Caixa y se ponan a gritar que rompan sus cuentas con la entidad por su actitud en Irak. Al cabo de unas semanas, nos llamaron los responsables y nos pidieron que dejramos la campaa. A cambio de qu?, les preguntamos. Unos das ms tarde abandonaron el consorcio. Siempre se puede conseguir que la sociedad secunde iniciativas organizadas de desobediencia civil, de respuesta al poder establecido.

P. Usted ya ha buscado una frmula para Catalua, una plataforma que rene a ciudadanos indignados y movimientos de izquierda con el que pretende participar en las prximas elecciones al Parlamento cataln.

R. Yo he credo en eso, pero puedo equivocarme. Hay tanta gente que protesta que sera positivo que se uniese. A la crtica le falta dimensin poltica para tirar hacia adelante. La izquierda debera aprender y preparar ms este tipo de actuaciones, porque con la derecha es imposible ya que solo mira la cartera. Yo no pertenezco a ningn partido, por eso en Catalua he planteado una frmula de coalicin electoral: movimientos sociales, personas individuales y corrientes de izquierda. Todos se han subsumido en una candidatura de protesta con vistas a las elecciones en Catalua. Ya se han adherido ms de 30.000 personas y hemos empezado por reuniones en pequeos grupos locales. Dentro de dos aos celebraremos unas primarias para formalizar una candidatura. As, nos habremos quitado la mala conciencia de decir que hay que cambiar las cosas y no intentarlo.

Fuente: http://www.eldiario.es/norte/euskadi/obligacion-perder-rebelarnos-sistema-politico_0_130887541.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter