Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-05-2013

El Lapao y el Lapapyp hacia dentro y hacia afuera

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Las Cortes aragonesas han aprobado recientemente una la ley por la que la cosa y la rosa han dejado de ser cosa y rosa y, con y por ello, el cataln y la fabla aragonesa dejan de ser cataln y aragons. Pues vale Es decir, pues no vale. De la misma forma y manera, el PP no sera un partido neofranquista dado que se autoetiqueta como partido popular y CDC no sera, sindolo, un partido-grupo de presin-intereses nacionalista, neoliberal y conservador sino una organizacin de convergencia democrtica ciudadana porque su nombre, bien buscado y mejor hallado, as lo indica. Venga ya! No ms cuentos!

Estamos ante un disparate poltico-cultural, otro acto de barbarie que diran Rosa Luxemburg y Benjamin. Tiene inters ampliar nuestra mirada sobre l. Hacia dentro pero tambin hacia fuera, en direccin a la comunidad hermana prxima, muy prxima, de Catalua [1].

La Ley aprobada en las Cortes aragonesas est vinculada al uso, proteccin y promocin de las lenguas y modalidades lingsticas propias de Aragn [2] y reemplaza a una normativa aprobada la pasada legislatura en su ltimo respiro, cuando Marcelino Iglesias era el presidente de la comunidad. Con la nueva legislacin, cataln y aragons dejan de llamarse as. La finalidad explicitada de la iniciativa del Gobierno autonmico es no slo reconocer la pluralidad lingstica de Aragn sino garantizar a los aragoneses el uso de las lenguas y sus modalidades lingsticas propias como un legado cultural histrico que debe ser conservado". Un ejemplo, claro pero en absoluto distinto, de que en asuntos sociales y polticos el principio de no contradiccin no rige, es mero adorno en frecuentes ocasiones, y que el lenguaje es usado y manipulado, cuando no prostituido, para significar lo contrario de lo que se aspira a conseguir.

El disparate, la agresin anticientfica y anticiudadana, fue apoyada por el PP y PAR. La intervencin de la representante del PP, la consejera de cultura (filloga segn parece!), pasar a la historia de la infamia y la estupidez inconmensurables (conscientes o inconscientes). Lleg a hablar de lenguas forneas para referirse a dos lenguas propias de la comunidad de Buuel, Goya, Vicente Cazcarra y Labordeta desde tiempos inmemoriales. El cataln aragons, el hablado en Aragn, el mismo idioma que hablamos ciudadanos no digo todos- de Andorra, Pas Valenci o les Illes por ejemplo, y el aragons pasan a llamarse Lapao (Lengua Aragonesa Propia del Aragn Oriental) y Lapapyp (Lengua Aragonesa Propia del Aragn Pirenaico y Prepirenaico) [3]. Unos genios de las denominaciones as lo han querido! En Aragn, donde viven unos 1,2 millones de habitantes, hay 60.000 catalano-parlantes (desde ahora, lapao parlantes) y unos 12.000 hablan aragons (a partir de ahora, lapapypo parlantes).

Pero la nueva normativa, y esto es esencial destacarlo, fue rechazada sin fisuras ni dudas por el PSOE, la CHA e Izquierda Unida. La portavoz de la Chunta, Nieves Ibeas, seal que la nueva ley vulnera los derechos lingsticos de los hablantes del aragons y el cataln, y consider un "escndalo", un verdadero disparate, que no se tengan en cuenta los criterios filolgicos y se abonen tempestades y huracanes polticos separadores. Adolfo Barrena, diputado aragons de IU, coment que el texto aprobado era "ridculo" y que -el punto es muy pero que muy importante- Aragn era, en verdad y con mirada limpia y democrtica, una comunidad trilinge. Aadi que se vulneraban textos legales, la Constitucin, en su artculo 3; el Estatuto, en el 7; y la Carta Europea de las Lenguas, firmada por el Gobierno de Espaa. Remat Barrena insistiendo en lo evidente: no se protegen con la nueva ley las lenguas minoritarias, sino ms bien todo lo contrario: se minorizan y esta derivada, acaso buscada y deseada, las puede hacer desaparecer o cuanto menos herirlas fuertemente.

De este modo, por arte de magia irracionalista y polticamente sectaria, el cataln y el aragons han desaparecido de Aragn y se han convertido en dos idiomas innombrables [4]. El ser ya no es el ser, acaso y para su desgracia ha devenido la gran cadena del SER [5].

Complementariamente, ampliando la perspectiva, miremos desde otra perspectiva. Desde aqu, desde Catalunya, el disparate, la barbarie poltico-cultural presenta otras variantes y permite otras consideraciones.

La primera de ellas. Siguiendo la inadecuada forma de decir de los nacionalismos catalanes, dos partidos espaoles (PSOE e IU) y uno regionalista han defendido el cataln en territorio, digamos, comanche o cuanto menos algo hostil. Espaa, esta es tambin su forma de decir para designar todos los territorios de Sefarad que son Catalunya, no es, consiguientemente, una y la misma, digan lo que digan convergentes, unionistas, republicanos descafeinados e incluso activistas de la CUP. La poltica lingstica que desean y promueven muchos ciudadanos espaoles no tiene nada que ver, por ejemplo, con las ansias liquidacionistas y uniformistas del criminal, fascista y asesino Queipo de Llano y de todos sus seguidores (algunos de ellos catalanes por supuesto).

Segunda: el representante de IU en la discusin siguiendo en este nudo a Santiago Lanzuela [PP] y Javier Callizo [PAR] que reconocieron el cataln y el aragons como lenguas propias de Aragn en la Ley de Patrimonio de 1999- habl en su intervencin de tres lenguas propias en Aragn. Insisto en el trmino-concepto: propias. Castellano, cataln y aragons, lenguas propias las tres, a pesar de que el nmero de hablantes de la primera es muy, pero que muy superior a los hablantes de las otras dos. No es el caso aqu, en las tierras dirigidas pero no dominadas por el rei Artur y sus fieles escuderos, los consellers ultraneoliberal Andreu Mas-Colell y Boi Ruiz y el parafascista praxeolgico Felip Puig.

Tercera consideracin: en Catalunya, as se afirma en textos polticos y jurdicos, el cataln es la nica lengua propia del pas, no hay otra. El castellano no lo es, es un idioma extrao al pas. Es una lengua impropia o fornea, o incluso, como se dice a veces, impuesta desde la Espaa imperial e imperialista, y ello a pesar de que cuanto menos el 50% de los ciudadanos que residen en el pas de Salvat Papasseit, Montseny, Lpez Raimundo, Pmies y Jos Agustn Goytisolo tienen como lengua materna el castellano.

La pregunta se impone. Sin apuntar a ninguna justificacin por supuesto de la barbarie aprobada con fuerte oposicin interna, slo en Aragn se cometen disparates lingsticos? Item ms: en la discusin que se mantuvo en las cortes aragonesas, todo fue un ejemplo de barbarie cultural y lingstica? Espaa es homognea en asuntos lingsticos?

Las contradicciones, por lo dems, afloran por doquier. Entre los que dicen ser partidarios del nuevo Estado cataln, una amplia mayora, que roza o supera el 65%, apuestan porque slo el cataln sea lengua oficial en el futuro estado propio. El castellano no podra usarse en los debates parlamentarios de la futura cmara catalana o en las relaciones con la administracin. Pero no critican (y criticamos, con toda razn y razones) a Espaa y sus instituciones porque impiden que castellano, cataln, gallego y euskera sean, todas ellas, lenguas oficiales, lenguas propias todas ellas de Sefarad? Y entonces cmo se come en la parte oriental de la pell de brau lo que no puede digerirse?

Mientras tanto, en Fraga, en la franja, en Huesca, de donde era un campesino asesinado en Catalunya llamado Jos Arnal Cerezuela (recordado ahora en el monumento a los inmolados del cementerio histrico barcelons, al lado del president mrtir Companys, como Josep Arnau Cerezuela, sin ninguna queja familiar), en esta zona pegada a Catalunya, los alumnos de ESO estudian aproximadamente en un 90% el cataln como segunda lengua. No est mal, nada mal. La realidad y la cordura se suelen imponer. El palentino Francisco Fernndez Buey, barcelons de sentimiento y adopcin e internacionalista de conviccin, alguien que combati como pocos por las libertades nacionales del pueblo cataln, tambin nos habl de todo ello en repetidas ocasiones. Como sola hacerlo: con prudencia, con documentacin, sin engaar, sin levantar tempestades, trazando puentes, uniendo lo que puede ser unido e intentando pensar (y sentir) desde la perspectiva de los desfavorecidos. De los de abajo sola decir el autor de Amor y revolucin.

Notas:

[1] El ttulo est inspirado en un artculo, magistral y lcido como pocos, de Manuel Sacristn sobre la alianza atlntica: La OTAN hacia dentro (vase M. Sacristn, Pacifismo, ecologismo y poltica alternativa, Icaria, Barcelona, 1987(reedicin en Pblico, 2010), edicin de Juan-Ramn Capella). Las diferencias sern obvias para el lector/a.

[2]http://politica.elpais.com/politica/2013/05/09/actualidad/1368082767_046979.html

[3] No deben existir, en el mbito de la semntica, derechos de propiedad. El lapao, como es sabido, era ya un dialecto o idioma chino. Existen, pues, a partir de ahora, el lapaoch y el lapaoar. Vivir para llorar y rer!

[4] http://www.europapress.es/catalunya/noticia-cortes-aragon-aprueban-ley-catalan-aragones-dejan-llamarse-asi-20130509125820.html

[5] Mi mal chiste es una copia de un excelente chiste de Jos Mara Valverde aparecido en la revista estudiantil de filosofa, Claraboya.

Salvador Lpez Arnal es miembro del Frente Cvico Somos Mayora y del CEMS (Centre dEstudis sobre els Movimients Socials de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona; director Jordi Mir Garcia)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter