Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-05-2013

Revolucin ciudadana: un camino hacia la reeducacin y control social

Decio Machado
Rebelin


Los procesos de reforma del pensamiento o reeducacin social, consisten en la aplicacin de diversas tcnicas de persuasin -coercitivas o no-, mediante las cuales se busca cambiar, en mayor o menor grado, el pensamiento y comportamiento de una sociedad, con el propsito de ejercer sobre esta su reconduccin y control.

A lo largo de la historia, se ha recurrido a diversas formas de control de pensamiento de los individuos, pero ha sido en las sociedades autoritarias desarrolladas en el transcurso del siglo XX, en las que primero se han aplicado conocimientos cientficos para mejorar las tcnicas de reeducacin social, y que hoy han sido incluso estandarizadas como mtodo de curacin en psiquiatra, apoyados frecuentemente con el uso de frmacos que inhiben las capacidades cognitivas del paciente.

Estos procesos de reeducacin social se aplican en sociedades donde el gobierno mantiene una firma pugna por el control de los medios de comunicacin de masas y del sistema educativo, y usa este control para diseminar la propaganda en una escala particularmente intensiva, lo que busca predeterminar las pautas de pensamiento y comportamiento de grandes sectores de la poblacin. Acompaado de un fuerte aparato de propaganda oficial, la estrategia busca influir en el sistema de valores del ciudadano y en su conducta, mediante un fuerte discurso persuasivo que pretende la adhesin del otro a sus intereses. El mtodo consiste en utilizar una informacin presentada y difundida masivamente con la intencin de apoyar una determinada opcin ideolgica, y donde aunque el mensaje contiene determinadas dosis de informacin real, se la trabaja bajo la estrategia de que se difunda de manera incompleta, adulterada y partidista (desinformacin), utilizando mecanismos asimtricos de informacin, la subjetivizacin y un fuerte impacto emocional. Su uso primario proviene del contexto poltico y el secundario corresponde a la publicidad de empresas privadas, obteniendo su sofisticacin total cuando se combinan ambos espacios fruto del alineamiento total entre el poder poltico y econmico.

Para obtener dicho control social se utiliza una combinacin entre medios informales o institucionalizados (medios de comunicacin, la educacin o las normas morales); y los medios formales que se implementan a travs de estatutos, leyes y regulaciones contra las conductas no deseadas por el poder, lo que produce desde sanciones hasta el encarcelamiento.

Desde la ciencia poltica se identifica al autoritarismo (no confundir con totalitarismo o gobiernos de partido nico) como una doctrina poltica que aboga por el nfasis en la autoridad del Estado. Se da en sistemas controlados por legisladores electos, lo que suele permitir un cierto grado de libertad, y puede definirse como un comportamiento poltico en el que sobresale una persona o institucin en el ejercicio de su autoridad. El autoritarismo se expresa entonces como el uso abusivo del poder, condicin que implica que la autoridad sea frecuentemente confundida con el despotismo, y donde a pesar de que el poder poltico no cuente con una ideologa dura y bien elaborada que cumpla el rol de direccionamiento ideolgico al conjunto de la sociedad, mantienen una mentalidad peculiar -justificacin ideolgica del rgimen-, en los que su lder ejerce el poder dentro de un lmite formalmente mal definido.

El caso ecuatoriano

El neopopulismo ecuatoriano tiene como objetivo obtener legitimacin social mientras se mantiene en el poder una lite especfica que controla la hegemona poltica a costa de la popularidad de su lder. En este sentido, la distancia entre el discurso y la praxis se acrecientan, desarrollndose medidas populistas que bajo discursos rupturistas posicionan beneficios limitados para la poblacin (mayor cobertura social e incremento de la capacidad adquisitiva de la poblacin), pero que lejos estn de significar transformaciones profundas en los pilares del Estado ni en las relaciones sociales, econmicas y polticas que se desarrollan en el pas; mientras los sectores ms poderosos de la sociedad se ven notablemente beneficiados (el incremento en concepto de pago de Impuesto de la Renta de los grandes grupos econmicos contemplando entre los ejercicios del 2010 y 2011 USD 650 millones y USD 798 millones respectivamente- fue del 23,61% mientras en ese perodo el salario mnimo se increment solo el 10%, la economa nacional contina hiperconcentrada y el gran beneficiario de la dinamizacin econmica es el sector importador por encima de los pequeos y medianos productores).

El discurso del socialismo del siglo XXI en el Ecuador apareci como una tercera va superadora del tradicional conflicto existente entre el neoliberalismo y los sectores populares en resistencia. En contradiccin con su discurso de confrontacin con los pelucones, el Presidente de la Repblica ha manifestado en reiteradas ocasiones tras los comicios presidenciales de febrero del 2013, su satisfaccin por la conformacin de una derecha ideolgica encabezada por el propietario de la segunda ms grande institucin financiera del pas, reafirmando que los principales enemigos del proceso revolucionario son: el ecologismo, el izquierdismo infantil y las organizaciones indgenas ms referenciales de su tejido social nacional.

El fracaso del neoconstitucionalismo ecuatoriano

Todo proyecto poltico, jurdico o social est integrado bajo un contexto que depende de la ideologa dominante, lo que impregna todas sus prcticas y ejercicios de poder.

El poder articula diversas formas diferentes para emerger y legitimarse, utilizando frmulas ms o menos explcitas, lo que abre un abanico que va desde la manipulacin psicolgica hasta la violencia fsica. En ese contexto, el Derecho es quien instrumentaliza el poder, encubrindolo y difuminndolo; justificndolo y convirtindolo en orden social y poltico. Las verdades se transforman en funcin del rgimen, en los discursos en el que estn sumergidas, reconfigurndose las Leyes y el Derecho segn el sistema poltico del que forman parte, generando mecanismos de poder adaptados a la ideologa dominante, en funcin del momento histrico histrico y sus circunstancias.

Mediante la aplicacin del Derecho, las respuestas a los conflictos de poder adquieren una supuesta legitimidad, generando respuestas normativas que pretenden garantizar la solucin no arbitraria de conflictos sociales. Este sera el caso de sentencias tan discutibles en esencia y forma como las protagonizadas en los ltimos aos por la justicia ecuatoriana: 10 de Luluncoto, lderes sociales de Quimsacocha, los periodistas Caldern y Zurita, el proceso contra el peridico El Universo, la sentencia sobre Clver Jimnez y los otros dos firmantes de su demanda, la lder sindical Mery Zamora o los jvenes del Central Tcnico entre otras donde quedan claramente cuestionados conceptos normativos de carcter constitucional. Queda claro entonces, que el efecto de universalizacin es uno de los mecanismos aplicados por los ms poderosos, a travs del cual se ejerce la dominacin simblica y la imposicin legitimada de un nuevo orden social.

En la actualidad, la masiva presencia de principios existentes en el neoconstitucionalismo ecuatoriano (sus primeros 86 artculos estn dedicados a sealar los derechos de los que gozarn individuos y grupos sociales), exigen lgicas argumentativas, ya no solo basadas en la subsuncin, sino tambin en la ponderacin y en el juicio de proporcionalidad anteriormente referenciadas. En este contexto, el Estado incluso debera perder su rol histrico, pasando a ostentar como papel principal estar al servicio de la satisfaccin de los derechos fundamentales, dejando de justificarse a si mismo, para pasar a ejercer una mera funcin instrumental.

Sin embargo, desde los sucesos de Dayuma (diciembre de 2007) hasta hoy, la prctica demuestra que cualquier activista social que se movilice contra las polticas del Estado, especialmente la extractivista, est amenazando con la aplicacin de todo el peso de la ley. Salve decir, que dicha ley es la legislacin antiterrorista proveniente de la poca de la dictadura militar, y que si bien la figura del terrorismo ha existido desde hace muchos aos en la normativa penal del pas, otros gobiernos anteriores al actual nunca la aplicaron. Para que no quede duda sobre la situacin actual, un informe presentado el diciembre del 2011 por la Defensora del Pueblo del Ecuador seala textualmente: "En nuestro pas se evidencian procesos de criminalizacin de las actividades realizadas por los y las defensoras de derechos humanos y de la naturaleza, principalmente, cuando estas se oponen al modelo de desarrollo que ejecuta el Estado ecuatoriano".

Ecuador: Estado autoritario?

Max Horkheimer -referente de la Primera Teora Crtica de la Escuela de Francfurt-, defina al Estado autoritario como un fenmeno sociolgico que se origina tras circunstancias histricas donde surge la anarqua, el desorden y la crisis; presentndose como la va para la superacin de los problemas existentes.

En el caso del Ecuador, desde la reinstauracin de la democracia liberal y el Estado de derecho burgus, el sistema poltico ha estado en crisis permanente, proceso agudizado con el paso del tiempo. Desde la forzada sucesin de Jaime Rolds hasta la toma de posesin de Rafael Correa, el silln presidencial no ha sido ocupado ms que mediocres gobiernos, situacin que determin que ninguno de ellos terminase desde 1996 su legislatura. La legitimacin del actual gobierno de perfil autoritario pero estable polticamente deviene fruto de ese consenso social.

El gobierno unific al conjunto de la sociedad (vanse los resultados electorales), bajo el criterio de lograr un concreto objetivo: la construccin de un futuro en donde se logre superar las causas que generaron la crisis. A partir de esa premisa, se justifica el recorte de libertades y derechos con la finalidad de combatir el libertinaje, enarbolando principios convertidos en valores supremos, como la autoridad, disciplina, Patria y orden.

En el desarrollo de esta lgica, el Estado determin su voluntad por dirigir una forma de construccin del individuo reeducacin y disciplina- para su correcto desarrollo poltico, justificndose a si mismo como gua debido a la supuesta inmadurez ciudadana. El tratamiento desde el poder hacia la disidencia, defini el desarrollo de un germen interior que tiene todo Estado autoritario en su fase inicial: el monopolio de la violencia y el desarrollo de la autocensura de la oposicin en todas facetas (social, periodstica, cultural y poltica).

Como consecuencia, mientras las lgicas de control social y criminalizacin de las disidencias se acentan, las mayoras lo aceptan, en su priorizacin por una mejor situacin econmica (la evolucin de ingresos familiares en 2006 conllevaba una cobertura de la canasta bsica familiar de tan solo un 66,7%, mientras se estima que en el presente ao llegue al 103%). Bajo las condiciones de un creciente nivel de vida (desde la perspectiva consumista), la disconformidad con el sistema aparece como socialmente intil, y ms an si aparece con tangibles desventajas econmicas y polticas (comodidad y riesgo respectivamente) y pone en peligro el buen funcionamiento del conjunto. En la fase actual de modernizacin del capitalismo ecuatoriano, la sociedad libre ya no puede ser definida en trminos clsicos, requiere nuevos modos de realizacin, y corresponde al aparato de propaganda del gobierno definirlos al conjunto de la poblacin.

La libertad poltica no puede conceptualizarse como antes porque implicara la liberacin de las personas de una poltica sobre la que no ejercen ningn control efectivo. Lo mismo sucede con la libertad intelectual, dado que de lo contrario podra restaurarse el pensamiento individual cada vez ms absorbido por la comunicacin y el adoctrinamiento de masas.

Como fenmeno reeducacional, se refleja un proceso de conservadurismo en la sociedad ecuatoriana, donde se establece entre otros valores que todo lo que haga el lder es adecuado per se, dado que es l quien sabe lo que se debe hacer (confen en m). Esto en la prctica, supone el debilitamiento del tejido social autnomo existente y el control social sobre una sociedad, que en general empieza a aceptar prescindir de los escasos canales existentes para su real expresin y el potencial de reivindicacin que esto conlleva.

La ilusin de que el Estado puede impulsar por si mismo un cambio radical en la sociedad conlleva el olvido respecto a que el Estado no es ms es una forma de relacin social enraizada en las relaciones sociales capitalistas separando a las personas del control de sus propias condiciones de produccin y, por ultimo, de sus propias vidas.

Bog del autor: http://deciomachado.blogspot.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter