Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-05-2013

Obreros en lucha, qu clase de clase es esa?

Rebeca Peralta Marielarena
Rebelin


Desde hace 13 das los mineros de la Central Obrera Boliviana se han declarado en huelga general indefinida por la demanda de incremento en las pensiones, por una jubilacin digna, dicen. El conflicto ha escalado, de marchas a la sede de gobierno a la voladura de un puente con dinamita en la carretera Oruro-Cochabamba, pasando por el intento de toma del aeropuerto de Trinidad. A las movilizaciones se sumaron otros gremios como el magisterio urbano y rural, los mdicos y la polica, sta ltima se amotin y algunas de las esposas de estos policas se declararon en huelga de hambre.

El gobierno de Evo Morales ha sido irreductible al rechazar el aumento del 100% en las pensiones, la solucin no parece sencilla, los movimientos indgenas y campesinos se alistan a defender al gobierno, hoy cercado por movilizaciones obreras.

Qu hay detrs de todo este enredo? Estamos frente a la justa lucha de los trabajadores sindicalizados que en vez de derechos obtienen porrazos de un gobierno intransigente que ha olvidado que fueron los trabajadores y clases populares del campo y la ciudad los que lo encumbraron?

Para un observador poco avisado y acostumbrado a las frmulas fciles la respuesta inmediata ser si, punto. Pero la realidad suele ser ms compleja. La demanda de los mineros de la COB en las primeras mesas de dilogo con el gobierno consista en el incremento de las pensiones a su gremio -exclusivamente a los mineros-, por 8 mil bolivianos (1.149 dlares), y por 5 mil bolivianos al resto de los trabajadores (718 dlares). Das despus, ante la negativa gubernamental por falta de fondos y riesgo en la sostenibilidad del sistema de pensiones, los trabajadores radicalizaran su demanda y exigiran un aumento en las pensiones al ciento por ciento, considerando el monto salarial obtenido en sus ltimas 24 papeletas de pago, lo que dispara las cifras hasta, en algunos casos, pensiones de 40 mil bolivianos al mes (5,747 dlares) en un pas donde el presidente gana la suma de 18 mil bolivianos al mes (2,586 dlares). El aumento en las pensiones bien puede considerarse un derecho de los trabajadores, pero no as la exigencia del ciento por ciento planteado por la COB en el contexto boliviano actual.

Contextualicemos: En Bolivia, como en el resto de los pases latinoamericanos, en los aos ochenta del siglo pasado se impuso un sistema de pensiones de corte neoliberal. Esto es, el trabajador aportaba de manera individual a un fondo propio, sin contribucin alguna del empleador y, a veces, con una pequea aportacin del Estado. As, el trabajador jubilado acceda al fondo de ahorros logrado a lo largo de su vida laboral y cuando el dinero acumulado se acababa el jubilado no tena ms ingresos.

En 2010 el gobierno de Evo Morales aprob una nueva Ley de Pensiones (Ley No. 065)1 que tiene como base el principio de la solidaridad entre los trabajadores y reestablece el deber del patrn y del Estado de aportar para las jubilaciones de los trabajadores. Cabe apuntar que dicha ley fue consensada con la propia COB y proclamada en la sede de la central obrera. Las principales caractersticas de este rgimen solidario semi-contributivo son: reduccin de la edad de la jubilacin (de 65 a 58 aos, y las mujeres pueden reducir un ao por cada hijo parido hasta un lmite de tres, 55 aos es la edad mnima de jubilacin); establecimiento obligatorio del aporte patronal que haba sido eliminando en la ley neoliberal (3% del total de las ganancias del patrn), adems de un aporte especial por riesgo profesional; sistema diferenciado de aportaciones de los trabajadores: 1% del salario para los trabajadores de menores ingresos; 5% para los de ingreso medio; y 10% para los de ms altos ingresos. Esto es, aportan ms quienes ganan ms. La nueva ley tambin establece que el monto de la jubilacin se determinar promediando toda la vida laboral del trabajador y no slo los ltimos 24 talones de pago.

As, se consolida un fondo tripartito al cul aporta el trabajador, el patrn y el Estado. Se trata de un rgimen integral en el que los fondos comunes se distribuyen de manera solidaria al compensar las pensiones de todos los trabajadores, lo que beneficia principalmente a los de menores ingresos. Este sistema compensa a los trabajadores hasta en un 70% de su salario.

La propuesta de algunos grupos de mineros y maestros afiliados a la COB de elevar las pensiones al ciento por ciento de su salario actual liquida el sistema solidario, pues hay trabajadores especficamente mineros, que durante toda su vida laboral aportaron cantidades mnimas por sus bajos ingresos y, en los ltimos meses debido al incremento de los precios de los minerales obtuvieron sueldos elevados, con los que pretenden se les jubile, lo que terminara por vaciar el fondo comn. Algo similar ocurre con los mdicos, sector privilegiado de profesionistas con altos ingresos que se ha subido al carro de la COB.

No estamos ante la lucha de los obreros contra un gobierno que conculca sus derechos, sino ante una demanda gremial que beneficia a menos del 17% de los trabajadores bolivianos en detrimento del 83% restante, que es, en gran medida, el que menos ingresos tiene2. Y, dentro de ese 17% seran los trabajadores de mayores ingresos los que ms beneficiados se veran al perpeturseles una jugosa renta mensual.

El problema no est en la negativa del gobierno a aumentar las pensiones, sino en que la demanda en s es desproporcionada, no existen recursos suficientes para asignar pensiones al 100% del salario actual a todos los trabajadores bolivianos. En unos cuantos aos el fondo solidario se evaporara y las rentas habran de pagarse con dineros del Tesoro General de la Nacin destinados tanto a la inversin como a programas de alcance universal, como la Renta Dignidad, que es una especie de pensin que beneficia, sobre todo, a los trabajadores que ni siquiera pueden aspirar a cotizar un pensin baja pues muchos de ellos se emplean en la economa informal y viven al da. En suma, la demanda de la COB pone en riesgo la propia sostenibilidad de todo el sistema de seguridad social y de redistribucin de la riqueza.

Entonces, qu clase de clase son los mineros bolivianos afiliados a la COB que defienden privilegios y los disfrazan de derechos sociales poniendo en peligro un sistema de redistribucin que ha reducido la pobreza del 60.1% al 49% de 2007 a la fecha, y la pobreza extrema del 34% al 25.4% en el mismo periodo3. Qu intereses hay detrs del grupo del ex paramilitar Jaime Solares, uno de los principales lderes de las movilizaciones mineras?, A quin beneficia el desgaste de un gobierno que se ha caracterizado por defender los derechos de los sectores ms empobrecidos? Muestra de lo anterior ha sido el aumento al salario mnimo nacional en un 127% de 2006 a 20124; la asignacin de bonos para nios en edad escolar y mujeres embarazadas, lo que ha reducido la desercin escolar y la mortandad materno-infantil.

Qu clase de clase es la COB que por asegurarle hoy una renta estratosfrica a unos pocos se apropia de los fondos de las futuras generaciones? Esas son las tareas de la gloriosa clase obrera?, vivir como ricos en un pas donde todava hay quienes carecen de lo indispensable? Est claro que la COB no es un ente monoltico y poco a poco se muestran los matices en las propuestas y acciones de los distintos grupos que la conforman; en las ltimas horas lderes mineros se han desmarcado de los posibles intentos de golpe o amotinamiento policial anunciados das atrs, federaciones magisteriales han desconocido a dirigentes que, sin consultarlos, los embarcaron en una huelga general indefinida, y ya han solicitado dilogo con el gobierno.

Y es que resulta paradjico que durante toda la etapa neoliberal la COB no se manifestara con esa fuerza ni constituyera un partido obrero, como lo hace hoy para atacar al gobierno surgido de las organizaciones indgenas y campesinas. Las mismas que ya se aprestan a marchar rumbo a La Paz en una demostracin de fuerza y respaldo a su gobierno y su presidente.

Ojal que la COB sepa comprender su papel en esta revolucin llevada a cuestas por los indgenas y campesinos del pas, sujetos que si supieron ser sujeto histrico. Ojal que los mineros y dems gremios dejen de prestarse a los intereses electorales de Jaime Solares y su Partido de los Trabajadores, que asuman la tarea de profundizar el proceso de cambio y no la de ser objeto o instrumento de la contra revolucin.

La Paz, 18 de mayo de 2013

Notas:

1 El Sistema Integral de Pensiones, SIP, se compone de tres regmenes, el semi contributivo que es de tipo solidario y se explica arriba; el contributivo y el no contributivo, el primero se financia exclusivamente con los aportes de los trabajadores, el segundo se refiere a la Renta Dignidad aprobada en 2007 que consta de 2,400 bolivianos al ao ms gastos funerales por 1,800.00. Bs., la cual beneficia a los adultos mayores de 60 aos.

2 Datos del Ministerio de Economa.

3 Datos de la Comisin Especial Para Amrica Latina, CEPAL. Disponible en: http://www.embolivia.org.br/component/content/article/75-noticias-destacadas/581-cepal-destaca-logros-en-economia-y-reduccion-de-la-pobreza-en-bolivia

4 Vase: http://www.la-razon.com/economia/Aumento-triplica-inflacion-acumulada-periodo_0_1804619590.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter