Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-05-2013

Un poltico afirma que ha estallado y que ser peor que Siria
La guerra civil en Irak ya ha comenzado

Patrick Cockburn
The Independent

Traducido para Rebelin por LB.


Los lderes irakes temen que el pas se est deslizando rpidamente hacia una nueva guerra civil peor que la de Siria". Los habitantes de Bagdad estn haciendo acopio de arroz, verduras y otros alimentos en previsin de que no puedan acceder a las tiendas por causa de combates o toques de queda. "Es un error decir que nos estamos acercando a una guerra civil", dijo un poltico irak. "La guerra civil ya ha estallado".

Lo confirma el fuerte aumento del nmero de personas que han muerto vctimas de la violencia poltica en Irak durante el mes de abril. La ONU afirma que el mes pasado murieron ms de 700 personas, la cifra mensual ms alta en cinco aos.

La situacin se ha agravado repentinamente tras la muerte de al menos 36 manifestantes rabes sunitas en una sentada que se realiz en Hawiyah el 23 de abril. Un observador en Bagdad que no quiso ser identificado dijo que "desde entonces la gente de Hawiyah teme que swe repitan las masacres de 2006". Aadi que sunes y chies evitan entrar en las reas de la comunidad contraria. Los signos de deterioro de la seguridad son visibles en todas partes. Al-Qaeda mostr su alcance el lunes, cuando cinco coches bomba explotaron en el sur de Irak, abrumadoramente chita, causando 21 muertos. El grupo fundamentalista sunita, que vivi un resurgimiento en 2012, es responsable del asesinato de la mayor parte de los casi 1.500 irakes que han perecido por causa de la violencia poltica en lo que va del ao.

Sus miembros son ahora capaces de moverse libremente por la provincia de Anbar, donde hace un ao eran un movimiento clandestino secreto. En la vecina Kirkuk, la semana pasada al-Qaeda se apoder de la ciudad de Sulaiman Bec, mat al jefe de polica, tom al asalto la comisara y se march con sus armas tras acordar una tregua con el ejrcito irak.

Los habitantes de Bagdad dicen que los soldados, que segn ellos seran milicianos chitas de uniforme, se han concentrado en masa alrededor de enclaves sunes de la ciudad y que estn estableciendo puestos de control. Los recuerdos de la guerra civil sectaria de 2006 y 2007, cuando el peor mes arroj un balance de 3.000 personas masacradas, pueden estar exacerbando el sentimiento de amenaza, pero los viejos odios estn despertando. En el pasado el objetivo de las bombas por lo general han sido los chitas, pero en las ltimas semanas se estn dirigiendo contra mezquitas y cafeteras sunitas. "Antes podamos escapar a Siria, pero con la violencia en ese pas, a donde vamos ir?", pregunt un irak. "No hay manera de salir".

La respuesta del gobierno del primer ministro Nouri al-Maliki es titubeante. Respecto al movimiento de protesta iniciado hace ya cuatro meses por parte de los rabes sunitas una quinta parte de la poblacin de Irak que protestan por considerar que se los trata como a ciudadanos de segunda clase, la respuesta [del gobierno] oscila entre denunciarlos como terroristas y asmitir que sufren agravios reales. El gobierno ha cerrado la carretera principal que une Irak y Jordania, y los sunitas afirman que es un castigo colectivo para su comunidad. En general, Maliki ha errado en sus clculos al creer que jugando con los tiempos las protestas sunitas acabaran extinguindose y l sera capaz de dividir a los lderes sunitas con promesas de dinero y empleos.

Las manifestaciones sunitas, que a menudo adoptan la forma de sentadas en las plazas de pueblos y ciudades, estn siendo vigiladas por combatientes bien armados que establecen sus propios puestos de control. El pasado fin de semana, en las inmediaciones de una protesta iniciada en Ramadi, la capital de Anbar, en uno de eso puestos de control detuvieron a un automvil en el que viajaban cinco soldados irakes vestidos de civil sospechosos de ser agentes de inteligencia. Los mataron a los cinco. El gobierno irak depende de una alianza entre chitas y kurdos, que antes de la invasin estadounidense de 2003 eran oprimidos por el rgimen sunita de Saddam Hussein.

En estos momentos esa alianza est desmoronndose y es mucho ms dbil que antes. El ao pasado el ejrcito irak y las tropas kurdas (peshmerga) se desplegaron en masa para enfrentarse mutuamente en una amplia franja de territorios en disputa conocida como "la lnea del gatillo".

Una delegacin kurda encabezada por el Primer Ministro del Gobierno Regional del Kurdistn (GRK), Nechervan Barzani, se plant en Bagdad para discutir una serie de asuntos polmicos como la seguridad, los campos petrolferos y la parte del presupuesto federal que corresponde a los kurdos. Maliki ha prometido visitar el GRK dentro de diez das y los ministros kurdos estn levantando su boicot al gabinete, pero los kurdos no esperan avances en la mayora de las cuestiones en disputa.

EN relacin con la incipiente rebelin sunita, Fuad Hussein, jefe de gabinete del Presidente del KRG Massoud Barzani, afirm que "la parte occidental del pas est alzada contra el gobierno. No queremos tener aqu una segunda Siria pero caminamos en esa direccin. El fuego es muy vivo y no tenemos muchos bomberos. Cree que la actual crisis es peor que las anteriores porque no hay nadie que acte como mediador.

Los ltimos soldados estadounidenses se marcharon a finales del 2011, el presidente Jalal Talabani est enfermo en un hospital en Alemania, y los kurdos estn demasiado reidos con Bagdad como para desempear un papel moderador entre chitas y sunitas. El seor Hussein teme que si la crisis actual se agrava no habr nada que pueda evitar que Irak explote en un bao de sangre.

Las crisis de Irak y Siria se estn infectando mutuamente. El levantamiento de los sunitas sirios que ya dura dos aos alent a sus correligionarios irakes, con los que comparten frontera comn, a que iniciaran sus propias protestas. Estas comenzaron en diciembre pasado y hasta que el ejrcito mat e hiri a decenas de manifestantes en Hawiyah, fueron pacficas en su gran mayora.

Lo ssuitas irakes sacaron fuerzas del hecho de que, aunque son una minora en su propio pas, son mayora en la regin.

Las revueltas en los dos pases corren cada vez ms en paralelo. El mes pasado Al-Qaeda en Irak anunci que haba fundado el Frente al-Nusra, la fuerza militar rebelde siria ms eficaz, asign la mitad de su presupuesto a apoyarla y envi a Siria a experimentados combatientes como refuerzo.

Cuando algunos soldados del gobierno sirio que huyeron a Irak en marzo estaban siendo repatriados a Siria, unos 47 de ellos fueron emboscados y asesinados en Akashat, cerca de la frontera con Siria. Los rebeldes afirman que el gobierno irak controlado por los chies est incrementando su apoyo al presidente Bashar al-Assad. La semana pasada los rebeldes informaron que un avin de la fuerza area irak bombarde sus fuerzas en Deir Ez-Zhor, al este de Siria.

Lo ms probable es que se tratara de un avin sirio que penetr fugazmente en el espacio areo irak, aunque el gobierno de Bagdad no public ningn desmentido inmediato. Voluntarios chitas irakes han viajado a Damasco para defender el santuario chi de Al Sayeda Zaynab, pero su nmero es desconocido. Los EEUU afirman que aviones iranes transportando armas para las fuerzas de Assad vuelan regularmente por todo Irak.

Los lderes irakes en Bagdad y Erbil estn convencidos de que toda la regin est a punto de estallar en una guerra sectaria entre sunitas y chitas. En este conflicto Irn e Irak se encontrarn en minora.

Mahmoud Othman, veterano lder y parlamentario kurdo, cree que el gobierno de Bagdad tiene una idea exagerada de sus propias fuerzas y ​​ subestima hasta qu punto el entorno internacional le es hostil. Dice: "Les recuerdo que de los 56 Estados islmicos que hay en el mundo slo dos son completamente chiitas".

Muchos polticos irakes culpan al seor Maliki de exacerbar la crisis. Como lder del partido religioso chita al-Dawa, ostenta el cargo de primer ministro desde 2006, cuando fue elegido por el embajador estadounidense Khalilzad Zilmay por ser el lder chita ms aceptable para los EEUU y tambin por mantener buenas relaciones con Irn.

EEUU e Irn han sido cruciales para que siga ocupando su cargo, aunque un diplomtico britnico coment ms tarde que no haber vetado la reeleccin del seor Maliki ha sido el peor error de EEUU y Gran Bretaa.

En sus primeros aos en el cargo Maliki adopt un enfoque ms inclusivo y conciliador con respecto a los rabes sunitas y a los kurdos. Ello fue debido en parte a la presin estadounidense. Pero Maliki se ha asegurado el apoyo electoral que necesita para seguir siendo el principal lder chita convenciendo a los votantes chitas de que l y su partido son la barrera que impide al partido Baath ejecutar una contrarrevolucin que desaloje del poder a los chitas.

Jugar la carta sectaria tambin tiene la ventaja de hacer que sea la seguridad, y no la corrupcin generalizada del gobierno, o la ausencia de servicios [pblicos], el principal problema para la mayora chita. La mentalidad de Maliki se asemeja a la de un hombre de seguridad dentro del altamente centralizado y autoritario partido Dawa, similar en muchos sentidos a una versin chita del Partido Baath de Saddam Hussein.

Al consolidar su apoyo entre los chitas, Maliki ha alienado permanentemente a los sunitas, que recelan de l. "Puede que se haya ganado a los chiitas, pero ha perdido Irak", dijo Ghassan al-Attiyah, un analista poltico de Bagdad.

Ghassan opina que la clave para desactivar la actual crisis es que Maliki dimita y sea sustituido como primer ministro por una figura ms neutral hasta las elecciones parlamentarias del prximo ao.

No es probable que ocurra. Los chitas de Irak sospechan que puede estar llegando el momento de tener que luchar por su propia existencia. Es posible que esos temores sean exagerados y estn deliberadamente inflados por el gobierno, pero garantizan la base poltica de Maliki. Los iranes abrigan sobre l dudas que expresan abiertamente, pero no quieren verlo desplazado mientras luchan para salvar a su aliado en Siria.

Creen que en estos momentos los chitas deben permanecer unidos. Las revueltas de Siria e Irak estn confluyendo y estn provocando unos resultados explosivos para Irak, la regin y el mundo. Un Irak que ha alcanzado la estabilidad hace poco timpo est volviendo a la inestabilidad. Tan solo hace dos meses los manifestantes sunitas coreaban: "Maliki o Irak". Ahora gritan: "Guerra! Guerra!".

 

"Los irakes se enfrentan a la terrible posibilidad de ms violencia '

Paul Bremer

Administrador estadounidense de Irak, 2003-04

Los acontecimientos en Irak son motivo de preocupacin. Los extremistas islmicos de Al Qaeda en Irak (AQI) haban sido sustancialmente derrotados por los refuerzos de tropas estadounidenses. La clave del xito fue la constatacin por parte de los sunitas irakes de que compartan el mismo objetivo que su gobierno y los estadounidenses: derrotar a esas fuerzas antidemocrticas. Pero la retirada de nuestras fuerzas a finales de 2011 emiti una seal inequvoca al gobierno irak, a muchos sunitas irakes y, lo ms importante, a al-Qaeda en el sentido de que que a pesar de los enormes costes en sangre y dinero, EEUU se dispona a poner fin a su intervencin en Irak. Esto abri la puerta para que AQI reanudara sus brutales ataques contra el pueblo irak y provoc respuestas cada vez ms duras por parte del gobierno irak. El desbordamiento de la violencia siria ha exacerbado la situacin.

 

Alistair Burt

Ministro [britnico] de Asuntos Exteriores para Oriente Medio

La violencia en Irak durante la ltima semana es motivo de gran preocupacin. La gran mayora de los irakes no quieren volver al conflicto sectario del pasado, sino que quieren construir un pas estable, prspero y democrtico. Es vital que todos los lderes polticos y religiosos acten con responsabilidad para impedir el deterioro de la situacin e iniciar un proceso inclusivo y pacfico que responda a las demandas de todos los sectores de la sociedad irak. Son de agradecer las seales de que hay quienes estn dispuestos a hacerlo, pero ello requerir un esfuerzo concertado de todas las partes.

 

Mayor general Jonathan Shaw

Comandante de las fuerzas britnicas en Irak, 2007

En Irak, como en toda la regin durante la mal llamada primavera rabe, las artificiales estructuras estatales estn siendo desafiadas por lealtades ms fundamentales de sangre y religin. El parlamentario Maliki nunca ha tenido la fuerza bruta o el ingenio poltico necesarios para aglutinar a kurdos, chitas y sunitas como lo hizo Saddam. Y los vecinos ven ventajas en la amenaza de desmembracin: Irn, un colchn chiita a su oeste; los saudes, una barrera sunita a su este; los turcos, un acuerdo petrolfero con los kurdos. Y considerando el premio en forma de petrleo que se lleva el vencedor, la batalla podra ser intensa.

 

Toby Jones

Profesor Adjunto de Historia de Medio Oriente de la Universidad de Rutgers

Irak sigue siendo un pas profundamente agitado. La ltima escalada de violencia obviamente plantea preocupaciones sobre la posibilidad de que estalle una nueva oleada de conflictos graves. Los irakes, para quienes el sufrimiento se ha convertido en una triste rutina, se enfrentan a la terrible posibilidad de ms sufrimientos. Lo que sucede en los asuntos de Irak repercute tambin ms all de sus fronteras, especialmente si los trminos sectarios de esta oleada de violencia se consolidan. Con Arabia Saudita y sus aliados explotando ya las diferencias sectarias en Siria y en el Golfo como forma para desafiar a Irn, un recrudecimiento de la violencia sectaria en Irak es casi seguro que agravara las peores patologas polticas que azotan ya a la regin.

 

Douglas Alexander

Secretario en la sombra de Relaciones Exteriores

"La violencia de los ltimos das en Irak amenaza con poner en peligro los avances que tantos irakes anhelan hacia la paz y la estabilidad. Dada la inestabilidad en la que est sumida la regin y su impacto en Irak, los grupos polticos all tienen la responsabilidad de no avivar las llamas de la divisin sectaria. El representante especial de la ONU Martin Kobler ha dicho que el pas se encuentra ahora en una "encrucijada". A medida que el pas se aproxima a las elecciones del prximo ao, la fragilidad de la democracia irak impone una responsabilidad al gobierno irak y a otros partidos polticos de Irak para que obren con prudencia y cautela".

 

Departamento de Estado de EEUU.

"La situacin actual en Irak es preocupante y un recordatorio de los enormes retos que Irak sigue afrontando. Funcionarios estadounidenses en Washington y Bagdad han mantenido permanentes contactos con una amplia gama de lderes irakes para ayudar a resolver las actuales tensiones polticas y sectarias. Estas conversaciones se han centrado en medidas concretas para evitar ms violencia y resolver pacficamente las cuestiones clave a travs de un compromiso constructivo y del proceso poltico.

El pueblo irak necesita que sus lderes polticos trabajen a travs de procesos e instituciones constitucionales para dar con soluciones concretas para los problemas no resueltos. Es un trabajo arduo que a menudo exige dejar de lado agravios histricos, buscar un terreno comn entre adversarios histricos y elevarse por encima de las disputas personales a fin de mejorar la vida de todos los irakes. Instamos a todos los lderes irakes a entablar un dilogo para llegar a un consenso en torno a medidas concretas y constructivas que resuelvan las cuestiones a debate y priven a los extremistas violentos de cualquier oportunidad de utilizar palabras o acciones para incitar tensiones tnico-sectarias.

Los Estados Unidos siguen apoyando a un Irak federal, unificado, democrtico, estable y seguro. Instamos a todas las partes a seguir trabajando juntas para lograr ese objetivo a travs de las instituciones democrticas de Irak, de acuerdo con el marco jurdico y la constitucin irak".

Fuente: http://www.independent.co.uk/news/world/middle-east/the-civil-war-in-iraq-has-already-begun-politician-claims-conflict-has-started-and-warns-it-will-be-worse-than-syria-8601732.html?printService=print




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter