Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-05-2013

Las amenazas, la cultura y la coordinacin represiva

Nstor Kohan
Rebelin


Ya no hay coordinacin represiva en Nuestra Amrica? Se acab el Plan Cndor? Se disolvieron los aparatos de inteligencia vinculados al terrorismo de estado? Los grupos de ultraderecha son un triste recuerdo del pasado? Vivimos en una democracia plena?

Cada quien responder esas preguntas como quiera o como pueda.

En estas lneas me limito a hacer pblicos y denunciar hechos puntuales que, por qu no admitirlo?, me generan cierta preocupacin.

En Argentina estamos acostumbrados a la vigilancia de los aparatos de inteligencia. Ya son parte del folclore poltico domstico. Nos escuchan los telfonos, nos leen los correos electrnicos, nos fotografan las asambleas, nos filman en las movilizaciones. Todo el mundo lo sabe. Los recientes casos, tristemente clebres, del oficial de inteligencia de la polica federal Amrico Balbuena, infiltrado ms de una dcada en la agencia de noticias alternativa Rodolfo Walsh, as como el proyecto X de inteligencia de la Gendarmera sobre organizaciones populares son tan slo la punta del iceberg. Es lo que apenas sali a la luz. Y todo lo que no se ve? Slo alguien demasiado ingenuo o completamente desinformado puede imaginar que esto es producto de la paranoia.

El aparato de inteligencia y represin del estado opera a travs de mltiples vas. Puede consultarse con provecho el libro de Gerardo Yung SIDE, La Argentina secreta (Buenos Aires, Planeta, 2006), donde aparece la descripcin del modo de operar del aparato de inteligencia argentino (dirigido y equipado directamente por la CIA de EEUU y el MOSSAD de Israel) sobre el movimiento popular, sus militantes y sus intelectuales. Uno de los tantos departamentos de la central de inteligencia de Argentina est dedicado, obviamente, a la informtica. Utilizan tecnologa de punta, en gran parte proveniente de Israel. Desde all interceptan mensajes, escuchan, miran y, por qu no?, arman pginas y blogs en la web.

En ese clima poltico han aparecido ltimamente una serie de pginas de Internet destinadas a contrarrestar a las agencias de informacin alternativa. Se presentan como gestionadas en forma amateur por individuos sueltos o viejitos reaccionarios. Pero por la cantidad de informacin que manejan, el seguimiento al detalle, da y hora, de movimientos sociales, partidos polticos e incluso individuos, sera imposible que una o dos personas puedan mantenerlas funcionando en forma amateur. Es evidente que hay un aparato detrs, una organizacin de vigilancia colectiva que intenta operar con informacin de inteligencia sobre la opinin pblica. Quien sospeche que esto es paranoia que siga disfrutando de su ingenuidad.

En una de esas pginas, titulada CATAPULTA, me acusan con nombre y apellido, incluyendo fotografas de mi persona y tapa de mis libros, de ser un escritor guerrillero aduciendo como prueba haber publicado un libro sobre EL CAPITAL de Karl Marx y mi participacin durante una dcada en la Universidad Popular que promovieron las Madres de Plaza de Mayo. Cada vez que publican artculos o notas sobre Nstor Kohan las ubican en la seccin CONOCIENDO AL ENEMIGO. En una de ellas pretenden sealarme como brazo poltico de las FARC (referencia a la insurgencia de Colombia, hoy en dilogos de paz en la Habana, Cuba) junto al profesor de economa Jorge Beinstein, ya que ambos pertenecemos al Movimiento Continental Bolivariano (MCB). Vase http://www.catapulta.com.ar/?p=2629

Esta pgina de ultraderecha argentina disfraza su tarea incluyendo notas color donde acusan a la Iglesia del Vaticano de ser demasiado liberal y otras tonteras similares, pero el eje habitual de sus informaciones son, invariablemente, el seguimiento al detalle de las actividades de la izquierda y de las organizaciones populares.

Acostumbrado a nuestra ultraderecha criolla y a sus servicios de inteligencia siempre rodendonos, dej pasar esas publicaciones, no sin cierta preocupacin.

Un tiempo despus de que apareciera mi fotografa en la seccin CONOCIENDO AL ENEMIGO de Catapulta, viaj a Mxico a un seminario internacional organizado por el Partido del Trabajo (un partido legal e institucional, con representacin parlamentaria) y al llegar al aeropuerto de Mxico oficiales de INTERPOL me retuvieron el pasaporte y me llevaron a su oficina. No pas nada grave. Me devolvieron el pasaporte. Para qu hicieron eso? Nunca lo supe.

Luego fui a Santiago de Chile a presentar la edicin chilena de mi ltimo libro sobre el pensamiento terico del Che Guevara y sus cuadernos de lectura marxista. En el aeropuerto de Santiago, a la hora de sellarme los documentos, comenz un extenso interrogatorio sobre el contenido de mis clases, los amigos chilenos que me iran a recibir, mis contactos polticos y una serie infinita de preguntas policiales muy detalladas. Me exigan datos sobre las universidades que visitara. Sal de ese interrogatorio y les pregunt a otros pasajeros si les haban hecho preguntas. Nadie que tom el mismo vuelo que yo haba sido interrogado.

Y ahora me encuentro, de pura casualidad, buscando informacin en Internet, con una nueva y amarga sorpresa.

Aparece una pgina, claramente de la inteligencia colombiana (por la cantidad de informacin y de notas diarias dedicadas a la insurgencia y al movimiento popular colombiano), titulada Colombiaopina's Blog donde los editores publican la siguiente nota: CONOCER A LOS APOLOGISTAS DE LAS FARC: NESTOR KOHAN. Vase: http://colombiaopina.wordpress.com/2012/12/14/conocer-a-los-apologistas-de-las-farc-nestor-kohan/conocer-a-los-apologistas-de-las-farc/

All utilizan una fotografa ma donde estoy dando una conferencia sobre Karl Marx en Europa. Estos agentes de inteligencia la retocan y la trucan, al peor estilo del stalinismo (que retocaba las fotos donde Trotsky apareca al lado de Lenin, borrndolo), reemplazando los smbolos de una organizacin poltica de Santiago de Compostela (Galiza, estado espaol) por el escudo de las FARC-EP de Colombia.

Fotografa original

Fotografa trucada:

Todo el mundo sabe que en Colombia las amenazas de muerte y los asesinatos polticos selectivos estuvieron y estn a la orden del da. El caso del profesor Renan Vega Cantor, autor de una gran cantidad de libros sobre historia y Premio Libertador en Venezuela ha sido uno de los ms recientes (hasta donde tenemos noticias). Renan Vega vino a la Argentina escapando de ese acoso poltico y esas amenazas de muerte y recibi la solidaridad de muchsimas personalidades polticas, intelectuales, revistas, ctedras y organizaciones estudiantiles. Lo mencionamos porque es el ms cercano y el ms reciente del que tenemos memoria.

Tambin sabemos que la clase dominante colombiana no slo ha amenazado, asesinado y reprimido dentro de su propio territorio nacional. No hace demasiado tiempo el intelectual y dirigente poltico Narciso Isa Conde, tambin integrante del Movimiento Continental Bolivariano, recibi un atentado afortunadamente frustrado en su pas, Repblica Dominicana. Como hacan los militares argentinos de Videla o los chilenos de Pinochet, esta gente vigila, amenaza, mata y asesina incluso ms all de sus fronteras.

Por eso dej pasar las (falsas) notas acusatorias de los servicios de inteligencia de CATAPULTA. No le di mayor importancia a las ancdotas de INTERPOL en Mxico y al rarsimo e inesperado interrogatorio de la polica en Chile. Pero cuando me encuentro ahora con esta burda maniobra de la inteligencia militar colombiana, creo que es hora de hacerlo pblico. Porque ac hay una coordinacin represiva. Estas coincidencias no son casuales. Exactamente la misma informacin (falsa, trucada) y el mismo montaje comienza a aparecer en fuerzas represivas de pases distintos.

En la acusacin fraguada, malintencionada y prfida a la que hago referencia, los agentes de inteligencia colombianos pretenden sealarme como uno de los principales idelogos de las FARC en este momento. Qu delirio, Dios mo! Estos fascistas no slo son reaccionarios de ultraderecha, adems tienen graves problemas mentales. Cmo se imaginan que alguien que vive en Argentina, a miles de kilmetros de Colombia, puede ser un idelogo de una organizacin de otro pas? Como se han quedado sin los viejos cuentos del comunismo que viene de Mosc o de Pekn, ahora inventan idelogos argentinos. No puedo menos que rerme. Parece un chiste (malo) de argentinos. Los argentinos no slo han puesto un Papa en el Vaticano, tambin controlan a las FARC de Colombia. Qu delirantes!

Y no slo eso, me acusan afirmando lo siguiente y desde las pginas electrnicas de la organizacin narcoterrorista tira lnea [Nstor Kohan] sobre lo que debe ser el comportamiento de los terroristas en el proceso de La Habana. Qu subestimacin tiene esta gente de la insurgencia colombiana! Un movimiento social y poltico con miles de integrantes, que hace 60 aos que lucha en su pas, necesitara que alguien le tire lnea sobre los problemas colombianos? Ni siquiera tengo datos empricos de la economa colombiana, de la propiedad de su territorio, del desarrollo de su industria, de los niveles de su comercio exterior. No conozco ni siquiera las provincias colombianas. Cmo tirar lnea sin vivir ah ni conocer a fondo un pas? Qu delirantes!

En su nota macartista y fraudulenta no se ahorran nada. Me acusan de terrorista por haber colaborado durante muchos aos con el Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil. Quin en su sano juicio piensa hoy que los campesinos brasileos son terroristas? Detrs de estas acusaciones no estar la inteligencia de EEUU?

Los milicos de CATAPULTA me acusan de terrorista y guerrillero por haber colaborado durante una dcada con las madres de plaza de mayo (colaboracin absolutamente gratuita, agrego para evitar malentendidos, jams cobr un solo peso).

Los milicos de Colombia me acusan de terrorista por haber trabajado junto a los campesinos de Brasil y por sugerir que lograr la paz en Colombia es muy difcil debido al terrorismo de estado de su clase dominante.

Como pruebas incluyen dos notas mas, pequesimas. (Estos lmpenes a sueldo del estado ni siquiera se tomaron el trabajo de leer los libros mos que ellos citan como un pecado gravsimo). Una es sobre la paz en Colombia que ellos rechazan, pues apuestan a la guerra y a la solucin militar del conflicto y otra es sobre una vieja biografa del escritor Arturo Alape del que hice una resea bibliogrfica hace 15 aos.

Sobre la primera nota, La paz en Colombia, ni siquiera me haba enterado que la agencia de noticias alternativa anncol la haba publicado. Tuve que pinchar el link de los fachos para enterarme porque el original sali en una pgina espaola. Si anncol rebot esa nota, qu problema hay? Es pecado?

Sobre la segunda nota, citan un pequesimo texto que escrib en los aos 90 sobre una biografa de Arturo Alape sobre Marulanda (buensima, la recomiendo, la public editorial Planeta) que un dirigente sindical argentino nos haba regalado, hace como 15 aos, a mi padre y a m. Una biografa literaria que hasta incluye elementos de ficcin. La biografa se titula Tirofijo: Los sueos y las montaas. Este texto sobre la biografa de Alape fue escrito en la dcada del 90 y lo incorpor al libro Pensar a contramano. Las armas de la crtica y la crtica de las armas. Buenos Aires, Nuestra Amrica, 2007.pp.289-290. Como los fachos no leen libros gordos, porque es mucho trabajo, se tomaron de ese texto donde comparo a las FARC-EP de Colombia con el EZLN de Mxico, trazando analogas y diferencias. S, tambin viaj a Mxico y particip en un encuentro del zapatismo (EZLN) en 1996. Qu pecado mortal!

Nstor Kohan defiende la rebelda del pueblo colombiano! Gravsimo! Llamen a la Inquisicin! Tambin defiende a los campesinos de Brasil y a los indgenas de Mxico y estuvo muchos aos junto a las madres de plaza de mayo. Podran haber agregado otros pecados mortales. Tuve el honor de conocer a Fidel Castro y a Hugo Chvez. Tambin pude entrevistar a Evo Morales. Michael Lwy (brasileo, de inspiracin trotskista-guevarista) prolog dos libros mos. Armando Hart Dvalos (cubano, fundador del Movimiento 26 de julio junto a Fidel) prolog otro texto mo. Osvaldo Bayer (argentino y anarquista) tambin prolog un libro mo. Y qu? Piensan identificar, marcar y amenazar de muerte a todos ellos? Soy amigo de muchos marxistas de Espaa, Francia e Italia. Piensan cruzar el mar e ir a marcarlos al otro lado del agua?

En las acusaciones de estos militares y agentes de inteligencia hay solo un dato cierto. Formo parte del Movimiento Continental Bolivariano Es verdad. Y a mucha honra! Es ms, acabo de escribir un libro entero dedicado a Simn Bolvar y nuestra independencia (Una lectura latinoamericana). Est mal? Tanto miedo le tienen al fantasma de Simn Bolvar? 

Como parte del Movimiento Continental Bolivariano hemos compartido un montn de clases y seminarios de estudio con la bandera de Simn Bolvar detrs nuestro (y del Che Guevara, ya que nuestra Ctedra de Formacin Poltica lleva su nombre). Clases donde han participado muchos jvenes estudiantes, trabajadores de fbricas recuperadas, piqueteros, y militantes populares compartiendo el conocimiento con profesores, escritores, intelectuales y pensadores como Osvaldo Bayer, Vicente Zito Lema, Atilio Boron, Jorge Beinstein, Claudio Katz, el embajador de Palestina en Argentina y varios dirigentes piqueteros. Tambin participaron profesores brasileos, uruguayos, bolivianos, cubanos, venezolanos y chilenos. Las fotografas de esas clases y debates con estos profesores e intelectuales estn en Internet. Nunca las ocultamos. Todas clases pblicas! Piensan marcarlos y callarlos a todos?

Ms all de lo personal, quiero hacer una reflexin mnima sobre las preguntas del comienzo. Desapareci el Plan Cndor? Ya no hay coordinacin represiva a escala continental? Los servicios de inteligencia y los aparatos de seguridad (qu palabra engaosa) no se pasan informacin, no coordinan la vigilancia, no articulan el seguimiento y la represin?

Sus concepciones, que lamentablemente no quedaron recluidas en el pasado, continan operando con objetivos precisos:

(1) Aniquilar por la fuerza a todo movimiento social rebelde, desde los tmidos movimientos urbanos y rurales que slo se proponen reformas puntuales, hasta la insurgencia. TODOS SON ENEMIGOS. Para ellos todos son terroristas.

(2) Aislar a los rebeldes: el famoso sacarle el agua al pez que en los 60 promovieron los franceses en Argelia y los norteamericanos en Vietnam, doctrinas que luego se aplicaron a rajatabla en Nuestra Amrica. Que los rebeldes se queden solitos, aislados, sin que nadie opine, sin que nadie hable, sin que nadie vea nada.

(3) Golpear a la cultura de la rebelda y al pensamiento crtico, considerados como ncleo central del adoctrinamiento subversivo-terrorista (segn el terico militar argentino Osiris G. Villegas: Guerra revolucionaria comunista [Buenos Aires, Pleamar, 1963; primera edicin de la Biblioteca del Oficial del Crculo Militar Argentino, 1962]). La cultura es el germen de las revoluciones por eso en ese espacio hay que vigilar, amedrentar, golpear y si es posible, aniquilar.

(4) Demonizar, satanizar y generar TERROR entre la juventud, el estudiantado, la intelectualidad, los periodistas, las abogadas, los profesores y las profesoras. Qu nadie hable! Qu los escritores no se animen a escribir! Qu nadie investigue nada! Qu los libros no circulen ni se lean!

(5) Sentar las bases de los futuros asesinatos selectivos. En Colombia lo vienen haciendo desde hace dcadas. La Triple A argentina (Alianza Anticomunista Argentina) comenz igual, sealando futuras vctimas. Amenazando. Identificando. Marcando.

No quiero ser pesimista. Tengo ganas, tengo deseos que las cosas cambien. No me gusta la cultura dark ni hago el culto de la melancola. Pero tampoco soy ingenuo.

No creo que los aparatos de represin de este continente se hayan transformado en dulces monjitas o inocentes carmelitas descalzas. En Argentina, con formas democrticas desapareci Julio Lopez, testigo contra los asesinos militares. Hasta el da de hoy nadie sabe nada.

No creo en la sonrisa hipcrita del presidente Obama. Cuanto ms sonre, ms golpes de estado hay. Qu pas en Honduras? Y en Paraguay? Se desmantelaron las nuevas bases militares estadounidenses en Colombia? No, no le creo a Obama. Es un rubio disfrazado de afrodescendiente. Es ms de lo mismo. Su multiculturalismo es una mercanca de shopping que nada tiene que ver con el totalitarismo de su american way of life que nos pretende imponer de mil maneras, cada da ms sutiles, vigilancia, control y represin incluida.

No le creo al presidente Santos ni al ex presidente Uribe. Parece que entre ellos estn peleados. La pgina de inteligencia militar que me marca, me seala y amenaza, critica a Santos, seguramente a favor de Uribe. No conozco esa interna poltica de Colombia ni me interesa. Los nazis tambin se peleaban entre ellos pero a la hora de matar, asesinaban todos juntos.

Cuando me encuentro ante estas publicaciones amenazantes me acuerdo de algunos viejos, queridos y admirados desde mi adolescencia.

Jean-Paul Sartre, por ejemplo, en medio de la histeria colonialista francesa y europea, se anim a defender los derechos a la rebelda y a la insurgencia del pueblo de Argelia. No eran demonios, tenan derechos, dijo Sastre fumando su pipa. No merecan ser torturados, violados, asesinados. Sartre se puso en contra a todo el mundo, pero continu defendiendo a los rebeldes. Y bien que hizo!

Bertrand Russell, viejito, arrugado, completamente canoso, admirador de Leibniz, amante de la matemtica y la lgica simblica, se sobrepuso a las amenazas y no dej un minuto de condenar la injusta guerra de Vietnam. Incluso lo metieron preso, pero sigui ejerciendo la solidaridad con la gente humilde y los pueblos rebeldes, brutalmente quemados y arrasados por el NAPALM de los marines norteamericanos.

Eric Hobsbawm, viejito judo rodeado de la flema y la neblina inglesa, al hablar de la insurgencia colombiana y el pueblo de Marulanda, no dud en escribir que En Colombia se vive la movilizacin campesina ms grande de todo el hemisferio occidental. No los nombraba como terroristas sino como campesinos movilizados.

Noam Chomsky, neurtico obsesivo fascinado por las estructuras del lenguaje y las formas de racionalidad humana, escribi en su libro Estados Canallas. El imperio de la fuerza en los asuntos mundiales (Cambridge, South End Press, 2000; Buenos Aires, Paidos, 2001) que la insurgencia colombiana no constituye una banda de delincuentes, secuestradores, bandoleros y forajidos y, menos que nada, una narcoguerrilla terrorista sin ideologa. Tambin lo van a marcar e identificar como apologista de las FARC? Tambin lo van a amenazar? Van a ir a fotografiarlo hasta su casa en Estados Unidos?

Al enterarme que estos milicos, policas y aparatos de inteligencia me sealan con nombre, apellido y fotografas, me cuesta dormir. Mentira si dijera que no tengo miedo. Sera una bravuconada tonta. Slo alguien delirante puede no aferrarse al principio de realidad. Si quieren generar miedo, lo logran. La cuestin es qu hacemos nosotros con nuestros miedos. Nos sometemos? Nos anulamos como sujetos? Dejamos de ser quienes somos? Dejamos de escribir? Abandonamos las clases de formacin poltica? Nos callamos la boca frente a la larga mano del terrorismo de estado?

Max Horkheimer deca La lealtad a la filosofa significa no permitir que el miedo disminuya nuestra capacidad de pensar. Y tiene razn. Todava hoy tiene razn. Hegel, otro gigante del pensamiento, en su Fenomenologa del espritu escribi que Solo si se pone en juego la vida, se conserva la libertad. Y nuestro querido Rodolfo Walsh cerraba su carta a los mugrientos asesinos, terroristas de estado: sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asum hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difciles. Por la misma poca de Rodolfo Walsh, en plena dictadura militar de Videla, mi padre fue amenazado de muerte, tuvo que irse de la casa y andar escondido. Nunca dej de ser quiera era. No pudieron con l.

As que no dejaremos de hacer lo que hacemos. Seguiremos estudiando y escribiendo, continuaremos con las clases itinerantes de formacin poltica, no dejaremos de investigar ni de denunciar los crmenes del terrorismo de estado.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter